AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 12 de julio de 2007

Me gustan los sanfermines


Queridos aficionados a la tauromaquia:

Me cago en vuestros muertos. Así de claro. Y una vez dicho esto adopto un tono más formal y sigo con la carta.

No se crean ustedes que soy uno de esos locos que valoran más la vida de un bicho que la de un humano, no, nada de eso. Si tengo que escoger entre pegarle un tiro a un perro o pegárselo a ustedes... bueno, ahí tendría mis dudas, pero puestos a elegir entre un perro y una persona normal sería el perro el que tragaría plomo, lo tengo clarito. Pero no soporto el daño por el daño, el sufrimiento gratuito, la tortura estúpida y salvaje a la que someten a los toros.

Las corridas de toros son un invento para entretener a cobardes podridos de dinero y sedientos de sangre, pero demasiado pusilánimes para salir a la calle navaja en mano y cobrarse esa sangre poniendo en riesgo sus vidas. La gente que va a ver corridas de toros son de tres tipos: salvajes a los que se la pone morcillona ver el sufrimiento de un animal; turistas idiotas que piensan que España es un gran ruedo; y ricachones fumadores de puros, bebedores de champán y malfolladores de putas de lujo, que en frecuentes casos son sus propias esposas.

Diría que me dais pena, pero el asco se impone. La escoria como vosotros sois los mismos que de políticos se corrompen, de banqueros usuran, de jueces prevarican y de soldados traicionan.

Por todo esto me gustan los sanfermines. Vosotros, gentuza, no os pondréis nunca delante del toro --tanto caviar y tanta langosta no os permiten correr-- pero al menos me consuela pensar que vuestros bestias acólitos caen por decenas en estas fechas. Sin ir más lejos hoy he visto en algún informativo televisado cómo un toro empitonaba a base de bien a un desgraciado. El toro era de esos con largos cuernos finos, ideales para clavarse bien hondo. Ahí ha tenido un rato al personaje puesto por sombrero, hurgándole en las tripas, haciéndole cosquillas en el hígado. Y yo me he alegrado una barbaridad.

Así que ahora me estoy tomando un cubata a la salud de ese toro, deseándole mucha suerte. Olé los cojones del toro, que ha podido cobrarse por adelantado la debida venganza por la tortura y la sevicia a la que lo habéis destinado, cabrones, que sois unos cabrones.

Sin otro particular, su seguro servidor,
Leónidas K. de A.

5 comentarios:

Miri dijo...

Glups, pero mira que eres bruto, Leo...

A mí tampoco me gusta la fiesta de los toros. Al igual que tú dices, no es que no me gusten porque se mata a un animal. Más animales se matan para comer, y bien que me gusta el jamón. No me gusta la fiesta taurina porque como espectáculo es desagradable y denigrante. ¿Qué hay de artístico o de bello en ver cómo desangran a un animal entre dos o tres tíos? Es como si esa gente fuera a un matadero a aplaudir mientras degüellan a un cerdo, por el mero placer que les produce el espectáculo, para después irse a su casa sin comérselo.
Por otra parte, dicen que el toreo es una lucha justa entre toro y hombre, cosa que a mí me parece una estupidez. En primer lugar, ya se sabe que el toro morirá igualmente, ¿Qué tiene de emocionante?, y además ¿Luchan en igualdad de condiciones? Al toro lo pican antes de salir, lo pican durante la corrida, le clavan banderillas hasta que, una vez extenuado, el torero lo remata. Me gustaría saber cuántos toreros valientes serían capaces de matar a un toro en plenas facultades...
Cuando iba al instituto, mi profesor de cultura clásica decía que algún día nuestros descendientes mirarían las corridas de toros con el mismo espanto con el que nosotros vemos las luchas de gladiadores a muerte que se llevaban a cabo en la antigua Roma...

Pero bueno, igualmente, Leo, yo no me alegro para nada de que los toros se hayan llevado la vida de un chaval por delante en los San Fermines, qué quieres que te diga...

Un besito,
Miri

Javi dijo...

Hombre, alegrarme, lo que se dice alegrarme, pues no, la verdad. Ahora que tampoco me apena un pijo. Ese imbécil se puso delante del toro porque quiso, pues ahora que apechugue con las consecuencias.
A mí no me gustan las corridas de toros, pero con ellas me pasa como con casi todo: si el protagonista es bueno, lo veo durante unos minutos. Me gusta reconocer un trabajo bien hecho y el valor cuando lo hay. Pero tenéis razón; el animal irracional -en este caso me estoy refiriendo al toro- siempre pierde. Tiene que ser un fuera de serie para que lo indulten y lo utilicen de semental. Precisamente, decía el otro día el dueño de la cabeza de "Avispado, el toro que mató a Paquirri, que algunos lo han amenazado para que la quite del bar que posee, argumentando que un toro que mata hombres debe ser destruido. ¿Donde esta entonces la igualdad? Si el torero tiene cojones, que salga solo a la plaza, sin monosabios, ni subalternos ni picadores, y al igual que en la película, "Mad Max: Más allá de la cúpula del trueno", que cumplan eso de: "Dos 'hombres' entran... uno sale."

Anónimo dijo...

Talmente de acuerdo, una cosa es matar para comer y otra la crueldad gratuita, yo no puedo evitar cierta satisfaccion viendo estas cogidas que quereis que os diga?

DAVID CAMPOS BARCOS dijo...

POR FAVOR AMIGOS NO SEAMOS IGUAL QUE ESTA GENTUZA TAURÓFILA, ES DECIR NO INSULTEMOS NO NOS MOSTREMOS AGRESIVOS COMO LO HACEN ELLOS. OS COMPRENDO VUESTRO DOLOR POR QUE YO TAMBIEN ASI LO SIENTO, PERO DEBEMOS DEMOSTRARLES QUE SOMOS MEJORES QUE ELLOS Y QUE NO QUEREMOS UN MUNDO EN EL QUE NO SE RESPETAN LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LOS MAS DÉBILES. ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON VOSOTROS EN LOS ARGUMENTOS Y OS APOYARE CUANDO HAGA FALTA PERO LOS ANIMALES DE GRANJA TAMBIEN SON SERES VIVOS Y SUFREN LO MISMO QUE UN TORO SOLO QUE NO NOS LO ENSEÑAN EN NINGUNA PARTE PERO YO OS PODRIA ENSEÑAR ALQUN QUE OTRO VIDEO DE LO QUE SE HACE EN LOS MATADEROS Y ES TERRIBLEMENTE ESPELUZNATE LO QUE HACEN CON CERDOS, TERNERAS, POLLOS ETC.SI NO QUEREMOS EL SUFRIMEINTO DE UN TORO TAMPOCO NOS MOSTREMOS IMPASIBLES ANTE EL SOMENTIMIENTO TERRIBLE DE LOS OTROS ANIMALES POR QUE CREEDME SUFREN IGUAL LOS UNOS COMO LOS OTROS. NO PODEMOS DISCULPAR EL SUFRIMIENTO QUE SE INFLIGE A LOS ANIMALES DE GRANJA SOLO POR QUE SEAN PARA COMER. ESTA DEMOSTRADO CIENTIFICAMENTE QUE LOS SERES HUMANOS PODEMOS PERFECTAMENTE OBTENER TODOS LOS NUTRIENTES NECESARIOS PARA NUESTRO ORGANISMO DEL MUNDO VEGETAL , ASI QUE NO HACE FALTA MATAR ANIMALES PARA QUE PODAMOS VIVIR, ADEMAS OS LO ASEGURO ES MUCHO MAS SANO PARA EL CUERPO COMER VEGETALES QUE NO ANIMALES. DESDE AQUI OS PIDO REFLEXIÓN SOBRE TODO ESTO Y QUE PENSEIS QUE ESTOY RADICALMENTE EN CONTRA DEL MARTIRIO QUE SE LE HACE A LOS TOROS Y MORIRE PARA DEFENDERLOS, PERO A LOS DEMAS ANIMALES TAMBIEN. UN SALUDO A TODOS LOS AMANTES DE LOS ANIMALES.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, David Campos. Ante todo bienvenido. Ahora paso a discutirte algún aspecto de tu comentario:

Insistes a lo largo de tu texto en que los animales de granja también sufren, y estoy de acuerdo en que hay que luchar para que la existencia de esos animales sea más llevadera, aunque eso encarezca la carne. Sin embargo no estoy de acuerdo en que compares las granjas al toreo.

Las granjas, mejor o peor gestionadas, son necesarias para nuestra alimentación (tú piensas que no, luego hablaremos de eso), pero las corridas de toros son sólo un espectáculo, un espectáculo cruel en el que hay personas gozando con la tortura y muerte de un mamífero. Creo que no es comparable.

Respecto a la necesidad de alimentarnos con carne, tú afirmas que no existe tal necesidad, y apelas a una demostración científica que sin embargo no refieres. Por lo que yo tengo entendido sí que es necesario alimentarnos de animales, al menos hasta cierto punto. No obstante reconozco mi ignorancia sobre el particular, y te agradecería que seas más concreto cuando te refieres a una demostración científica que afirma que podemos pasar sin comer carne. Por favor, haz referencia a esas demostraciones científicas de manera que pueda buscarlas y contrastarlas.

Gracias.