AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 11 de octubre de 2008

El amable mensaje de la criatura de aspecto tosco



Hace poco la lectura de un libro me hizo sonreír de esa manera natural que empleamos cuando estamos a solas y por lo tanto no debemos preocuparnos de caer bien a nadie, ni de buscar complicidades, ni de despertar empatía. Una sonrisa con cara de bobo. Una sonrisa de las buenas. El libro era El cerebro de Broca, de Carl Sagan, y el fragmento concreto es este:

"Así es como contamos del uno al diez. Estos son los números atómicos de cinco elementos -hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno y fósforo- que consideramos interesantes o importantes. Estas son algunas formas de juntar los átomos: las moléculas adenina, timina, guanina y citosina y una cadena compuesta por azúcares y fosfatos alternados. Estos bloques moleculares pueden juntarse a su vez formando una larga molécula de ADN cuya cadena cuenta con unos cuatro mil millones de enlaces. La molécula es una doble hélice. De alguna manera, esa molécula es importante para la criatura de aspecto tosco del centro del mensaje. Esa criatura mide 14 longitudes de onda, o unos 176 cm de altura. Existen unos cuatro mil millones de esas criaturas en el tercer planeta de nuestra estrella. Hay nueve planetas en total -cuatro pequeños en el interior, cuatro grandes en el exterior y uno pequeño en el borde. Este mensaje les es radiado desde un radiotelescopio de 2.430 longitudes de onda, o 306 metros de diámetro. Sinceramente suyos".

Es una versión algo floreada del
mensaje que en 1974 la humanidad envió desde el radiotelescopio de Arecibo, Puerto Rico, al cúmulo de estrellas M13, que tiene un millón de soles. Tardará en llegar unos 24.000 años, y de producirse una respuesta esta llegaría a la Tierra alrededor del año 50.000 de nuestra era. Por supuesto, se trató más de una demostración tecnológica que de un intento serio de comunicación con inteligencias extraterrestres. Con todo y con eso me encanta la idea.

Al usar un lenguaje matemático no resulta presuntuoso esperar que una sociedad avanzada lo pueda descifrar, pues las matemáticas no son un invento humano, sino más bien el idioma de la naturaleza, y por lo tanto universal. Lo que los humanos hacemos es descubrir ese idioma, no crearlo. Si una sociedad extraterrestre dispone de tecnología de radio para interceptar nuestro mensaje, sin duda también tiene los necesarios conocimientos matemáticos para desentrañarlo. (Este párrafo lo sometí al criterio de
una matemático y le puso algún pero. Ojalá tenga a bien ilustrarnos mediante los comentarios).

En cualquier caso, creo que es un sueño común de todas las personas el poder establecer contacto con civilizaciones extraterrestres. Los cálculos que hacen los astrónomos acerca de la posibilidad de vida inteligente y tecnológimente avanzada en alguna parte del Universo no son del todo pesimistas, aunque la posibilidad de viajes interestelares queda descartada. Aun viajando a la velocidad de la luz (lo que parece ser el límite máximo impuesto por la naturaleza) estaríamos hablando de viajes de cientos de años de duración, en el mejor de los casos. Y sin embargo...

Hace apenas un siglo parecía imposible viajar a la velocidad del sonido, y es algo que hoy tenemos más que superado. Tal vez sea ingenuidad o pura ignorancia en física, pero mi atrevida opinión es que aún sabemos muy poco sobre el Universo, y lo que hoy nos parecen límites infranqueables quizá no lo sean dentro de cien, quinientos o dos mil años. Sí, ya sé que la Teoría de la Relatividad explica que es imposible superar la velocidad de la luz, pero también es una Teoría que abrió las puertas para una física revolucionaria. ¿Por qué no puede haber nuevos descubrimientos que a su vez revolucionen lo que ya se sabe según la Teoría de la Relatividad? Desde mi infinita ignorancia creo que resultaría prepotente considerar que después de la relatividad einsteniana no puede haber nada igualmente novedoso, aunque desconocido hoy por hoy.

Es que, ¿saben ustedes?, no soy una persona lo que se dice optimista, pero sí me gusta soñar, ¿a ustedes no?

Y ahora, un toque de humor. En este vídeo nos hablan de la respuesta que los extraterrestres nos dejaron en 1991... en un campo de trigo, cómo no. El vídeo está sacado de algún programa tipo Cuarto Milenio, así que, por favor, no se lo tomen en serio:






7 comentarios:

Rocket dijo...

Estimado Leonidas,

Me soprende su entrada. Me sorprende muy gratamente.

A veces tengo la sensación de que programas como 4º milenio y sus estrambóticos casos de hombrecillos verdes que abducen seres humanos y les someten a la consabida exploración anal (¡hay que joderse que obsesión con el culo tienen estos ET's!), despista de lo que es ciencia pura y su realidad. La posibilidad real de que haya más vida en el universo. Quizás vida inteligente.

Reconozco que me gusta mucho la astronomía, la astrofísica, etc...

Como su blog me entretiene y me divierte como pocos otros, voy a compartir con ud. y el resto de lectores habituales un link.

http://es.youtube.com/user/ianuaStella

IanuaStella es un aficionado a la astronomía que se dedica, sistematicamente, a colgar reportajes de National Geographic, Horizon, Odisea, Discovery Channel, etc sobre estos temas. En ocasiones, si no está traducido, hace él mismo los subtítulos.

Tiene no menos de 100 reportajes de una hora de duración partidos en 5 o 6 vídeos. Algunos son un poco más flojos o "show-business", pero la mayoría son magníficos y se consigue aprender bastante sobre ciencia de verdad. Sin hombrecillos verdes de por medio.

No se pierda la descripción que hace de sí mismo en su perfil. Es un tipo encantador.

Confío en que le guste.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Saludos, Rocket.

Gracias por el enlace. Le he echado un ojo y promete. Me lo guardo.

Yrr dijo...

Muy interesante el enlace de "ianuaStella". Me he pasado un buen rato viendo videos.
Os recomiendo un libro, es una novela de ciencia ficción, pero amplia los puntos de vista sobre otras vidas: "El quinto día" de FRANK SCHÄTZING.

MiRI dijo...

Hola, Leo.

Hace tiempo que tengo un poco abandonado el tema de los blogs. A veces me paso por aquí, aunque no dejo rastro. Sin embargo, esta entrada me ha gustado, y la comentaré.

La verdad es que el mensaje que enviaron me ha parecido interesante aunque, como bien dices, a efectos prácticos no sea muy útil, dada la lejanía de cualquier planeta que probablemente cuente con vida lo suficientemente inteligente para descifrarlo. De hecho, si desde cualquier planeta fuera del Sistema Solar pudieran observar la Tierra, no verían nuestra civilización y, sólo desde los más cercanos, podrían ver seres humanos. En la mayoría de los casos no verían ni mamíferos, porque reciben la luz que se reflejó en la Tierra hace unos cuantos millones de años.

Lo de viajar a la velocidad de la luz... hasta donde se ha descubierto hasta ahora, es imposible. Cuando a un cuerpo le aplicas una fuerza para moverlo, esa energía se transforma en velocidad, y de una manera casi imperceptible, en masa. Cuando se acelera mucho, gana mucha velocidad, y algo más de masa. Conforme vas acelerando más y más, cada vez menos energía se transforma en velocidad y más en masa. A velocidades cercanas a la de la luz la masa tiende a infinito y... para hacelerar una masa infinita, haría falta una fuerza infinita. Por tanto esa velocidad no es alcanzable por algo que tenga masa (una onda electromagnética no la tiene, es energía, y por tanto puede alcanzar esa velocidad). Hasta ahí ha llegado la física. Sin embargo, respecto a lo que dices de que se puedan sacar otras conclusiones conforme se vaya investigando, pues sí, es cierto. Por ahí anda la investigación sobre los taquiones, que de forma "natural" se moverían a velocidades superiores a la de la luz y para decelerarse necesitarían un aporte de energía, aunque si no me equivoco, todavía es una hipótesis.

Si te gustan estos temas te recomiendo un libro en que vienen muy bien explicados:

Isaac Asimov: 100 preguntas básicas sobre ciencia. Ed.Alianza.
ISBN: 84-206-3982-6

Te dejo aquí también una web donde se puede consultar el libro online. Están todas las preguntas y, pulsando el enlace, te lleva a las respuestas, aunque he visto que hay bastantes enlaces que no funcionan:

http://www.taringa.net/posts/offtopic/961422/100-Preguntas-B%C3%A1sicas-sobre-la-Ciencia.html

Espero que te gusten. Felicidades por la entrada.

Un besote,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Yrr y Miri:

Gracias por vuestros comentarios y por las recomendaciones de lectura. Sobre "El quinto día" no me veo muy animado. He leído críticas de lectores y son contradictorias, además el precio es alto, así que de momento queda aparcado. Respecto al de Asimov sin duda lo incluiré en el próximo pedido a Casa del Libro.

annabel dijo...

http://www.tendencias21.net/La-Teoria-Cuantica,-una-aproximacion-al-universo-probable_a992.html


Si hay algo que me da envidia en la vida, es entender de física, prometo que algún día me matricularé.

He entendido, Miri, ¿que la masa se extiende infinitamente al ser sometida a mayor velocidad? ¿De ahí lo de carácter de infinito? ¿o que es una continuidad el que se siga acelerando la velocidad porque continuamente la masa tiende a expandirse, aunque jamás alcance la velocidad de la luz?

Disculpa si parecen preguntas estúpidas, es simple curiosidad, teniendo en cuenta que no tengo ni idea.

Y si, sin ningún ánimo de chupar nada, me parece la mejor entrada que he leído en este blog, no por lo que dices, sino por cómo lo dices, Leonidillas.


PS. Apunto el enlace. Gracias por la información :)

Anónimo dijo...

El quinto día ya en edición de bolsillo. por eso lo tengo.
Saludos
Yrr