AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 18 de junio de 2007

Algo hay


Cuando conozco a una persona, y a poco que coja confianza con ella, me gusta hacerle preguntas como las siguientes: ¿Crees en los ovnis?; ¿crees en fantasmas?; ¿qué opinas de las psicofonías?; ¿has tenido alguna experiencia que consideres paranormal?; y mi favorita, ¿crees en Dios?

Recurro a este interrogatorio cuando veo que la conversación languidece (desde pequeñito quise escribir esa pijada de "la conversación languidece"), o sea, cuando veo que la reunión se vuelve (o se torna, ya puestos...) aburrida y me interesa mantenerla en lugar de despedirme. Esto es más habitual, aunque no excluyente, cuando mi interlocutor es una interlocutora buenorra a la que me quiero llevar a la cama, pero no se confundan, no vayan a pensar que si alguna vez les hago alguna de esas preguntas es porque me los quiero trajinar, de hecho si es usted un hombre vaya olvidándose.

Las preguntas pueden parecer fruto de una monomanía, de alguna clase de obsesión, pero las hago porque las respuestas ayudan mucho a conocer a las personas. Una de las respuestas más comunes, y que más me quema, es la que me dan frecuentemente cuando pregunto por las creencias en un Dios:

-- ¿Yo, creer en Dios? Pues claro que no. Pero eso sí, algo hay.

Esta conducta hipócrita me asquea. No existe un Dios, pero hay "algo" que lo sustituye, un algo indefinido que en las creencias del interrogado ocupa su lugar, es decir, que para esa persona existe, efectivamente, un Dios, pero no se atreve a llamarlo así por un progresismo barato muy en boga hoy en día. El mismo perro con distinto collar. No es un Dios; es una fuerza, es algo superior, es un orden cósmico preestablecido... Diferentes nombres con los que apelar a una deidad que no se quiere reconocer por temor a ser tachado de "antiguo".

En ocasiones se ve claro que el interpelado lo que quiere es dejar claro su distanciamiento de la Iglesia, pero no su apego a un dios que no relaciona con las religiones establecidas. Lo entiendo perfectamente, pero recordemos que mi pregunta no era acerca de una religión, sino acerca de Dios, a secas. Entonces, ¿por qué mienten dando una rotunda negativa para acto seguido matizarla dejando claro que en realidad sí que creen en un Dios, aunque sea uno muy individualizado?

Ante esa hipocresía sólo se me ocurre que lo que pasa es que los creyentes se dejan llevar por modas, y la moda imperante en nuestra época es ser ateo (de algo tenía que servir la evolución y la cada vez más accesible cultura), así que se las dan de iconoclastas cuando en verdad lo único que hacen es cambiar unos iconos por otros.

Para mí, tan devoto es quien espera ansiosamente las celebraciones de la Semana Santa como el que me dice eso de "no creo en Dios, pero algo hay".

48 comentarios:

Tesa dijo...

Decididamente, aquí pierdo toda esperanza de que me lleves a la cama, Chorli, a mí nunca me has preguntado sobre esos asuntos.
Snif

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ya te vale... ya te vale. A ver cuándo te vuelves una comentarista seria. (Y sí que te he preguntado, pero vas de escéptica pasota y no das pie a mayores intimidades).

Agua_dulce dijo...

Pero Leo, ¿Por qué te molesta que la gente crea en Dios? Aunque no creamos en nada, no está de más respetar al que quiere creer como al que quiere fumar. Los ateos no tenemos por qué ir por el mundo demostrándole a cada ser humano lo equivocado que está en sus planteamientos e inculcándole nuestra doctrina como si fuéramos los dueños de la razón mundial. Hay gente que es más feliz creyendo. Pues que crean.
Saludos,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

De acuerdo, Miri, que crean, pero algo falla en su creencia cuando la disimulan y disfrazan con los circunloquios de los que hablo en esta entrada. No critico aquí el hecho de creer, sino el hecho de darle mil vueltas para admitir que son creyentes sin decirlo expresamente.

Agua_dulce dijo...

Ya, eso sí que puede ser fruto de las modas, la verdad. De las modas o de no tener las cosas muy claras.
Un besito,
Miri

sheila dijo...

Una vez cuando tenía quince años conocí a un chico que estaba tetrapléjico y creía mucho en Dios , en la Virgen y en los santos, quería que yo fuera misionera y aunque no había acabado ni quinto de básica tenía una sensibilidad extraordinaria y se daba cuenta de lo que pasaba por mi mente antes de que yo lo dijera.
Su abuela lo llevaba frecuentemente a Fátima , donde las apariciones de la Virgen y a mí me parecía tortuoso para el chico porque creía que se iba a curar cada vez que iba, iba cada año.
Incluso a mí me pidió que lo llevara a El Escorial porque decían que la Virgen se aparecía allí , que lo llevara- sin que nadie se enterase- solos él y yo que se iba a curar. me ponía muy triste porque yo no creía que eso fuese a pasar y a veces hoy pienso que quizá si lo hubiese creído ...
Cuando cumplió 21 años y volvió a Fátima ya no lo hacía con la esperanza de sanar , a su regreso me contó que la Virgen le había dicho : " Conviene que tú estes así " ( por salvar almas como la mía ,digo yo). Siempre he sido muy escéptica y ahora que él hace mucho que murió entiendo que quiso con estas palabras consolarnos a todos en el momento en que su madurez le decía que la fe no era esperas el milagro espectacular de levantarse de su silla de ruedas, sino aceptarlo .
Hoy en día creo que sí que la Virgen de verdad le dijo eso, no puedo explicaros por qué

sheila dijo...

Vaya siento haberme puesto tan melancólica

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sheila, no quiero entrar en tus creencias religiosas, sé que ese asunto suele acabar mal y hoy no tengo el día guerrero. Sí que te llamaré la atención sobre lo que tú misma cuentas:

Tanto lo de Fátima como lo de El Escorial (y cualquier otro sitio de pregrinaje milagrero)no funcionan. No pueden funcionar porque los supuestos milagros sólo son un símbolo más para perpetuar el gran engaño del cristianismo, o de cualquier otra religión.

Si yo quedara en silla de ruedas sin posibilidad médica de recuperación tal vez también cayera en esas creencias disparatadas, pero no es el caso. Lo que espero es que si alguna vez me veo así, quien esté cerca de mí me ayude sin caer en engaños, sin pagar un duro por estafas milagreras,y a ser posible, que me hagan otra clase de favores.

Es duro, Sheila, pero vuestro Dios no podía hacer nada, porque vuestro Dios no existe. Qué más quisiera yo.

Javi dijo...

En alguna ocasión me he preguntado a mi mismo si tengo miedo a la muerte -en nuestra profesión es algo a considerar seriamente-, y la respuesta ha sido no. No, porque creo que después no hay nada. Si me preguntaras si creo en Dios, te diría que no. Si me preguntaras si Dios existe, te diría que no lo sé. No tengo pruebas de su "no existencia", pero en última instancia me remitiría a esa cita de "El maestro de esgrima", tú sabes cual.
Sé que es un poco confuso, pero nunca me gustaron los términos absolutos.

Paloma dijo...

Que si creo en los platillos voladores? Pffff claro que si... he visto unos cuantos muchos volar cerca de mi.
Fantasmas? pues va a ser, también, que sí, mi santísima madre siempre me visita, raro, rarísimo pues ella está vivita y coleando. Experiancias paranormales? me ha peneado, eso sirve?
Dios? pos' claroque existe, es más, vive aquí mismito bajo mi techo, aunque ya no creo en él.

Puta vida! Jamás me has preguntado algo parecido (hoy pierdo toda esperanza)

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Otra tonta bromista...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ah, Javi, un detalle:

No se pueden aportar pruebas de la "no existencia" de algo, pues por definición si algo no existe no se pueden reunir pruebas a su favor ni en contra. Es como si yo afirmara que he cabalgado sobre el monstruo del lago Ness, anda, guapo, aporta pruebas en contra. De lo que hay que aportar pruebas es de la existencia del fenómeno, no de su "no existencia".

A día de hoy no se ha presentado la más mínima prueba de la existencia de Dios. Todo lo demás es palabrería.

Danna dijo...

bueno la verdad no creo que te importe mucho, por que ni siquiera me conoces y nunca hemos hablado, pero no quiero quedarme sin opinar.
yo si creo en dios...

Carabiru dijo...

Qué filósofo Leónidas!
Intento recordar si me lo has preguntado a mi, y creo que no, aunque algo comenté yo de inventarse seres superiores.

En el fondo, supongo que yo también soy una sucia hipócrita, que dice no creer en Dios, pero todavía alberga una seria duda de si existirá algo más, no ese dios que nos intenta vender la iglesia, ahora vengativo, ahora amoroso, al que encomendarnos cuando algo va mal, o más bien ese dios exmachina del que hablaron algunos filósofos, o quizá una puñetera casualidad que sumó un átomo con otro y puso en marcha esta locura que es el universo.

¿Soy culpable? Quizá.

Inconformista (ey, que tengo cuenta en blogger) dijo...

Pues, para serte sincero, esta entrada me ha provocado una rabia espectacular. Se me hace duro quitarme la puta piel de cordero, se me hace duro. Pero sí, soy uno de esos hipócritas que te dicen que no creen en Dios y añaden que algo habrá. Bueno, lo era hasta hace poco, ya sabes de mi proceso excredulizador.

La verdad, nunca me lo había planteado desde el punto de vista que expones. Supongo que como escéptico recién estrenado que soy, ahora lo veo desde otro punto de vista. Quizá aprenderé a reirme de lo tonto que he sido, pero hoy te maldigo por demostrarme lo hipócrita que fui conmigo mismo.

Paloma dijo...

Aaaah esto era en serio? me castigo, me castigo...

Aparte de inconsecuente y contradictoria soy una hipocrita de mierda, porque no creo en Dios (aunque aveces si, aveces no, a veces si, a vec... todo depende) pero tambien pienso en que "algo" hay, que? ni me preguntes porque tambien soy una ignorante.

Creci en un entrono lleno de magia, pocimas, fantasmas, sesiones de espiritus, etc.
Llamalo sugestion, pero mi madre me visita constantemente, te juro que la veo, me habla y yo la odio por hacerlo... Muchas veces en que la he visto, no lo comento con nadie (ni siquiera con ella), claro! son estupideces mias (sugestiones) y nadie me creera, pero no hago mas que llamarla y me dice macabramente "hija, deja de evitarme cuando estoy contigo, deja de poner barreras cada vez que voy a tu casa que me dejas agotada"... Queeeeeeeeeee? de que mierda me esta hablando? por mas que me haga la tonta insistiendo en no tener idea de lo que habla, ella termina por describiendo la escena en donde "nos encontramos". le tengo miedo, te juro que si.

Ella es todo un personaje, seguro te "encantara" conocerla!

Paloma dijo...

Y no vuelvas a llamarme tonta, maldito gusano!

Agua_dulce dijo...

Respecto al tema de las apariciones de la Virgen, tengo una duda. ¿Por qué la Virgen sólo se aparece en aquellos lugares y ante aquellas personas que creen en ella? Creo que no hay ningún testimonio de apariciones de la Virgen o de una mujer con sus rasgos en ningún monasterio budista, tribu africana no evangelizada o pueblo esquimal... ¿Puede ser que los creyentes tenga cierta predisposición a ver cómo se cumplen sus creencias? mmm. Ahí lo dejo.
No pretendo convencer a nadie de nada, sólo planteo la reflexión.
Besitos,
Miri

Javi dijo...

Hablando ayer con Leo me comentó que no recordaba la cita a la que yo aludía. Temiendo que la mayoría de vosotros tampoco haya leído el libro, aquí os la transcribo.

"- Se olvida usted de Dios.
- No me interesa. Dios tolera lo intolerable; es irresponsable e inconsecuente. No es un caballero."

Inconformista (ey, que tengo cuenta en blogger) dijo...

Esteeeeeee...

Vereis, me ha pasado hace tiempo algo parecido a lo que dice Paloma. Y bueno, yo desarrolle un modesto experimento. Empecé a hace cosas que esa persona no podía esperar que yo hiciera y que, además, era consciente de que si se enteraba que hacía le ofenderían profundamente. En caso de que realmente fuera capaz de hacer un viaje astral, se sorprendería tanto de que hiciera esas cosas y le molestarían tanto, que por cojones me las echaría en cara y me las describiría. Puestos así, quedaría demostrado que podía hacer viajes astrales. Pero como despues de varios años sigo esperando que me heche una mala bronca o que simplemente se muestre incomoda ante mi presencia, esta claro que solo me describía escenas que era fácil que imaginara conociendo mi entorno.

Ey, que me estoy descredulizando, algo escéptico si soy, eeeeeh.

Paloma dijo...

Inconformista,

Cito:"esta claro que solo me describía escenas que era fácil que imaginara conociendo mi entorno"

En mi caso es horrorifico, pues mi queridisima madrecita jamas de los jamas ha venido a mi casa aqui en Canada, no la conoce, ni siquiera en fotos (bueno si, pero solo el salon y la cocina)... pero mas que nada ella puede describir lo que yo hacia en ese minuto, o incluso halagarme por tan linda polera que llevo encima.

Raro, muy raro sobre todo porque entre nosotras nunca ha habido mucha cercania, hablamos muy poco y ella conoce pasajes de mi vida que a nadie le he comentado. Sera solo por el hecho de ser mi madre?... no, no lo creo. Pienso que hay algo mas, pero ella nunca lo ha querido sacar a la luz, prefiere la compania de sus amigos fantasmas con los cuales se reune en ciertas fechas especiales.

Agua_dulce dijo...

Mae mía, mae mía... debe de ser que mis muertos no me quieren pero nada de nada. Ni me hablan, ni me visitan... ni se dignan a invitarme a una birra. ¡Serán desagradecidos!

Agua_dulce dijo...

Mmmm, por cierto, mi familia también me hace visitas astrales. Cuando tienen vacaciones, cogen el Opel Astra y vienen a verme a Barcelona. Pero... ahí no acaba lo paranormal. Cuando el espíritu de mi familia pasa unos días en mi piso, suceden cosas muy raras, como sobrenaturales. Desaparece el polvo acumulado durante meses, se empieza a ver el suelo, la pila de platos sucios se esfuma y los cristales... ¡Brillan!. Yo me resisto a creer que sea una alucinación, y creo que detrás de todos estos sucesos hay una fuerza oculta. ¿O será la fuerza de mi madre? Ay, ahora dudo. ¿Y si no era magia? ¿Papá Noel no existe? ¿El 11M no fue autoría de ETA?
Ay, estoy perdiendo mi inocencia...

Besitos,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Paloma, hija mía, me preocupas. ¿No estarás exagerando un pelín?

Paloma dijo...

Pues si, exagero (conforme?) todo es producto de mi imaginacion!

Maldita mania mia de abrir la boca.

Fétido dijo...

Hombre... están la tetera, la unicornio rosa invisible y el monstruo spaghetti volador... y también el capitán Haddock.

Fétido dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fétido dijo...

Yo solo puse eso una vez.

Fétido dijo...

Anda, mira, dándole a la papelerita se puede de borrá...

lucia dijo...

Pues yo no soy tan dura como el resto, quiero creer que algo hay, que todo no se acaba aqui.

lucia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hombre, Fétido, me congratula saber que sigues vivo. De tu lista de deidades voy a admitir al MEV, que siempre me pareció muy interesante, gracioso y además alimenticio y rico.

Vale, Lucía, me perece muy bien, pero, ¿por qué no lo llamas Dios y así nos entenderemos antes?

a dijo...

Sabes.. la misma respuesta la he oido a bastantes personas (yo tambien soy curiosa, y como buena curiosa, pregunto). Incluso yo lo pensaba cuando era pequeñita (que mediocre era, decía que no creía en Dios pero rezaba por las noches porque tenía miedo de los fantasmas de mi cuarto...)

Esta de moda ser ateo, pero ateo es aquel que no cree en nada, ni en Dios ni en "ese algo misterioso" (que, al fin y al cabo, es otro ídolo más, otro dios)

Pd: me encanta la palabra "languidecer"...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, salvo por lo de la palabra languidecer. Me parece cursi, sobre todo por el abuso y por aparecer siempre en las mismas frases.

Todos, de niños, hemos rezado. Es normal, nos adiestraron para eso. Muchos, después, aprendimos a pensar por nosotros mismos. Me alegro de que sea también tu caso.

rosa dijo...

Esta es una historia que me contaron y que es verídica:

Un chico se enamoró perdidamente de una chica que estaba en silla de ruedas con las piernas amputadas, por más que él insistía en demostrarle que su amor era verdadero, ella como le faltaban las piernas no quería aceptarlo, entonces él, como la amaba tanto y no podía vivir sin ella, para demostrarle que era verdadero su amor y que no le importaba en absoluto que le faltaran las piernas, se hizo amputar también las suyas para estar en las mismas condiciones que ella.

Anónimo dijo...

Esa historia la contó la hermana Glenda.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Amos a ver, Rosa:

Tu comentario no tiene ninguna ralación con esta entrada de mi blog.

Esa historia que cuentas es descaradamente una mentira, y aunque no lo fuera tú afirmas muy alegremente que es un hecho verídico sin dar la menor prueba de ello.

Rosa, sabes que por tu culpa he tenido una semana los comentarios restringidos, ¿quieres que volvamos a lo mismo o prefieres ser una amiga bienvenida en este blog? No empecemos.

rosa dijo...

¿Por qué has tenido los comentarios restringidos?

Rosa dijo...

Yo no me hubiera creido esa historia si me la hubiera contado otra persona, pero de ella si que me lo creo porque es un alma de Cristo.
¿comprendes? Y ella no miente.
Las esposas que están enamorada de Cristo núnca mienten y ella es una esposa de Cristo.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Rosa, no empecemos.

Anónimo dijo...

Que no empecemos ¿A qué?
Si todavía te queda mucho por hacer.

Aury dijo...

Hola Leónidas
Me vas a permitir que sin querer ...suscitar? ninguna polémica sobre el tema de este post con mi comentario, decirte que no se si lo que siento es pena o ‘’rabia’’controlada( por supuesto), de que tu y yo no hayamos coincidido en algún encuentro concreto para que me hubieras preguntado a mi sobre esta cuestión de que si creo o no que existe Dios, te hubiera dicho que si que existe y seguramente te hubiese quedado claro y demostrado después de trajinearnos mutuamente de haberse dado el caso…o no,con estas cosas nunca se sabe :)
Bromas aparte…y por si te interesa mi modesta opinión, creo que tu y yo sabemos que la fe no es ver para creer sino totalmente al revés, creer para ver y en mi caso es que creo y como consecuencia veo que Dios está en todas las cosas bellas del universo, para mi, El es el alma mater y creador de este universo tan misterioso para gran parte de la humanidad, que a riesgo de parecer hipócritas según modas , creencias o religiones actuales, se da el caso que puedan andar un tanto confundidos o perdidos sin encontrar un sentido real a su exisitir o ser, es mi opinión, simplemente eso.
Como ya te he dicho antes, yo creo que Dios está en las cosas mas sencillas y bellas de todas las vidas pasadas presentes y futuras, está en el arte , en la poesía, en la música, en el sol, en la luna ,en las estrellas y en todos los planetas que existan, en el agua, en la tierra , en las plantas, en el aire que respiramos, está en ti , está en mi, en el, en ella, está en nosotros, en vosotros y está en ellos, acaso ¿tu no lo sientes leónidas?,no crees que sea eso? quizás sea eso ,será que hay que sentirlo en alguna parte de nuestro fuero interno, más allá de todo pensamiento racional e irracional, en los sentimientos mas nobles, buscarlo ahí ,donde no se ve pero se siente, encontrarlo y sentir que quiere de nosotros, siendo así, quizás podamos considerarnos seres bellos por naturaleza y mejores contribuyentes a la hermosura universal , de lo contario, me cabe pensar que todavía no es tarde para darse cuenta de ello, pues creo, que todo requiere de un tiempo, que hay un tiempo para todo y todos, conviene no perderlo, será por eso que siempre se dice que el tiempo es oro.
Nada más.
Un saludo

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, Aury.

Bonito comentario, muy poético. Pero en verdad vacío.

Hablas de la belleza que hay en las cosas o de la nobleza achacando a Dios la autoría de ello, pero omites culparlo de la fealdad o de todo lo que es innoble. Es el típico discurso irracional del creyente. ¿Cuándo aprenderéis los crédulos a responsabilizaros de vuestros propios actos, tanto de los malos como de los buenos?

Por mucho que me hables de belleza o nobleza no podrás establecer jamás una relación entre eso y un ser superior al que llamas Dios.

Tú misma lo dejas claro cuando dices: "en mi caso es que creo y como consecuencia veo que Dios está en todas las cosas bellas del universo". Efectivamente, tú lo crees, y por eso crees verlo, pero si algo existe realmente, existe y punto, y se le puede demostrar a los incrédulos. Sin embargo a día de hoy ningún creyente ha podido demostrar la existencia de Dios.

Aury, también yo veo cosas bellas, nobleza, heroísmo, generosidad... menos de las que me gustaría ver, pero veo bastantes. ¿Pero qué pinta un Dios en todo eso? De igual modo que no culpo a una entidad divina por mis males, tampoco le otorgo méritos a algo que no existe.

De todos modos el propósito de esta entrada no era crear debate entre ateos y creyentes, sino llamar la atención sobre la hipocresía de los creyentes que no quieren reconocer serlo. ¿Se avergonzarán?

Aury dijo...

La fe mueve montañas amigo Leónidas, no sabría explicarte como, lo siento de verdad, pero es que yo me lo creo.
Igual te digo que creo en Dios y me creo responsable de todos mis actos, te lo puedo asegurar y no quiero decir con esto que sea divina de la muerte, pero poco falta ya,, jejeje
Yas tá y no me discutas más si el debate iba por otras cuestiones, ea, con Dios.

Lola dijo...

"La fe mueve montañas amigo Leónidas"

Sin embargo, hasta ahora sólo terremotos, movimientos de placas y dinamita lo han logrado.

Lo sé, soy una mujer de poca fe, y ni siquiera en mi ignorancia sobre la bioquímica que rige lo que siento al ver una puesta de sol mientras escucho a Beethoven se me ocurre buscar a alguien improbable ahí. Otros van más lejos, y en su ignorancia sobre bioquímica sólo ven a Dios (¿a cuál de todos?).

Lola.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¿A CUÁL DE TODOS?

¿No será que la deidad está en cada uno de nosotros? Y si Dios es único por definición, ¿no será que, simplemente, no existe ese ser supremo que tanta gente adora?

Para mí las respuestas están claras. No existe un Dios, pero lo que es mejor: TAMPOCO LO NECESITAMOS PARA EXPLICAR NADA.

Lola dijo...

Sí, a cuál de todos se refieren: el colérico Yahvé, el misógino Alá, Afrodita, Thor, Zeus...

¿De qué hablan cuando hablan de Dios? El hecho de que no haya acuerdo en algo, en apariencia, tan simple, es suficiente como para preocuparse de otras cosas de la vida, mucho más importantes, que estar pendiente de un "no sabemos lo que es" y que, por algún motivo que desconozco, está profundamente interesado por nuestras costumbres sexuales.

"No existe un Dios, pero lo que es mejor: TAMPOCO LO NECESITAMOS PARA EXPLICAR NADA."

Eso es lo mejor de todo. Unos rellenan los huecos en nuestro conocimiento con mucho trabajo, explicando lo que aún no se había podido explicar. Otros, más perezosos, cuando ven un hueco en el conocimiento, dicen "es cosa de Dios". Y ahí es dónde yo les preguntaría "cuál de todos".

En realidad, todos somos ateos, pero algunos somos ateos respecto a un dios más que los demás. Y si no, que me digan los que creen en "Dios" por qué no creen, por ejemplo, en Poseidón.

Saludos. Lola.

PD: Por momentos me he quedado preguntándome si habías entendido mal mi comentario. Desde que tengo cierto uso de razón, no se me ocurre que "algo hay". Ni tiene por qué haberlo ni es necesario para nada.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sí, sí que lo entendí, pero no me expliqué bien porque partí de tu comentario para seguir dándole caña a Aury. Na, líos de picha que me hago yo solito.