AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 12 de enero de 2008

¿Me río o me pego un tiro?


Yo es que no quiero, de verdad que no quiero ser tan malo y odiado por las féminas. A mí me gustaría ser guay chachipiruli. Yo quisiera que no se me pongan las chicas en pie de guerra como ocurrió en la entrada anterior. Mi ideal es que las mujeres se masturben fantaseando con The Great Leónidas, con The Fantastic Gusifluky`s Father, con The Marvellous Chorlito, pero no me dejan ser una buena persona, carajo. Siempre pasa algo que me pone de muy mala uva, y yo, que padezco de incontinencia blogueril, voy y me desahogo, ganándome así los odios eternos de ese rencoroso y ventajista ser llamado mujer.

Sin duda el mundo se ha confabulado contra mí, o por lo menos la parte española del mundo es la que conspira contra mi humilde persona, inventando nuevas y retorcidas maneras de golpearme en los mismísimos cojones. (Por si no lo han notado estoy intentando dar penita).

Cuando ya creía que no se podían cometer mayores injusticias para separar a las mujeres de los hombres, aparece alguien con una inicua invención y me desmonta las ilusas esperanzas. Hay que joderse. Lo último en este disparate segregacionista que pretende pasar por igualdad es establecer diferentes impuestos dependiendo de si eres hombre o mujer, según cuenta Libertad Digital, y cómo no, la idea es a favor de... bah, ya sabemos a favor de quién. Como siempre.

Es curioso esto de los disparates crecientes a medida que se acercan las elecciones. Se puede establecer el siguiente postulado: Las chorradas y maquinaciones de un político aspirante a un cargo electoral son inversamente proporcionales al número de días que faltan para las elecciones.

En fin, habrá que reírse y seguir a la espera de nuevas y perversas ideas, que esto promete.

2 comentarios:

Carabiru dijo...

Ríete, porque es de traca, vamos...

Hay políticos que yo creo que sacan sus ideas despues de fumarse algo... en serio...

Se puede ser más demagogo, pero hay que entrenarse.

Anónimo dijo...

Basura de Blog