AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 9 de mayo de 2008

Dos cositas rápidas


He acabado cediendo a la presión de Javi y me he puesto a leer Amor se escribe sin h, de Enrique Jardiel Poncela. Tengo la novela casi terminada y puedo decirles que me ha hecho reír a carcajadas en algún momento, y eso es mucho, porque yo tengo la lágrima más fácil que la risa. Si les gusta el humor absurdo o las cosas bien escritas se harán un favor leyendo esta magnífica parodia de las novelas románticas.

Si prefieren leer blogs eruditos y humorísticos no se pierdan Humoradas, que por cierto lo escribe un tal Enrique Gallud Jardiel, nieto del mencionado E. Jardiel Poncela.

Ya puestos a hacer recomendaciones, y por asociación de ideas con la anterior entrada que este cabeza de chorlito les sirvió, quiero recomendarles la lectura de "Flores para Algernon", de Daniel Keyes. Hay quien la engloba en el género de ciencia ficción, y también hubo imbéciles que la incluyeron en el apartado de Literatura Infantil (hay que ser bruto e insensible para pensar que esta brevísima novela es un relato infantil). Es de los pocos libros que me hicieron llorar sin estar borracho. Léanla, léanla... y después, si quieren, hablemos de ella.

Sería todo.

11 comentarios:

Enrique Gallud Jardiel dijo...

Muchas gracias por la publicidad.

NORMA dijo...

Del mismo Jardiel Poncela, "¿Pero... hubo alguna vez once mil vírgenes?"

Un saludo

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No hay de qué, Don Enrique.

Norma, me lo apunto.

Saludos a los dos.

Anónimo dijo...

Pues las leeré.
La última q. a mi me hizo llorar fue La ladrona de libros de Markus Zusak. La última que me hizo reír El diario perdido de Don Juan de Douglas Carlton. Ahora estoy con Brooklyn follies pero como no me está terminando pasaré a por su recomendación.

Rebeca

reve dijo...

:)
Anoche escribí "Flores para Algernon" en un posavasos y se lo dí a un amigo para que lo buscase y lo leyese.
Y hoy vengo y leo esto, jeje...

Cómo me gustó.

Sonia dijo...

Muy interesante el blog, lo he descubierto de casualidad, me pilló vaga y no pensaba leerlo, pero me animó saber que también eres de San Fernando, la verdad es que no me he arrepentido.... Por cierto si te gusta el humor absurdo, prueba con Un tal Lucas de Cortázar. Ciao, me seguiré pasando por aquí.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues sé bienvenida, Sonia.

Anónimo dijo...

Hay algo en mi cabeza, vagamente chorlitesca, que me hace pensar que piensas tú que el rap es una aberración. Pero piensto también yo, que esta cancion tiene algo frío y crudo ( ¿lomo de la nevera?) que me recuerda a tí o a lo que leo que tú escribes.
http://www.youtube.com/watch?v=r0NBZHZhw-4
él dice que el amor sí se escribe con hache, pero es por motivos menos profundos.
Y en cuanto a humor absurdo... no sé porque digo nada porque ya habrás leído Sin noticias de Gurb y habrás visto Amanece, que no es poco...
En caso contrario pierde el culo por ver y leer. :D
Un beso absurdo.
Àfrica Corona.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, querida África:

No sé si tu hermano te chivatea cosas, pero has acertado de pleno con tu comentario.

Respecto al rap, en efecto, me parece una forma de expresión de nula calidad artística. Son rimas facilonas recitadas por pésimos rapsodas (no se les puede llamar cantantes puesto que no cantan) y para colmo usan unos sonidos repetitivos (a los que tampoco llamaré música) que se sobreponen a las voces y dificultan escuchar el mensaje. Concretamente en la ¿canción? que me enseñas he oído algunas frases interesantes, pero preferiría leerlas y reflexionar tranquilamente sobre ellas antes que oírlas con un fondo ruidoso.

Leí “Sin noticias de Gurb” hace muchos años, y me gustó como todo lo que le he leído a Eduardo Mendoza, tanto humorístico como serio. Yo te recomiendo leer las hilarantes aventuras del inefable protagonista (cuyo nombre no se menciona) de la trilogía formada por “El misterio de la cripta embrujada”, “El laberinto de las aceitunas” y “La aventura del tocador de señoras”.

También aciertas al suponer que he visto la película “Amanece, que no es poco”. Es una de las películas con las que mejor me lo he pasado en mi vida, y me parece una injusticia que no sea más conocida.

Quiero aprovechar este comentario para añadir dos cosas más personales. Como no tengo tu dirección de correo eletrónico te lo digo aquí esperando que lo leas: Te dije, en respuesta a tu primer comentario en este blog, que no sabía que mi amigo Dieguito tuviera una hermana pequeña (a la otra la conocí). Pues bien, no es verdad. Al principio no caí, pero luego, al saber tu nombre por algún otro comentario que dejaste, caí en la cuenta de que Diego, por supuesto, me había hablado de su hermanita África. Lo otro que quiero decirte es que tengo alguna foto escaneada de cuando tu hermano vivió en Granada (qué tiempos aquellos...) Creo que él no llegó a verlas. Si quieres darle una sorpresa escríbeme a mi cuenta de correo electrónico y te las envío.

Y ahora, diez minutos de “Amanece, que no es poco”:

Los geniales Ciges y Resines en "Amanece, que no es poco"

Anónimo dijo...

Pues no, el señorito no me ha chivado nada.
He leído "El misterio de la cripta embrujada"
Y en mi contra digo que no recuerdo nada y que además no lo entendí porque hace mil años de mi contacto con él.
Recomiendo mucho "El asombroso viaje de Pomponio Flato". El último de Mendoza.

En cuanto al rap...diferimos. Y punto, que me violento. (Por cierto ¿conoces el origen etimológico de rapsoda? "coser canciones" genial...)
No sé si debería ver esas fotos que mencionas del pasado extraño que compartiste con mi adorado hermanucho, pero en caso de que debiera no tengo tu e-mail. :D

Un beso.

P.S.: En casa somos tres chicas. Aún te queda otra más.
Ja,ja,ja

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vaya, África, cuántas hermanitas tuvo Diego. Ahora empiezo a explicarme el porpué de cierto deje amanerado que siempre le noté...

Mi correo electrónico es público y está en mi perfil. Anda que prestas atención.