AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

martes, 18 de marzo de 2008

Pues a mí me da usted risa, señor Ansón


Me encuentro hoy con unos parrafitos de Luis María Ansón en El Imparcial, bajo el título "Me aburren los ateos". Viene a decir que los ateos somos obsesos y dogmáticos -tiene huevos que un beatillo llame dogmático a un ateo- y que es mentira que se esté perdiendo la religiosidad.

A mí este señor, el tal Ansón, me cae bastante gordo desde que le leí un libraco titulado Don Juan, libro del que se dice que es objetivo e imparcial, como se dice siempre de estos libros, y como si no supiéramos de qué pie cojea Don Luis María. Sin embargo fue más tarde cuando se me hizo realmente insoportable el personaje, al enterarme de que varias veces formó parte del jurado de
Miss España, ese concurso en el que un puñado de selectas putillas pugnan por demostrar quién es la más putilla. Patético el espectáculo de ver a un provecto miembro de la Real Academia Española haciendo de viejo verde, como si fuera Fernando Esteso, pero culto y más anciano, en una de aquellas películas de los setenta que tanto nos han avergonzado a dos generaciones de españoles.

Pues me sale hoy el evaluador de golfillas diciendo que le aburren los ateos. Me parece muy bien, pues no creo que en las intenciones de ningún ateo esté incluida la de entretener a este señor, que para bufones ya están él y su recua de misses. Lo que no me parece tan bien es que entre la sarta de tonterías que contaba hoy Luis Mari se le haya colado ésta:

"Pero también es verdad que todos los templos españoles se abarrotarán, sobre todo de gente joven, durante los oficios de Semana Santa".

¿Sobre todo de gente joven, dice usted? Pues me va a perdonar, pero yo eso si no lo veo no me lo creo. La falta de fe del aburrido y dogmático ateo, ya sabe.

Hoy se ha cubierto usted de gloria, campeón.


Leónidas K. de A.
del Real Diario de un Cabeza de Chorlito

13 comentarios:

Javi dijo...

¡¡¡EEEEEEHHHHHH!!! ¿QUÉ PASA CON LAS PELÍCULAS DE ESTESO Y PAJARES DE LOS 70? Cuidado con lo decimos de según que cosas, no vaya a ser que perdamos la amistad.

Ahora al tema central de la entrada. Pa' mí que este señor desbarra, y desbarra mucho. Decir que los ateos están todo el día con el nombre de Dios en la boca es excesivo. Si es verdad que mucha gente critica a la Iglesia, pero a Dios no tanto.

Pues claro que hay una perdida de fe. Cada vez se ordenan menos sacerdotes; se bautizan menos niños y si hablamos de ir a misa... mejor lo dejamos.

Si este señor, por lo que he leido en su editorial, quiere tomar el folclorismo de la Semana Santa como ejemplo de fe, lo lleva claro. La gente es de una cofradia o hermandad como lo es de un equipo de futbol. Los cofrades no ven al Hijo de Dios en sus pasos, sino a su Cristo o a su Virgen, que no es lo mismo la Virgen de la Soledad, que la de los Dolores; o el Cristo de la Buenamuerte -Patrón de La Legión- que el de la Veracruz. Personas que acuden solamente un día al año a su hermandad, y el resto no pisan la iglesia. Costaleros -o cargadores, como les gusta llamarse por aquí- que lloran ese día bajo el paso, y se pasan el resto del año calentando a su mujer a hostias por no tener la cena a la hora, o que se van a celebrar a un puticlub lo bien que salió la procesión.

Ya he dicho muchas veces que yo no soy ateo, por que no la certeza de que no exista un Dios o Ser Supremo, pero eso no me hace estar renegando de él todo el tiempo, simplemente lo ignoro.

Gerardo dijo...

La verdad, un señor importante, en un cargo que se supone que inspira respeto o algo así, es ridículo que sea tan rijoso. Cuando a Ansón le ponen delante a cualquier veinteañera o maciza empieza a babear en directo. Sus apariciones en los medios son de vergüenza ajena.

Por cierto, he votado que gusifluky está en buenas manos. A pesar de todo. Está seguro, mientras sea macho.

RAE: Rijoso, sa. (Del lat. rixōsus).1. adj. 2. adj. Inquieto y alborotado a vista de la hembra. Caballo rijoso.

Golfa dijo...

corregido, gracias por el aviso, lo cierto es que ni me di cuenta... pero no te preocupes, no creo que te pierdas mucho si no sigues leyendo, no hay nada interesante en él...

un saludo.

Samantha

Anónimo dijo...

Se puede votar varias veces? cada vez que entro me permite volver a votar.
Es un error del programa?

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues no sé, anónimo. Yo creo que no contabiliza más de un voto desde una misma IP. Acabo de probarlo y yo no puedo votar más de una vez.

Anónimo dijo...

Uy,pues va a pensar que sus lectores somos diabéticos, yo llevo 21 donuts.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

De mis lectores pienso cosas muchísimo peores, así que no se preocupe usted por eso ni por la fiabilidad de mis tontas encuestas.

¿No será que vota usted desde diferentes conexiones a Internet?

Anónimo dijo...

Estoy de vacaciones así que hasta el 1 de abril no podré votar desde otra conexión, pero bueno, si se trataba de honestidad, he votado 3 veces.
No sé, por si tiene que descontar algo.
Veo casilla vacía y es un impulso.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

A mí me pasa algo parecido. Entro a una web con encuestas y ea, a votar por lo que sea. Mientras su impulso sea el de votar por la opción de los donuts en lugar de comérselos, no veo el problema.

Usted vote cuanto quiera, que eso me crea la ilusión de que alguien se molesta en leer mis paridas.

Javi (pero el Javi del pene enorme) dijo...

Yo no me como siete donuts diarios, pero si hago el amor con ellos. ¿Eso entra en esa categoría?

Bueno, la verdad es que no uso donuts, sino roscones de reyes.

Tito Charly dijo...

Dejad de decir gilipollesces ya! Que vuelva leo!

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Usted es un fantasma, Javi.

Y usted un impertinente, Tito Charly.

Tito Charly dijo...

Eso ya lo sabemos todos.