AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 30 de abril de 2007

Por fin



Es un momento especial para mí. Hace unos minutos he acabado de trasladar las entradas que quería cambiar de ubicación, que han sido casi todas, desde WLSpaces a Blogspot. Con eso y con la imagen del gato enamorado de la Luna que he colocado en el título doy por concluido el proceso de transición. Una transición larga, que ha sido mucho más penosa de lo que esperaba. Me propuse, naturalmente, importar también todos los comentarios, incluidos aquellos que me ponen a parir. Los comentarios son importantes, a veces son lo mejor de una entrada. Además, ¿qué sería de esta absurda bitácora que en verdad no cuenta nada de interés sin sus lectores? Vosotros, mis fieles tres o cuatro lectores, lo sois todo, y me gusta que os hagáis notar. Por eso no podía trasladar una entrada sin sus respectivos comentarios, era una cuestión de respeto a vosotros. Sí, aunque a veces os maltrate, según mi voluble estado de ánimo y según el contenido etílico en sangre, lo cierto es que os respeto. A todos. Os respeto de esa manera que puede respetar un cabeza de chorlito. Y os respeto aún más por la paciencia que habéis demostrado.

Quisiera, ya que hablamos de esto, hacer mención de una lectora pertinaz que fue durante meses ridiculizada, humillada e insultada por mí. Y ahí sigue, al pie del cañón, y hasta se ha comprometido a ayudarme con los modismos chilenos que usará la protagonista de un cuento que ando escribiendo. Gracias por tu paciencia, por tu tolerancia y, sobre todo, gracias por el arrepentimiento que has sabido provocarme. Eres un encanto, Paola
.

Ahora que definitivamente esta bitácora se desliga de mi anterior experiencia bloguera he colocado una imagen en el título. Igual no os gusta, pero a mí me encanta. Ni recuerdo cómo llegó a parar a mi ordenador, pero andaba por ahí, entre pornografía y mierda, y la he rescatado para darle a este blog un toque un poco más personal. Me gusta porque sólo tiene dos colores, negro y blanco, nada de colorines chillones. Me gusta también porque cuando la veo me trae recuerdos de una adolescencia subido a árboles y mirando cielos nocturnos, como el gato que vemos ahí. La Luna me ha quedado algo ahuevada, pero es que de otra manera el recuadro del título salía casi cuadrado, y no, ese recuadro tiene que ser notoriamente rectangular. Cuestiones de estética.

Por lo demás, este blog será lo que siempre ha sido, mi desahogo, mi grito, mi manera de reírme del mundo para disimular lo que el mundo se ríe de mí, mi escudo y mi palangana donde vomitar. Me gustaría deciros que voy a escribir más cuentos en serio y contar menos chorradas, pero no creo que sea así, luego mejor me callo.

Y nada, que estoy contento. Se acabó alternar entradas nuevas con las antiguas. Ahora todo será nuevo.

Y... que eso. Que gracias por estar ahí.


Actualización: Finalmente la luna no ha quedado ahuevada, gracias a Paola una vez más, que ya de paso me ha enviado otras imágenes que siguen la idea que yo buscaba y que iré alternando. Me encantan, Paola, las cuatro: Gato, noche, Luna, colores blanco y negro. Justo lo que quería y más allá de lo que esperaba.

12 comentarios:

Tesa dijo...

La imagen que has colocado de cabecera te la envié yo, vía messenger, Chorlito desmemoriado.

Por cierto que nada más entrar a tu Blog, aunque hayas añadido varias entradas por encima, lo que suena es la banda sonora de los quejidos de la tonta que aguanta los bofetones mientras se la mama al sádico.

Me alegro de que hayas terminado la mudanza ... ahora toca escribir.

layose dijo...

Ese gato enamorado de la lunaaaa, que abandona por las nocheeees la manaaaaa

Perdona que cante asi de mal
Besos

Baba de Caracol dijo...

Felicidades, nunca limpies las persianas de tu casa (estoy en ello), es una tarea que cuando la empiezas no puedes dejar a medio, se nota mucho el corte de la mierda. Me alegra que empieces una nueva etapa, en la que “ahora todo será nuevo” (parece el anuncio de un programa), si señor, vendiendo. Animo y saludos amigo.

Gerardo dijo...

Si me envías la imagen original, te hago el banner sin la deformación.

marmota dijo...

Se me ha adelantado Gerardo...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues muchísimas gracias, a Gerardo y a Marmota, pero en realidad se os han adelantado a ambos. Paolita me ha enviado por correo electrónico varias soluciones. Ya cuando me apetezca lo arreglaré. Jo, qué serviciales sois todos. Os quiero medio kilo por lo menos.

Carabiru dijo...

Jejeje, como nos acaricias el lomo a tus lectores eh??????

Mmmmmmm es agradable de vez en cuando, jajajajja

Pos na, que aquí seguiré visitándote de vez en cuando, encantada de que ahora todo sea nuevo!!

Miri dijo...

Bueno, por fin. ¡Buen trabajo!
Yo también soy una lectora que te tuvo que aguantar alguna impertinencia... sólo que yo no la aguanté... :-P . Pero volví, también volví.
Saludos,
Miri

TOM dijo...

¡Que te jodan!

Anónimo dijo...

¡ceo que te amo!
oh cabeza de chorlito!
que agradable personaje

Javi dijo...

Sólo dejar claro que yo NO soy anónimo. ¡Ah!, y a ver si nos deleitas con algo nuevo, vago.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Tom, cariño, que te jodan también a ti. Que nos jodan a todos.

¿Sabes, anónimo? A veces también yo lo pienso. Hay momentos en los que juraría que me amo, en serio. Pero luego se me pasa.

MWAJAJAJAJA... Vale, Javi, gracias por la advertencia. Eras mi sospechoso número veintitrés.