AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 1 de junio de 2007

Se acabó mi travestismo


Tras darle muchas vueltas, Gusifluky ha decidido que no quiere un hermanito humano, ni yo un hijo, que bastante tengo con el gato.

Así que se acabó mi embarazo, y hasta mi sexo femenino.

Vuelvo a ser un hombre, ¿y saben qué?, TENGO MÁS RABO QUE EL DEMONIO.

Ea, ahí queda eso.

12 comentarios:

Javi dijo...

Jo, pues a mí me daba morbo con eso del travestismo. Estaba empezando a pensar en llegar a ser algo más que amigos. Pero bueno, supongo que no se puede tener todo en esta vida.


P.D.

¿Estás completamente seguro de tu identidad sexual o puedo albergar alguna esperanza todavia?

Rosa dijo...

No entiendo Leonidas.
¿Que eres un hombre o una mujer?
¿Eres homosexual?
No me mientas.
Dime la verdad.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Soy un gato, Rosa.

Rosa dijo...

Hombre/mujer, un gato no puedes ser, los gatos no escriben, tampoco dicen palabrotas.

No sé lo que eres, de lo que sí estoy segura es de que eres un hijo/a de Dios y que El te quiere mucho.

Anónimo dijo...

TENGO MÁS RABO QUE EL DEMONIO.

¿Y para que lo quieres?
Lo importante es el amor.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Rosa, cariño, si conocieras a Gusifluky sabrías que los gatos sí dicen palabrotas, y hacen otras muchas cosas que te sorprenderán. Te invito a leer mi sección "Diálogos con mi gato", creo que anda por ahí, en la columna de la derecha.

Rosa dijo...

Hay otro blog que tampoco se lo que es, se llama azul, David pastor. También estoy hecha un lio.
Ves a verlo y me cuentas.

http://davidpastor.blogspot.com/

marmota dijo...

"Hay cosas que no encajan". Eso es lo que pensé cuando dijiste que eras tía. Por ejemplo, la foto del perfil, porque nadie guarda su foto poniéndole de nombre "girl".
También me sentí mema, eso ya lo sabes.

"Yo ya no me creo nada". Eso pensé a partir de ahí.

Bueno, estoy segura de que eres un hijo de Dios, eso sí.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues según dice su perfil es una dama, y no veo razones para dudarlo. En cualquier caso, ¿qué importa, Rosa?

No te enfades, Marta. Paciencia con este cabeza de chorlito.

Sergio dijo...

que poco te ha durado...

J. dijo...

Tu culo es mío minino.

Carabiru dijo...

jajajajajajajajjaajjaajajajaja

jajajajajajajjajajaja
jajajajaja
jajajaj

Ataque de risa histérica ante la duda existencial de no saber si tengo un mito sexual masculino o femenino!