AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 30 de agosto de 2007

Umbral y Puerta


Parece, si he de fiarme de las noticias, que el Martes murieron dos personas de cierta fama, con apellidos similares, además. Poco más en común debían de tener.


Uno no les sonará de nada, se llamaba Francisco Umbral y escribía. Escribía de un modo muy raro que a mí no me gustaba, aunque hay quien lo considera un genio. Pues el Martes murió, a los setenta y dos años, y ha sido despedido entre amigos y familiares.

El otro sí que les sonará muchísimo, y quizá todavía estén ustedes derramando lágrimas por él. Este se llamaba Antonio Puertas, de veintidós años, y era... (redoble de tambores, por favor)... ¡FUTBOLISTA! Ha sido despedido entre miles de aficionados, forofos, fanáticos y otros borregos.

Yo me enteré tarde, porque desde el lunes hasta el miércoles estuve... bueno, más bien no estuve. Me he perdido la gran oportunidad de desplazarme a Sevilla para despedir al pateador de balones. No saben cuánto lo lamento, aunque cuento con que entre tanto soplapitos mi ausencia pasara inadvertida.

He podido saber que el muchacho quiso morirse en mitad del campo, pero los médicos no lo dejaron. Bien por los matasanos. A ver, chaval, no me seas tan chulito, tú te mueres en un hospital como todo hijo de vecino. Y él, obediente, se ha muerto donde le han mandado, tras su fallido intento de dar el espectáculo. Que ya está bien de tener tan consentiditos a estos perseguidores de pelotas.

Después lo de siempre en estos casos, los miles de imbéciles homenajeándolo, como si fuera alguien, el nota. Por muchas veces que vea un espectáculo tan lamentable no dejo de asombrarme de la inmensidad tontunil futbolera.

Yo no quiero hablar en DCC de fútbol (poco tendría que decir) y tampoco de futbolistas. Este Diario se ensucia con la mierda que yo escojo, y no estoy por elegir esa clase de porquería, pero esta vez no me he podido resistir a rajar un poco. Entiéndanme, la coincidencia de fechas y la similitud de los apellidos me pedía a gritos que pariera unas líneas. Lo de Umbral me la trae al pairo, pero el óbito del insigne chutador sí que me interesa, más que nada porque me alegra.

Sí, sí, han leído bien. Me alegra porque el dolor del futbolero será siempre el placer de Leónidas. Es jodido ser español, varón, y deplorar el fútbol, y constantemente soy torturado por ese gigantesco negocio que a mí jamás me aportó un céntimo. Así que mi alegría en estos momentos de dolor futbolero no es crueldad, es más bien venganza. Pero pueden ustedes llamarlo como quieran. Si son ustedes futboleros me la sudan, y si no... pues también, qué coño.

12 comentarios:

Sensei Kátorga dijo...

Estamos en una sociedad que devora personas cuales rosquillas untadas de olvido póstumo, sociedad en la que un futbolista, famoso y joven, es despedido entre vítores y agasajos y un literato entre (aunque sea Umbral que no es santo de mi devoción, precisamente) silencios. Estamos en una sociedad también que fagocita la información a vertiginoso ritmo, ritmo que impone esta vida de hoy día en la que hoy es arriba y mañana es abajo.

Javi dijo...

Yo más que conocer a Umbral, conocía su caricatura: el famoso gag de "Si no se habla de mi libro, me voy.". Y manda cojones que hayan abierto los noticiarios con la muerte del tocapelotas y no la de este hombre que, gustos aparte, era un intelectual reconocido. Pero lo que es asombro o sorpresa... ninguna.
Si tuviera que quedarme con una imagen, sería con la del policia local saludando al paso del coche funebre. Del coche funebre del futbolista, se entiende. No sé si saludó por cortesía -como saludaría a cualquier otro finado- o por ser "una estrella del deporte".
Y una pregunta: ¿es normal que un deportista de 22 años caiga fulminado de un infarto o similar? Lo primero que hace un club antes de fichar a un jugador es someterlo a un reconocimiento médico para descartar enfermedades y lesiones, con lo cual resulta un poco raro que padeciera del corazón, ¿no?
No es por acusar de nada pero tengo entendido que el consumo de drogas puede provocar cardiopatías.

Mayolongo dijo...

Creo que cuando alguien es joven, su mujer esta embarazada de 7 meses, tiene un futuro prometedor y muere de forma casi televisada, esas reacciones son normales. Espera que muera Maradona, un drogadicto de mas de 150 kilos, ya veremos ese funeral y eso sí será injusto, es mi opinion.
BESOS.

Hache dijo...

Salvando el tema de que si el chaval quería palmarla en el campo me parece la mar de respetable y en absoluto criticable ni merecedor de chanza, por lo demás absolutamente de acuerdo.

Aquí la menda no solo se lleva preguntando desde hace tres días quien carajo era el futbolista en cuestión, sino que aunque el que la hubiese cascao hubiera sido Beckham o Ronaldo, a los que sí conozco aunque no sea por voluntad propia, está claro que vivimos en un puto mundo en el que es más importante esa muerte que la de un Umbral o una Emma Penella, cuyos trabajos podrán gustar más o menos pero en todo caso han aportado mucho más que el de alguien que le da patadas a un balón. Digo yo.

Eso sí, sorpresa cero. Que ya conocemos de sobra el patio donde jugamos todos los días.

Tesa dijo...

Es una pena que un chico de 22 años (de cualquier profesión),pierda la vida.
Según las estadísticas, más de una docena de deportistas mueren al año de "muerte súbita", claro que no se trata siempre de deportistas de élite, a veces son muchachos que pasan desapercibidos porque su deporte no es el futbol y menos jugadores de 1ª. Por lo visto hay cardiopatías que no se detectan en los reconocimientos de los equipos ...o que el corazón se rompe un día sin previo aviso y no hay nada contra eso.

Sobre Umbral, sólo digo "que nos espere muchos años", no he leído nunca nada de él, no sé si era bueno o malo, todo trabajo es respetable aunque no sea de nuestro gusto.

Ronroneo dijo...

yo opino como tú, Leo. También soy una de esas personas a las que atacan porque no me gusta el fúrbol. Y sí, pensé lo mismo que tú, qué panda de payasos. Pero bueno, el Puerta no tiene la culpa...

por cierto donde has leído eso de que quería morirse en el campo? :o

GUIZMO dijo...

Yo con esto me situo en un punto medio, Personalmente no es que sea un forofo del fútbol pero sí me gusta ver algunos partidos y estoy relativamente al día. Pero bueno, tampoco creo que esto sea lo determinante. Reconozco que sentí la muerte de Puerta y, sí, bastante más que la de Cela. Por una sencilla razón: uno era un abuelo al que "le iba tocando" y que tuvo una larga vidad de la que sin duda disfrutó y el otro era un chaval a punto de ser padre que murió de muerte súbita con solo 22 años. Lo que pasa es que lo de montar semejante numerito por su muerte, ponerse a llorar y tal me parece excesivo. Igual de excesivo que el bombardeo mediático que hemos sufrido con el tema. entiendo que se le de más cobertura que a una persona "anónima" (por razones obvias) pero de ahi a lo que se ha llegado hay un trecho. Y para poner un ejemplo de lo perjudicial que creo que ha sido tanto bombo un ejemplo: la familia de Puerta quería un funeral privado y pidió a la gente que por favor no acudiesen. Pero la gente no hizo ni caso y media Sevilla ataviada con camisetas de fútbol acudió en masa al entierro y lloró la muerte de una persona a la que no conocían mientras coreaban el himno del Sevilla. Creo que eso debió sentar como un tiro a la familia y me parece de una enorme falta de respeto. Y de eso creo que fueron los medios los que tuvieron la culpa.

marmota dijo...

Pues a mí me dio una pena lo del futbolista...
Me importa tres pepinos el futbol y no sabía quién era él, pero da pena que se muera alguien tan joven de una manera tan boba.

marmota dijo...

javi, me parece un poco fuera de lugar insinuar que él se lo buscó por drogarse cuando no hay ninguna prueba. Precisamente, el marido de una persona muy querida para mí murió igual. Una enfermedad genética cabrona que no se manifiesta hasta que te da el ataque.

paloma dijo...

Independientemente de cual sea su profesion me dio tristeza la muerte de este chiquillo, pobre!

Futbolera?.. nop para nada, no me gusta pero tampoco lo detesto, de vez en cuando me siento a ver algun clasico... pero mas que el deporte en si, lo que me saca de mis casillas son los seguidores, en los estadios chilenos se vive una real batalla campal... es terrible la violencia alli.

Hace unas semana, cuando fui al encuentro de la sub 20 contra Nigeria, aqui en Montreal (segunda vez en mi vida que iba al estadio, y mas que nada fue para sentirme un poco mas cerca de mi pais) sali totalmente asombradisima pues NO habian rejas de contencion en torno a la cancha.. me crees?.. si, ya se, en España tampoco... pero jamas habia visto (en directo) algo parecido... me senti un ser de otro mundo, raro... todo muy raro.

Nut dijo...

Lo más llamativo de todo esto en realidad (y disculpe el autor del blog mi discrepancia con él) es que todos conocíamos quién era Umbral. El que menos, había oído hablar de él como mínimo algunas veces. En cambio Puerta, ese gran homenajeado, era un perfecto desconocido para todos nosotros, a no ser que seas seguidor del Sevilla.
No obstante, sigue conmoviendo más la muerte del segundo.

Víctor dijo...

jodor!! tres dias sin pasarme y has escrito tres biblias y media...

en cuanto a lo que concierne el parrafal este que has soltado... yo como devorador de todos los deportes no comparto lo que dices de 'me alegro porque jugaba a fútbol' (con otras palabras, pero es eso) pero si que estoy de acuerdo contigo en todo, gran cantidad de gente que no había oído del pobre chaval (que también hay que lamentar su muerte, 22 años...pobrecillo), lo que decía, gente que no lo había escuchado si quiera mentar de repente les entra una llorera y hablan de él en las noticias...
-'era mu buena gente si..amigo de sus amigos...'

y luego la cantidad de sitios web (individuales) que dedicaron sus entradas a tan malogrado jugador...yo sigo pensando que si, que es triste, y se merece el homenaje y respeto que toda persona al fallecer... y no que se monte el 'gran circo puerta' pero es lo que tiene el mundo (y más en concreto este país) que nos importa más la vida de gente famosa (...pero con mérito de qué?) que si se casa con tal o con cual, que si hace topless en no se donde... y en el caso que nos concierne, no deja de ser una trágica muerte, dejando a una mujer (de cuarentaitantos años...si si, cuarentaitantos y el 22) preñada... no debería tener más trascendencia de la q se le ha dado...


uaaaaaaa, como me enrollo...me voy a leer las siguientes entradas, que ando desfasado en tus actualizaciones(y no te podrás quejar.. que estoy aprovechando una pausa de mis horas de estudio pre exámenes septiembriles para leer los truños estos que nos sueltas)