AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 28 de marzo de 2008

Fitna


Sabrán ustedes que un tal Geert Wilders, parlamentario holandés, ha realizado una breve película (quince minutos de duración) bastante crítica con el Corán. Se llama Fitna, que es una palabra árabe traducida como división o guerra en el seno del Islam, según leo en la Wikipedia.

Como era de suponer, el propio gobierno holandés se ha cagado de miedo ante lo que se le puede venir encima, temiendo que se repita algo similar a lo que ocurrió cuando el famoso asunto de las viñetas de Mahoma danesas. No sé nada del señor Wilders, no conozco sus motivaciones para hacer esa película ni sus tendencias políticas o religiosas. No tengo, por tanto, el menor interés en apoyarlo personalmente, sin embargo creo que el miedo al Islam (como a cualquier otra religión) y a las posibles reacciones violentas de la masa irracional no nos hacen ningún bien.

Contra quienes pretenden imponer su voluntad por la fuerza y mediante el miedo sólo queda gritar, por eso cuelgo aquí los quince minutos de la película Fitna. Me queda la duda de si no estaré ayudando a llevar a cabo alguna sucia maniobra por parte de Wilders, pero ante la duda he optado por poner mi granito de arena contra la sinrazón de los fanáticos religiosos. Mi intención no es -me gustaría que esto quede claro- provocar enfrentamientos, sino evitar el silencio cómplice, que facilita la labor de los que quieren imponer sus dogmas violentamente.

La versión que he encontrado está subtitulada en inglés, pero agradecería cualquier indicación para poder publicarla aquí en español.

2 comentarios:

Gemma dijo...

Es la primera vez que hago un comentario en tu blog,ya sé, debería por lo menos decir de vez en cuando, te leo y me gusta, pero bueno cada uno decide cuando algo le llega y no puede callarse, ¿no?.
Bueno,aún a riesgo de que te rias de mí hasta que te salten las lágrimas, he llorado muchísimo viendo este video, no consigo acostumbrarme a este tipo de cosas y espero no hacerlo nunca, me enferman,lo que más me enferma es que un amigo de mi hija de 13 años me diga en la cara yo ya lo he visto, no sale nada fuerte....
Creo que lo estamos haciendo como el culo si un crio puede ver un telediario sin inmutarse.
No apoyo el fánatismo en ninguna de sus variantes y realmente si que creo que la gente debe de saber a lo que se enfrenta, no basta con temer hay que, como bien dices, gritar.
Gracias por todo lo que escribes.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, Gemma, bienvenida:

No me río de ti en absoluto, estas cosas son de las que no me hacen gracia. Eso que dices del amigo de tu hija, vaya... Me gustaría saber qué entiende él por algo fuerte. De todos modos las imágenes que han usado para la película son moderadas, porque yo vi otras sobre el atentado de Madrid que... bueno, bueno.

Los fanatismos son siempre peligrosos, eso ya lo sabemos. Hay quien dice que este vídeo es también fanático por despertar odios hacia el Islam. Yo no lo creo así. Nada de lo que este vídeo muestra es mentira, y si bien es cierto que la sociedad de tradición cristiana no está libre de fanatismo, no menos cierto es que en la sociedad musulmana ese fanatismo es más acendrado y habitual.

Creo que es un grave error por parte de nuestra sociedad el mirar para otro lado y no atrevernos a llamar a las cosas por su nombre por miedo a las reacciones de los locos, ya sean éstos musulmanes, cristianos o simplemente hijos de puta.