AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 4 de febrero de 2008

El Soldado Kowalski


Kowalski o Kowalsky, que de las dos maneras lo encontraremos, es un soldado estadounidense. En su honor me bauticé como Leónidas Kowalski cuando empecé a vomitar en la Red, y en su honor escribo ahora este panegírico. El muchacho se lo merece.

Hace ya bastantes años que conozco al soldado Kowalski. La verdad es que no tenemos mucho trato, pero cada vez que empiezo a olvidarme de él me lo encuentro sorpresivamente en una película o en una novela. O incluso en un videojuego. Confunde un poco su errática carrera militar, pues igual lo ves como Cabo en una peli, como años después te lo encuentras degradado a Soldado en un juego, para volver a encontrarlo a la semana siguiente en otra película ascendido fulgurantemente a Sargento. Debe de tener una peculiar Hoja de Servicios el amigo Kowalski, y un expediente personal de lo más complicado.

Como no lo he visto nunca es de oficial. Supongo que por ser hijo de inmigrantes polacos ha de conformarse con los empleos de tropa o, con suerte, los de la suboficialidad. A mí me cae bien, entre otras cosas, porque mi amigo Kowalski hace su vida entre lo más subordinado del ejército. No me es difícil empatizar con este soldado, y siempre lo reconozco, aunque cambie de cara y de galones. Cada vez que lo descubro en una nueva aventura tengo una peculiar sensación, entre alegría y desconcierto, como cuando nos encontramos inesperadamente a un conocido de nuestra tierra en una ciudad lejana. Él me mira desde la pantalla o desde las páginas, sonríe y me guiña con complicidad un ojo azul, o verde, o castaño. En estos casos entablamos un breve diálogo si la acción lo permite:

--¡Ey, Kowalski, qué alegría verte de nuevo!

--Yo también me alegro, Leo. Sabes que quiero pasarme por DCC, pero tío, ya ves cómo es esto. Siempre ando liado entre tiros, humo, explosiones y compañeros destripados. Eso cuando hay suerte y no soy yo el destripado, mwajajajajaja...

--Ya, hombre, no te preocupes.

--Échale güevos y vente tú a mi mundo, tío. Verás qué risa.

--Uy, quita, a mí eso me da un miedo... Mejor te espero yo a ti.

--Bueno, pues nos vemos, colega, pero ahora me largo, que oigo acercarse otra puta granada de mortero.

Y mientras corre empuñando su M-16 con una mano usa la otra para despedirse de mí. Nos volveremos a ver, pienso yo. Siempre volvemos a vernos, aunque a veces la granada de mortero, o la bala de un francotirador, o un lanzallamas, o lo que sea, lo deja seco.

Mi amigo el soldado Kowalski ha estado en infinidad de batallas. En algunas ha muerto incluso. Ese cabrón es un héroe de los de verdad. Apareció en una novela de Pérez-Reverte, por poner un ejemplo. Y también, aunque no se lo crean, participó en una secretísima expedición científico-militar, y puestos a hacer cosas raras también ha intervenido en una película de animación, y hasta en varios videojuegos, como Shellshock: Nam '67 o Gears of War, donde por cierto perdió una pierna que poco más tarde encontró. Es la metapolla, este Kowalski. Cuánto tendría que contar si se lo permitieran...

Hace tiempo que no nos encontramos, amigo Kowalski. Haz por verme pronto, que no quiero pensar que alguna vez, en el fragor de la batalla, palmes de verdad. Atormentado por la duda he revisado la lista de bajas, tanto en Irak como en Afganistán, y compruebo aliviado que tu nombre no aparece.

Tú sigue muriendo de mentirijillas, que es lo tuyo, y deja para otros morir de verdad.

3 comentarios:

Tito Charly dijo...

Jajajajaja que bueno...aaaay kowalski... es cierto que hace mucho que no se sabe de el...

Inconformista dijo...

A Kowalski, en la serie Stargate SG1, lo ascienden a Mayor (que no sé si será ofical o suboficial, ahora que pienso) pero muero a las pocas semanas.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ajá, Inconformista, pues sí, es un oficial, equivalente al Comandante en España. No sabía nada de esa serie.

Pero claro, se lo cargan al poco. Ya digo que la carrera militar de este tipo tiene que ser modesta. Incluso puede que estemos hablando de diferentes Kowalskis.