AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

miércoles, 22 de agosto de 2007

Lo que pasa por jugar con petardos



He visto un vídeo en el blog del Tirador Solitario que me ha recordado la historia de Ovejera. Fue uno de mis jefes, allá por 1996 y 1997, más o menos. Coincidimos además en dos destinos, Granada y Almería.

Él estaba en Granada y se negaba a hacer cierto trabajillo (quizá les hable de eso en el año 2035, aproximadamente), por lo que me mandaron allí en comisión de servicio durante unos meses para hacerle el trabajo sucio. Apenas hablamos en aquellos meses y jamás me dio las gracias, Ovejera no salía de la oficina y yo no salía del taller de desbarate de munición.

Más adelante, en Almería, cuando otro de mis jefes perdió definitivamente la cabeza y vació el cargador de una pistola sobre los trofeos y los cuadros de la cantina (quizá les hable de eso en el año 2035, aproximadamente), Ovejera vino para sustituirlo, teniéndome a mí como su mano derecha.

Ovejera era un especialista químico artificiero de la antigua escuela, ideal para preguntarle cuando dabas con munición antigua que no habías estudiado, pero no esperaras más ayuda de su parte; odiaba la especialidad y odiaba los explosivos. Andaba por las cincuenta primaveras y yo tendría unos veintidós años, y aún así salimos juntos de copas alguna que otra noche. Ovejera tenía mucha labia y siempre ligaba con las camareras. Memorable aquel fin de semana en el que su mujer, preocupada, llamó al cuartel preguntando por su esposo:

--¿Puedo hablar con Ovejera?

-- Imposible, señora, está pasando el fin de semana en Granada.

-- No, hijo, soy su mujer y aquí no está. Me dijo que se quedaba de servicio.

-- Ah... pues... ejem... intentaré buscarlo.

Luego supimos que había pasado el fin de semana con la última camarera, el muy mariconazo, con lo buena que estaba la piba... De la bronca que tuvo con su señora no nos quiso contar nada, claro.

Entretanto Ovejera y yo cogimos algo de confianza y me atreví a preguntarle por la enorme cicatriz que surcaba parte de su cara y cuello. Me contó que fue por una granada de mortero. Estaba quemando envases de cartón embreado --una de las más tediosas funciones del químico artificiero-- que en su momento contuvieron granadas de sesenta milímetros, y por lo visto se le coló un envase que contenía su original contenido; ya se podrán figurar lo que vino después. Cuando la granada de mortero se cansó de recibir los lametazos de las llamas hizo lo que ellas saben hacer: ¡Catapún! Y desde entonces este señor luce una enorme cicatriz. (Aunque no aprendió la lección, como les contaré en el año 2035, aproximadamente).

No tiene mayor importancia, medalla de sufrimientos por la patria y a seguir palante. Pero me he acordado de todo esto por otro accidente con granada de mortero, pero esta vez no habrá medalla de sufrimientos por la patria y no creo que el "afectado" lo pueda contar:




(En mis reiteradas menciones a las historias que podré contar en el año 2035 me refiero al año en el que previsiblemente, más o menos, pasaré a la reserva, y entonces dejaré de estar sujeto al régimen disciplinario de las fuerzas armadas y por fin me convertiré en un ciudadano de pleno derecho y podré contar verdades como puños sin que me metan en la cárcel).

El nombre Ovejera es una alteración del verdadero nombre.






19 comentarios:

Víctor dijo...

joder, hasta el 2035 nos vas a tener en vilo para conocer los detalles ocultos de la historia...ya te vale!!

....

el tema de que te explote una granada de mortero tiene telita, con todo, si solo tiene una peazo cicatriz no está mal comparado con lo que pudo ser no??
ayyyy, si en vez de granadas usáramos patatas*....


* http://www.youtube.com/watch?v=CpAJOPzKK-M

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Lo de esperar hasta el 2035 no es capricho, Víctor, es una consecuencia de la legalidad vigente en lo que se refiere a libertad de expresión de los militares.

Efectivamente, tuvo mucha suerte de que le petara la granada de mortero estando a bastantes metros.

Sobre el vídeo que presentas, es gracioso, un objeto cualquiera (patatas en este caso) proyectado por un gas comprimido. Aún así es peligroso jugar con estas cosas. Un niño o un anciano muy debilitado puede fallecer siendo el "objetivo" de estos experimentos.

Investigando en Internet cualquiera puede obtener mucha información, y para eso está Internet, pero yo nunca daré información que facilite la fabricación de explosivos ni "lanzadores de patatas".

Pedro Lucio dijo...

No sé si me aguantaré hasta el 2035, la verdad.

Otra cosa de proyectiles en nuestro Ejército: disparar los de los cañones sin retroceso con la fecha de caducidad de cuando Napoleón.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¿Aún se usan esos chismes? Lo último que supe de los C.S.R. fue cuando me tocó destruir unos cuantos.

Es oportuno aclarar algo ahora:

Casi todo el mundo está confundido con el tema de la "caducidad" de la munición. La munición no caduca como los yogures, sino que obedece a un concepto que los especialistas llamamos "vida probable". Explicar este concepto a fondo sería muy largo, lo resumiré diciendo que una munición fabricada en la década de los 50 puede estar en perfectas condiciones, y sin embargo otra munición fabricada en 1989 (je, no es casual que haya escogido este año... ya te contaré) puede dar problemas en el 2004, hasta el punto de producirse la ignición espontánea.

No siempre lo más moderno es lo más seguro.

Pedro Lucio dijo...

No, creo que ya no quede ningún CSR en servicio. Lo pongo como ejemplo ya que para muchos militares es un "gran recuerdo".

Neko dijo...

"Chorrada militar" -Mamá Ladilla.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Neko, mi vida, mi amor, mi cielito, mi corazoncito, esa obsesión tuya por atacarme no puede ser nada bueno. Pero yo te quiero igual, eh.

Neko dijo...

No te ataco, es el nombre de una canción y su grupo... Yo es que la encuentro muy apropiada.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Uhmmm... El día menos pensado voy y la escucho, fíjate tú.

GUIZMO dijo...

El volátil combatiente del video y la bronca que le metió la parienta a Ovejera. Ambos muy ejemplificadores de esa manida, pero no por ello menos cierta, frase hecha que dice así: "el que juega con fuego acaba quemándose".

neko dijo...

Bueno, podría escribirte la letra entera, pero entonces no tendría gracia y quedaría muy largo... lo que mola es oirla con música. Es que es mas o menos es la opinion que tengo yo sobre la entrada, pero en lugar de escribirlo todo, es más facil que lo escuches tú... Aunque bueno, si no la vas a escuchar, allá tú, no te creas que nadie te va a obligar, hombre.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vaya, Guizmo, pues no lo había visto yo así, pero tienes más razón que un santo.

Neko, ¿nadie me va a obligar? Joder, tía, me pones cachondísimo cuando te haces la magnánima. Por cierto, ¿sabes cómo pasar un archivo wma a mp3? Por cierto segunda parte, ¿sabes que una fulana guiri está usando tu cuenta de hotmail?

Neko dijo...

Coño, ¿que me dices? ¿Una fulana guiri? (No, no se pasar wma a mp3)Me conmociona oir eso, pero si la pillo por banda se va a acabar el cachondeo... Esto... ¿y magnánima? Nada de eso. Pero tampoco te voy a poner una pistola en la cabeza (que ya me gustaría a veces, ya).

Víctor dijo...

voy a ver si te puedo salvar el culete con lo del mptres....
hay programillas para eso, yo tengo uno (que aún no he probado, pero te lo he colgado para que lo descargues...la tarea de investigar el manejo del programa la dejo en tus manos)

www.fileden.com/files/2007/8/12/1341708/bpsacp.rar


espero que sirva pa algo

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Muchas gracias, Víctor. He descargado un programa y tras mucho pelearme con él he logrado lo que pretendía. La prueba está en mi siguiente entrada.

Víctor dijo...

ya he reescuchado la prueba de lo que acabas de lograr..y de nada

(*fuera de tema... cuando vas a concluir con la encuesta...?es que yo la veo ahí tan solitaria, colgada...poca gente le hace caso....queremos resultados!!!)
(de todas formas no se cuanto tiempo lleva colgada...pero si hubieras puesto de opción: quiero ser chirigotero...vamos que si la hubiera elegido...a pesar de mis nefastas cualidades para el canto)

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Je je je... Cierto, creo que me voy a cargar la encuesta en cualquier momento. Pero habrá otras, amenazo.

Carabiru dijo...

Joer, qué susto cuando revienta el proyectil en el vídeo.

No entiendo mucho de esas cosas, pero... supongo que el resultado no debió ser muy agradable de ver.

Pues hasta el 2035 entonces.
Por cierto, que me genera curiosidad el tema, si dejas el ejército pongamos dentro de un año (por poner) esa cláusula también te obliga a esperar hasta ese año??

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No, Carabiru. En cuanto se hiciera efectiva mi renuncia a la condición militar dejo de estar sujeto al régimen disciplinario y podría hablar tranquilamente.