AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 18 de octubre de 2008

El puñado de Justicia


El caminante llega hasta la pasarela:

-Ey, miserable, presenta tus posesiones y rinde ofrendas si quieres pasar a la ciudad- dijo la soldada que custodiaba la pasarela.

-Traigo un pellejo lleno de Feminismo- respondió el asustado transeúnte.

La soldada puso a prueba ese pellejo para comprobar si el desgraciado tenía razón, y al pinchar con su espada el pellejo, este derramó su contenido, perdiéndose así todo el Feminismo que contenía.

-¿Qué más traes, hombre vil?- preguntó impertérrita la soldada.

-Traigo un saco repleto de Igualdad, señora- contestó trémulo el infeliz.

La soldada desconfió del hombre y, para comprobar su veracidad, descargó dos mandobles sobre el saco, haciéndolo trizas y desparramando toda la Igualdad.

-¿Qué te queda ahora, hombre?

-Señora, me queda una faltriquera con algo de Justicia. No me la quite usted, por favor se lo pido, que es para la reina.

La soldada consideró que ya había cumplido con sus obligaciones y dejó pasar al hombre. El hombre prosiguió su camino, cuyo fin no era otro que rendir pleitesía a su reina. Cuando estuvo frente a ella se postró y le tendió lo único que le quedaba: la faltriquera con un poco de Justicia.

-¿Esto me traes, mísero gusano? ¿Qué esperas que haga tu reina con apenas un puñado de Justicia?- dijo la reina con su habitual soberbia.

-Pero Majestad...

- ¡Quemadlo vivo! ¡Descuartizadlo!

-¡Majestad, con ese puñado de Justicia lo tiene todo y no necesita Igualdad ni Feminismo! ¡Majestad...!

Lo quemaron vivo y lo descuartizaron. El puñado de Justicia simplemente se perdió.


22 comentarios:

Hipy Melenudo dijo...

Hoooooo!!!!!!!!!!!!!!!
Bonita alegoria ¿es eso no?????????? bueno que me ha gustado muxo
agur

Jack Blake dijo...

Hola. ¿alegoría?. Eso, desde mi humilde punto de vista de anciano, es una realidad real como la vida misma. Lo que pasa, es que, a las cosas cuando se las describe realmente se les llama, ahora, alegorías. Un saludete.

Hipy Melenudo dijo...

Con riesgo de que me llamen zampa po...... tienes razon jack es una realidad, pero como uno no es de lo mas ingenioso ni elocuente, pues no sabe ajustar bien los terminos.Solo puedo decir eso que la historia me parece muy buena pero buena y bonita de verdad.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues yo creo que sí es una alegoría, aunque muy evidente.

Aún cobra más sentido si a la "soldada" le ponéis el nombre de cualquiera de esas feminiotas que sin duda habréis conocido y a la reina la llamáis, por ejemplo, Bibiana Aído.

kitty_wuuuu dijo...

" ¿Sabes que el fin de las alegorías es disuadir a la gente de que hagan cosas diciéndole que pasarán cosas peores de lo que pasará en realidad? "



Like a foot on a shoe.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Kitty, House mola tres cuartos de kilo, no te diré que no.

Pero yo molo un kilo entero.

kitty_wuuuu dijo...

Modestia a parte.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No, Kitty. Más bien modestia "aparte", que no "a parte". ¡Que ya estás en la universidad y tienes que aprender a escribir!

Buscar en el diccionario no es tan divertido como buscar frases graciosas de House, pero es mucho más útil, dónde va a parar.

Eva dijo...

Pobres mujercitas, tan estúpidas y cerriles que piden feminismo donde sólo debería estar la justicia!!!
Y en esta ocasión no negaré la evidencia...la pena es que tan sólo es una pequeña fábula, porque en la realidad no verían nuestros ojos un reinado dirigido exclusivamente por mujeres, en todo caso estarían encerradas en alguna alcoba lejos de cualquier meollo, haciendo piña (feminista) para intentar hacerse visibles, más allá de su belleza o callada laboriosidad.

Un saludo

Mondejar dijo...

Muy bueno, (aunque me gustaria que el final mientas que se funde a negro la imagen, se viera a la reina intentando mear de pié mientras va mojandolo todo, esa obsesion "forzosa" hace que se pierda la naturalidad que encontramos en la naturaleza.

Enhorabuena amigo.

Otra vez mondejar dijo...

Cuando entro a cambiar a mi hijo en cualquier sala de lactancia, siempre recibo miradas de extrañeza y me miran como a un bicho raro. Es como si me colara a una zona femenina. Me la suda.

Esto me hace pensar que algunas mujeres piden unos cambios que la manada ni puede ni acepta. Y no creo que eso es culpa del machismo historico que yo tengo 30 años y quien me mira así vieron la misma tele que yo.

Saludos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Alucino con su segundo enlace, señor Mondéjar.

Rocket dijo...

Estimado Leonidas,

Otra entrada buenísima. Enhorabuena.

Estimada Eva,

¿Por qué demonio debería haber un reinado, empresa, negocio, chiringuito o ministerio dirigido exclusivamente por mujeres?, ¿porque en el pasado los ha habido dirigido sólo por hombres?, ¿y eso justifica que se repita el error con signo contrario?. No termino de entender muy bien, la verdad.

A la gente hay que medirla por su capacidad y actitud, me importa un pimiento si tienen rajita o colita. A eso se refiere la alegoría (que para mi es un cuento)... querer ver más allá de ese análisis es buscarle 3 pies al gato.

Y por cierto, para su desesperación le diré que yo opino que hay determinadas cosas en las que las mujeres no dan la misma talla que los hombres y viceversa. Imagínese a Leonidas Kowalski de Arimatea con un tutú imitando a la Paulova... ¡¡o sin tutú!!. Por Dios, por Dios.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vaya, Rocket, precisamente mi próxima entrada iba a ser un álbum de fotos donde aparezco con un tutú por toda indumentaria. Ahora ya me da vergüenza. Tendré que pensar en otra cosa para enfervorizar a la afición.

Por lo demás suscribo su comentario de principio a fin. A ver si la amiga Eva entiende que esto no va contra las mujeres.

annabel dijo...

Te has adelantado, hombre, iba a decirte que te imagino perfectamente danzando de puntillas, y de la mano con el hippy melenudo.

¡No vuelvas a leerme la mente!

annabel dijo...

Ah! y otra cosa, los que se pelean se desean. Tanta fijación con la Bibi, no puede traer nada bueno.
Y teniendo en cuenta la cercanía territorial, acabas de concubino.

Tiempo al Tiempo.

Anónimo dijo...

¿Los que se pelean se desean?

Me ha recordado esto a Cuarto.
De EGB.

Kaskarrabias 2.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Annabel:

¡Un militroncho cogido de la mano de un hippie melenudo! ¡¡Y EN TUTÚ!! Rediós... Como diría una pequeña amiga: "¡qué lindo pertáculo!"

Respecto a lo que dices sobre mi amiga Bibi, en algo tienes razón. Esa dama suelta todas sus burradas para provocarme, lo sé. En realidad desea que Leónidas le percuta el orto mientras le tira del pelo y le dice "¡toma, perra, toma y siéntete llena de macho! ¡Esto te mola más que el feminismo ñoño ese que te gastas, eh!"

Pero yo paso porque la Bibi tiene cara de tonta y eso no me pone nada. Ahí se quede en su Ministerio, toda resabiada.

Anónimo Kaskarrabias 2:

Peor sería que te recordara a Cuarto.
Milenio.

annabel dijo...

Mientras no os recuerde a Cuarto.
Oscuro.
Todo bien.
Y ya me voy, que va a parecer que me molas y tal... y tengo que mantener el mito, a lo Dietrich, o sea, misteriosa, fria y distante.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Por no hablar del famoso Cuarto.
Y mitad.

¿Y qué decir de aquel otro donde alguna vez me amenazaron con encerrarme durante momentos díscolos de mi infancia? El Cuarto.
De las ratas.

¿Y lo que tengo entre las piernas? El Cuarto.
De chopped.

¡Joder, no se puede hablar en serio en este blog!

Hipy Melenudo dijo...

Creerme que no sabeis lo que decis.Solo pensar verme en tutu y me acaba de pegar el apreton,pero si este año en verano estaba pensando en pintarme las lorzas con unos patitos para confundirlas con un flotador.Por cierto Eva yo soy de un lugar en donde el matriarcado pesa mucho y yo particularmente me crie en el.En mi pequeña republica independiente (que era mi casa),las cosas no fueron mejores ni peores,ni me inculcaron valores diferentes.Yo creo que las diferencias, para bien o para mal las marcamos los individuos no su sexo y creeme la vida es lo que me ha demostrado.Esto de leonidas como tu dices es una fabula,pero estrapolable a muchas situaciones de la cotidianidad y si no te invito a presentarte a las oposiciones de cualquier policia local del Pais Vasco para torcerse de risa.No se tengo tanto que decirte de esta situacion y me explico tan mal que probablemente incluso lie mis conceptos.Mi falta de ingenio es mas que evidente, pero me creo una persona mas o menos integra y creeme yo que tu me mediria en mis comentarios por que si en vez de mujer fueses un hombre ahora estariamos hablando de ti como un machista,retrogrado etc.........
Yo tambien pienso, que el que vale vale y punto

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Uy, Hipy melenudo, menuda cosa has nombrado al hablar de las oposiciones para ingreso en según qué organismos, ya sean autonómicos o estatales... ¡Cuánto habría que hablar de las injusticias legales que se cometen por sexismo, pero siempre a favor de la mujer! De eso no oigo quejarse a las feministas, por cierto.