AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 17 de marzo de 2007

Una de mis pesadillas

(Entrada publicada en Spaces el 18 de Noviembre de 2006).

No escarmiento. Sé por experiencia que las siestas después de comer me producen pesadillas, pero nada, que no espabilo.

Mi última siesta fue fatal. Una laaaarga pesadilla donde se mezclan varios de mis miedos, preocupaciones e inseguridades. Naturalmente no les voy a contar la pesadilla completa, que además de ser muy laaaaarga descubriría puntos débiles y, no lo olvidemos, ustedes son el enemigo. Todo el mundo es mi enemigo. Ahora llámenme paranoico, resentido y esas cosas:

Lectores: ¡Leónidas, eres un paranoico, un resentido y esas cosas!

Vale, y ahora que ya hemos cumplido el trámite prosigo. La pesadilla comienza (o al menos comienza la parte de la pesadilla que les voy a contar) en un atardecer de mi adolescencia. Aparecen viejos amigos y gente desconocida mezclada con personas que he conocido recientemente. Nos reunimos en un descampado olvidado del mundo en el que iba de jovenzuelo a fumarme cigarrillos a escondidas, a robar granadas y ciruelas, a ver revistas porno... lo normal, en fin.

Pero en la pesadilla las cosas dejan de ser normales. La noche cae y todos seguimos allí como si nada, charlando y fumando. Hay gente a la que no he visto en mi vida, y las caras van cambiando. Por momentos me veo rodeado de amigos de mi niñez, pero también personas que conozco y a las que apenas traté y tipos a los que no recuerdo de nada. Todo está muy oscuro. Llevo conmigo a mi gato, al gato que ahora tengo, Gusifluky. Lo dejo suelto para que explore. Está muy nervioso e intrigado. Es un gato de piso, un gato de interior. La calle le da miedo pero también lo fascina. Dejo que olfatee e investigue ese nuevo mundo.

Luego tengo que marcharme. He de dar señales de vida en casa, recordemos que soy un adolescente. Ceno con mis padres y vuelvo a salir a la calle. Me veo envuelto en no sé qué negocios fraudulentos con desconocidos. Cuando logro salir de toda esa historia decido volver a ese descampado donde me esperan las caras extrañas mezcladas con los amigos de la infancia. De camino recuerdo algo, algo terrible que me pone los pelos de punta...

... ¡Gusifluky! ¡Joder, mi niño, lo olvidé, me olvidé de él! El pobre Gusi, que no sabe lo que es la calle, está abandonado en el campo, en lo que parece ser una noche eterna. He vivido mil aventuras desde que lo olvidé allí. ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Horas, días, semanas...? Ni idea, pero sí sé que he vivido infinidad de peripecias mientras tanto, así que debe de haber pasado mucho tiempo, sin embargo no amanece. En mi pesadilla cuando cae la noche es para siempre. Intento correr, pero no puedo. Una pesada mochila aparece en mi espalda. Se trata de una mochila que tengo de verdad, es una gran mochila azul y naranja que compré hace una década y que ha vivido toda clase de aventuras conmigo. En la pesadilla la mochila está llena de algo muy pesado, y apenas puedo caminar con ella a la espalda. No se me ocurre desprenderme de ella, simplemente está ahí y no puedo evitarlo. Estoy angustiado por mi gato. Lo imagino solo, perdido, vagando por tierras inhóspitas en mi busca. Lo imagino sintiéndose abandonado por mí, asustado y hambriento. Estoy muy angustiado. Me siento la peor persona del mundo y merecedor de toda clase de castigos. La puta mochila me impide correr en busca de Gusi. En el sueño Gusifluky es mi hijo, lo siento de esa manera... ¡y lo he dejado abandonado en mitad de la nada durante una noche interminable!

Mientras me esfuerzo por seguir caminando, ya casi sin aliento veo rebasarme al inolvidable Javi Ayala, un amigo de toda la vida pero del que hace tres años que no sé nada. En la pesadilla lo veo en chándal, lleva el pelo largo recogido en una cola, y sé que se dirige al mismo lugar que yo, pero él toma un atajo que por alguna razón yo no tomo. Mientras se aleja de mí le grito pidiéndole que busque a mi gato cuando llegue. Me responde algo así como "Te oigo bien", y yo sé que eso significa que mi gato le importa un carajo y me preocupo aún mucho más.

Ahí es cuando alguien me ha llamado por teléfono y me ha despertado. Se lo agradezco mucho pero no he atendido la llamada porque no me gusta acostumbrar a la gente a que me llamen esperando respuesta. Yo soy así de hijoputa.

Poco después he salido de mi dormitorio, y al abrir la puerta ahí estaba Gusifluky, esperando que lo cogiera en brazos. He implorado su perdón por haberme olvidado de él, y él, muy magnánimo y ronroneante, ha sabido perdonarme.

Y sí, me lo he comido a besos, ¿qué pasa?

Joder, si esto ocurre con un gato, tener un hijo tiene que ser la rehostia...

2 comentarios:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Comentarios importados desde Spaces:

Philip Oyhas
Si fijate si debe ser maravilloso eso de los hijos a mi padre me dice que soy un perro,que engullo como un cerdo y que soy un burro.
Un gato es independiente,limpio y solo se preocupa de tener comida en el plato,el hijo,el hijo...digamos que es un hijoputa, es algo mas complejo.

Por lo demas las pesadillas son acojonantes yo te dire que he tenido hasta premoniciones.
AH! y lo de la lagartona..pues amigo leonidas tiene toda la razon.Anoche me lo demostro,aun asi arrime cebolleta,quien sabe si pronto algo mas..

19/11/2006 23:00
(http://juanort.spaces.live.com/)

María
¿Te desperté yo?

Ays mis niños.

Estoy convencida de que serías un padre estupendo, de hecho sé que lo serás.

Os quiero
19/11/2006 18:19
(http://may82may.spaces.live.com/)

Leónidas


Tesa, es REM (Rapid Eye Moviment) o en español fase MOR (Movimiento ocular rápido).

18/11/2006 23:44
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

PaOla
Me quede pensando en esto de los hijos... y sip insisto en lo maravilloso que es, aunque nunca sera lo mismo para un hombre que para una mujer.. imaginate lo que significa estar embarazada (aunque te llenes de estrias, y parezcas vaca) y sentir como ese gusanillo dentro de ti se mueve... (aunque a ratos pierdas la respiracion a causa de una patadita ...uff) ... y el momento del parto? es aun mas hermoso... (aunque no puedas sentarte en una semana y tengas que aguantarte durante todo ese tiempo el no poder ir al baño por miedo a partirte en dos).. existira una escena mas preciosa que la de una madre amamantando a su hijo?... supongo que no, al menos para mi... y es que es insuperable la sensacion de poder alimentar a tu bebe de ti misma... (aunque eso signifique andar con dolor de espalda por exceso de peso ... y cuando al fin lograr meterle el biberon... te das cuenta que esas hermosa escena solo consiguio que las tetas te lleguen al ombligo... )

Podria seguir con miles de ejemplos...
pero me acabo de dar con el palo
que esto va ...de los sueños.... no?

18/11/2006 17:08
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

PaOla
Por supuesto que los hijos son la REHOSTIA.. (dios! que palabras usan estos chikos...que no me cuadran, pero bueno...)
Ellos se convierten en tu crecimiento, en tus objetivos, tus prioridades, en ellos caen tus sueños, te vuelves idiota y terminas perdiendo la baba... y todo eso a pesar de lo que significa ser padre... (que no nada facil, eh?)... Preocupaciones, desvelos, llantos, angustias, reduccion del presupuesto, estres, etc... pero son tu motivacion, tus ganas y tu orgullo... Ellos son tu vida!

No sabes de lo que te estas perdiendo! ....Dulces sueños!

18/11/2006 16:53
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

Tesa
Desde hace mucho tiempo no tengo sueños, será que no llego a la fase Ram o rem o como se llame en que se sueña. Sin embargo, me despierto a veces sobresaltada, con el corazón dando saltos. Ahí, en mitad de la noche, y sin referencia del motivo.
Cuando soñaba, ya te digo que hace mucho, tuve un par de pesadillas en que le pasaba algo al niño y mi angustia era enorme. Supongo que esos, son producto del instinto de protección hacia la gente que queremos, y la inseguridad de poderles guardar de aquello que se escapa a nuestra capacidad.

18/11/2006 14:04
(http://Logotipos.spaces.live.com/)

sandra
Yo la ultima vez que soñe me estaba tomando una birra con la Pantoja en Chipiona al solecito. Recuerdo que estaba alli charlando amigablemente con mi amiga Isabel y toda la peña se pensaba que era su hija. Todo el mundo se paraba a mirarnos y a pedir autografos (a ella no a mi, se entiende) y ella agitaba su larga melena tope de diva mientras yo intentaba explicarle (sin ningun exito) que queria ser cantante. En fin, horrible. Aparecioeron los del Tomate y comenzaron a hacerme pregntas tipo: "¿Eres la hija secreta de la Pantoja? ¿Crees que le fue infiel a Paquirri y tu eres fruto de la relacion que tuvo con Encarna Sanchez?", y y alli, con mi cervecita al solecito intentando poner mi mejor perfil ante las camaras para que mi mare (la verdadera) me viera en T.V. .
Fue terrible pensar que podia ser hermana de Paquirrin, en serio, terrible.

P.D: Demasiadas horas frente al televisor, supongo. No se.
P.D.2: Quizas, sencillamente, este como una cabra.
18/11/2006 13:30
(http://sandragogo27.spaces.live.com/)

La_YoSeFiN
Pesadillas¿?¿? Azahar y Salvia antes de dormir y mano de santo.
No me gusta soñar, aunque parezca mentira, de los sueños bonitos no me acuerdo del todo y me da rabia, los que no tienen sentido pasan inadvertidos, y las pesadillas normalmente se me hacen realidad.
Un beso bonico

18/11/2006 12:39
(http://hurracaine.spaces.live.com/)

Carabiru dijo...

Dios! qué agobio!