AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

miércoles, 26 de agosto de 2009

El señorito andaluz opina sobre vestuario (porque de otra cosa no puede opinar el muy simplón)


El soplapollas de Antonio Burgos, que por si no lo saben es un señorito andaluz que escribe chorradas de opinión en periódicos, se ha permitido opinar sobre el Doctor Cavadas, como hice yo hace unos días. Sin embargo para el chupatintas de Antoñito Burgos lo importante no es la abnegada, meritoria y habitualmente altruista labor de Cavadas, sino la indumentaria con la que el prohombre apareció ante los medios de comunicación. Parece que la forma de vestir del Doctor Cavadas no es del gusto del señorito andaluz, y eso ha llevado al último a escribir unas deleznables líneas mediante las que miserablemente intenta ridiculizar al primero.


Ay, Burgos, Burgos, qué tío mierda estás hecho, campeón. Si por esos azares de la vida acabaras leyendo esto pon atención a lo que te digo: Eres el ejemplo más claro que conozco de una persona a la que aun gustándole los gatos sigue siendo perfectamente capullares. No es la primera vez que te leo comentarios tan superficiales y chabacanos como los que has vertido contra Cavadas. Antes de escribir sobre ese señor la escoria como tú debería desinfectar el teclado con lejía, y lavarse la boca con sosa cáustica si lo que se propone es hablar en lugar de escribir. Me tienes contento, Antoñito, me tienes contento... Ah, y por si resultara que lees este desahogo de un cabeza de chorlito y consideraras oportuno demandarlo toma este regalo, que te lo quiero poner fácil, pedazo de gilipuertas: mi nombre es Francisco Javier Pineda Alburquerque (te lo aclaro no vaya a ser que con lo superficial y tontarra que eres te creyeras que de verdad me llamo Leónidas Kowalski de Arimatea).





Pedro Cavadas con el vestuario que horrorizó al tonto Burgos



La jeta de Antonio Burgos al pensar en la ropa de Cavadas

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene toda la razón, este señor ha demostrado una mezquindad infinita, una superficialidad que roza el encefalograma plano y una falta de respeto que dice mucho y nada bueno sobre él.

Las personas que destacan no sólo por hacer bien su trabajo sino por darse alos demás como lo hace el señor Cavadas, no sólo deberían ser admirados también considerados intocables para ruines, envidiosos, mediocres y gentuza, todo eso es lo que ha demostrado ser ese Burgos. Se ha lucido.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Y si no le parten la cara a "Impresentable Burgos" será para no dar más trabajo al Doctor Cavadas.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que este marguarito del paz y amor puede vestirse como le de la gana, pero debe de tener en cuenta, que al obtener relevancia, su trabajo, ya no solo se representa a sí mismo, sino a un equipo, y que no teniendo más datos, supongo que no serán todos iguales, por lo que debiera haber escogido algo que fuera un común denominador, en este caso la bata blanca de médico, y no significarse de forma tan clara.

Por lo que respecta a ese Burgos, eso de la crítica es muy español, y somos tan sumamente estupidos que somos incapaces de alegrarnos sinceramente por el éxito de otros, sentimos la necesidad de atacar lo inatacable o de defender lo indefendible, imaginese que a otro colega de ese Cavadas le hicieron un examen para darle la catedra de medicina sobre algo que había descrito él, creo que fué a un tal Cajal y versó sobre las conecsiones neuronales. !A veces, casi siempre, somos tan imbeciles!

H

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Gracias a los dos primeros anónimos por vuestros comentarios.

H, tú me quieres tomar el pelo, ¿verdad? Dime que es eso, anda, alégrame la noche.

Anónimo dijo...

No entiendo muy bien qué ha llevado a este periodista a escribir un artículo tan vacío y pueril de contenido, que realmente no aporta nada. Si trascendiera de lo meramente anecdótico se daría cuenta de que él pasará a la historia, posiblemente por "majaderías" tan prescindibles como la que ha escrito, sin embargo, el Doctor Cavadas pasará a la historia por haber sido, ser, y será "imprescindible" para muchos.Ése es su equipaje.

Y como mujer diré que el Doctor está como un queso se ponga lo que se ponga.

Capri c'est fini dijo...

Yo es que directamente me ahorro el sofocón de leer a Burgos. Qué ganas de quedarse con lo anecdótico, con lo accesorio. Este hombre podría operar incluso vestido de lagarterana porque lo importante no es el hábito sino el monje. Pero es que claro, en la Sevilla señoritinga de Burgos, un médico debe vestirse como Dios manda, que imponga respeto en blanco inmaculado. Lo que no sabe es que esa es su Sevilla, la de los tratados de urbanidad rancios y no la ciudad real donde cada cual viste como quiere.

Un saludo.

sorel dijo...

http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id_edicion=4347&id=45139

La entrevista, entre otras cosas, revela el origen de la polemica prenda.

Hay que ser muy hijo de puta o muy ignorante(Antonio Burgos es licenciado en filosofia y letras y en filologia romanica, lo cual descarta la segunda opcion) para trivializar la labor del Doctor Cavadas valiendose para ello de algo tan futil como su vestimenta.

Me gustaria conocer que opinion les merece el articulo de Antonio Burgos a los cientos de pacientes que ha tratado este doctor.

Anónimo dijo...

es idea mia o aki falta una entrada?
si luego falta uno k otro comentario no va a sorprenderme. no seria la primera vez.

Lady Pirata dijo...

Venga, va, voy a ello, iba a abstenerme, pero...

Una persona que arremete para criticar "al prójimo" por su indumentaria, se califica, o en este caso, se descalifica así mismo, pero tú tampoco has estado muy fino en tu entrada.

Si para mostrar, o demostrar que estamos en desacuerdo con una opinión tenemos que recurrir al insulto y a la descalificación, estamos cayendo tan bajo como el descalificado en cuestión.

El contra_ataque debe ser con argumentos; pienso que si el mensaje es soterrado por tal cantidad de calificativos peyorativos, éste carece de interés, o dicho de otro modo, cuando los insultos superan con creces a la idea que pretendíamos transmitir, ésta queda solapada... (leches, no sé explicarme mejor), Leónidas, déjate de Javi, Javi, el blog es del primero.

Me mola la chilaba del Doctor ;)

Ciao

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Pues a mi, que quiere usted que le diga, tampoco me parece tan grave, la verdad.

El señor Burgos éste, al cual no tengo el gusto ni el interés de conocer, se mofa de la blusa del doctor que, entre nosotros, es bastante horrorosa. (Vale, sí, se la regaló un keniata que siempre da caché, pero horrorosa sigue siendo)

No duda del mérito y la capacidad científica de mi colega, y de hecho la destaca en varias ocasiones, pero le tacha de hortera... bueno, ¿y?. Allá él con su opinión. Yo no la comparto, pero tampoco me parece el fin del mundo. Nos guste o no, parte de nuestro sentido del humor es así, simplón. Si en Suecia se cae una señora mayor encima de una mierda (con perdón) todo el mundo lo lamenta y la ayuda, aquí nos descojonamos y luego la ayudamos.

Spain is different.

Por cierto, me ha gustado la entrevista, éste Cavadas tiene un toque Perez-revertino.

Saludos,
Rocket

CRD dijo...

Como es habitual en mí, no tenía ni idea de quién es ese Burgos, y después de leer su artículo me parece un poco imbécil, qué disfraz de bata blanca ni que más boberías.

Sin embargo, estoy de acuerdo con Rocket, no me parece para tanto, no me importa lo que diga este señor, (tampoco creo que al doctor Cavadas), aunque hay que reconocer que la blusa es bastante fea.

Saludos

Pd: Eso de que los suecos no se descojonen...

Lady Pirata dijo...

¿En esta bitácora no comenta ningún hippyota?

La chilaba es lo más de lo más y es que además le pega un montón. Sobre gustos, bueno... ya se sabe.

Ni suecos, ni españoles, ni nada... se reirán unos, sean de la nacionalidad que sean... ¿o acaso los conocéis a todos?

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anónimo del 26 de agosto:

A las mujeres, por alguna razón, los médicos siempre os parecen guapos.

Capri c`est fini:

Sí, al tal Burgos lo pierde ese señoritismo rancio de Sevilla (pero en Cádiz también lo hemos visto tú y yo, ¿verdad?).

Sorel:

Gracias por el enlace. No había leído esa entrevista y es muy interesante para conocer mejor a Cavadas. Hasta su manera de expresarse (llana y sin pedantería de ninguna clase) dice mucho de ese señor.

Lady Pirata:

Bah, ya me conoces. Esto es el diario de un cabeza de chorlito, y los cabezas de chorlito insultan si lo creen menester y no aspiran a ser tomados en serio. Es la ventaja de ser un don nadie. En cambio un prestigioso columnista de opinión que gana sus buenos dineros opinando bien se merece ser insultado cuando saca los pies del tiesto. Hasta yo acepto que se me insulte, y eso que no cobro por ello. Así que por mí le pueden dar mucho por saco a Burguitos.

Rocket:

A mí me parece de una imperdonable abyección que se pretenda ridiculizar a alguien como Cavadas por su vestimenta. Conste que soy el primero que ridiculiza a ciertos personajes por motivos igualmente insignificantes; pero no es lo mismo burlarse de gentuza como Íker Jiménez cuando se pone el chaleco de explorador, que burlarse de una persona que está consagrando su vida, su saber y su extraordinaria habilidad para que otras personas tengan una vida digna.

Llegados a este punto voy a confesar algo que omití en la entrada: tengo algo personal contra Burgos, sí, y eso me hace que sea especialmente intransigente con él. No voy a dar más detalles acerca de eso (son intimidades dolorosas), pero sí aclaro que me parece un personaje despreciable con o sin la inquina personal que le tengo.

CRD:

Pues yo no veo que ese blusón o lo que sea esté mal. Es verdad que yo no me lo pondría, pero no por razones estéticas, sino porque creo que llamaría demasiado la atención en el ambiente en el que me muevo, y yo prefiero pasar desapercibido. En cualquier caso, si perdieras un brazo y todos los médicos salvo Cavadas dijeran que es imposible reimplantarlo, ¿te importaría una cochina mierda cómo vista ese tipo? Parece que a Antonio Burgos sí.

Anónimo dijo...

No,a las mujeres no nos gustan todos los médicos, sólo los que están buenorros, y si además abren la boca y confirman que están igual de buenorros por dentro, todo un plus.
Mi dentista es un cardo, el cirujano que me quitó el apéndice otro y mi médico de cabecera parece el trillizo de los matamoros.
Anónimo del 26.

JAVI (El Inconformista) dijo...

Pues sinceramente Leo, es que te sulfuras y no distingues, macho, no distingues.

A ver. La blusa me mola y no me la pondría porque yo no estoy tan buenorro como el Doctor (con todos mis respetos)

El Burgos este (al que no conozco ni de oidas) parece simplemente un superficial como otro cuaquiera y que se ha parado con la blusita de marras porque le tiene manía a la ropa afro. Bueno, ¿que le vamos a hacer? con lo fresquita que es. Sí es cierto que el buen Dr. como si quiere en ir en calzoncillos a trabajar: lo que importa en un médico es que haga su trabajo bien, no la ropa que vista fuera de este.

Ahora, macho, la lias por na. Que le llega a insultar y capaz que te presentas en Sevilla para tirarle un guante a la cara al tal Burgos.

Sosiegateeeee, que el otoño está a la vuelta de la esquina y pronto se empezaran a ver los primeros arboles dorarse. Ya casi hace fresquito y da gusto sentarse en la terraza a hacer la tertulia.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sí, Inconformista, es verdad que me sulfuro por nimiedades. Cada cual tiene sus reglas, y a mí hay cosas que me sacan de quicio. Igual otra cosa que encabrone a la mayoría a mí me tira del pijo, pero es que soy así.

MASK dijo...

Anda la osa,... pero si es un dashiki. De esas las he comprado en los mercadillos de algún país del Africa Oriental poco recomendable que tuve oportunidad de visitar en varias ocasiones por motivos profesionales, (ahora, en nuestro gremio está muy de moda esto, ¿verdad Kowalski?, lo de visitar países poco recomendables, digo)
Pos va a ser que soy igual de "Hortera" que el Doctor, pero vienen de puta madre para la playita, son holgadas y de lo más fresco que uno se puede poner cuando el solano aprieta. Así que el Burgos ese puede opinar lo que le salga del hígado, por mí (y seguramente también por el Doctor Cavadas), le pueden ir dando por donde cagan los palomos.
Saludos.