AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 13 de enero de 2008

Nada más que añadir (o una lección de humildad)


Repetid conmigo: No somos nada, no somos nada, no somos nada...





6 comentarios:

Carabiru dijo...

"Somos una mota de polvo suspendida de un rayo de sol"...

Esta frase... me ha encantado.

A lo mejor soy ñoña, pero se me ha puesto un nudo en la garganta con este vídeo.

mo dijo...

No somos nada, no somos nada, no somos nada, no somos nada, no somos nada, no somos nada...

P.D.: Voy a ir a comer que pa no ser nada me está entrando un hambre que no veas, cielo. Luego sigo.

MO.

Juan Mondejar Garcia dijo...

Precioso. Nada es realmente importante comparado con el universo, no tenemos control sobre él. Pero somos exclusivos, estamos vivos y te estoy dejando un mensaje en algun ordenador que a saber donde coño esta y eso tambien es importante y no deja de maravillarme y más aun reconociendo que somos nada y que esto no tiene ninguna importancia. Ahora explicale esto a Michael Jakson, Al Paul Macarni, al alcalde de totana y al Ton cruise mientras se come los calostros de su señora.

Saludos.

Izaya dijo...

Gracias por la advertencia jeje pero no sé si me debo cuidar más de ti que de Mo. Ojo algunas cosillas que he leído por ahi abajo. Al menos algo tenemos en común. Tenemos gatos. Hasta pronto !!!!!!!

Tito Charly dijo...

Alguien sabe por que se expande el universo?

Jota dijo...

No somos nada no somos nada no somos nada no somos nada no somos me vas a comer la almorrana no somos nada no somos nada...