AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

martes, 16 de febrero de 2010

Permitan que me presente


Hola. Soy El soldadito de plomo. Sí, ya sé que mi nombre no es tan divertido como el del malogrado (y siempre querido por mí) Don Leónidas Kowalski de Arimatea, insigne creador de esta bitácora. Ni mi nombre es tan gracioso ni lo soy yo, y a pesar de ello llego aquí con la atrevida intención de continuar la obra de Leo. ¡Cochina sabandija usurpadora!, pensarán quizá. Pues vale, piénsenlo si quieren, están en su derecho, pero tengo poderosas razones para creer que si Leónidas levantara la cabeza aprobaría mi presencia en la que fue su casa. También intuyo que los echaría de menos a ustedes.

De mí es poco y triste cuanto hay que decir, pero a mi manera sigo buscando una esquiva felicidad -¿puede que en forma de bailarina de papel?-. Bah, tiempo habrá para hablar de nosotros, si me acompañan. Hay tanto de lo que hablar, tantas bofetadas que dar y tantos cuentos por escribir...

Soy consciente de que mi irrupción en DCC tiene algo de sacrílego, pero confío en saber hacerme perdonar con el tiempo. Así mismo comprendo que mi acto de presencia suscita más preguntas de las que responde. Créanme que yo también me hago muchas preguntas al respecto, y ninguna respuesta de las que se me ocurren me convence. Digamos simplemente -haciendo una perdonable concesión mística- que el espíritu de Leónidas Kowalski vive en mí.

Hasta pronto.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido soldadito:

He lamentado muchísimo la pérdida de Leónidas Kowalski de Arimatea, pero me consuela y me alegra pensar que parte de él pervive en usted.
Sé que acabamos de conocernos, y quizá sea una osadía y una desfachatez por mi parte solicitarle un favor: si alguna vez siente que Leónidas está cerca de usted, dígale muy bajito "adios-cremallera, cremallera-adios; siempre quedará Firmin. Él entenderá.


Dándole las gracias de antemano me despido. No sin antes trasladarle mi interés por conocer cómo se encuentra ese ronroneador de ojos amarillos que, espero, ahora conviva con usted.

Una bailarina .... de bronce.

Eva dijo...

Bienvenido :)

El soldadito de plomo dijo...

¡Ohhhhh...! ¡Tras cuatro meses de cierre por defunción aún hay alguien ahí! ¡Me habéis emocionado!

Bailarina de bronce:

Todos lamentamos la pérdida del bueno de Leo, que en paz descanse. (Tomo nota del mensaje para el difunto, y buscaré una ouija para transmitírselo).

Gusifluky, en efecto, vive conmigo. Lo he heredado de Leónidas, junto con su pornoteca (y aún no sé qué valoro más).

Eva:

Bien hallada. :)

Gracias por vuestra lealtad a DCC.

NOMO dijo...

Bienvenido... añorabamos este blog....

Rocket dijo...

Estimado Le... ejem, ejem, Soldadito de Plomo,

Si 20 años no es nada, 4 meses es aún menos.

Ya se puede poner usted las pilas porque Mr. Kowalski era prolífico en sus entradas y aquí parte de la concurrencia echa en falta su modelo de regularidad. Otros no sabemos, podemos seguir tal ritmo.

Mis respetos a Gusifluky.

Saludos (abrazos en esta ocasión),
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Nomo:

Hola y encantado. Pues bueno, ahora me tienes a mí para entretenerte y atemperar tu sufrimiento por la pérdida del ínclito Leónidas (aunque no creo que yo pueda publicar al ritmo que él llevaba).

Rocket:

Los abrazos son recíprocos, pero por favor, no me presione hablándome de la frecuencia de publicación del viejo Leo; ¡cuánta responsabilidad!

la doctora yvonne dijo...

hola soldadito de plomo,

con alegría veo a esta bitácora renacer como el ave fénix. Leónidas vive en todos nosotros, siento que aún anda por ahí, quizás tomándose una en un bar de mala muerte. saludos, hasta ahora.

El soldadito de plomo dijo...

Hola, doctora Yvonne. Muy bonito lo que dices de Leo, muy bonito. Me ha llegado al alma lo del bar de mala muerte.

Jonay José dijo...

Alegría me da ver que este blog ha vuelto luego de su laaaaaaaaaarga ausencia!!

Voy a ponerme con avidez a leer las nuevas entradas a ver si es verdad que no ha perdido su esencia (carajo, que era uno de los mejores blogs que he leido)

El soldadito de plomo dijo...

Gracias, Jonay. Espero no defraudar.

JAVI (El Inconformista) dijo...

Mieeeeerda! Por qué siempre llego tarde a todo? Te has fijado en el puto trabajo que se me ha acumulado? Te das cuenta de todas las entradas que voy a tenerme que leer ahora? Pero como coño me haces esto? Avisa por lo menos, chato, que luego me entran mareros de tanto leer sobre la pantalla. Impremelo y publicalo... que coño, haberme mandado un mail o algo así, joder. Cachis la maaaaaaar. Y ahora que hago yo para leerme todo esto... es que lo tuyo no tiene nombre de verdad de la buena.

PD: Mierdaaaaaaaa! ni siquiera me has dado tiempo a publicar un requiem por Leonidas... joder, esto es una mierda.

PD2: Me alegro de que alguien tome las riendas de este blog. Recuerdos a Gusi.

El soldadito de plomo dijo...

¿Y yo qué sabía, Inconformista? También a ti se te creía muerto.

JAVI (El Inconformista) dijo...

Siiiiii hooooooombre, muerto yo... muchos quisieran y pocos lo verán. Que va, abladurías.