AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 21 de agosto de 2008

Diatriba poética a una mujer como tú


Versión en audio para vagos:





Cuán zorra eres, meretriz,

que de tan puta y ramera

todo pobre infeliz

portando billetera

puede ser tu amante

por detrás y por delante.

Es tu coño pestilente

guarida y escondrijo

de toda polla o pijo

mientras sea solvente.

Ay de aquel desgraciado cliente

que confunda tu celo mercenario

con amor puro y castizo

sin ver que es pecuniario,

falso y alquiladizo.

So putón verbenero,

desorejado pendón

al que follan por dinero,

impenitente zorrón,

infame puerca grosera

de vagina pesetera

y venal corazón,

repulsiva y barata iza,

putón irredento,

viciosa enfermiza,

monstruoso portento

del folleteo en venta,

maquiavélico talento

para follar bajo renta.

Por el asco que me das

hoy no te insultaré más

y acabo este breve escrito

comparándote con la Amparito,

la que se bajaba las bragas a pedos

y cuando del suelo estaban a dos dedos

a taconazos se las subía,

la muy perra y sucia arpía.

18 comentarios:

Jack Blake dijo...

Hola. Creo que el ser imaginario al que intentas insultar, ese, no existe, no ha existido nunca, ni creo que existirá. Si te das cuenta, una chica, mujer o abuela, del sexo profesional, sólo es una persona, más digna o tan digna como cualquier otra. A veces, existen víctimas de eso que se llama trata de blancas, consentida por todos los estamentos. Otra, las menos, es la necesidad la que obliga a tirar por rentabilizar el sexo. Tal vez, una micronésima parte de los seres humanos que ejercen en sexo profesional, sólo lo hagan por diversión, por tener un nivel de vida superior, económicamente, al normal de la población. Pero, incluso en ese caso micronésico, como persona goza de toda la dignidad que le concede su libertad.
A no ser que la poesía vaya dirigida a algunos monstruos que tratan a la mujer, como tu la describes en esas desafortunadas rimas. En ese hipotético caso, el monstruo, puede confundirse, con el que piensa como el autor de las rimas. Un saludo de derecho constitucional.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Eres un ingenuo, Blake, y me cansa hablar de esto otra vez. Tienes una idea muy equivocada sobre el puterío, aunque muy políticamente correcta, eso sí.

Mis ideas al respecto ya han sido expuestas en DCC varias veces. Si tienes curiosidad investiga un poco. Por mi parte no me apetece discutir sobre eso de nuevo.

osiris dijo...

El único sitio donde puedes ver un brote misógino... con arte.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Osiris, si Quevedo hubiera vivido esta época... ¡Querría parecerse a mí!

(Bueno, vale, aquí me he pasado un poquito).

kitty_wuuuu dijo...

Si hubieras ido a la batalla de rap a la que fui ayer (¿ qué cosas hay mal hechas en mi cabeza que hacen que vaya a batallas de rap?) te los habrías follado a todos.

Un muá.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Kitty, el día que a mí se me vea participando en una "batalla" de esa pseudocultura rapera ya puedes ir buscando refugio, porque el fin de los tiempos estará cerca. El apocalipsis, la rehostia...

kitty_wuuuu dijo...

Tu rap, mis normas.

Anónimo dijo...

Quevedo se iba a sentir celoso tanto de su prosa como de su poesía.

Como soy vaga me he ido a la versión audio. Un bonita voz tiene usted sí señor.

Rebeca

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sí, Rebeca, yo me como con patatas fritas a Quevedo. Y mi voz es una maravilla. Y tengo la chorra de oro, como me decía mi madre cuando era niño. Y juego bastante bien al parchís.

¿Te quieres casar conmigo, Rebeca?

Anónimo dijo...

Sólo si no le gusto más a su madre que a usted, suele pasar.


Rebeca

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Uy, Rebeca, si eres de las que gustan a las madre témome que no me gustarías a mí. Sigamos siendo amigos mejor, y no sufras, que hay muchos hombres en el mundo.

Anónimo dijo...

Jajaja estamos de acuerdo.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues no sé quién eres, anónimo, pero siempre me alegro de que alguin esté de acuerdo conmigo.

Anónimo dijo...

Además de gustar a las madres soy despistada.


Rebeca (anónimo anterior). El aprecio suele durar más. Y yo estoy enamorada de su Gusy, esos ojazos son difíciles de olvidar.
Un abrazo.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Rebeca, lamento decirle que Gusifluky usa lentillas, así que olvide ese impacto estético que le produjo ver al gato farsante.

Anónimo dijo...

pero que tonto eres... con ganas...
te entrenas todos los dias?

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No, anónimo, todos los días no, que me canso.

Anónimo dijo...

juas juas juas
orale. cabroncete. si que tienes talento. güey.

mis respetos.


mtekila