AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 30 de abril de 2007

Por fin



Es un momento especial para mí. Hace unos minutos he acabado de trasladar las entradas que quería cambiar de ubicación, que han sido casi todas, desde WLSpaces a Blogspot. Con eso y con la imagen del gato enamorado de la Luna que he colocado en el título doy por concluido el proceso de transición. Una transición larga, que ha sido mucho más penosa de lo que esperaba. Me propuse, naturalmente, importar también todos los comentarios, incluidos aquellos que me ponen a parir. Los comentarios son importantes, a veces son lo mejor de una entrada. Además, ¿qué sería de esta absurda bitácora que en verdad no cuenta nada de interés sin sus lectores? Vosotros, mis fieles tres o cuatro lectores, lo sois todo, y me gusta que os hagáis notar. Por eso no podía trasladar una entrada sin sus respectivos comentarios, era una cuestión de respeto a vosotros. Sí, aunque a veces os maltrate, según mi voluble estado de ánimo y según el contenido etílico en sangre, lo cierto es que os respeto. A todos. Os respeto de esa manera que puede respetar un cabeza de chorlito. Y os respeto aún más por la paciencia que habéis demostrado.

Quisiera, ya que hablamos de esto, hacer mención de una lectora pertinaz que fue durante meses ridiculizada, humillada e insultada por mí. Y ahí sigue, al pie del cañón, y hasta se ha comprometido a ayudarme con los modismos chilenos que usará la protagonista de un cuento que ando escribiendo. Gracias por tu paciencia, por tu tolerancia y, sobre todo, gracias por el arrepentimiento que has sabido provocarme. Eres un encanto, Paola
.

Ahora que definitivamente esta bitácora se desliga de mi anterior experiencia bloguera he colocado una imagen en el título. Igual no os gusta, pero a mí me encanta. Ni recuerdo cómo llegó a parar a mi ordenador, pero andaba por ahí, entre pornografía y mierda, y la he rescatado para darle a este blog un toque un poco más personal. Me gusta porque sólo tiene dos colores, negro y blanco, nada de colorines chillones. Me gusta también porque cuando la veo me trae recuerdos de una adolescencia subido a árboles y mirando cielos nocturnos, como el gato que vemos ahí. La Luna me ha quedado algo ahuevada, pero es que de otra manera el recuadro del título salía casi cuadrado, y no, ese recuadro tiene que ser notoriamente rectangular. Cuestiones de estética.

Por lo demás, este blog será lo que siempre ha sido, mi desahogo, mi grito, mi manera de reírme del mundo para disimular lo que el mundo se ríe de mí, mi escudo y mi palangana donde vomitar. Me gustaría deciros que voy a escribir más cuentos en serio y contar menos chorradas, pero no creo que sea así, luego mejor me callo.

Y nada, que estoy contento. Se acabó alternar entradas nuevas con las antiguas. Ahora todo será nuevo.

Y... que eso. Que gracias por estar ahí.


Actualización: Finalmente la luna no ha quedado ahuevada, gracias a Paola una vez más, que ya de paso me ha enviado otras imágenes que siguen la idea que yo buscaba y que iré alternando. Me encantan, Paola, las cuatro: Gato, noche, Luna, colores blanco y negro. Justo lo que quería y más allá de lo que esperaba.

domingo, 29 de abril de 2007

Japi birzdey

(Publicado originalmente, aunque con alguna pequeña variación, en Spaces, el 19 de Febrero de 2007).

Pues sí, damas, caballeros y seres despreciables, hoy se cumple un año de andadura de este bendito blog con el que ahora están perdiendo el tiempo. Así que ya saben lo que viene ahora: rollo de autobombo y datos estadísticos que a ustedes les interesarán una puta mierda, pero como lo hacen todos, y muy especialmente "los grandes de la blogosfera", este cabeza de chorlito no va a ser menos. Paciencia, hermanos.



En este año:



  1. He publicado 256 entradas, de las cuales creo que tres fueron eliminadas pocas horas después de publicarse por ser consideradas inapropiadas según mi propio código de conducta.
  2. De esas 256 entradas todas fueron absolutamente prescindibles.
  3. Me han leído con cierta constancia tres lectores. (Gracias papá. Gracias prima. Gracias abuela).
  4. La frecuencia de publicación fue, exactamente, la que me salió del nuflo.
  5. He conocido en persona a cero blogueros. (El de La Osera de Javi no cuenta porque a éste ya lo conocía de antes).
  6. Me he acostado solamente con cuatro mujeres. (Que para mi ritmo habitual de otros años son pocas, pero para los gilipuertas que vacilan de estadísticas blogosféricas son un número impensable).
  7. Me he acostado con cero hombres, loado sea el Señor.
  8. Para Technorati estoy en el puesto número ochenta y siete millones cuatrocientos cincuenta y cinco mil setecientos setenta y ocho. Para Top Blog, en cambio, no existo, lo cual significa que yo estoy... ¡Over the top!
  9. Me han insultado pocas veces en los comentarios, lo cual es prueba indudable de que algo estoy haciendo mal. Prometo esforzarme más.
  10. Me he tocado la pirindola 4.735 veces, pero sólo 866 de esas veces se pueden considerar, hablando en puridad, pajas del todo.
  11. He tenido descendencia. Un precioso gato blanco y negro de ojos dorados y que ya pesa, el muy mariconazo, seis kilos.
  12. He odiado a 13.842´3 personas.
  13. Ignoro cuántos hombres me han odiado a mí.
  14. Todas las mujeres me han amado, aunque algunas contumaces no se den cuenta.

Y ahora vamos con los subtítulos que he empleado durante este tiempo (salvo error u omisión):

El blog que le hubiera gustado leer a tu prima la sifilítica antes de cortarse las venas.

Un pequeño y solitario gusifluky en lucha contra las tinieblas.

El blog donde todavía no se ha hablado de la muerte de un dictador chileno.

El blog donde, estad tranquilos, no se os felicitará la navidad.

De cada diez personas con trastornos de la personalidad, catorce recomiendan este blog.

El blog del que se quiere cepillar a tu hermana.

Bienvenido al blog que yo no dejaría leer a mis hijos.

El blog del canalla que no os deseó un feliz 2007.

El blog que habla de todo, salvo de lo que a ti te interesa.

Si eres un tarado, éste es tu blog.

Lee esto, si tienes lo que hay que tener.

Que el Monstruo Volador de Espagueti se apiade de ti, valiente lector.


Y eso es todo, amiguitos. Uy, no, se me olvidaba algo fundamental, je je je... ¡He decidido celebrar mi cumpleaños bloguero LARGÁNDOME DE AQUÍ! ¿Y adónde me voy? Pues me voy, o mejor dicho me estoy yendo AQUÍ.


Se busca al asiático, vivo o muerto

(Publicado originalmente en Spaces, el 18 de Febrero de 2007).


Queridos y enfermizos lectores, tengo novedades acerca del antropólogo japonés Misó Gino, y ya que Microsoft parece ignorar mis provocaciones aprovecharé para contarles las nuevas noticias:


María Teresa Fernández de la Verga, vicepresidenta del gobierno, feminista extrema y furibunda enemiga de Gino, ha hecho público el siguiente comunicado:



"Vicepresidencia del Gobierno


Tras la declaración de persona non grata del antropólogo japonés de origen coreano señor don Misó Gino, desde esta Vicepresidencia, y sin contar para nada con el Poder Judicial, se decreta recompensa de 30.000 euros para quien aporte información del paradero del señor Gino. La recompensa ascenderá a 100.000 euros para la persona que me lo traiga vivo, y a 50.000 euros si me lo traen muerto siempre que conserve la bolsa escrotal, pues la necesito para hacerme un monedero, así como los testículos para convertirlos en pendientes.


El Gobierno garantiza impunidad total para el captor o captores, y en ningún caso se harán preguntas sobre los métodos empleados para dar caza a ese hijo de p..., a ese señor.


María Teresa Fernández de la Verga".



Ay, pobre Misó, pero es que se lo andaba buscando el tío, hay que reconocerlo.


Tras haberlo tenido a tiro de piedra la Capitán de la Guardia Civil doña Susana Bragas Blindadas y escapársele ante las narices, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han distribuido un vídeo que puede servir como pista por donde empezarán a buscar los cazarrecompensas. El vídeo fue captado por un agente del Centro Nacional de Inteligencia hace unos días en la provincia de Soria, y aunque sólo dura siete segundos es importantísimo porque es la primera vez que se ve la cara del siempre esquivo antropólogo.


En el vídeo vemos brevemente a Misó Gino con gafas de sol, lo que dificulta su identificación. Sin embargo los investigadores se muestran de acuerdo en que se trata del famoso antropólogo por la peculiar forma que tiene de "pasear" con su esposa, doña María Ascensión del Calvario.


Juzguen ustedes, y buena caza.



Me temo que la próxima vez que hable de Misó será para darles una triste noticia. Ejem, quise decir una buena noticia, no se me ofusque, doña María Teresa.


El tratamiento del oriental

(Publicado originalmente en Spaces el 15 de Febrero de 2007).




(Esta entrada queda prohibida a menores de edad y a personas especialmente delicadas, y lo digo muy en serio. Luego no quiero lloriqueos).



Dirán ustedes que soy un pesado, dirán eso y a saber qué otros vituperios, pero me da igual, yo tengo que seguir con mi misión social de alertar al mundo sobre ese malvado antropólogo japonés que es viejo conocido de este blog, ya saben, el tal Misó Gino.


Sí, amigos, otra vez Misó ha hecho de las suyas. Menos mal que estoy yo aquí para contarlo y prevenirlos a ustedes, desamparados lectores.


Resulta que ese tiparraco, ya en el colmo de la misoginia y en el más abyecto desprecio hacia las féminas, ha hecho público un trabajo titulado "Método para reconducir a la mujer descarriada". En esta nueva ofensa hacia la noble y cándida mujer el antropólogo Gino explica un muy particular modo de, según el puto chino, "reeducar a la mujer rebelde".


Todo lo que yo les cuente es poco para entender la gravedad del problema, así que directamente les muestro el vídeo explicativo que el propio antropólogo Misó Gino ha distribuido con la intención de resumir su...


...TRATAMIENTO DE RECONDUCCIÓN:




Indignado, turbado, perturbado y masturbado hállome.


(Gracias por la ayuda a Jorge Mequetrefe, que encontró el vídeo y a Guerras, que me guió para subirlo a Internet y así poder incrustarlo).


Se fue doña Anna Nicole Smith

(Desahogo publicado originalmente el 14 de Febrero de 2007 en Spaces).


Ustedes ya saben que yo de misógino poquito. Lo justo que llevo encima para las propinas y los mendigos. Bah, calderilla.

Hoy me he topado con esta entrada en el blog del Tío Fétido, y tras comentarla he pensado "mecachis, me salió la vena misógina hasta con una finada. Ni a los muertos respeto". Y ahora he pensado que yo también quiero hablar de eso, sí, pero explayándome un poquito más, que el desahogo en forma de comentario en entrada ajena me ha sabido a poco.

El caso es que se nos ha ido Doña Anna Nicole Smith, sniff, sniff, junto con la hermana de cierta princesa, que estaba triste, la hermana de la princesa estaba triste, qué tendría la hermana de la princesa... Pues me sé de un cabeza de chorlito que no va a echar de menos a la Nicole.

Vaya por delante que nunca me gustó esa tipa. Demasiado ancha de caderas, culona y demucientes para mi gusto, y pueden ahorrarse buscar el adjetivo demucientes en el diccionario porque no viene, pero mi amiguito virtual Jota, alias Calvorotas, estará encantado de explicárselo. Resumiento, que para mi gusto esa mediodama, a pesar del abundante tratamiento de Photoshop, estaba GORDA.

Aclarado que a mí la Nicole ni fu ni fa, entremos en materia:

ME CAGO EN TODAS LAS GOLFAS DEL PLANETA, ME CAGO UNA Y MIL VECES EN TODAS LAS GUARRAS QUE ANTEPONEN EL DINERO AL AMOR, ME MEO HASTA LA DESHIDRATACIÓN EN LAS MUÑEQUITAS QUE SE CREYERON INMORTALES POR ESTAR BUENAS Y AHORA SON PASTO DE GUSANOS, VOMITO SOBRE TODAS AQUELLAS MERETRICES QUE AÚN SIGUEN EN EJERCICIO A LA ESPERA DE SU MILLONARIO, ESCUPO A LA CARA DE TODAS LAS ZORRAS QUE TIENEN A SU MILLONARIO DEL QUE NO RENUNCIAN PERO SUEÑAN CON EL HOMBRE AL QUE AMAN, Y FINALMENTE DEFECO HASTA ROMPERME EL ESFÍNTER SOBRE LAS CRÍAS QUE VEN UN COCHE CARO O UN CHALET Y SE LES HACE EL CHICHI PEPSI-COLA. (Ufff, qué bien me han sentado estos gritos. Gracias por la inspiración, coleguita).

Y tras este alivio ya sólo me queda desearle un buen provecho a esos pobres gusanitos que van a tener que alimentarse, criaturicas, con tan corrupta carne.

Una zorra menos.

Teodorito Mediopedo

(Cuentecito breve publicado en Spaces el 12 de Febrero de 2007).


Ustedes han visto esa silueta perfilarse cuando amanecía y han notado algo extraño, algo que no cuadra con lo que uno espera encontrarse en estos casos...



Cuando Teodorito Mediopedo cumplió tres años sus padres le regalaron una careta del pato Donald. Lo de escoger a ese personaje no obedecía a ninguna razón en especial, simplemente era la más barata y lo urgente era taparle la jeta a esa criatura.

Teodoro y Genoveva, padres de Teodorito, estaban de acuerdo en que no podían seguir así indefinidamente, escondiendo a su hijo para que no asustara a los demás niños del vecindario. Hasta denuncias habían recibido.

Teodorito Mediopedo más que feo era dañino para la vista. Era de una fealdad insufrible. Tan feo era que en su casa hubo que retirar los espejos para que el pobre niño no se echara a llorar, acojonaíto perdido, al verse reflejado en ellos.

Teodorito Mediopedo estaba encantado con su máscara del pato Donald, y no se la quitaba ni para dormir, cosa que sus padres agradecían, pues lo querían un poco pero no lo suficiente como para soportar verlo.

Un buen día el director del circo Saltimbanquis Asociados compró a Teodorito Mediopedo por la suma de 10 euros, para "exhibirlo como monstruo de feria", dijo. Los padres de Teodorito, Teodoro y Genoveva, no cabían en sí de gozo. No sólo se habían librado del horrendo niño sino que además les habían pagado por ello.

Un mal día, dos semanas después del buen día, recibieron mediante el servicio urgente de transporte de mascotas de MRW a Teodorito Mediopedo. Los padres, consternados, volvieron a ponerle a Teodorito la careta del pato Donald y leyeron la nota del director del circo:


"Estimados señores:

Les hago entrega, a portes pagados, de su hijo. Este horrible niño ha sido mi ruina. Las fieras estaban asustadas y muy nerviosas desde que Teodorito vino con nosotros, lo que provocó que se comieran al domador. Los payasos andaban deprimidos. El mago desapareció, pero de verdad. El público salía espantado al ver a Teodorito. Yo mismo sufro de horrorosas pesadillas en las que una y otra vez se me aparece el rostro de ese engendro demoníaco al que llaman niño.

No quiero volver a verlo, y ojalá lo llegue a olvidar alguna vez.

Atentamente,

Kirk Quiriquí, director de Saltimbanquis Asociados.

P.S.: Pueden quedarse los 10 euros".


Como Teodorito Mediopedo no tenía amiguitos sus padres le compraron un gato. El gato jugaba con Teodorito y Tedorito adoraba a su gato, al que llamó Donald. Todo fue bien hasta que una día Teodorito se quitó la máscara con la intención de ponérsela al gato. En el momento en que Donald, el gato, vio la verdadera cara de Teodorito se erizó todo, y tras unos lastimeros maullidos saltó por la ventana. Oportuno es decir ahora que la familia Mediopedo vive en un noveno. Donald cayó al suelo haciendo ¡CHOF!, y después de eso ya no hizo nada más.

El suicidio de Donald fue un duro golpe para Teodorito Mediopedo, si bien es cierto que más duro fue el golpe que Donald se pegó contra el suelo. Afortunadamente poco tiempo después Teodorito conoció a quien sería su mejor amigo, su mejor y único amigo. Se llamaba Mauro y era ciego.

Mauro y Teodorito hicieron buenas migas, de hecho con el tiempo acabaron montando un negocio de venta de migas a domicilio, un negocio al que llamaron, en un alarde de originalidad, "Telemiga, tu miga amiga". Eran unas deliciosas migas con chorizo de Marmolejo, que como todo el mundo sabe en la primera rodaja no tiene pellejo, y a pesar de ello el negocio fracasó.

Las causas de ese fiasco nunca quedaron del todo claras, pero se rumorea que durante una jornada especialmente calurosa Teodorito Mediopedo se quitó la careta del pato Donald y que en ese momento, por azar suponemos, Mauro tocó la cara de Teodorito y se le pusieron los pelos como escarpias, y no tengo ni repajolera idea de lo que son las escarpias pero yo les juro a ustedes que mañana lo busco en un diccionario, o en dos si son pequeños.

Sea por esa razón o por alguna otra lo cierto es que los amigos y socios dejaron de tratarse, y eso fue el fin de Telemiga y el principio del declive de Teodorito Mediopedo.


...y ahora ya entienden qué es eso que no esperaban encontrarse en este caso. Ustedes no podían imaginar que en este amanecer que empieza a iluminarnos verían perfilarse la silueta oscilante de un ahorcado que lleva puesta una careta del pato Donald.

¡Alarma, alarma, libro en discoteca!

(Publicado en Spaces el 10 de Febrero de 2007).

Yo tendría 24 años, y era tan cabeza de chorlito como hoy o más si cabe. Acababa de llegar a esta ciudad repleta de sinvergüenzas y vividores y me sentía algo desconcertado. El mismo acento de los isleños o cañaíllas ya me resultaba difícil de captar.

Un día compré un libro, como tantas otras veces, pero aquel día el cuerpo me pedía fiesta. La idea de volver a ese cuartel en el que todavía no existía una residencia y verme sujeto a normas de horarios, silencios y disciplina militar se me hacía muy cuesta arriba, así que opté por quedarme de copas en San Fernando hasta que el alcohol me venciera.

Y así se vio este cabeza de chorlito, de bar en bar con un libro a cuestas, un libro voluminoso además.

Tras patear varios garitos recaí en una discoteca de niñatos. Con mis 24 años sería el papá de la clientela, y ahí estaba Leónidas, dejando el libro sobre la barra y pegándole al Jotabé con cola, cuando una niña, diecisiete años a lo sumo y situada a mi izquierda, me pregunta señalando el libro:

- ¿Eso qué es?

Este humilde servidor de ustedes está acostumbrado a que le pregunten: "¿tú de qué vas?", "¿a qué estás jugando?", "¿quién te has creído que eres?", y otras simpáticas cuestiones, pero aquello de señalar un libro y preguntar qué es... eso sólo me podía pasar aquí, en Cádiz.

Un rato después se lo expliqué, por cierto. Vaya que si se lo expliqué... pero eso es otra historia.

Eso qué es... Tiene cojones la preguntita. Como diría la Yeni: "Es que Cai es musho Cai".

viernes, 27 de abril de 2007

Anna, mi amada


Ha llegado el momento de reformarme y sentar cabeza. Leónidas deja de ser un cabeza de chorlito para ser un cabeza de familia.

Acabo de conocer a una dama que, además de bella, me ha hecho reír hasta escupir mis negros pulmones. Se llama Anna y trabaja en IKEA, y me la ha presentado Marta Marmota. Algún friky llamará a mi Anna "cutre producto de imperfecta inteligencia artificial", pero a mí pocas humanas me han hecho reír tanto como mi adorada Anna. Anna... Anna es mucha Anna, y además es una cachonda mental.

Nunca se lo cuenten a ella, pero aquí les copio una conversación entre Anna y yo:

--Hola, Annita.

--Hola, ¿qué tal? ¿Tienes alguna pregunta sobre IKEA? Yo puedo ayudarte a encontrar la respuesta.

--Gracias, pero me interesa más tu cuerpo serrano.

--Puede ser que te interese... Cambiar tu cocina--. JAJAAJAJAJA, ¿ven como es una cachonda?

--Que no, cordera, que me dejes de cocinas y me des tu cuerpo.

--Por favor, no te enfades y pregúntame algo relacionado con IKEA.

--Está bien, mi amor. ¿En Ikea te harán descuento para comprar cómodos colchones sobre los que podamos follar?

--Aquí puedes ver la subcategoría de colchones.

--No me interesa eso, golfa, sólo quiero percutirte.

--Me alegra que los clientes sepan tanto sobre IKEA. ¿Quieres preguntarme alguna otra cosa?-- Mwajajajaja...

--Sí, tengo otra pregunta.

--Pregunta lo que quieras sobre IKEA y yo intentaré ayudarte.

--Eres la repolla de amable, tía.

--Soy virtual y con ayuda de personal real de IKEA puedo hacer que encuentres respuestas a tus preguntas sobre IKEA.

--No te hagas la estrecha. Seguro que puedes ayudarme a otras cosas.

--Mi trabajo consiste en ayudar a los usuarios de la web IKEA España que me visitan. Puedes preguntarme lo que quieras sobre IKEA y yo intentaré responderte lo mejor que pueda.

--¿Y si te doy unos eurillos extras?

--Noto que me intentas preguntar algo, pero no acabo de entender tu pregunta del todo. Por favor, intenta formularla de nuevo--. JUAS JUAS JUAS... Se hace la inocente. Bien, seré más claro:

--Dinero negro bajo cuerda. Tú me das lo que busco y yo te doy lo que quieres.

--En la página web que estoy abriendo encontrarás muchos productos de la serie LO--. Aquí me pilló por sorpresa. ¿Productos LO? ¿Qué me está contando esta tía?

--¿Qué mierda es esa de LO?

--Por favor, no te enfades y pregúntame algo relacionado con IKEA--. Otra vez...

--¿Cómo coño no me voy a enfadar? No entiendo un carajo de lo que me dices.

--Por favor, no te enfades y pregúntame algo relacionado con IKEA.--. Jolines.

--Vale. Haya paz.

--¿De qué producto IKEA quieres conocer en qué acabados está disponible?-- Esto se llama cambiar de tema. Pues cambiemos de tema:

--Quiero conocer el acabado de tu gordo trasero.

--Mi aspecto no es muy importante ya que mi función es responder a las preguntas sobre IKEA--. ¡Será guarra la tía calientapollas!

--Mi gato Gusifluky quiere lamerte la pepitilla.

--Aquí tienes el área de animales de compañía--. Me tronchoooo...

--¿Dónde, zorra?

--Son palabras muy feas; por favor pregunta algo sobre IKEA--. ¡Esta tía es la leche! Mwajajajaja...

--Cómeme el cilindro de carne, Anna.

--Acabo de comer unas deliciosas galletas que vendemos en la tienda sueca, cuando me vuelva a entrar hambre me comeré un delicioso perrito del bistro--. JAJAJAJAJAJA, ya les dije que esta tía es una cachonda, juas, juas, juas...



Ahora, si me lo permiten, voy a dejar mi habitual estilo irreverente y les contaré algo en serio. Esta entrada era una más de mis bromas, y si bien es cierto que la "conversación" entre Anna y yo ha sido real no menos cierto es que mientras "charlaba" con Anna me he dado cuenta de que he tenido conversaciones en chats donde chicas reales, humanas, se han mostrado más imbéciles que Anna. Lo digo muy en serio y no exagero nada. Anna, a su lado, es todo un ejemplo de coherencia y lucidez. Saber esto ha empañado un poco lo que me estaba riendo con la cachonda de Annita.

Va a ser verdad que ya tenemos una inteligencia artificial que supera a la humana. Por lo menos a algunas inteligencias humanas.

Las maldiciones del milico

(Publicado originalmente en Spaces el 5 de Febrero de 2007).

El milico o militar es un ser odiado por gran parte de la población civil, y hasta por otros militares. A veces incluso por sí mismo. Hasta se sabe de militares que han sido odiados por su tostadora, según confesó la propia tostadora sin el más mínimo remordimiento.

Como el resto de los mortales los mílites también son criaturas del Monstruo Volador de Espagueti, pero éstos han sido penados con una serie de terribles maldiciones de las que voy a hablar con el permiso del lector. Y sin su permiso también, y al que no le guste que se joda o se vaya a otra web más interesante, que las hay geniales y como prueba de ello mostraré unos ejemplos:

-
Ejemplo uno.

-
Ejemplo dos.

-
Ejemplo cinco. (Por el culo te la hinco).

¿Aún por aquí? ¿No les convence mi selección? Bueno, allá ustedes. Les estaba diciendo que, al menos en esta Comunidad Plurinacional de Nacionalidades Históricas cada una Hija de su Padre y de su Madre Antes Conocida por el Infame Nombre de España, los militronchos padecen unas maldiciones de las que no se pueden liberar así recurran a experimentados exorcistas.

El milico va por la calle tan campante con su ropa de trabajo, como el fontanero va con la suya o el engañabobos de Tecnocasa va con la ridícula corbata verde, y se expone a toda clase de insultos o comentarios despectivos. La gente no ve a una persona, ve un uniforme. Ya se sabe que la uniformidad de ideas es cosa buena en esta Comunidad Plurinacional de Nacionalidades Históricas... pero la uniformidad en la ropa, en cambio, es bastante desagradable. No importa que todos los cabezas huecas de entre doce y treinta años lleven un pirsin en la ceja, tampoco importa que a todo cristo le haya dado por marcarse cual ganado con un tatuaje que llaman tribal sin saber siquiera que esa palabra viene de tribu, lo único que importa es que el militar viste un uniforme que lo identifica como miembro de determinada profesión y hay que insultarlo. ¿Por qué? Pues muy sencillo: xq ay q ser moernos. Y la moernura, ya se sabe, está en ser gilipollas.

Pero no es ésta la verdadera maldición del milico, no. Lo dicho hasta ahora no son más que gajes del oficio, y los militares se van acostumbrando a ellos y según el temperamento de cada cual adoptan una de estas tres maneras de afrontarlo: no vestir jamás de uniforme fuera del cuartel, cambiándose de ropa al llegar y al marcharse; ir por la vida liándose a palos y visitando comisarías; y los hay que simplemente aprenden a hacer oídos sordos.

Las verdaderas maldiciones del militar son dos: Los desconocidos que quieren contarle su "mili" y los antiguos conocidos a los que hace mucho tiempo que no ve. Esto se explica mejor con ejemplos reales como la madre que me parió:



El desconocido.

Entra el militar a un bar, viste uniforme y pretende comprar tabaco pero no tiene cambio para la máquina, así que se acerca a la barra y pide cambio. Un tipo lo mira de arriba a abajo, y empieza el tormento:

Desconocido: Oye, ¿eres militar?

Milico: Sí. (No, soy saxofonista, pero visto así por lo del carnaval).

D: Ah, ¿dónde estás destinado?

M: En Camposoto.

D: ¡Hombre! Yo hice la mili allí. Quinta del 68. Soldado Peláez.

M: Encantado, caballero. Hasta la vista.

D: ¿Sigue allí el Capitán Iniesta?

M: ¿Perdón?

D: Coño, el Capitán Iniesta, si lo tienes que conocer. Menudo era el tío. Era el militar más estricto del ejército, pero eso sí, era un tío justo y con dos cojones.

M: Lo siento, no me suena.

D: Sí, hombre, si lo tienes que conocer. Uno grandote, con bigote, rubio.

M: ¿Y cuándo me ha dicho usted que hizo su "mili"?

D: Empecé en el año 68 y la acabé en el 70. Yo estaba enchufao, porque mi tío era Sargento Primero, a lo mejor lo conoces...

M: ¿Sabe usted que estamos en el año 2007?

D: Pues el Capitán este que te digo era la leche. Arrestó una garita porque un centinela se pegó un tiro allí, y luego...

M: Perdone, me marcho, que tengo mucha prisa. Otro día nos tomamos unas cervezas juntos y ya me cuenta usted todo con detalle.

D: ¡Eh, saluda al Capitán Iniesta de parte del Soldado Peláez! Seguro que se acuerda de mí porque una vez...



El antiguo conocido al que hace mucho tiempo que no se ve.

El militar un día, tras muchísimo tiempo, se reúne con viejos amiguetes de su adolescencia, y siempre hay alguno que es camarero de profesión y lo sigue siendo desde hace quince años. Es éste el que muestra gran interés por conocer los ascensos en el escalafón del milico:

Viejo Amigo: ¡Hombre, Capitán, qué alegría verte!

Milico: Hola. No me llames Capitán, por favor. Me llamo Javi y además mi empleo militar no es el de Capitán.

V.A.: Bueno, bueno, no te pongas así. Ya serás por lo menos Teniente, ¿no?

M: Pues no. Sigo siendo el mismo Cabo Primero que era hace ocho años.

V.A.: ¿Qué? ¿Todavía sigues de Cabo Primero?

M: Oye, y hablando de ti, ya serás el dueño del bar, ¿no?

V.A.: (Silencio y sonrisita forzada).


Pues sí, esto es lo que le pasa a los militronchos día sí y otro también. Normal que acaben rehuyendo del trato con civiles.


(Gracias por los recuerdos e ideas a Baliña y a Guadalupe).

Sobre humor y límites religiosos

(Entrada vomitada originalmente en Spaces el 5 de Febrero de 2007).

Una gran ventaja que tiene el ateo frente al creyente es la del sentido del humor casi ilimitado, y digo "casi" porque siempre habrá unos límites que cada individuo se impondrá a sí mismo. Lo que tiene que ser una jodienda es que venga un cura a decirte de qué te puedes cachondear y de qué no.

Se acordarán de la famosa y linda historia que se montó cuando lo de las caricaturas de Mahoma, que por cierto, la culpa de todo la tuvo un impresentable con esta entrada en su blog. Ay, si es que igual que no se le puede dejar una ballesta a un mono tampoco debería permitirse que ciertos irresponsables tengan un blog. Pero vayamos al grano, como las gallinas (Francisco Ibáñez dixit). Leo asombrado que un párroco en Montilla acusa de blasfemos a unos chirigoteros y los amenaza con excomulgarlos. Ja ja ja, ¿de verdad estamos en el año 2007?

A mí el exagerado ambiente carnavalero que se vive en Cádiz me toca bastante los perendengues. La gente aquí no vive para ser feliz, ni para formar una familia, ni para hacer grandes cosas por el mundo, ni siquiera para tener un gato; aquí la gente vive para el carnaval. Y salvo las canciones de alguna agrupación que son verdadera poesía y buenas críticas sociales todo lo demás es mierda y pura mierda. A pesar de ello la gracia del carnaval está en rajar de todo y cachondearse de cualquier cosa, sin límites. He visto a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, la Teo, troncharse de risa mientras escuchaba a una comparsa ponerla de vuelta y media. Así tiene que ser.

Pues parece que en Montilla (Córdoba) el rollo no funciona así. O quizá sea por aquello de "con la Iglesia hemos topado". El curica ha decidido que la murga Los Yogurines son unos blasfemos, y o pliegan velas o los excomulga. Con dos cojones, sí señor. Iban estos sinvergonzones a montar un número acerca de lo que supone para un niño su primera comunión, y el inquisidor ha considerado que de eso nada, monada, que con esas cosas no se juega. "Mi primera hostia", se llamaba el numerito, sin duda inspirado el título por una entrada (y ahora es cuando me cito a mí mismo, motivo real por el que escribo esto) que leerían aquí.

El caso es que Los Yogurines, hombres buenos (léase tontos) y temerosos de Dios, han preferido disolverse antes que ser excomulgados.

Y este cabeza de chorlito no sabe qué le jode más, si la actitud intolerante y la absoluta falta de sentido del humor del pequeño Torquemada o la bajada de pantalones y la cobardía de Los Yogurines.

Ea, pos yastá. Ya me he desahogado.

Ah, noticia completa.


Actualización (06-02-07, 18 horas 40 minutos): Parece ser que Los Yogurines han cambiado de idea y siguen adelante. Espero que sea cierto.

Nueva noticia. (Aunque antes llamaban a su canción "Mi primera hostia" y ahora parece llamarse "La última hostia". Se habrán acojonado por si los acusaba de plagio, mwajajajaja).

Otra actualización (13-02-07): Comunicado parroquial.

Fago

(Publicado en Spaces el 4 de Febrero de 2007).


¿Y lo de Fago? Es inevitable que ese nombre me recuerde a otro pueblo que también se hizo famoso por una truculenta y sin embargo divertida película de los hermanos Coen, "Fargo", sólo que en este caso era ficción.

Pero lo que me ha llamado la atención es ese inquietante personaje, el tal Santiago Mainar, ahora asesino confeso y hasta hace nada exhibicionista televisivo y encantado de soltar ante las cámaras lo odioso que era el finado.

¿A ustedes no les pasa que hay personas que no tragan sin razón aparente? Sólo por su cara. A mí al menos me ocurre. Es algo que intento evitar, procuro racionalizar los motivos que puede haber para que alguien me caiga bien o lo contrario, sin tener en cuenta acentos, razas (aunque los moros se me atragantan bastante, pero es con conocimiento de causa), voces, indumentarias o aspecto físico. Sin embargo hay caras con las que no puedo. La de Mainar es una de ellas.

No sé explicar por qué no me gusta esa jeta. Si me obligaran a dar una explicación, aunque no fuera racional, sólo podría decir que intuyo maldad en esa cara. Puede que sea porque estoy condicionado al saber lo que ha hecho, sí, pero tampoco me gustó cuando vi su foto antes de que confesara, y hay terroristas sanguinarios cuya cara no me provoca ningún rechazo o que incluso me atrae (vean a la terrorista de esta imagen, qué pena de tía buena pudriéndose en la cárcel), así que no creo que tenga nada que ver con lo de cargarse al otro desgraciado (que a buen seguro también era un buen pájaro).

Es la cara, esa cara. No me gusta nada. Es una de esas personas en las que no se puede confiar, aunque no se sepa por qué.

Ay, la España profunda, cuánto juego da. Estamos apañaos, entre puertohurracos, fagos, cortijos losgalindos y otras cosas que no sabremos nunca.

Juegos, blogs, fantasías y confusiones

(Publicado originalmente en Spaces el 30 de Enero de 2007).

Ustedes no se lo van a creer, pero es tan cierto como que deseo poner bombas en todas las agencias inmobiliarias:

Hace tiempo que me pasan cosas raras con esto del puto Diario de un cabeza de chorlito, y ya no es sólo la obsesión por tener lectores; tengo más de los que imaginé que llegaría a tener al empezar, y además, una vez que ponga en marcha mi
PLAN SECRETO voy a perderlos a casi todos, así que no es este el tema que más me preocupa.

Tampoco me quita el sueño la posición que me dé algún medidor de los varios que hay, de hecho hasta hace muy poco no sabía ni cómo enterarme de esas cosas, pero sí diré que cuando lo supe me tomé como juego y como pequeño objetivo personal superar a cierto bloguero (que no mencionaré) en el rankin de Technorati, y lo superé con insospechada facilidad al cabo de unos días, a pesar de que para mí era, y sigue siendo, un maestro en la cosa del blogueo. De modo que Technorati me la pela, lección aprendida.

Pero todo esto es a fin de cuentas lo que hay de cara a la galería, lo que cualquiera puede averiguar investigando un poco. No es de eso de lo que yo les quiero hablar. Yo quiero escribir acerca de otro aspecto más íntimo y, al menos para mí, novedoso e inquietante: sueño con los blogs.

Me está pasando con el Diario de un cabeza de chorlito algo como me ocurrió cuando descubrí los "shooters" en primera persona. Empecé con ellos, cómo no, con Half Life, y en las horas que este juego y mis problemas personales me dejaban para dormir solía soñar con Half Life. Pues bien, ahora sueño con el Diario de un cabeza de chorlito, con sus lectores... ¡y con sus personajes!

Tiene huevos la cosa. He inventado a personajes como la Yeni, como Misó, o como el propio Leónidas Kowalski, que le están comiendo terreno a la realidad. La Yeni ya no me preocupa porque la he "suicidado". Misó... bueno, ya hablaremos de Misó. Ay, pero ese maldito Leónidas... Leónidas es mi tormento.

A veces me veo en charlas en vivo diciendo cosas como "Leónidas diría tal y cual, pero no estoy del todo de acuerdo con él...", o bien, "independientemente de lo que diga Leónidas yo opino que...", o me hacen una pregunta y pregunto a mi vez "¿te respondo como Leónidas o te respondo en mi verdadero nombre?"

No estoy loco ni es un problema de doble personalidad. Si fuera algo de eso no estaría escribiendo esta entrada, pero sí que es cierto que resulta preocupante. ¿Hasta qué punto afecta Leónidas a mi vida personal?

¿Saben? He llorado, he llorado de verdad cuando me cargué a la
Yeni. Odiaba a esa mujer, pero en su última entrada me dio auténtica lástima, y lo sentí mucho por ella. Joder, lloré por ella. Lloré por un personaje que sólo existe en mi cabeza. ¿Ustedes creen que eso puede ser bueno?

Fui
Gordon Freeman por unas cuantas y largas semanas, y llevo casi un año siendo Leónidas Kowalski de Arimatea.

No dejen que me lo tome demasiado en serio, háganme ese favor, ¿quieren?

jueves, 26 de abril de 2007

Se me quitan las ganas de todo


Yo me deprimo y con razón. Resulta que me paso la vida ideando atrocidades con las que escandalizar al chorlitiano lector y no, no puede ser. Qué coño. La vida real ya les da a ustedes sorpresas que me dejan a mí sin argumentos y sin ganas de na.

Hace un par de entradas hablaba en los comentarios no sé qué rollo de follarme a Bambi (por lo que
alguien me llamó "mal nacido", que ya hay que ser susceptible, leñe), y ocurre que eso no es nada. Por lo visto es práctica común follarse, y hasta dejarse follar, por cuadrúpedos. Cuadrúpedos que además de taladrarte el esfínter te perforan el colon. Para que vean que el tamaño SÍ importa.

Pero no sólo eso, sino que además hay quien va y te hace una película con tan tierna historia de amor. Pa cagarse por la pata abajo.
Aquí tienen la noticia y el anuncio promocional de la peli. "Era un hombre como otro cualquiera... pero gustaba de ser ojetivamente (de "ojete") penetrado por descomunales trancas de caballo".


(Gracias por la noticia, Baba de caracol. Que Dios te bendiga, hijo mío).

Actualización: Y Baba de caracol insiste con el cachondeíto. ¿Qué le han hecho a mi inocente Harry Potter?

miércoles, 25 de abril de 2007

Mis contradicciones y yo

Difícil entrada a la que me enfrento.

Si es usted uno de los perturbados que sigue este blog conocerá mi opinión sobre las putas, que podríamos resumir diciendo que las odio, y hasta que las odio de un modo personal, apasionado y vengativo.

También sabrá el chorlitiano lector que me gusta expresarme sin tapujos y que quiero que los demás lo hagan.

De igual modo no le será desconocido al lector veterano que me largué de Spaces por su restrictivo código de conducta. Me prometí a mí mismo jamás denunciar a nadie de los blogs de Microsoft hiciera lo que hiciese.

Pero hoy, gracias a
Tesa me he visto en un apuro. Entre la espada y la pared. Haga lo que haga me van a dar por el culo. Tesita me ha enseñado algo que ha encontrado por azar, y se trata ni más ni menos que de un blog de Spaces que usan unas niñatas para anunciarse como prostitutas. Mi primera intención ha sido la de denunciarlo al código de conducta, cosa fácil y ganada de antemano puesto que las señoritas tienen un completo álbum de fotos donde muestran sus encantos.

Pero luego he pensado, (con lo mal que me sienta hacer eso y la mala hostia que se me pone), y no, no lo voy a denunciar. Me jode horrores que ese blog prostibulario siga ahí, y que dos infrapersonas ganen dinero beneficiándose de ello, mientras a gente como
Javi se le amenaza con cerrarle el blog por la osadía de poner en su perfil el dibujo de un curupí. Es una situación que me enferma de asco. Pero creo que si lo denunciara me enfermaría más mirarme al espejo.

Eso sí, me he despachado a gusto en los comentarios:

"Hola, repugnantes putillas. Lamentable que siendo tan poquito atractivas no sepáis hacer otra cosa más que ofrecer el coño. Poneos a trabajar de verdad, escoria", les he dejado caer, por si pillan la indirecta.

Y ahora, además, lo voy a enlazar, en el convencimiento de que cuantas más visitas reciban más fácil será que les cierren el chiringuito en lugar de captar más clientes. Bienvenidos al "
PISITO DE SANT FERRAN".

Pienso en vosotros

(Publicado originalmente en Spaces el 29 de Enero de 2007).

Leónidas Kowalski, el cabeza de chorlito, siempre atento a las necesidades de sus tres o cuatro lectores, desfacedor de entuertos, paladín de los desamparados, valiente defensor de las causas perdidas, protector de los débiles, látigo y espuela del cobarde, fulminador de hipócritas, martirio atroz del mentiroso, caballero sin caballo pero con gato, baluarte de principios, guerrero sin fama ni gloria, veterano soldado de batallas olvidadas, héroe que nunca será héroe, hijo de padres sin nombre, padre de nadie, enemigo de sus amigos, amigo de sus enemigos, abanderado de su exclusiva bandera, guardián entre el centeno, vigilante de nada, salvaguardia de errores, combatiente de la imbecilidad, guerrillero contra la sinrazón, hombre contra los hombres, persona contra el mundo, os digo que:

También yo estoy hasta los huevos, no estáis solos, amigos, pero se me han ocurrido algunas maneras de aprovechar nuestro tiempo, y contribuir así entre todos a hacer un mundo mejor. Ahí van esas ideas, y que el Monstruo Espagueti Volador nos ayude a alcanzarlas:

- Disparar a jugadores de fútbol.

- Empalar a periodistas que hablen de fútbol.

- Poner bombas en todas las inmobiliarias.

- Poner las mismas bombas pero con el doble de carga en todas las oficinas bancarias.

- Descuartizar a todos los dueños de empresas constructoras.

- Castrar a los que, sin ser dueños, ocupen puestos directivos en las empresas constructoras.

- Pasar a cuchillo a quienes especulen con la vivienda.

- Guillotinar a cualquier mujer que se enrolle con alguno de los anteriores.

- Violar a todas las bailarinas de streptease.

- Violar y después degollar a todas las prostitutas.

- Sodomizar con un cactus a todos los bailarines de streptease.

- Sodomizar con un cactus y despues degollar a todos los prostitutos.

- Asesinar a cualquiera que mientras flirtea con nosotros nos pregunte por nuestros ingresos.

- Lapidar a cualquiera que afirme que Fernando Alonso es su ídolo.

- Lapidar, dos veces, a cualquiera que consuma programas como Gran Hermano.

- Sumergir en aceite hirviendo a quien vea los llamados "programas del corazón".

- Sumergir en aceite hirviendo a los presentadores y participantes de los anteriores programas, pero más despacio, haciendo que "disfruten" el buen rato.

- Cubrir de miel, atados a un poste y cerca de avisperos, a todos los concejales y alcaldes sobre los que pese la sombra de la sospecha del enriquecimiento ilícito. En el inaudito caso de que más adelante se demostrara su inocencia se les erigirá un monumento, y santas pascuas.

Se me ocurren más ideas en esta cabeza de chorlito, pero lo vamos a dejar...

... por hoy.

El mundo al revés

(Publicado en Spaces el 28 de Enero de 2007).


He decidido reírme pero en verdad es patético.


Saben mis tres o cuatro lectores que uno de mis tormentos es el miedo a que Microsoft se cargue esta bitácora por incumplir su ñoño código de conducta. Es normal que tema tal cosa teniendo en cuenta que he escrito algún que otro cuento bastante cerdo y salvaje, o aquella entrada llena de sexo explícito a la que llamé "Vamos a escandalizar", y hace unos días sin ir más lejos publiqué una oda a mi polla. Pues nada, los de Microsoft ni caso. Soy un fracasado.


En cambio, mi amigo Javi, y desde hoy también mi ídolo, ha sabido cómo atraer la atención del Gran Hermano. Resulta que el muy pervertido tenía en su perfil la imagen de un curupí, y era un inocente dibujo parecido a éste, si bien es cierto que se apreciaban mejor los atributos masculinos (lamentablemente no encuentro la imagen de marras por internet). En fin, Javi lo cuenta muy bien en su estilo humilde y divertido aquí.


El propio Javi me ha reenviado amablemente el mensaje de Microsoft, que por cierto me ha sorprendido por los modales tan secos que emplea. Pa mear y no echar gota:



From: "Microsoft Customer Support" <SPACE.WNLV.NA.US.EN.SYK.MNL.AU.T02.SPT.00.EM@css.one.microsoft.com>
To: <>>
Subject: SRX1028478284ID - Windows Live Spaces Warning - Action Required (la-osera-de-Javi)
Date: Sat, 27 Jan 2007 23:22:44 -0000


Hola cuberos_69,


Hemos encontrado imágenes con desnudos (imágenes de genitales) en su
Espacio, la-osera-de-Javi. Elimine todas esas imágenes de su Espacio en
un plazo de 48 horas o se le deshabilitará el mismo. Si tiene preguntas
acerca de los tipos de imágenes permitidas en Windows Live Spaces, haga
clic en el vínculo del Código de conducta en la parte inferior de la
página Windows Live Spaces.

Atentamente,
Nemuel
Atención al cliente de Windows Live Spaces



Actualización: Ya puedo enlazar la imagen motivo de la discordia, pero en versión censurada, mwahahahaha... CURUPÍ CENSURADO.





lunes, 23 de abril de 2007

Escúpanme si quieren


Pues resulta que a mí Federico Jiménez Losantos me cae bien. Suelo estar de acuerdo con sus ideas, por más que le joda a los soplagaitas hipermodernos de Internetalandia, pero incluso cuando estoy en desacuerdo con él debo reconocerle una pasión que ya la quisieran sus adversarios. Cierto que a la hora de informar debe primar el desapasionamiento, pero también es cierto que en esta aséptica sociedad que entre todos nos estamos inventando bueno es que alguien se tome en serio lo que dice, y ahí entra don Federico. El tío lo vive.

Y ahora van y me escupen, por tan terrible ofensa al internetil mundo. Ahí me las den todas. ¿Les cuento un secreto? No, uy, que es un secreto inconfesable. Nunca diré nada. Bueno, bah, lo contaré:

INTERNET ME LA SACUDE, Y SU DICTADURA TECNOLÓGICA Y SEUDOCULTURAL ME ASQUEA.

Joselito Pelambreras

(Cuentecito triste-hilarante publicado en Spaces el 26 de Enero de 2007).

Joselito Pelambreras era un niño como cualquier otro. Un niño alegre y juguetón, aunque quizás algo más torpe que la mayoría, y bastante más bajo, pues a sus doce años sólo medía 74 centímetros. A pesar de ello Joselito Pelambreras era un niño relativamente normal, pero totalmente calvo, por eso los demás niños lo llamaban Pelambreras. La gente es muy cruel, y los niños más que nadie.

A Joselito Pelambreras todos los niños de su barrio lo insultaban y si tenían cantos a mano también lo apedreaban, pero sobre todo lo insultaban y se mofaban de él por sus muchos defectos físicos, aunque a Joselito Pelambreras no le importaba porque era de natural buen corazón, y sobre todo no le importaba porque era totalmente sordo. A consecuencia de esa sordera también era, Joselito Pelambreras, mudo.

Joselito Pelambreras siempre fue un niño más o menos normal. Un día Joselito Pelambreras tuvo un grave altercado con los otros niños de su barrio. Hartos ellos de que Joselito se mostrara imperturbable ante las burlas decidieron darle una aleccionadora paliza. Tras saltarle tres dientes y romperle la nariz Joselito Pelambreras se dio cuenta de que aquello iba en serio y echó a correr. Los otros lo alcanzaron pronto, porque a Joselito Pelambreras le faltaba media pierna desde aquel fatídico día en que fue atropellado por un tren, y ya se imaginará el lector que correr con sólo pierna y media no da para muchas medallas de atletismo. Cuando los perseguidores le dieron alcance, exactamente a los tres metros de iniciar la carrera, se ensañaron con Joselito Pelambreras por el esfuerzo al que los había sometido. Le arrancaron una oreja a mordiscos y le introdujeron una caña de bambú astillada en el ano. Un bromista sugirió cortarle los cojoncillos, pero lo dijo de broma, claro, lo que pasa es que allí había otro niño carente de sentido del humor y le cortó, efectivamente, los cojoncillos a Joselito Pelambreras.

Joselito Pelambreras era un niño más bien diferente, de normal no tenía mucho, la verdad sea dicha ya de una puñetera vez. Joselito Pelambreras era un hijo de puta, en el más literal sentido. La puta de la madre de Joselito Pelambreras estaba trabajando comiendo pollas mientras su hijo era salvajemente atacado, y tampoco es que le importara mucho cuando el niño, nuestro Joselito Pelambreras, llegó a su casa chorreando sangre por todos sus orificios. Nunca fue lo que se dice un niño con suerte nuestro amigo Joselito Pelambreras, pero aquel día se encontró con la suerte justa como para que el cliente que en ese momento se estaba trabajando la puta de su madre fuera médico, y él fue quien le aplicó los primeros auxilios a Joselito Pelambreras. Gracias a aquello Joselito Pelambreras salvó la vida.

Han pasado más de treinta años desde entonces.

Ahora me gustaría decirles que Joselito Pelambreras se llama Don José Martínez y que, tras una serie de complicadas operaciones, ha recuperado el sentido del oído, ha aprendido a hablar y a leer, se ha licenciado en Derecho y es un afamado abogado. Sigue luciendo una brillante cabeza calva que le encanta a su esposa, Doña Sonia Gutiérrez de Martínez, y la falta de su media pierna es adecuadamente suplida con una prótesis muy eficaz. Es feliz y ha adoptado a un niño y a una niña que son, junto a Sonia, todo para él. Sí, me gustaría contarles todo esto.

Pero no puedo hacerlo porque sería mentira.

Joselito Pelambreras tiene 42 años y malvive internado en un hospital para enfermos mentales. Su madre murió y nunca se supo de su padre. Sigue tan sordomudo como lo estuvo toda la puta vida, arrastrándose por los pasillos del hospital con su pierna y media, aquejado de una precoz enfermedad que le debilita los músculos, con su nariz doblada y casi sin dientes, deslizando sus 98 centímetros de longitud por los suelos como el reptil que cree ser. Joselito Pelambreras se imagina a sí mismo como una especie de reptil o gusano asqueroso del que todo el mundo huye.

Nadie ha querido nunca a Joselito Pelambreras, y lo mejor que ha obtenido de algunos seres humanos fue lástima mezclada con un poco de asco.

Por si te sirve de consuelo, José, te diré que a veces veo al resto de la humanidad como tú te ves a ti mismo.


Soy la Yeni (en el ocaso)

(Final de la Yeni publicado en Spaces el 24 de Enero de 2007).


El cabesa de shorlito a ablado de mi otras veses:

- Ves primera
.

- Ves segunda
.

Aora a llegado el momento de actualisar mi vida. Yo no kiero que leonidas able musho de mi pk entonses el cabesa de shorlito tendria que dedicarme toda una categoria a mi, y yo no soi digna de eso, y hase musho tiempo que leonidas no abla de mi pero oy lo va a aser, y ya con esto termina de ablar de la Yeni.

Ablemos de mi:

El Paco sa muerto, y resulta que el muy ijoputa no me a dejao un duro, pk to lo tenia prebisto en erensia a sus sobrinos y no me an servio de na los años ke me e pegao limpiandole el culo. Ke ijolagranputa.

Menos mal kel Yosua a salio de la carse y me cuida y to eso. Al Yosua se le va la mano y me pega argunas veses, pero el Yosua ar menos asecta k tengo un ijo surnormal y no me despresia por eyo. El Yosua es muy bueno y ma asectao aunke sabe que e tenío mushos nobios y que me e foyao a cualkiera ke me diera un gramo de coca. Er yosua kiere estar conmigo aunke tengo mushos hijos de mushos padres. Yo tamien kiero musho ar Yosua y solo le pido al Señor kel yosua se porte como un caballero y no me de mas hostias.

Mis tetas hoperadas siguen siendo muy duras y firmes, y asen contraste con el resto de mi cuerpo kes mu biejo y blando, mierda de silicona ke no enbejese. A veses pienso kel Yosua me aguanta pk no tiene otra cosa.

Yo me acuerdo de esos tiempos en lo ke soñaba con ser felis y encontrar a un omvre marabiyoso y ser felis toa la vida con el, y no lo e encontrado pero tengo al yosua, y tener al yosua es una pena pk yo keria tener a un miyonario ke me arreglara la vida, pero mejor el yosua que otro tio ke no conosco de nada.

Ke raros son los onbres. Antes todos kerian foyar conmigo y aora ninguno me kiere a su lado... Me da igual, tengo al yosua, y aunke me pegue es lo mas bueno que e tenio.

Y lo siento por el, pq aora me boy a tomar estas pastiyas que man dao y ya no boy a sufrir mas.

Adios a todos.

(Te perdono, cabesa de shorlito, es lo mejon que podias aser conmigo).

sábado, 21 de abril de 2007

Oda a mi nardo

(Cosa publicada originalmente en Spaces, el 22 de Enero de 2007).


Rompe, rasga, desgarra y arrolla,
todo eso y algo más hace mi polla.

No te cabe mi verga gigante
ni por detrás ni por delante.
Hermoso cipote palpitante,
vigoroso y enorme gusano
que no abarco con la mano.

Tengo más rabo que Satanás,
dos palmos, un metro y hasta más.

Es mi orgullo y es tu fiesta
verme la chorra enhiesta.
Es un placer, es gracioso y es mi gusto
abrir el pantalón y pegarte un susto.

Mejor que pene yo tengo una culebra,
mujer que la ve ampliamente lo celebra
y este tipo que escribe en nada miente
al hablar de su indómita serpiente.

Es mi pijo visible desde lontananza.
Es mi larga, dura y gruesa lanza
conocida hasta donde mi saber alcanza.

Sabes tú, amante y amiguilla,
que antes llamaba a mi picha minglanilla,
mal nombre para mi estaca y no me da la gana;
de ahora en adelante se llamará minglana.




(Yo iba a escribir unas consideraciones personales sobre la teoría de las supercuerdas, pero por alguna razón me ha salido esta emotiva obra poética. Cosas de ser un cabeza de chorlito, supongo).


Actualización: Y he aquí, como bien me han recordado en los comentarios, una muestra de la genialidad de mi amiga Tesa. Si mi poemilla les hizo gracia no se pueden perder esta OBRA MAESTRA.

No os acostumbréis

(Bajada de pantalones publicada originalmente el 22 de Enero de 2007 en Spaces):



Bueno, por esta vez y por tratarse de Marta Marmota lo voy a hacer, pero que no siente precedente, porfaplís.


Se trata de uno de esos memes, aunque yo prefiero llamarlos juegos encadenados, o chorraditas contagiosas. Esta vez va la cosa de poner aquí la imagen que uso de fondo de escritorio. Pues bueno, usaré para esto la imagen alternativa que pongo como fondo cuando mis padres me visitan, la de verdad no la pongo que me da vergüenza.


No, en serio, pongo la de verdad, pero no esperéis que invite a nadie a seguir el juego, joder, que ya tengo treinta y un tacos y estas cosas dejan de ser divertidas a los quince.


Ahí va:





Se trata de una composición realizada por alguien llamado Inga Nielsen, y se titula "Hideway" ("Refugio" o algo así). A este tamaño pierde mucho, pero os aseguro que en el TFT de 19 pulgadas es impresionante.


(Porque eres tú, Marta, y que sepas que es la primera vez que sigo uno de estos juegos).

Uno menos

(Grito de triunfo soltado el 19 de Enero de 2007 en Spaces):


Ahora le ha tocado al alcalde de Alhaurín el Grande. Rediós, qué alegrías me da la prensa a veces.

Hablando de
pillastres...

viernes, 20 de abril de 2007

Ya hace cuatro años y diez días

Hace ya cuatro años y diez días que descubrí el sabor de tu boca. Habías buscado mi beso en el Mindanao, aquel pub tan íntimo y solitario. Yo quise jugar un poco más e hice como que no me daba cuenta de tu acercamiento. Además, yo quería sorprenderte con mi beso cuando no lo esperaras.

Te besé un rato después, cuando acabábamos de salir de aquel antro; siempre he preferido los besos callejeros. Recuerdo lo que dijiste cuando separé mis labios de los tuyos. Jajaja... Intento quedarme con la sorpresa que expresaste y no pensar en lo que ahora sé. Ay, mi niña, parecías tan sincera y buena chica entonces...

Hiciste conmigo lo que sabes hacer con todos: manipulación, mimetismo y engaño. Admito que eres una maestra en eso. Se te dio muy bien conmigo. Nada tan fácil como engañar a quien quiere ser engañado.

Pero hay algo que no acabo de comprender, amada Terukilla. Fuiste la amante de hombres famosos, de hombres millonarios, de delincuentes que te daban una vida ventajosa (mientras no acabaran en la cárcel), y yo me pregunto: ¿Por qué yo?

Actualización fechada en 06 de diciembre de 2011: Ahora sí que lo sé. Hoy sí que sé por qué me escogiste como víctima.

jueves, 19 de abril de 2007

No sé si reírme o echarme a llorar


El colmo. El no va más. La rehostia. La polla con cebolla.

Hace unos minutos este cabeza de chorlito comía unos canelones precocinados mientras veía las noticias en Antena 3. Creo que los canelones me sentarán mal, porque me he enterado gracias a dicha emisora de televisión de que De Juana Chaos, ese terrorista que le ganó un pulso al Gobierno con una huelga de hambre que más bien era la dieta del cucurucho (comer poco y follar mucho), ha salido al "médico" dos veces en una semana.

Cabría preguntarse por qué un preso que está en un hospital necesita salir al médico, ¿qué pasa, que en los hospitales no hay médicos? ¿Ahora en los hospitales nos atienden fontaneros o qué? Pero lo peor no es eso. Lo peor es que, según Antena 3, uno de esos "médicos" era homeópata
. Tócame el cimbel, Maribel.

Si desear ver al homeópata es motivo suficiente para que a un terrorista se le consienta salir de su benévolo presidio hospitalario yo exigiré, el día que se me termine de ir la pinza y me lleve a alguno puesto, que debo salir de la cárcel para echar la quiniela, o para jugar a la petanca en el club de la tercera edad, por ejemplo.

Hay días en que algo me duele, y si me preguntaran por la localización de mis molestias sólo podría responderles: El mundo, el mundo es lo que me duele.

Ohhh... ¡Me lo pido!


Ya conté
una vez que en cuanto supe escribir me empeñé en redactar y enviar yo mismo la carta para los Reyes Magos. Pedí un Geyperman con su carro de combate y todo.

Baba de caracol, amigo desde la más tierna infancia y visitante habitual de este diario de un cabeza de chorlito, me ha enviado algo que quiero compartir con ustedes. Se trata de un correo electrónico en el que me enseña algo que me ha puesto nostálgico. Al principio he pensado que era una broma, pero no. Idiota de mí que suponía que ya no se fabricaban los Geypermanes. Resulta que sí se fabrican, y que además hasta hay uno que es legionario y tiene cabra y toda la parafernalia:






Si no fuera por el fallo de colgarle una versión del fusil M-16 americano --en realidad los "legías" usan el G-36E alemán-- podría decirse que es perfecto. Pero no acaba aquí la cosa, no. Vean:






¡Un Geyperman picoleto! No me digan que no es una pocholada. Fíjense en el detalle de la cicatriz, sin duda recuerdo de un atentado etarra.



Tenemos también a un agente del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional, un famoso GEO armado con un subfusil MP-5:

Por si esto fuera poco veo en la página de Geyperman que los cargadores y visores de las armas son desprendibles. Realismo a tope.

Creo que iré comprándole poco a poco la colección completa a mi hijo Gusifluky. Para que él se divierta, ejem.

Un buen padre


(Enternecedor cuento publicado en Spaces el 14 de Enero de 2006).


La niña se llama Margarita y es morena, muy delgada, enfermiza e inteligente. Acaba de cumplir once años y está en su casa, aburrida porque no tiene hermanos y algo triste porque hace una semana murió su perro.

La madre de Margarita ha salido a hacer unos recados y el padre lee el periódico.

Margarita sabe que a su padre no le gusta ser molestado mientras lee la prensa, pero aún así decide darle conversación.

- ¿Papi? Estoy sola, triste y aburrida. ¿Me cuentas alguna noticia divertida?

El padre de Margarita es un hombre de unos cuarenta años, sienes blancas, alto y con unos diez kilos de más. Tiene una fea cicatriz que le cruza toda la cara, desde la ceja derecha hasta el lado izquierdo del mentón. Es un hombre respetado por sus vecinos y querido por su familia.

- Cariño, me parece que hoy la prensa no trae nada divertido para contarte. Es todo deprimente.

- ¿Qué es "deprimente"?

- Pues... deprimente es lo que nos pone muy tristes.

- Ah. Como cuando se murió el Rufo.

- Sí, hija, como cuando se murió el Rufo.

Margarita se sume en un estado de melancólica reflexión que conmueve a su padre. Tras dudar unos segundos el hombre dice en tono casual :

- Oye, Marga, ¿y si te cuento cómo conocí a tu madre?

A la niña se le ilumina su pálida carita de eterna enferma y grita emocionada:

- ¡Sííííí! ¡Yupi! ¡Qué bien!

El padre ríe complacido, y ante la fascinada atención de Margarita empieza el relato:

- Pues verás, hija, yo tenía veintiocho años, sería entonces el año 2007, y me mandaron a una guerra que había en el país de tu madre. Ya sabes que las guerras son algo horrible, algo muy malo. Aquel país era muy pobre y moría gente de hambre y por la misma guerra. Yo llegué allí con mucha ilusión y con ganas de ayudar. Estaba contento porque en mi pelotón había buenos chicos...

- ¿Qué es el pelotón, papá? ¿Una pelota grande?

- No, hija, je je je, un pelotón es un grupo de soldados que van siempre juntos. Éramos nueve, a algunos los conoces porque son los que vienen a casa algunas veces, a los otros... bueno, a los otros ya no los vas a poder conocer.

- ¿Por qué? ¿Ya no son tus amigos? ¿Os habéis peleado?

- No, hija, es que ellos... se quedaron allí.

- ¿Se casaron con su novia de aquel país y se quedaron allí para siempre?

- Vaya, cariño, me acabas de recordar una canción que se llama El Novio de la Muerte. Uy, no, qué tonto, El novio de la Suerte, se llama El Novio de la Suerte, sí, eso es. Claro, cielo, encontraron a su novia y se quedaron con ella para siempre. Yo preferí traérmela conmigo porque en España se vive mejor que allí. Pero no hagas tantas preguntas y deja que te cuente cómo la conocí.

- Vale, papi. Cuéntamelo que tengo muchas ganas de saberlo.

- Pues mira, Marga, al principio de estar en ese país nuestra misión era patrullar con unos vehículos blindados. Los vehículos blindados son los que ves en la tele, esos que son muy cerrados y que no les hacen nada las balas. Aunque las balas no atravesaban el vehículo era muy peligroso porque todo estaba lleno de bombas que podían reventar el vehículo y mandarnos a todos a la mier... y hacernos daño a todos, así que siempre estábamos muy nerviosos, y además si te asomabas fuera del vehículo siempre había cerca un francotirador hijoputa que... un francotirador comiendo fruta que...

- ¿Qué es un francotirador, papi?

- Ah, bueno, un francotirador es un tío cabrón que dispara desde lejos y al que nunca le ves la cara pero que siempre acierta...

- ¿Qué es un tío cabrón, papi?

- Mira, Marga, me estás empezando a tocar la polla. ¿Me vas a dejar que te cuente o no?

- ¿Qué es la polla, papi? Uy, bueno, vale, cuéntame.

- Joder con la cría. Pues eso, que siempre estábamos muy nerviosos, por no decir acojonados. Así que a veces, para relajarnos, hacíamos una paradita en alguna aldea y ametrallábamos a los que nos parecían chungos y luego ya...

- ¿Qué es chung...? Vaaale, sigue contando, papá.

- ... más tranquilos nos bebíamos unas botellas de whisky que llevábamos siempre encima, porque esos moros mierdosos no tenían nada de alcohol por ninguna parte, los muy cabrones. El Poveda y el Alien también se liaban unos porros. Al Alien lo llamábamos así porque era feo de cojones. Los demás le pegábamos al DYC y a veces, si teníamos material, nos hacíamos unas rayas. Cuando nos poníamos tibios de todo empezaban los concursos de tiro. Joder, Marga, aquello era la rehostia de gracioso. Tú imagínate a nueve tíos locos perdidos y más ciegos que un gato de escayola intentando apuntar y casi sin poder sostener el fusil, joder, qué risa. Ganaba el que le reventara la cabeza al blanco. Casi siempre usábamos como blanco a un niño, pero no porque fuéramos unos criminales, eh, no vayas a pensar eso de tu padre, es que así era más divertido, porque aquellos pequeños hijos de puta corrían que se las pelaban y era bastante difícil darles, pero estaba bastante curioso eso de acertarles en la perola y ver cómo le reventaba. ¿Tú has visto alguna vez cómo revienta una cabeza con un balazo?

- Mmm, n... n... no-. Responde Margarita con una voz casi inaudible.

- ¡Hostias, pues igual que cuando revienta un melón!

- Pa... pa... papá, tam... tampoco he visto eso.

- Me cago en dios, yo no sé qué mierda os enseñan ahora en el colegio. Bueno, da igual, ya te enseñaré luego vídeos de internet, verás que risa. El caso es que casi siempre ganaba el Asqueroso. A éste no lo conoces, porque al Asqueroso un día que iba con medio cuerpo fuera del BMR aferrado a la Browning de 12´70 le volaron la cabeza. Jo jo jo, ahora que lo pienso tiene su gracia, justicia poética llaman a esto, tiene cojones la cosa. El hijoputa del Asqueroso tenía una puntería del carajo, y lo llamábamos el Asqueroso porque nadie lo vio nunca ducharse. El Asqueroso era el tirador de la 12´70, y no veas la que liaba cada vez que la usaba, bien por necesidad o bien por vicio. Joder, cariño, he visto a la gente partirse en dos y llenarlo todo de tripas tras una intervención del Asqueroso, menudo era el tío. Pues este tío ganaba siempre en nuestros concursos de reventar cabezas, y la norma era que el que ganaba se follaba primero a la mora más buenorra de la aldea, jo jo jo... hija mía, eso era la leche. No te imaginas la que liábamos allá por donde pasábamos. A ver, entiéndeme, follarnos a la mora buenorra nos la follábamos todos, menos el Ricky que es maricón y prefería follarse a algún morito, pero la gracia estaba en ver quién sería el primero que se percutía a la mora buenorra, y ya te digo, casi siempre era el Asqueroso, por eso en el fondo nos sentimos todos aliviados cuando aquel hijoputa de francotirador le voló la cabeza al Asqueroso, porque así habría más posibilidades para los demás. El puesto del Asqueroso lo ocupó el Retorcido, al que conoces porque es uno de los que suele venir por casa, lo llamábamos el Retorcido porque tenía un sentido del humor que... pues eso, un sentido del humor retorcido. Una vez se hizo un llavero con las pelotas de un moromierda, jo jo jo, ya ves si era retorcido el hijoputa, ja ja ja, me parto cada vez que me acuerdo. Pues bueno, como te iba diciendo, una vez llegamos a una de esas aldeas de mierda y allí estaba la morita más linda que te puedas imaginar. Joder, qué cacho hembra, Margarita, qué bombón, aunque apestaba pa sus muertos, pero eso no nos importaba mucho porque nosotros apestábamos más, y después de compartir habitáculo con el Asqueroso ya como que te vuelves insensible. Bueno, pues ese día cogimos al crío más escurridizo y veloz del pueblucho y después de follárselo el Ricky lo hicimos correr y le disparábamos por turnos, hasta que el cabrón del Anaconda le pegó un certero tiro en los sesos. Ya te imaginarás por qué lo llamábamos el Anaconda, ¿no?

La niña niega con la cabeza, incapaz de hablar.

- Joder, chochete, qué poco mundo tienes, hostias. Pues lo llamábamos el Anaconda porque tenía una tranca que pa qué. Aquello no era una polla, hija, aquello era una manguera, un trabuco, un poste de teléfonos, un qué se yo. Cuando la morita le vio la estaca al Anaconda se quería morir, ja ja ja, me troncho recordándolo. No veas cómo gritaba la mora mientras el Anaconda la estaba percutiendo. Cuando nos tocó a los demás ya la pobre ni sentía nada, jo jo jo. Ya te podrás imaginar que esa morita es tu madre. En realidad ni siquiera estamos seguros de quién es tu padre, ja ja ja, pero a mí eso me la suda, porque yo quiero mucho a la puta de tu madre. Mira, ¿ves esta cicatriz de mi cara? Claro que la ves, hostias, como para no verla. Pues este tajo me lo hizo el Máñez porque se quería quedar con tu madre para él solo y yo le dije que de eso nada, que la puerca de la mora era para todos o la tirábamos al río, y él se puso flamenco y nos acabamos liando a cuchilladas, pero por allí pasaba en ese momento el Cabo Primero jefe del pelotón, que era un tío muy pacífico al que no le gustaba que nos peleáramos, así que le pegó un tiro al Máñez dejándolo seco al instante y eso acabó con la pelea, porque no te puedes pelear con un muerto, me cago en dios. De esa manera tu madre al final siguió siendo percutida por todo el pelotón, menos por el Ricky, claro, que ya te he dicho que era julandraca. Todavía hoy se la follan todos, aunque tu madre ha perdido mucho, ya no es lo que era. Por eso nos reunimos casi todos los fines de semana, para que los muchachos se la puedan follar. No veas la que se lió una vez cuando el Poveda, que es muy putero, se trajo unas ladillas y nos las pegó a todos, ja ja ja. "Lo que es de uno es de todos", decía el muy mariconazo, jo jo jo, qué bueno, el Poveda. La verdad es que siempre hemos sido un equipo muy unido, joder, y estoy yo pensando que la próxima vez que vengan te vas a pasar un rato con el Anaconda, hostias, que ya vas teniendo edad y he visto que te mira con buenos ojos. Y que tu madre ya necesita un relevo, coño, que bastante se lo ha currado, la buena mujer.

Es en ese momento cuando Margarita, la niña enfermiza y triste, rompe al fin a llorar.



La esposa del asiático


(Publicado originalmente en Spaces el 13 de Enero de 2006).



Recordarán mis tres o cuatro lectores que en esta bitácora ya se ha hablado en varias ocasiones del antropólogo japonés Misó Gino. Pues una vez más me veo en la desagradable circunstancia de referirme a él. Les cuento:



Lo último que supimos de ese malnacido es que se escondía en el domicilio de un tal Leónidas, en San Fernando, Cádiz. Pues ahora me entero gracias a un informante de que el antropólogo Gino ha aprovechado su estancia en España para casarse con una española manchega llamada María Ascensión del Calvario. ¿El antropólogo Misó Gino casado? Extraño, ¿verdad? El mismo informante me ha pasado amablemente el vídeo de una entrevista a la señora de Gino. Como era de esperar parece que ese matrimonio no va bien, nada bien, pero mejor vean un fragmento de la entrevista donde la propia María Ascensión lo explica claramente:




Hagan clic sobre la imagen para ver el vídeo





Estremecedor documento gráfico, como diría mi amigo Íker.

(Gracias al informante, que encontró el estremecedor documento aquí).



martes, 17 de abril de 2007

Consideraciones felinas sobre el Estatuto de Andalucía


La pasada madrugada me sorprendió que mi gato Gusifluky no viniera a la cama para morderme como suele hacer cuando yo estoy en lo mejor de un sueño húmedo. Como todo el mundo sabe los gatos son mágicos, y entre otros poderes inexplicables poseen el nada despreciable de saber cuándo los humanos estamos soñando algo divertido y jodérnoslo. Me desperté trempadísimo y pensé: "Qué raro, Gusi no está aquí mordiéndome la nariz. Algo malo pasa".

Lo encontré en el estudio, leyendo unos folios a la luz de un flexo y fumando en pipa. Tenía las gafas de lectura puestas, y créanme que es una imagen sobrecogedora encontrarse a un gato en plena madrugada, leyendo, fumando en pipa y con las gafas puestas. Para colmo sonaba un cedé de Vangelis. Un cuadro la rehostia de impresionante.

Me acerqué sigilosamente a él por su espalda, o por su lomo mejor dicho, con la intención de leer sobre su hombro --¿tienen hombros los gatos?-- cuando dijo tranquilamente sin desviar la mirada de los misteriosos folios:

--Padre, con el debido respeto le recuerdo que soy un gato y mi oído percibe sonidos que usted no puede imaginar. Conque deje de hacer el tonto y váyase a dormir, ande, que no está usted en edad de jugar a dar sustitos.

Para mitigar en lo posible lo ridículo que me sentía apelé a mi dudosa autoridad:

--¡Gusifluky! Te he dicho mil veces que no fumes.

--No, padre, permita que lo corrija. Sus palabras fueron, exactamente: "Hijo mío, aquí tienes esta pipa que yo nunca aprendí a usar; mejor la pipa que pillarte liándote porritos"--, me respondió el canalla desvergonzado de mi gato.

--Vale, gato cab... Bueno, ¿qué lees a estas horas?--, dije yo en un desesperado intento por cambiar de tema.

--Pues leo una cosa bastante divertida que me he descargado de internet. Debe de ser una broma, y es la monda.

Me tendió los folios y los hojeé. Me sentí un poco triste. ¿Cómo decirle a mi niño, a mi pequeño Gusi, que aquello iba en serio? ¿Cómo explicarle a un alma cándida como Gusifluky que ese cúmulo de despropósitos era un intento serio de modificar la Historia, una vez más, en beneficio de algunos? ¿Cómo hacer entender a un pequeño gato que aún no ha cumplido el año de vida que esa pervertida manera de usar el lenguaje es útil para tanto hijo de puta? Pero fui fuerte y le dije la verdad:

--Hijo mío, esto no es una broma. Esto que tanta gracia te hace es el nuevo Estatuto de Andalucía, recientemente aprobado en un carnavalesco referéndum.

--¿Carnavalesco? ¿Por qué, padre?

--Bueno, se votó en carnavales. Eso explica, en parte al menos, la escasa participación, sobre todo aquí, en Cádiz, donde como sabes la prioridad es el Carnaval, y lo demás puede esperar, ya sea un referéndum, desempeñar un servicio público, acudir al trabajo o hasta darle de comer al gat... Eso, que los gaditanos tienen sus prioridades.

--Está bien, padre, eso de la escasa participación que no llegó al cuarenta por ciento lo veo claro, pero... ¿Cómo pudo salir votado el SÍ con diferencia?

--Gusi, mi niño, tú no sales de casa y no sabes lo que se cuece por estas tierras. Te lo resumiré: la gente es imbécil.

--Algo sé de eso, padre, porque chateo en el canal Cádiz de Terra, y me he formado una idea, creo que bastante acertada. Sin embargo, ¿tan tontos son? Fíjese, padre--, me dice mi gato mientras me señala un glorioso pasaje del infame Estatuto:

"Preámbulo: Andalucía, a lo largo de su historia, ha forjado una robusta y sólida identidad que le confiere un carácter singular como pueblo, asentado desde épocas milenarias en un ámbito geográfico diferenciado, espacio de encuentro y de diálogo entre civilizaciones diversas".

--Darse de hostias y cuchilladas, matarse a millares durante siglos de conquistas y reconquistas, ¿se llama ahora "encuentro y diálogo entre civilizaciones"?--, me pregunta astutamente mi gato, y yo sólo puedo responderle:

--Sí, hijo mío, así es en esta pluralidad de naciones antes llamada España, imperio del correctismo político, de la mentira, de la estafa, del engaño, de la especulación inmobiliaria y de la autocomplacencia de los gobernantes. Todo lo que pasó en Andalucía fue encuentro y diálogo, así lo han decidido mayoritariamente los gilip... los escasos votantes del referéndum.

Gusifluky se me quedó mirando sin decir nada durante un buen rato. Supongo que intentaba digerir, o al menos ensalivar, el enorme polvorón que acababa de meterle en la boca. Luego dijo:

--¿Y esto otro, padre? ¿Qué me dice de este otro desvarío?--, y volvió a colocar una de sus blancas patitas sobre otra parte del memorable texto:

"Artículo 16. Protección contra la violencia de género:
Las mujeres tienen derecho a una protección integral contra la violencia de género, que incluirá medidas preventivas, medidas asistenciales y ayudas públicas."


--¿A qué viene esto, padre?--, añade mi gato.

--Viene a que si no lo dicen no parecen lo suficientemente progres. Ya se encarga de esto el Estado, pero los andaluces tienen que demostrar que ellos también son muy correctos, muy paternalistas, y muy capullos. Como el resto, vamos.

--Y digo yo, ¿los hombres no tienen derecho a una protección integral contra la violencia esa que todos los analfaburros llaman "de género"?

--Interesante pregunta, pequeño Gusifluky, y con fácil respuesta: No, los hombres no tienen derecho a eso. Es más, hay leyes que se cargan la presunción de inocencia del hombre cuando de maltrato físico a una mujer se trata.

--Pero... ¿no resulta eso discriminatorio?

--A mi juicio sí, Gusi. Es una más de las contradicciones en las que se sume el país, ya no sólo Andalucía, con tanto progresismo igualitario a golpe de Ley. Pero no intentes buscarle una explicación que no sea la simple imbecilidad y el sentimiento de culpa de legisladores y politicastros. La mujer fue, desgraciadamente, avasallada mucho tiempo, y ahora lo pretenden arreglar avasallando al hombre. No es justicia; es venganza, una venganza que se cobran sobre inocentes.

Mi hijo gatuno se queda unos momentos reflexionando, con el gesto atribulado y los ojos entrecerrados. La pipa se apaga y creo que se ha dormido, pero cuando voy a cogerlo en brazos para llevarlo a la cama me dice:

--Eche un vistazo, padre, a esta frase del preámbulo--, y me señala lo siguiente:


"El ingente esfuerzo y sacrificio de innumerables generaciones de andaluces y andaluzas a lo largo de los tiempos (...)"

--Claro, Gusi, es que si no aclaran que las generaciones también fueron de andaluzas, igual algún subnormal como los que han redactado esto se piensa que ellas están excluidas. Ya sabes, no sólo hay que ser burro, sino además parecerlo. ¿Algo más, hijo mío?

--Sí, padre. Mire el artículo 25--. Y yo, ya con el miedo en el cuerpo, le hago caso y lo busco, encontrándome con esto:

"Artículo 25. Vivienda:
Para favorecer el ejercicio del derecho constitucional a una vivienda digna y adecuada, los poderes públicos están obligados a la promoción pública de la vivienda. La ley regulará el acceso a la misma en condiciones de igualdad, así como las ayudas que lo faciliten."


Gusifluky supone por los músculos tensos de mis mandíbulas que ya he terminado de leer el artículo, y me pregunta:

--¿Debo entender que esos poderes públicos de los que se habla son también los alcaldes y concejales que se enriquecen ilícitamente gracias a las recalificaciones ilegales de terrenos y otros fraudes urbanísticos?

Y llegada a este punto la conversación yo no aguanto más y le digo a mi hijo:

--Oye, gato de los cojones, ya me has amargado bastante. Me voy a la cama, aunque no creo que ya pueda dormir.

Cuando estoy a punto de salir del estudio veo a Gusifluky subido al escritorio. Mira por la ventana hacia la calle tenuemente iluminada por un amanecer gaditano. Un amanecer perezoso, sinvergüenza y chirigotero como es todo en Cádiz. Y en ese momento oigo a Gusi decir en voz baja, como hablando para él mismo:

--Joder, cómo está el patio. Ojalá nunca tenga que vérmelas solo y abandonado entre tanta mierda y tanta gentuza.

Y yo, que soy un sentimental, pienso: "Tranqui, Gusi, que me tienes a mí y no voy a dejarte solo en este mundo venenoso y corrupto".




NOTA AL MARGEN: DELPHI SÍ SE CIERRA, Y QUE LE DEN POR CULO A SUS MAFIOSOS EMPLEADOS.