AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Y tú, ¿rezas o enriqueces?


Lo he visto hace un rato mientras desayunaba-comía-cenaba, (filetes de pechuga de pollo salpimentados; el caviar se lo echo a Gusifluky). Veo ahora que en Youtube anda un rato largo dando guerra. Es lo que pasa por no ver la tele, que soy el último en enterarme de estas cosas:




Pues este cabeza de chorlito se alegra muy mucho. Me alegro de que por fin la sacrosanta Iglesia Católica se vea tan mal como para tener que hacer esta campaña. Es el principio del fin. Aún les quedan unos siglos de dar por saco, claro, pero sin el chollo de los diezmos y sin poder meternos el miedo en el cuerpo como antaño a estos señores les queda poco para extinguirse. Empiezan a oler a cadáver. Y por esta vez no me parece un olor desagradable.

Bien harían, si tanta falta les hace la pasta, en empezar a vender inmuebles y obras de arte. Aunque no olvidemos que gran parte de esas posesiones de incalculable valor son robadas, y a veces por el expeditivo sistema de quemar a sus legítimos dueños bajo la peregrina acusación de brujería. El mayor y más impune robo de la Historia. Y ahora me vienen con comedores sociales y otras limosnas, esperando darme penita. Los muy cabrones.

7 comentarios:

Miri dijo...

La Iglesia tiene dos caras. Unos sólo miran la buena, y otros sólo miran la mala. En el vídeo sólo sale una. Tú, por contra, sólo comentas la otra. Pero tiene las dos.
La Iglesia ha hecho muchas barbaridades, pero las pequeñas parroquias -nunca las altas esferas eclesiásticas- llevan a cabo a veces obras sociales importantes, si bien el precio que pagan los "ayudados" es tener que cargar con ciertas creencias. Aunque también hay gente a la que le ayuda creer en algo. Conozco una persona cercana que salió de las drogas gracias a una de estas asociaciones. El tipo ahora es muy religioso. Personalmente no me gusta que tenga que ser religioso para no drogarse, pero yo lo veo más feliz ahroa que cuando estaba enganchado a la heroína.
De todas formas está bien que la Iglesia tenga que financiarse con sus fieles. Así por lo menos tendrán más cuidado con dónde invertir el dinero...

Un besito,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Soy muy consciente del lado bueno, pero para hacer buenas obras no es necesario tener fe en ningún dios. En cambio, para cometer ciertas tropelías y que la sociedad en general las tolere y hasta las fomente es requisito imprescindible la fe religiosa.

O hablando más claro y simplificando mucho: yo, como ateo, puedo darte un plato de comida, pero lo que no puedo es quemarte en una hoguera; el creyente, a poco que te descuides, verá correctas ambas acciones.

Miri dijo...

Bueno, cierto que la religión es un buen caldo para justificar barbaridades, estoy de acuerdo contigo. Aunque también lo es, en general, cualquier tipo de creencia llevada al extremo de nublar la razón. Ej: creencias étnicas o políticas. Un ateo puede no ver con buenos ojos quemar en la hoguera a alguien, pero sí meterle un tiro en la nuca a según quién por no pensar de la misma forma, en pleno siglo XXI. Supongo que el fallo está en todo aquello que adoptamos como una fé, bien sea esta en la Iglesia, en un líder, en una idea, etc., etc.
Besitos,
Miri

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Sí, estamos de acuerdo.

Carabiru dijo...

Miri es una tía de la que vale la pena leer sus opiniones, siendo pelota por un momento.

Tiene razón en muchas cosas, sin embargo, y al hilo del vídeo que pones, creo que ya era hora de que se les quitasen privilegios que no deberían tener en un Estado laico, como el que creo que es España.

Y si necesitan pasta, que miren todo el inmenso patrimonio que tienen, que es más que suficiente para paliar muchos problemas del mundo, quizá deberían releer lo que predican, y recordar aquello de entregar a los pobres la mitad de la capa propia... abandonar las riquezas terrenales en busca de las celestiales...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues ahí está la cosa, Carabiru. La Iglesia predica de puertas afuera, pero lo de predicar con el ejemplo se les olvida, o lo cargan sobre misioneros idealistas y modestos cargos eclesiásticos, mientras que la alta jerarquía sigue tirando de lujos, pisoteando a los creyentes y a sus propios subordinados.

Qué gran despropósito todo este negocio de las religiones.

Miri dijo...

De acuerdo con Carabiru y el último comentario de Leo. A pesar de hacer buenas obras de vez en cuando, eso no justifica que tengan que cobrar de las arcas de un estado laico o aconfesional, y más con el patrimonio que tienen. Cierto, Carabiru. Buena puntualización. Tengo que daros la razón en eso.

Por cierto, el último comentario a esta entrada, de Leo, me recuerda la película de "La Misión", donde precísamente entraban en conflicto las altas jerarquías eclesiásticas con los misioneros franciscanos... impactante, esa película. Buen ejemplo de esto que dices.

Un besito,
Miri