AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 1 de abril de 2007

Desbarrando


Pues no sé, la verdad, cómo andarán las cosas por ahí, pero casi todas las mañanas paro en un bar antes de ir al curro y oye, resulta que el café (con leche además) me cuesta exactamente 80 céntimos. Este Bambi es que lo clava, el tío. Qué prohombre, rediós. La virgen santa, cuánto lo quiero.

Si alguna vez dejo mi profesión recuérdenme que les cuente lo de Perejil, que es la monda. Ahora no puedo contarlo pero es una pena. Viví y participé en cosas que la Historia no sabrá nunca probablemente. Qué lástima. Y cuánta risa contenida, jopé. El Suboficial Mayor de mi Regimiento ya me ha dicho en un par de ocasiones que está escribiendo un libro y que quiere mi testimonio, pero a ver cómo le cuento yo el percal: Uff, mi Mayor, no vea qué película, juas. Mengánez metiendo la pata en esto, Fulánez en lo otro, y tanto uno como otro queriendo figurar y ganar medallas escatimándole la verdad a Ótrez, y yo, mientras, viendo fabricar copelas con tuberías viejas y un soplete, muajajajaja, la leche, mi Mayor, aquello era la polla con cebolla, publíquelo en su libro, publíquelo si tiene cojones, muajajajaja...

Al tiempo que estamos, y los rosales sin mantillo, según me cuenta Tesita. Perra vida.

Si algún día la Cabo Argüello me autoriza les tengo que contar la aventura que vivimos en nuestro último transporte de munición. Creo que le da vergüenza, pero la culpa fue más bien mía y ella se portó como una campeona. Cojonudo lo del pastor, Fernando se llama, que nos sacó del aprieto. Lección de humildad del paleto para los chicos de ciudad. Joer, qué pena que Argüello se vaya a la Guardia Civil, o en su defecto a cubrir una vacante que ya tiene asignada en Estrasburgo. Qué quieren que les diga, para mí es novedoso y muy agradable esto de sentir cariño por una mujer que no me quiero follar.

Y hablando de follar, ¿dónde estará Yolaida en este momento? Ya no me envía esemeeses de madrugada. Creo que se siente muy culpable por lo del encierro de Gusifluky en el salón, y no me extraña porque fui muy severo con ella. Ahora me arrepiento. Bueno, que se joda, sólo era un coño.

Suenan bien los Beatles.

Me encanta cómo huele y cómo se siente en primavera.

David Saavedra anda empeñado en que le haga una visita en su tierra, Galicia. No conozco Galicia, y mira que me gustaría. Además, podría aprovechar para darle un beso en los morros a Gerardo. Pero de momento no puedo. David es uno de esos tíos raros que me son leales y no me olvidan. Hasta se preocupa por mí, el mariquita, cuando no atiendo sus llamadas durante meses.

No atiendo llamadas que no espero ni me molesto en contestar al interfono si no espero a nadie. No me van las sorpresas ni las visitas de buen rollo con las que no contaba. Antisocial, asocial, insociable, ermitaño y tío raro me llaman, entre otras lindeces. Po fale, respondo yo.

El Sargento Primero Bernal fue el primer tipo que me arrestó, motivo: botas sucias. Acabé los tres años de Instituto Politécnico Militar con cinco arrestos, lo que me convierte en un tío la hostia de disciplinado, porque allí te arrestaban hasta por respirar. Ese mismo señor fue quien tramitó mi documentación, dos años después del arresto, para federarme como tirador deportivo. Siempre se me dio bien el tiro. Bernal era quien seleccionaba a los componentes del equipo de tiro del Instituto, pero cuando me llegó mi licencia federativa yo ya era militar profesional, y puesto que no estaba sujeto a los horarios del alumnado no asistía a las sesiones de entrenamiento y prefería salir, emborracharme y "espelucar gallinas".

Acabo de descubrir el verbo "espelucar" (no confundir con el verbo "especular"), y me encanta. La expresión "espelucar gallinas" es habitualmente usada por La Rata y por El Oxidao. Menudos personajes. Y qué acertada y castiza expresión, ésa de espelucar gallinas. Deduzcan ustedes su significado.

10 comentarios:

electrokiss dijo...

espelucar...
vaya q educativo es este blog...
cada vez aprendo algo nuevo

Leonidas q te mueres por contar muchas cosas eh!

electrobesos

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Electrokisilla de mis amores, cierto que me muero de ganas por contar cosas, las mejores cosas, las que precisamente no puedo contar.

Pero de un modo o de otro, antes o después, se irán contando. No tenemos prisa, ¿verdad?.

Espelucar, jajajajaja... ¡Está en el DRAE, no lo sabía! Me parto de risa...

fétido dijo...

Pues vaya usted a Galicia, oiga.

Tesa dijo...

Cuéntame cosas
... y no dejes de besarme.

(Esto, Javidelaosera, no te lo dice como yo, por mucho que lo intente)

paloma. dijo...

Pues si, tambien deberias escribir un libro.. cuantas historias que contar niño por dios!

El RAE es toda una maravilla, si señor!

Los Beatles? a mi me encantan! lastima que no me vaya tan bien con el ingles, no es mi fuerte y con lo que me gusta cantar a viva voz!

Saludos somnolientos!

Ejem dijo...

¿Espelucar? No hace falta que emplees guiños de este tipo para recordarme que soy una víctima más de la alopecia, tío.
Cuando nos veamos las caras (pronto muyyy pronto)pienso espelucarte los negros pelos de ya sabes dónde para especular luego con ellos en mi blog a través de ebay. No amigas, no donaré las ganancias a ninguna ONG.

Gerardo dijo...

Vente, vente pa Galicia y tomamos esas copas hasta que nuestras bocas y cerebros estén pastosos y nuestra conversación sea circular y lamentable...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Jeje... Pues sí, Gerardo, no es mala idea. Además, todo el mundo que la ha conocido me habla maravillas de Galicia. Y por los que he conocido me gustan los gallegos.

Ya veremos. Si se dan unas cuantas circunstancias (como ligarme a una tía que me cuide al gato en mi ausencia) me gustaría darme una vuelta por allí este verano.

Arturo dijo...

No es espelucar gallinas, pues las gallinas no tienen pelos, es espeluchar.
Desde luego la gente de ciudad no teneis ni idea de las labores rurales.....

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No, Arturo. Independientemente de lo que sea o no correcto lo cierto es que la Rata y tú decís "espelucar gallinas".