AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

miércoles, 20 de junio de 2007

FAN-PIN


Con motivo de la participación de algunos compañeros en la V carrera de Fan-Pin Tercio de Armada, celebrada en San Fernando (Cádiz) el 15 de Junio, he buscado información en la Red sobre la competición, y me ha sorprendido descubrir que apenas hay nada al respecto. Desde esta bitácora intentaré solventar esa carencia.





De la carrera dice el folleto publicado por la Infantería de Marina, organizadora del evento:

"Descripción: El FAN-PIN es una prueba de resistencia orgánica que se realiza sobre un recorrido en el que se combinan tierra, fango y agua. Por su dureza, esta prueba se aproxima al deporte extremo ya que la base de su recorrido es el fango y el cual es complementado por una pista artificial de obstáculos y tramos donde es necesario practicar natación para posibilitar el cruce del caño denominado 18 (dos veces).

Objetivo: Efectuar una actividad deportiva dura y exigente en la que no solo entra en función la preparación física del participante sino otros aspectos no menos importantes como el espíritu de sacrificio, fuerza de voluntad y afán de superación ante las adversidades..., cualidades fundamentales del militar y con la intención de que todo aquel que logre finalizar esta prueba se sienta infante de marina si no lo es ya.

Distancia: 8000 metros sobre terreno mixto." (Finalmente fueron reducidos a algo menos de seis mil metros, unos dos mil de ellos de fango).

La carrera se realiza con camiseta y pantalón largo, recomendándose el pantalón del uniforme de campaña por su resistencia. El calzado es de elección libre por cada participante, aunque es preferible el empleo de las botas militares, pues las zapatillas deportivas se pueden perder en el fango, si bien las botas son muy pesadas para los tramos que hay que pasar a nado.

En los tramos de fango los participantes se hunden, literalmente, hasta la cintura, por lo que se hace imposible correr o caminar, y la única manera de avanzar es reptando, culebreando, o saltando sobre la barriga o la espalda. El sueño de todo niño al que le guste embarrarse; la pesadilla de toda madre cuando lo vea llegar a casa hecho un cristo.

Las siguientes fotografías de Ismael López, reproducidas aquí con permiso del autor, ilustran adecuadamente la dureza de la prueba:










Más fotos de Ismael L. en su página de Flickr.

Hasta ahora se trataba de una competición para los infantes de marina, y la del 2007 ha sido la primera en la que se ha admitido la concurrencia del Ejército de Tierra. Se dice que en la próxima podrán participar civiles, lo que parece muy buena idea y podría suponer el primer paso para convertir la carrera de Fan-Pin en una interesante alternativa, o complemento, para los famosos 101 kilómetros que organiza anualmente la Legión en Ronda (Málaga).

¿Estaría usted tan tronado como para participar?

21 comentarios:

Mayolongo dijo...

Joder!! lo que no inventen los payos!! Y de donde sacan tanto fango?

Tesa dijo...

Pues si, como dices, admiten civiles el próximo año, estoy pensando en apuntarme.
Eso sí, tengo que ir empezando a ponerme en forma ahora mismito.
...Se van a cagar los infantes estos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Mayolongo, por aquí no falta el fango. Estoy rodeado de marismas, salinas, minúsculas islas rodeadas de terrano fangoso... Por algo Napoleón se quedó estancado aquí. Su caballería nada tenía que hacer en lugares como los que ves en las fotos.

Tesa, ¡eso es! Dale caña a esos mariquitas prepotentes de Infantería de Marina. Aunque debo decir que, según me han referido los amiguetes participantes, los infantes de marina dieron un buen ejemplo de compañerismo y mutuo apoyo. Justo era decirlo, ya que se me olvidó en la entrada.

Anónimo dijo...

yo no sería capaz de hacer algo así

marmota dijo...

Miedo me da solo de pensarlo...

Paloma dijo...

La verdad es que a mi me da mucha pereza!

Viajera solitaria dijo...

Ni de coña haría yo eso. Para empezar el deporte me da alergia y para terminar me pone de una mala leche que no veas. No quiero ni imaginarme lo que le diría al primero que pasara después de hacer algo así.

Tesa dijo...

Ayer por la noche le enseñé a mi chico grande tu entrada del FanPin.
Lo que le alucinó un montón es la carrera de los 101.
Es como correr dos maratones y medio y en un sólo día. Qué tíos!
Saludos de mi chico, por cierto.

Carabiru dijo...

Lo de llenarme de barro me llama la atención, pero despues de ver lo enormes que son esos tíos, y las caras de esfuerzo que llevan... no creo que pudiese salir del primer tramo de fango...

Salu2

Mayolongo dijo...

Leonidas lo de los 101 Km, debe ser la leche. He entrado a la pagina de las recomendaciones
http://www.ronda.net/101km/recomendaciones.htm

Y la nueve, suena a la ostra azul, no? "Evita rozaduras mediante lo aplicación previa de vaselina en aquellas regiones de alta incidencia de roces, tiritas en los pezones"

Jota dijo...

Yo prefiero el Pin Pong.
(Comentario Absurdo galardonado con el Primer Premio en el III Certamen de Comentarios Absurdos Para Blogs de MundoGato.)

sentoki dijo...

Si es que hay gente p'ató. Correr es de cobardes y de malos toreros. Estas son las cosas que harían funcionar la selección natural. Los individuos mas ineptos morirían en el barro y los más avanzados nos quedaríamos en la sombrita con una cervecita fresquita mirando pasar las muchachitas. Lástimas que seguro que les llevan ambulancias y médicos.

Saludetes

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola a todos.

Yo también soy alérgico al deporte, Viajera Solitaria, sin embargo, cuando me da por correr un rato, me siento muy relajado y de buen humor, nada como te pasa a ti.

Tesa, devuelve esos saludos a tu chico de mi parte. Así es, los 101 de Ronda son la leche. En la Legión hay gente que se pasa todo el año preparándose para ese día, y aún así las pasan putas, claro. ¡¡101 km!! Se dice pronto...

Carabiru, cariñito, a mí me llama la atención lo mismo que a ti, es decir, imaginarte llena de barro... Grrrrr... ¿Por qué tuviste que decirlo? ¿POR QUÉ?

Mayolongo, habiendo legionarios de por medio cualquier disparate que se te ocurra puede que sea real.

Enhorabuena por el prenio, Jota. Todos estamos de acuerdo en que ha sido justamente otorgado.

Ten en cuenta, Sentoki, que también entre estos perturbados hay féminas, y vaya féminas... Puede ser un buen sistema de ligoteo, mejor que verlas pasar desde la terraza de un bar. Además, eso de las chavalas revolcadas en barro tiene su cosita.

Carabiru dijo...

Jajajajajjajajaaj, aissssss qué mente calenturienta!!

Anónimo dijo...

Mi identidad no es ninguna, al igual que la tuya escondido detrás de un teclado escupiendo palabras de desprecio al mundo. Vergüenza te debería de dar, crees que aportas algo bueno? algo positivo?, pues muestrame qué, pero qué que sea diferente a lo que yo pueda encontrar tras incesantes horas detrás del teclado como tú, pues eso tan solo menosprecio, hurga un poco en tu interior y a ver que encuentras, pues que sepas que todo lo negro que veas no gracias, los demás no lo queremos, tu resquemor, tu negrura, tu desconfianza.... es que te crees superior a los que te rodean? si en el arte de oscurecer.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Oh, te ha quedado muy poético. Tienes un gran talento, lástima que te escondas.

Carabiru dijo...

Jajajaja, leo, ese oh! me ha llegado al alma!!

¿ya permites anónimos??

Elena, de las Super Nenas dijo...

Pues a mí me pone. Yo creo que lo podría intentar. No estaré tan fuerte como los Infantes de Marina, pero afán de superación y espíritu de sacrificio no me faltan. Ponerme asquerosita de fango es uno de mis sueños desde pequeña. A ver si nos vemos por allí.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sí, Elena, también fue una de mis fantasías desde pequeñito. Lo de las mujeres embarradas, digo.

Me temo que, hasta donde sé, tampoco este año participarán civiles, aunque no estoy seguro.

una caña,de siempre dijo...

hola,antes k nada agradecer que alguien se tome la molestia de explicar al publico en general que existe esta competicion.
Yo soy infante de marina,y mujer ,este año he participado en el FAN_PIN(es mas,la prueba ha sido hoy) y me gustaria decir que ademas de una carrera de resisitencia y fuerza,es un reto personal y que una vez terminas te alegras de haber participado.
Decir tambien que el compañerismo esta presente y sin el cual tramos de esta carrera serian imposibles de realizar sol@
Mas que nada he querido dejar un comentario para plasmar que no solo partician compañeros fuertes ,sino que la presencia femenina es patente ,cada vez mas, y no escasa de lucimiento,pues muchas hemos llegado en un buen puesto,que si bien no poseemos la potencia muscular de elos ,si la resisitencia al dolor y el sufrimiento y la fuerza de voluntad de no abandonar hasta llegar a nuestro cometido.
por ultimo para aquellos que tachan de "mariquitas" a los infantes en algun comentario que he leido ,yo solo dire "infantes de marina,por tierra y por mar",siempre estaran a disposicion de defender españa y a los españoles.
un cordial saludo

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Una caña, de siempre:

Gracias por tu comentario, compañera (espero que consideres compañero a un militar del Ejército de Tierra).

No te negaré que me gustaría participar en esta prueba, que más que como competición física, la veo como ejercicio de compañerismo y esfuerzo. Quizá otro año, pero por ahora no estoy para esos trotes.

Si alguien llamó "mariquitas" a los infantes de marina lo hizo de broma, estoy seguro. Al menos este cabeza de chorlito es muy consciente de vuestros sacrificios, no lo dudes.

Acabas hablando de tu voluntad para defendernos a todos, y eso no es habitual con los tiempos que corren, así que muchas gracias por atreverte a decir algo que muchos consideran retrógrado (aunque para mí es de un elemental sentido de la responsabilidad).

Un abrazo, compañera.