AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 14 de junio de 2007

Esa cosa de la osa y la madroña (y no es coña)


Me lo contaba hoy Dani Torres, no sé si para hacerme reír o para hacerme rabiar. Ante mi indecisión anímica y mi estupor he buscado alguna noticia al respecto, con la ilusión de que el tema fuera más bien para risa. Y sí, lo es.

Por si no se han enterado de la última gilipollez de las aburridas feministas los pondré en antecedentes:

[El Consejo de las Mujeres, formado por 32 asociaciones, ha buceado en la historia para fundamentar su tesis. Sus pesquisas se remontan al año 1222, cuando "la clerecía -el brazo eclesiástico- toma por blasón la osa pasante o paciendo y el concejo -brazo civil y militar- la osa rampante o empinada a las ramas de un madroño". Así lo explican en una postal que distribuirán por bares y puntos turísticos de la ciudad. En la tarjeta, plantean un enigma: "El escudo de Madrid esconde un secreto, ¿quieres saber la verdad? Rasca y descúbrelo". Bajo el rascado, la carita del animal con la frase "soy una osa", que también distribuirán en chapas.] (Aquí la noticia completa en El País.com).

Las preocupaciones de estas feminifasciotas (feministas/fascistas/idiotas) son pa mear y no echar gota. A veces pienso que se inventan esas inquietudes sólo para hacer reír a las personas normales. Son como grupos de humoristas, como Payasos Sin Fronteras, pero con más tetas y menos gracia. No se pierdan esto:




(Como diría una pequeña amiga: "¡Qué liiiindo pertáculo!")


Por si no teníamos bastante con la tontuna de la paridad numismática, ahora nos tenemos que asombrar de nuevo con otra inaudita reivindicación: Lo que creíamos un oso resulta ser una osa, y eso tiene que quedar muy clarito para las generaciones venideras, porque es una grave injusticia y un imperdonable atentado contra la identidad femenina, contra los derechos de las osas, y contra las pollas en vinagre. Seguir pensando que esa ínclita osa es un oso apestoso, asqueroso y odioso, supone una pésima herencia de nuestro buen rollito progreguay a la posteridad. Impermisible, simplemente impermisible. "¡Jamás!, no pasaremos por ahí, cerdos machistas", dicen las mascabrevas estas, muy indignadas ellas. (Bueno, no sé si lo dirán, pero parece que al menos pensarlo lo piensan).

Aquí les dejo un par de enlaces, uno que me ha parecido muy inteligente y crítico, y que tiene el valor añadido de estar escrito por una mujer, Cristina Losada: Las feministas ausentes y la osa de Madrid. El otro escrito por Pablo Calvo y que reflexiona sobre lo ridículo de estas reivindicaciones: Caer en el ridículo.

En fin, un nuevo adelanto en esta sociedad de papasfritas, de igualdades de risa a golpe de ley y de sexismos absurdos. Me tienen contento, las pavas.

15 comentarios:

Carabiru dijo...

Jajajajajaja, yo es que me mondo!!

Cierto, cierto, esto es muy importante para la igualdad de género, que se reconozca que la pobre osa (os imaginais tantos años fingiendo ser un oso??? terrible!!) estuvo marginada socialmente y para quedar bien, la convirtieron en oso!!

Cuanta tontunada hay por el mundo por Dios!!!!!

Viajera solitaria dijo...

A veces me da vergüenza ser mujer. Será posible????

Lola dijo...

Una servidora se está acordando de otra soplapollez, comentada hace ya cerca de tres añitos, cuando tuve delante un teclado y recordé a la infame "AMPA" (Asociación de Madres y Padres de Alumnos) como re-denominación de la APA de toda la vida.

Lo dije entonces, y me reafirmo:

« No sólo es una estupidez, sino que además es completamente inconsistente con la igualdad que promueve. A riesgo de ser considerada una impertinente, me pregunto: ¿por qué no ampliar el concepto y redefinir a la asociación como AMPAA? Es decir, "Asociación de Madres y Padres de Alumnos y Alumnas". ¿Acaso no se dieron cuenta de que con este intento de no discriminación, se dejaron a las alumnas en el tintero y por tanto las están discriminando?

«Es una vergüenza que se dediquen esfuerzos a estas cuestiones que ni son de forma ni son de fondo, y se descuiden otros asuntos que tienen que ver mucho más con nuestro papel en la sociedad.»


Pero ya se sabe: la estupidez humana no conoce límites y cada día que amanece, el número de tontos crece. Y de tontas, ya que nos ponemos a exigir igualdad de postín.

Saludos. Lola.

Inconformista (ey, que tengo cuenta en blogger) dijo...

Vale, gracías a esos que no hay que nutrir, me he tenido que tomar la molestia de abrirme una cuenta en blogger. Ufffffffff. Arduo y difícil. Oye, a ver si voy a ser uno de esos. Bueno, a lo que ibamos.

Ya he comprado la escopeta de caza y he empezado a recortarle los cañ...

A no, no era eso.

Pues sí, la verdad es que a este paso, pediran que sea delito tener cosita entra las patas. Uiiiiiiiiiiis, que queda tan feo ese colgajo ahí puestoooo... O peor, aun nos exigiran que la llevemos presentando armas, que entonces igual no les parece tan feo.

Hay que joderse, ahora ni los osos pueden ser machos a gusto. A ver, ¿que daño les hacía a las señoras que el oso ese fuera un travestorro? Ten cuidado, Leo, se vayan a entarar que ahora eres tío y mañana nena y te vayan a censurar el blog.

Javi dijo...

Pos' mira, mientras que estén ocupadas con eso, no están haciendo cosas peores como endrogarse, o tirarle piedras a los perros, que diría nuestro común ¿amigo? La Puta Pelirroja.
Ahora en serio. He leido los enlaces y con el de Cristina Losada se me ha levantado el estómago. Tiene toda la razón al decir que a esta pandilla de payasas debería caérseles la cara de vergüenza, pero claro, para eso deberían tenerla. Yo abogo por la igualdad entre sexos -que no generos-, pero por la igualdad, igualdad. Nada de discriminación positiva. Si usted quiere que la trate igual que a un hombre, que sea para todo.
Bueno, antes de que me enrolle y pierda el hilo -como en otros comentarios-, que hay muchísimas cosas más, y mucho más importantes y urgentes, que dilucidar el puñetero sexo del puñetero bicho que está encaramado al puñetero arbol. Bicho al que no se le aprecia en modo alguno el sexo, en ninguna de sus representaciones.

Agua_dulce dijo...

Supongo que este tipo de cosas son estrategias para desviar la atención. Mientras haya mujeres preocupadas por el sexo de oso (u osa) del madroño, no están reivindicando la igualdad en otros asuntos infinitamente más importantes.
Saludos,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Lola... Estoy anonadado. Hace un tiempo escribí una entrada sobre las "AMPAS". Fue mucho después de tu entrada, de la que nada sabía hasta ahora, pero una vez leída la tuya me quedo de una pieza por la similitud del tema y del desarrollo de la idea. No sé qué decirte, Lola, no conocía esta entrada tuya, pero, joder... cuando tengas un rato lee esto, y hazlo contando con mi palabra de honor de no haber leído lo tuyo:

http://diariodeuncabezadechorlito.blogspot.com/2007/01/la-ampttlmpttsdaaa.html

Sergio dijo...

Pues si, como dice lola, es una verdadera soplapollez.
Yo también recuerdo otra del tipo en la que querían cambiar las palabras del diccionario, todo por la igualdad claro esta.

Yo creo que estas mujeres no follan

Lola dijo...

Jajajaja... Leónidas, leyendo tu entrada, me he acordado también de los comentarios guasones que empezamos a dejar en aquella entrada burlona de Gerardo, Felices fiestas a todos y todas.

Claro que me creo que se te hubiera ocurrido independientemente, si cuando se hizo aquel cambio de nombre también hubo cachondeo entre los impresentables que estábamos en la delegación de alumnos de la facultad, por no decir de las risas que se ha pegado mi hermano al comparar las siglas con el Hampa, y los "sesudos diálogos" que hemos mantenido él y yo sobre si lo correcto es AMPAA con las alumnas por delante y los alumnos por detrás, o AMPAA con los alumnos por delante y las alumnas por detrás. Porque claro, tendrás que pronunciarlo diferente, no sea que discrimines a alguien.

Saludetes. Lola.

Tesa dijo...

A mí me da vergüenza que las mujeres se compliquen con estas estupideces y nos hagan parecer tontas a todas cuando hay cosas verdaderamente importantes que reivindicar.
Esto de abrirse una cuenta como comentarista autorizado es un rollazo, colega.
Besos

Tesa dijo...

Bueno ... ejem ... yo la cuenta ya la tenía abierta desde el paleolítico inferior, jeh

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues no te rías, Lola, que es tema serio y complicado si colocamos antes a las alumnas o a los alumnos. Yo soy de la opinión de que las alumnas deben ir antes, por orden alfabético y por un trasnochado sentido de la cortesía, pero claro, esa cortesía puede ser interpretada como machismo, así que pasaremos de ella. Nos queda el tema del orden alfabético, pero, ¿quién organizó las letras por ese orden? ¡Seguro que fue un hombre asquerosamente machista! En consecuencia... Puaj, ni idea, aquí me pierdo. ¿Alguna sugerencia?

Tesa, también a mí me da vergüenza ajena toda esta película. Me alegro de no ser mujer por estas idioteces. Idioteces que por cierto sois vosotras las que podéis combatir. ¿Os imagináis lo que pasaría si yo me rebelara contra esas asociaciones?

(Lamento lo del registro para comentar, pero por ahora es necesario. Os agradezco mucho el interés).

Pajeú dijo...

Toc, toc, ¿se puede?. ¿Es Vd. el mismo Leónidas que me comentaba en su día que "no me acuerdo muy bien quién", me quería follar?.
Pues si es así, ¿dónde narices has dejado http://cabezachorlito.spaces.live.com/?

¡DESERTOR, QUE ERES UN DESERTORRRR!!!! Billy te va a condenar por abandonarlo.... :P


Un beso muy grande: MUACCS!!!

Y para que nadie diga que hablo de "jamones de plástico" (si no sabéis lo que son, preguntadle al Camarada), ahí va mi aportación a la entrada:
Soy mujer y muy orgullosa de ello. No obstante diré que:
mientras sigamos celebrando que una mujer ha llegado a la RAE, o a Presidenta de algo, o ha logrado cualquier cosa digna de mención; y lo celebremos sólo por el hecho de que es una mujer y no por la capacidad que tenga como persona, no habremos conseguido nada. Para mí la igualdad es eso: que todos somos personas, individuales e inimitables.
(Y no me hace falta poner todos/todas, o lo que es peor tod@s, porque considero que las personas realmente inteligentes entienden que, cuando digo "todos" no estoy dejando a nadie fuera del tintero).

Inconformista (ey, que tengo cuenta en blogger) dijo...

Olé por pajeú. Ahí está la opinión de una mujer que entiende que la igualdad es eso, igualdad. Pues yo digo lo mismo, el día que a nadie sorprenda que una mujer conduzca un autobus, sea astronauta y se zampe un bocata de panceta en mitad de un bar de camioneros sin importarle un pito los kilos, el colesterol y el que dirán, ea, seremos iguales. De verdad lo digo.

Pero para llegar a eso es imprescindible que nos dejemos de zarandajas y vayamos al grano. ¿A quien coño lo importa lo de la osa travestida o el AMPA (por cierto, Lola, la misma broma de tu hermano también la hacía yo y me partía la caja. Me alegra ver que no soy el único)? Lo que importa de verdad son las actitudes. Si te subes a un autobus y celebras que la conductora sea femina, eres un machista, tanto si te haces llamar feminista como si eres otra femina. ¿Por qué? Muy fácil, ¿qué tiene de extaño que una señora conduzca un autobus?

Carabiru dijo...

Ais, hecho de menos algún anónimo que te ponga a caer de un burro (o quizá burra, no discriminemos) y de paso a todas tus lectoras y todos tus lectores (has visto?? ensayo mi lenguaje políticamente correcto!).
Tenían su coña, por muy trolls que fuesen.
Bico!