AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 5 de septiembre de 2008

El escarnio de la gabacha


Es noticia atrasada, pero no me resisto a comentarla porque estas cosas, si uno se las guarda dentro, se enquistan y acaban degenerando en úlceras y enfermedades mentales, o incluso en hemorroides, según sugieren algunos expertos.

Resulta que dos gogós masculinos de una discoteca mallorquina le han hecho algo muy feo a una francesita pija y gilipollas (y algo putilla también, que no es plan escatimarles datos, queridos lectores). Los luctuosos hechos vienen a ser estos:

La francesita desembarca de un yate recién atracado en la isla (eso de llegar en yate es muy significativo y ayudará a comprender lo que pasó después: la nena vive en un mundo rosa y no se ha enterado de que a ese mundo a veces le salen colmillos y se vuelve negro). Al igual que los marineros tras una larga travesía desafiando tormentas y matándose a pajas, cuando nuestra heroína pisa tierra firme se va de juerga. Los marineros alquilan putas portuarias, pero la pija franchute -guapa, rubia, provocativa- se va a una discoteca, convencida de que va a ligar con algún millonario (famoso a ser posible) de los muchos que veranean por esos lares. "Magcha, magcha, quiego magcha", va canturreando por el camino, toda feliz ella.

Una vez en la discoteca nuestra inocente fulanilla se toma un malibú con piña -o cualquier otra pijada similar- que rápidamente se le sube a la cabeza, y como además está acostumbrada a ser el centro de atención vaya adonde vaya, pues se le ocurre trepar a la gogotera y competir con los profesionales del baile lascivo. Sucede que allí están bailando un par de gogós brasileños, algo más lascivos de lo que la gabacha pija hubiera deseado. Los tipos ven a la rubita descocada y piensan: "Mira la puteira esta. Qué se habrá creído. Pues si tantas ganas tiene de fiesta, nosotros le vamos a dar fiesta. Pa que espabile". Acto seguido le suben la minifalda y le bajan las bragas. El coñé de la Lulú queda expuesto a la concurrencia, que lanza vítores y entona La Marsellesa.

"¡Olalá! Me han tratado como a una sogga, ¡a mua, que soy toda una madmuasel!" Y claro, se monta un dramón de padre y muy señor mío. La chorvi se presenta en el cuartelillo, histérica perdida, y narra la desgracia a los agentes:

-¡Mondié! ¡Esto es vegdadegamente intolegable! Esos hombgues abusagon de mua. Toda la discotequé vio mi popuguí, ¡hasta hisiegon fotos, los muy segdos! Tienen que deteneg a esos sátigos pegvegtidos, mondié.

-¡Mwajajaja!- se descojona el agente López hasta que el Cabo Rego lo reconviene.

-Cállese, López, y póngase a trabajar. Deténgame ipso facto a los truhanes.

Cuando López y Lulú salen del despacho Rego se queda a gusto:

-¡MWAJAJAJAJAJAJA...!

Sí, finalmente en esta historia los malos pagan, pero a mí me gusta pensar que cuando la niñata llega al hotel de veintiocho estrellas donde se aloja con la familia se produce la siguiente conversación con su señor padre:

-¡Mondié! ¡Esto es vegdadegamente intolegable...!- y bla bla bla...

El padre, mesié Ntomal, escucha a su hija la pija con gesto grave, y cuando ella termina de contarle la tragedia, dice:

-¿Lulú?

-Güi, se mua.

-¡Pues toma, por gilipuá!

Y le da dos monumentales bofetadas. Pa que espabile.

11 comentarios:

Negro dijo...

Yo pensaba que esas directamente iban sin bragas. Quizá todavía le falta un escalafón en su ámbito social.

CalheR dijo...

Estaba el otro día revisando viejos posts y me acordé de tí, viendo algún comentario. Te había perdido la pista cuando dejaste tu antiguo blog en MSN, pero ahora que te encuentro te apunto.

Lo que me he podido reir con la jodida gabacha.

Saludos Leónidas!

Aurora dijo...

Igual la verdadera razón de su cabreo es que no iba adecuadamente depilada y le jodió que la fotografiaran con pelambrera.

Anónimo dijo...

¿Gogós? ¿pija? ¿franchute? ¿gogotera? ¿gabacha? ¿coñé? ¿chorvi? ¿gilipúa? ...


Bah, que me voy a por el RAE.

Anónimo dijo...

Traduciendo...

Gogós= Pungas
Pija= Cuica
Frachute= Fracés
Gogotera= Paila
Coñé (coño?)= Choro, concha, zorra cuca...
Chorvi= Paso ;P
Gilipúa= Amermelao, agilao, embarao, agüeonao, caío del catre...


Pues eso.


Ya podí quejarte.

Anónimo dijo...

Enhorabuena. Especialmente por este post misógino, antihumanista, puerco, fácil y gilipollas. Sólo espero que escribas muchos más... Cuanto más tiempo consumas enganchado al intelné, mejor para aquellas personas que viven la vida real en tu entorno. Todo un descanso cuando tú estás ocupado. ¡Continúa, por favor! ¡Desfógate, y entre paja y paja escribe algún poema :-P!

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, amiguitos.

Negro:

En el borrador de esta entrada se decía que la Lulú no llevaba bragas. Al leer detenidamente la noticia corregí ese fallo... aunque tú y yo sabemos que no llevaba bragas, digan lo que digan los periódicos.

Calher:

Me alegra mucho el reencuentro. Yo dejé de visitar Mentiras Piadosas porque tu colega el políticamente correcto me tenía frito. Tío, perdona mi falta de diplomacia, pero es que ese tipo se me hacía insufrible. Saluditos y gracias por tu reincidencia.

Aurora:

Te digo algo parecido a lo que he respondido a Negro: en el borrador de este texto mencioné que la francesita no se había depilado en varias semanas, y que por eso se sintió tan ultrajada. Luego, a la hora de publicar, eliminé ese asunto por parecerme demasiado chabacano. Tiene cojones que sea precisamente una lectora quien ahora lo mencione a pesar de mis reparos. Si es que sois unas vegdadegas cabgonas entgue vosotgas.

Anónimo de las 15:54 y de las 16:11:

A ti no te responda nada, salvo recordarte que me tienes a tu disposición para aclarar cuantas dudas te surjan. Besitos múltiples.

Anónimo de las 17:43:

A ti sí, a ti sí que te respondo detenidamente (pero no te acostumbres): yo también espero escribir muchas más entradas, y que tú las leas como lees todo lo que publico.

Hablas de personas de mi "entorno", y me pregunto a quién puñetas te puedes referir, puesto que vivo a solas con un gato.

Dices también que es para los demás un descanso el tiempo que yo paso ocupado. Parece que no siempre es así, y la prueba está en que has venido tú a buscarme a mí.

Me animas a continuar, y a eso te respondo que muchas gracias por los ánimos, pero no los necesito puesto que esto es una diversión.

Acabas diciendo: [¡Desfógate, y entre paja y paja escribe algún poema :-P!] Bueno, la verdad es que me desfogo bastante, pero siempre contaré sobre eso menos de lo que de verdad ocurre (por respeto a señoras casadas y tal, o más bien por respeto a sus maridos). Ten en cuenta que además de desfogarme sexualmente me desfogo escribiendo en DCC, y te sugiero que intentes algo similar. De esa manera no te verías en la necesidad de dejar comentarios anónimos y cobardes.

Blanca dijo...

Hola, de verdad que aún me estoy riendo, joder con la franchuta, que ha ido a por lana y a salido trasquilada por todos los lados. Me encanta tu forma de improvisar.
Un saludo.

Aurora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aurora dijo...

Leo, he eliminado el comentario por si alguien se ofende, que era un poco bestia.
Pero insisto en que me ha encantado esa forma tan fina de llamarme chabacana.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¡Ay, Aurora, que esto es DCC! Por favor, no me seas tan remilgada ahora. En fin, ya lo has borrado. Quédese así la cosa, pero en este blog puedes hablar con tranquilidad y sin miedo a que te consideren una arpía. A mí me va la gente clarita.