AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 20 de enero de 2007

Mea culpa

(Publicado originalmente en Spaces el día 23 de Febrero de 2006).

Una vez vi algo. Una vez vi el lado oscuro del hombre, y lo vi en su forma más rastrera y miserable. Y lo peor de todo: vi cómo ese lado negro de mierda e insania se disimuló y disfrazó para convertir al villano en héroe, como siempre por intereses políticos y estéticos. Por las apariencias y por el quedar bien. Dejad que os lo cuente, dejad que me libere. Y sabed cómo nos engañan. Desconfiad, luchad, sed tolerantes, amad. Pero sobre todo sed críticos.

Corría el año 2001. Nos situamos en Bosnia, ya pacificada por la fuerza. Un convoy logístico del Ejército de Tierra español vuelve a su base tras su misión. Circula de Trebinje a Mostar. El que más y el que menos teníamos baratijas y golosinas que arrojar en ruta o entregar en mano si podíamos a gente que encontrábamos a nuestro paso. Se había convertido en un ritual. Era ya un acto semioficial el detenernos en un pueblo ( ¿Lubinje? ) donde nos esperaban el día de la semana y a la hora que sabían que pasaríamos. Era emocionante y en cierto modo vergonzoso hacer el papel de Rey Mago entregando regalos. Regalos en forma de golosinas y pasteles despistados de nuestra cocina en la que de todo sobraba, y en gran parte otros pagados de nuestro bolsillo en los PX de la Base. Éramos los hermanos mayores, pero tontos y con complejo de superioridad.

Yo viajaba aquél día frente a un Soldado, en la parte trasera de un todoterreno Nissan Patrol. Tanto para ese Soldado como para mí era nuestra primera misión de paz en el extranjero. En el vehículo viajaban más militares, alguno de empleo superior al mío, pero eso no me disculpa... dejad que os cuente.

El Soldado ( no recuerdo su nombre y, de momento, no es necesario) pasó su viaje arrojando caramelos. Caramelos que sólo tiraba a mujeres adolescentes, y lo hacía con clara intención de humillar e incluso lesionar. Luego nos miraba a todos y añadía comentarios del tipo: "Estas guarras follan así", o "A estas putas les das dos caramelos y te la chupan".

No le di las dos hostias que se merecía, ni después adopté medidas disciplinarias. Mea culpa. Pero ya no pude cumplir con mi intención de dormir durante el viaje. La vergüenza y la rabia me lo impedían.

Y a lo que voy. Nuestra unidad, el SNSE XVIII, estaba apadrinada por la ciudad de Palencia, lo que en la práctica significa que en un momento dado aparecería por Mostar el Alcalde de dicha ciudad, nos regalaría unos jamones y donaría en nombre de Palencia algo de ropa y comida a algún orfanato o asilo de la zona. Por supuesto con mucha parafernalia de periodistas y cámaras, para no perder un solo momento de la heroica gesta. Tócate los cojones, campeón.

Pues hete aquí que el Soldado del que os he hablado es palentino. Y quiso alguien en esa comisión de chichinabo que se le entrevistara, porque hace muy bonito que la gente vea a su vecino, con foto y titular grandilocuente, en el diario de casa. Y ahí apareció el ínclito, hablando de cómo se le saltaban las lágrimas cuando los niños del noble pueblo Bosnio se acercaban a él para pedirle comida.

Qué héroe. Adoremos todos a ese valiente hijoputa. Sobre todo alegrémonos de que no le tocara papel en aquella guerra yugoslava, creo que hubiera disfrutado mucho con las violaciones sistemáticas y la limpieza étnica. El muy maricón.


1 comentario:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Comentarios importados desde la anterior ubicación en Spaces:

Miri
Oye, ¿Tú has experimentado un cambio importante desde los inicios de tu space, no? De hecho, empezaste llamándote Javi, y todo. ¿Dónde está el trauma que te transformó?
No, bueno, ahora en serio. Tanta hipocresía da mucha rabia. Y que este tipo de gentuza vaya a misiones de paz... y que encima hable en la tele, representándoos a los demás, por ser palentino... bueno, te tuvo que joder, la verdad.
Saludos,
Miri
29/12/2006 15:46
(http://coti-82.spaces.live.com/)

Lina
Por desgracia ese no es único lugar del mundo en el que ocurren hechos tan lamentables como los que nos cuentas,ni ese hijoputa la excepción.
27/02/2006 20:54
(http://spaces.msn.com/perrinaquinina/)

Leónidas
Bueno, Lucía, no te equivoques. Mi trabajo no consiste en eso, es mucho más aburrido. Incluso en la época de la que hablo en "mea culpa" tampoco consistía en ello. Lo de entregar comida sólo era una iniciativa voluntaria anecdótica.

He considerado importante aclarar esto porque no está bien que nos atribuyamos méritos que no nos corresponden.
27/02/2006 16:04
(http://spaces.msn.com/cabezachorlito/)

Lucia
Que penita que no le dieras esas dos hostias (perdon por la expresion , pero la situacion que has descrito la merece ) , la verdad es que te envidio sanamente , me gustaria poder ayudar directamente a esos niños de ojos grandes que miran con desesperacion esperando algo que llevarse a su boquita .


23/02/2006 20:13