AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 29 de julio de 2007

¿Esto es lo que perdía a los marinos?


Pues ya tenían mal gusto, los jodíos.





(Mañana van y les cuentan a sus amiguitos que las sirenas existen porque las han visto en Internet).


7 comentarios:

Miri dijo...

Juas, lo que habrá que ver...

Carabiru dijo...

Mmmmmmm pues yo le encuentro un aquel... jajajaja aissssss las autopsias de Roswell o como sea acechan!!

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

A mí, lo que me preocupa, es la necesidad que tenía este muñeco de una ortodoncia, y si no fijaos en la diapositiva número cinco.

Viajera solitaria dijo...

Lo impresionante es la pinta de cartón-piedra que gasta el sireno en cuestión.

Ay estas noticias de verano....

Un besito a todos

Anónimo dijo...

Yo me he follao cosas peores.

La desesperacion es mu chunga.

grazias por tu blog.

sijeil sijeil o/ o/

ochentayocho
catorce
ventiseis
trentaidos

LINEA

GUIZMO dijo...

Esa mierda se parece a esa especie de conejo tonto que hace de contrapunto cómico en La guerra de las galaxias episodio 1. Y es evidente que es más falso que el duro de un gitano pero bueno...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¡Coño, Guizmo, pues tienes razón! Se parece a... al bicho ese que dices, como se llame, Juas Juas Mr. Bean, o algo parecido.