AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 2 de abril de 2007

Yo no te mataría


(Publicado en Spaces el 17 de Diciembre de 2006).


Hoy me apetece hablarles sobre la pena de muerte y la repugnancia que me causa.

Para empezar reconoceré que alguna vez he deseado la muerte de alguien (nunca hasta ahora la de una mujer, como alguien fue contando en su momento para obtener más privilegios de los que ya tenía), y creo que pocas son las personas que están limpias de pecado. Desear la muerte de un enemigo es algo natural y espontáneo, otra cosa es que hagamos algo para que esa fantasía se haga realidad.

También es cierto que en determinadas circunstancias casi cualquier persona podría ser un asesino, pongamos como ejemplo el caso de una madre que ve cómo atropellan y matan a su hijo y acto seguido acuchilla al conductor, o el de un padre que coge a un tipo violando a su hija y le pega siete tiros. Estos casos, motivados por un sufrimiento que nos nubla la razón, no son "penas de muerte", son la lógica respuesta -criminal pero lógica- de alguien que no está en sus cabales temporalmente. No es de eso de lo que yo quiero hablar.

Yo quiero hablarles de lo que me parece la pena de muerte institucionalizada y legal, y de lo que opino de los argumentos de quienes la defienden.

Una de las poquísimas razones que puedo tener para sentirme orgulloso de ser español (discúlpenme el atrevimiento fascista al autodenominarme español; soy un romántico) es que hayamos abolido la pena de muerte. Sin embargo no estamos libres de ella, pues nada impide que se nos imponga en cualquiera de los países donde está vigente.

Quiero pensar que algún día las personas (las de cualquier parte del mundo) nos mirarán horrorizados al estudiar la Historia, al igual que ahora nosotros miramos horrorizados las hogueras de la Inquisición y sus instrumentos de tortura. Me parece casi surrealista que hoy en día exista la pena de muerte en algunas de las naciones más modernas, y aún más increíble me parece que se siga aplicando a pesar de saberse, como se sabe, que en numerosos casos se ejecutó a inocentes. Todavía más sórdido es que esas penas se impongan por intereses electoralistas, en el colmo de la ambición. No se trata de ejecutar a alguien porque sea culpable, no se trata de matar a alguien por la atrocidad de sus crímenes, se trata de condenar a muerte a alguien porque yo quiero ser reelegido. Pa mear y no echar gota.

Hay quien afirma que la pena capital ejerce una importante misión persuasiva. Están equivocados. Los datos estadísticos demuestran lo contrario, y es natural que así sea. Si el propio Estado le quita la vida a las personas, ¿cómo van los ciudadanos a tomarse en serio la vida de los demás? Si el Estado en determinadas circunstancias mata legalmente a alguien, cualquiera en sus propias determinadas circunstancias se sentirá inclinado a matar a alguien. El absoluto e incondicional respeto por la vida debe partir del Estado, y sólo entonces podrá exigírselo a sus ciudadanos con la cabeza alta tras haber dado ejemplo.

Otro argumento de los defensores de la pena de muerte: "es injusto mantener en la cárcel de por vida a un asesino porque eso lo pagamos todos". Bien, pues parece que no es nada barato tampoco matarlo, al menos en países occidentales, modernos y ricos. En cualquier caso eso se soluciona con políticas carcelarias que aprovechen la mano de obra presidiaria en beneficio de la comunidad, y no me refiero a trabajos forzados como hemos visto en películas, ni que se use a los presos, como ocurrió en España (perdón, otro acceso nostálgico eso de decir España) cuando Franco usó a los prisioneros vencidos para construir el Valle de los Caídos. No, no me refiero a cosas así, yo hablo de darles una utilidad real para la sociedad, y estoy seguro de que podemos tener buenas ideas en ese sentido. En cuanto a aquel que se niegue a colaborar, pues nada, palos y mala vida (palos en sentido figurado) y se le deja sin postre, o se le prohíbe ver la tele, o se le echan polvos pica pica en el colchón, o yo qué sé. Además, qué coño, que el motivo para quitarle a una persona la vida jamás debe basarse en razones económicas, porque entonces nos acercamos peligrosamente a la idea de que bien está un homicidio si es para robarle la cartera a otra persona que no la necesita y como a mí me hace falta pues...

Otros defensores del homicidio legal dicen: "Esa persona, tras haber violado y matado a una niña de cinco años no merece la vida". Pues mira, estoy de acuerdo, pero... ¿quiénes somos tú o yo para quitársela? ¿Somos Dios? Anda ya...

Y otros, los que van a medias, que dicen "pena de muerte sí, pero sólo para ciertos casos". Y digo yo, ¿quién decide qué son esos "ciertos casos", tú? ¿Y qué te hace suponer que los jueces y fiscales siempre van a tener la misma interpretación que tú de lo que son "ciertos casos"? ¿Y por qué crees que ese saco de los "ciertos casos" se va a mantener siempre así y no empezarán a tener cabida "otros ciertos casos" según los intereses políticos de turno?

También están los defensores del homicidio estatal que lo exigen sólo para casos de terrorismo. Muy bien, campeones. Con tan brillante idea se dará la paradoja de que un asesino en serie, un psicópata, tras haber violado y asesinado a 34 niños y a 27 adultos será condenado a cadena perpetua o a lo que sea pero no a la muerte, y en cambio el que puso una bomba en nombre de ETA y mató a una persona sería condenado a la muerte. Muy justo, ¿no?

Que no, que no, que la pena de muerte no tiene justificación. Por mucho que a todos nos gustara ver muertos a algunos indeseables no podemos caer en eso, que es lo fácil, como fácil es creer en un Dios que nos va a sacar las castañas del fuego, y tanto una cosa como otra es un error que a la larga se paga.

Y ahora termino con un par de recomendaciones. La primera va para aquellos que anden buscando un nuevo libro que leer: Pena de muerte, de Helen Prejean. Realista e instructivo donde los haya, lo leí en Mayo de 1999 (sí, acabo de mirarlo y por entonces tenía la costumbre de marcarlos con la fecha de lectura) y probablemente fue lo mejor que hice en aquel mes.

La segunda recomendación es que lean esto, es muy breve y sangrantemente urgente. Tan urgente que he decidido reabrir este blog sólo por eso aunque mi intención era la de seguir escribiendo para mí durante un tiempo, pero resulta que tras parir este vómito sería una canallada mantenerlo como borrador. No sé, es mi humilde manera de hacer algo, supongo. Y también una buena razón para volver a estar entre ustedes.


(Qué armentiana me ha quedado esta entrada...)

1 comentario:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Comentarios importados desde Spaces:

Carabiru
Tengo que reconocer que aunque a veces no coincida con las opiniones que dejas caer por aquí, hoy estoy totalmente de acuerdo, aunque a veces haya casos tan extremos, que crea que hay especímenes que no merecen vivir... quien decidiría qué casos...
¿Con qué derecho moral matas a alguien? Además como bien han apuntado... si un solo inocente ha muerto sin razón...

Otra cosa es que alguien que haya matado a 15 personas salga en 15 años porque tampoco haya cadena perpetua.


22/12/2006 22:58
(http://carabiru.spaces.live.com/)

Leónidas

Totalmente de acuerdo, Tío Fétido. (No te acostumbres).

19/12/2006 15:23
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

Tío Fétido
La muerte de un solo inocente deslegitima por completo la pena de muerte institucionalizada.
19/12/2006 11:23
(http://cagoenlapus2.spaces.live.com/)

Javi
Pues no, mi querido amigo, no estoy de broma. Afortunadamente ni tú ni yo hemos tenido que matar a nadie -o al menos esa es la versión oficial- pero nos hemos visto -yo al menos- en situaciones en que faltó poco para tener que hacerlo. Por supuesto que decir que la misión principal de un soldado es matar es simplificar hasta el absurdo, también hay otras misiones, como hacer guardias y cuarteles, encalar paredes, etc...
Bromas aparte, un soldado debe tener presente que en cualquier momento puede verse obligado a quitar la vida a alguien. Gracias al Monstruo del Espaguetti Volador, España no ha participado -a gran escala- en ninguna guerra. El último conflicto fué el de Irak y aunque los soldados españoles lucharon con fuerzas iraquies, fue algo "ligero". No sé si tú tendrás conocimiento de esto pero -y esto va por tí, Alex- los legionarios agotaron en un mes la dotación de munición de francotirador que tenían asignada para seis meses. Hay gente con el "gatillo" demasiado fácil.
Supongo que será distinto, como vosotros decis, disparar a alguien que te esta disparando a ti, que matar a sangre fria a un condenado, pero en la guerra no todos son infantes. La lucha cuerpo a cuerpo es el último paso, antes esta el bombardeo con aviación, artillería, y morteros. Después entrará la infantería.
Que no quede ninguna duda de que cuando tú y yo nos alistamos, nuestra "ilusión" era defender a España. Al menos yo ni me planteaba la idea de tener que ir a luchar a otro país. Pero con el tiempo te das cuenta de que la política es algo mucho más complejo.

P.D.

Para mí, como persona y como militar, no me ha cabido mayor satisfacción que cuando conseguiamos llegar con un convoy de ayuda humanitaria a un pueblecito bosnio, o cuando, interponiendonos entre los combatientes, conseguiamos llevar un poco de paz a una zona.
19/12/2006 7:31
(http://la-osera-de-Javi.spaces.live.com/)

La_YoSeFiN
Todos sabemos que la pena de muerte atenta contra el derecho más básico de todos: El derecho a la vida. Quedan más de 90 países que la siguen aplicando. Hasta donde va a llegar el ser humano en la destrucción de todo lo que somos y tenemos. Siento decirlo pero no creo en la justicia, y nadie debería de tener el poder en la mano de determinar quien debe morir y quien no.
Se hace muy agradable volverte a leer. Un saludo
19/12/2006 0:01
(http://hurracaine.spaces.live.com/)

Álex
Jaja no me lo tomo a mal. Para mí el puntazo fue que al día siguiente de poner esa entrada llegasen compañeros míos y me preguntasen que quién era Pinochet, me descojone en sus caras...

Lo que pasa con estos asuntos tan delicados es que cada uno tenemos la opinión formada según los medios que veamos o como nos hayan educado. Por eso yo ya paso de decir nada del franquismo o la guerra civil, no estuve allí y no puedo hablar, como hacen tantos otros sin haber estudiado siquiera Historia contemporánea...
18/12/2006 23:59


Miri
Hola, Leo y resto de la tribu.
Esta vez sí estoy de acuerdo con lo que propugnas. Nadie tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona, ciertamente. Aunque también creo que hay ciertos crímenes que le pueden robar a uno su dignidad como persona... En cualquier caso, creo también en que la mejor alternativa es que los presos realicen algún servicio a la comunidad. Pero reconozco que en el caso de tener que presenciar alguna atrocidad sobre miembros de mi familia o una amenaza muy grave hacia mí, no sé si me pondría a pensar en que "no tengo derecho a decidir sobre la vida del autor"... Sin embargo, creo que en el caso de tener que defender a mi país en cualquier conflicto, el hecho de tener que matar a gente a quien han obligado a luchar me causaría graves dilemas morales difíciles de superar.
Hay una frase de Paul Valéry que dice "La guerra es una masacre entre gentes que NO se conocen, para provecho de gentes que SÍ se conocen, pero que NO se masacran". Me encanta esta frase, porque muestra lo vacío de que la gente se mate mutuamente en un conficto cuyos líderes de ambos bandos "luchan" en su despacho con un vaso de vino delante y los pies encima de la mesa. No sé...
Bueno, pues nada, que vaya muy bien por aquí, ahora que te has decidido a reabrir tu blog.
Saludos,
Miriam

18/12/2006 23:31
(http://coti-82.spaces.live.com/)

Leónidas

Tienes mucha razón, Álex. Desde hace años al Ministerios de Defensa se le ha ido la chota y no hace más captar gente a la desesperada de modo irresponsable y haciendo creer cosas que no son. O que sí son, porque al paso que vamos esto va pareciendo, efectivamente, una ONG más que un ejército. En fin, país éste...

Respecto a tu otro comentario, pues lo siento, no me puedo responsabilizar de lo que digáis quienes aquí comentáis, pero lo que es yo me niego a darle más vueltas a ese tema. Para eso ya hay miles y miles de blogueros encantados con la noticia y gracias a ella poder quedar muy bien con el mundo y tener algo que decir y tal... bah. (Y no te lo tomes a la tremenda, eh, que me parece muy bien que cada uno diga lo que le salga del níspero, como hiciste tú. No te censuro por ello, pero es que ya cansa eso de ver lo mismo visites el blog que visites).

18/12/2006 23:16
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

Álex
"El blog donde todavía no se hablado de un dictador chileno" que me pones... Pues no lo entiendo, con lo que te gusta a ti crear polémica... ¿Será porque no tienes nada que decir sobre este ex-ser que el resto de los mortales no sepamos? Ah, ya estamos hablando de él, ese subtítulo ya no es verídico (jajaja)

Vale, me aburro un huevo, pero tengo que evadirme de mi mierda de vida...
18/12/2006 22:47


Álex
Pero la verdad es que el anuncio ese para atraer reclutas con una canción de Seguridad Social que dice "no quiero hablar de esos niños que están tan desamparados, no quiero hablar de la lucha si no estamos preparadoooos" y en el que además salen repartiendo comida y ayudando a ancianitas a cruzar la calle se inculca la idea de que el ejército es como una especie de ONG y...

Entre los neonazis que se meten a soldados para hacer el borrico y los que van de hermanitas de la caridad menudo ejército que tenemos
18/12/2006 22:40


Leónidas

¿Cómo? ¿Estás de broma, Javi? Entiendo que inculques esa idea a tus alumnos para que se sacudan las ideas bobaliconas con las que llegan al Centro de Instrucción, pero ¿realmente piensas que nuestra profesión consiste en matar? Ni tú ni yo hemos matado a nadie, y llevamos ya en esto un rato largo.

Yo prefiero entender que nuestra profesión consiste en defender. Naturalmente que llegado el caso habríamos de matar, pero se trataría, quiero creer, de fuerza mayor, donde en caso de no hacerlo el daño sería más grande.

Por otra parte no es lo mismo, creo yo, matar en una situación bélica que hacerlo fríamente, sabiendo el nombre y la vida entera del reo. Es más, ni siquiera veo bien que se ejecute a prisioneros de guerra, por muy enfrentados que se encuentren los respectivos ejércitos contendientes.

No, definitivamente nuestra profesión no consiste en matar, esa definición se ajusta más a la profesión de sicario. Y nosotros no somos sicarios.

18/12/2006 21:32
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

Álex
Pero Javi, una cosa es luchar por tu vida en igualdad de condiciones con el enemigo (vale, la mayoría de las veces no) y otra es matar a un ser indefenso que por muy hijodeputa que haya sido está expuesto... No sé no sé, yo creo que no se debería matar a nadie, aunque a veces apetezca...

Había una reflexión filosófica muy bella sobre matar y vivir pero la he olvidado.
Un saludito a todos...
18/12/2006 21:14


Javi
Una reflexión tardía para ponerte en un compromiso. Con tus objeciones morales a quitar la vida a otras personas, ¿no te resulta un poco violento dedicarte a matar como medio para ganarte la vida? Al fin y al cabo -y esto se lo decía constantemente a mis "niños"- el trabajo de un militar es, en primer lugar, matar, y luego estan las misiones humanitarias y de apoyo en catastrofes y emergencias.

18/12/2006 21:04
(http://la-osera-de-Javi.spaces.live.com/)

sandra
Ojo por ojo y el mundo acabara ciego.
18/12/2006 20:42
(http://sandragogo27.spaces.live.com/)

marta marmota
Nada que añadir, estoy completamente de acuerdo.
Ya has vuelto... Ha sido breve. Pues mejor... ¿O te vas a volver a esconder?
18/12/2006 19:59
(http://elsuenodelamarmota.spaces.live.com/)

PaOlA...
Yo creo ciertamente que SI hay perr@s que merecen la pena de muerte (sobre todo aquellos que vuelven a caer), pero tambien hago incapie que no se bajo que moral se deberia hacer, o quien la tendria para hacerlo (la moral digo)... a veces a mi me da por tomar la justicia en mis manos, como por ejemplo sobre aquel perro que robo la virginidad e inocencia a mi sobrina de 5 anos, solo hace un par de meses y mas aun cuando el muy imfame sigue paseandose enfrente de ella, (me encanta la JUSTICIA CHILENA) eso de ojo por ojo y diente por diente a rotos vendria bastante bien!... que cruel, frivola e inhumana puedo legar a ser.. pero he visto casos en los que la compasion NO puede ser adjudicada... definitivamente NO.



18/12/2006 18:26
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

Javi
Esta vez voy a mostrar mi desacuerdo (parcial) contigo. Yo estoy en contra de la pena de muerte sólo por la irreversibilidad de la misma. Es realmente terrible que después de haber ejecutado a una persona se descubra que era inocente. En el aspecto moral, para mí, una persona que mata -y hablamos de asesinato, con premeditación, no de un homicidio- o que comete crimenes de manera sistemática y que por lo tanto se sitúa al margen de la sociedad, no merece vivir en ella. Obviamente me refiero a crimenes que provoquen daños graves a los ciudadanos, no es lo mismo un ladrón que roba sin causar daño que una banda que golpea salvajemente a los inquilinos. Del mismo modo tiene más delito un constructor cuyos edificios se derrumban por la mala calidad de los materiales que un atracador que no llega a disparar ni un tiro.
A lo que voy, yo no tendría ninguna pega de tipo moral en ejecutar a cierta gentuza, pero entiendo que como siempre cabe la duda sobre la culpabilidad o inocencia de los condenados, me alegro que no haya pena de muerte en España.

18/12/2006 17:10
(http://la-osera-de-Javi.spaces.live.com/)

Álex
Leónidas, has reabierto. ¡¡Bieeen!!

En cuanto a lo de la pena de muerte, estoy completamente en contra, porque sería algo incoherente, si condenas a muerte a alguien por matar a otra persona...
Por otro lado si esta pena existiese se debería aplicar a todo el mundo, tanto a asesinos en serie como a rateros que han robado una barra de pan. Y a los policías que hablaron con El Mundo. Y a Rafael Vera igual. Y a los de Marbella, ya puestos...

Pero lo más repugnante es la gente que presencia las ejecuciones...
18/12/2006 0:47


Silvia
En primer lugar, he visto que has escrito en mi blog, gracias. asi que he decidido conocerte un poco mas leyendote a ti tambien

Yo pienso lo mismo que tu. Algo que me parece muy fuerte y no has comentado es la sangre fría que hay que tener para preparar todo el proceso de la muerte y verlo morir de esa forma tan... horrible. Esa gente que ve como son las cosas de cerca no creo que este de acuerdo y, si lo esta, para mi tienen el mismo valor que para ellos la persona a la que estan matando, porque en realidad eso tambien es asesinar (aunque de una manera legal) pero no es justo en realidad. La justicia en realidad para mi no existe tal como se define la palabra. Que muera esa persona no va a aliviar el dolor de las victimas sino que causara mas dolor a otras que no lo merecen. bueno dejo y de poner cossas :) que me estoy poniendo pesada ya. Un beso

Silvia

18/12/2006 0:09
(http://taysyl.spaces.live.com/)