AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 11 de mayo de 2008

Y luego me dirán que no son unos salvajes


Hace poco publiqué un par de entradas (una y dos) donde sostenía que los musulmanes son, dentro de la irracionalidad que acompaña a toda creencia religiosa, más salvajes que los cristianos. Dicho así la aseveración me parece incorrecta, así que matizo:

En los países de tradición musulmana hay más salvajismo y menos respeto por la vida que en los países de tradición cristiana (ahora sí me convence la afirmación). Las razones para que esto sea así no serán únicamente religiosas, desde luego, pues el islam es en esencia muy parecido al cristianismo, lo que pasa es que por otras causas culturales los países islámicos se han quedado colgados en una eterna Edad Media. Sea por lo que sea, me quedo con nuestra forma de vida.

Ya, ya sé que los megaprogres, en sus continuas contradicciones se empeñan en respetar por igual cualquier cosa, y mientras por un lado te están diciendo que hay que respetar cualquier manera de pensar, por otro te están imponiendo su modelo de pensamiento. Me gustaría a mí que los ilusos defensores de la Alianza de Civilizaciones me explicaran cómo cojones compatibilizan la igualdad de hombres y mujeres con el respeto por otras culturas. Pondré un ejemplo concreto: lean esta ABERRANTE NOTICIA.

Y ahora, si tienen cojones, me dicen que los musulmanes son tan civilizados como yo.

10 comentarios:

Javi dijo...

Me gusta que hayas hecho esa aclaración separando cultura de religión, a pesar de estar íntimamente relacionadas. El asesinato "de honor" puede estar contemplado en el Corán pero en este caso, el autor no ha hecho referencia a la religión ni una sola vez. Hay que recordar también que estos asesinatos "de honor" se cometen no solamente por que la chica salga con un infiel, sino sobre todo por negarse a casarse con quien la quiere obligar su familia. Y respecto a los comentarios en la noticia, que comparaban las treinta mujeres muertas por estos motivos con las veintitres asesinadas en España, no olvidéis que aquí, a los que cogen la pagan, aunque sea poco, y allí les aplauden.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No he leído los comentarios de la noticia, y la verdad es que no tengo ánimos para hacerlo, pero añadiré otra cosa a ese comentario que mencionas:

En esas treinta mujeres muertas por "honor" (manda huevos), no están incluidas las que han matado por otros motivos no catalogables en el "eximente" de "honor". Y a saber cuántas son.

Qué estúpida manía con eso de intentar hacernos creer que todas las sociedades y culturas son iguales.

MJS dijo...

Creo que te haces la picha un lío grave. Respetar una cultura no es forzosamente defender sus peores aspectos, ni mucho menos hacerse cómplice de ellos. Un budista en Madrid no tiene derecho a faltarle al respeto a la cultura española sólo porque incluye niveles de machismo tremendos y asesinato de parejas a mogollón. Respetar otras culturas, además, tampoco es asunto de creer que son iguales, porque no es verdad, es simplemente no partir de la visión altanera del hombre blanco que desprecia antes de entender y se siente superior porque tuvo suerte en nacer después de la ilustración (asunto progre odiado por todos los neoconliberales chupasotanas).

Dicho eso, la "Alianza de civilizaciones" es una forma de dar legitimidad y promover a los sectores menos salvajes de culturas en las que se ha enquistado el integrismo islámico o que lo aprovechan para eternizarse (como las culturas que promueven la ablación clitórica, que no es originalmente islámica).

Creo que con un poco de menos maniqueísmo se puede a) respetar al diferente, b) atacar en el diferente y en el propio lo que va contra los derechos humanos, c) aliarse con lo mejor del mundo del enemigo para impulsar los derechos humanos en lugar de dejar que se cocinen en su propio jugo de ocio y d) ampliar el abanico de lo posible en lugar de hacer cerrazón política.

Eso sí es progre, pero es un progresismo que no suele tenerse en cuenta porque no se ajusta a la caricatura que difunden los pedrojotas y los jiménezlosantos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

MJS, muy de acuerdo con tu comentario (qué sorpresa, eh). Pero vayamos al grano:

¿Tú crees que la sociedad de tradición musulmana es (generalizando) tan respetable como la nuestra en lo que a derechos fundamentales se refiere?

Paz dijo...

La nota es escalofriante...

Entiendo tu planteo, aunque, y no quiero ofender, puede "pecar" de superficial.

El desarrollo histórico no fue el mismo en todas las sociedades y esas diferencias son las que llevan a un tipo como ese a matar a su hija. Ahora, en occidente, en absolutamente TODOS los países de occidente, día a día mueren chicos (y no tan chicos) de hambre, por ejemplo. Entonces... ¿nosotros somos civilizados?

Cuando EE.UU. torturaba y mataba a los prisioneros, durante la guerra de Irak, ¿era civilizado? ¿Esos soldados no lo hacían en nombre del honor?

Por supuesto, son sólo dos ejemplos. Pero a lo que voy es que día a día vemos o nos enteramos de cosas que nos dan bronca y tendemos a pronunciar juicios universales, sin ver realmente las cosas que pasan por detrás de esos acontecimientos.

Saludos (espero haber escrito un texto más o menos coherente).

Anónimo dijo...

No tiene tanto que ver la religión como que su país esta "atrasadisimo" socialmente respecto a los occidentales. La religión es una excusa, pero ser musulman no te hace ser un extremista, al igual que ser cristiano no te libra de ello. En mi ciudad hay muchos musulmanes y yo veo cada vez mas mujeres ya adultas sin el pañuelo, o al menos, que sus hijas no lo llevan, y a muchos hombres bajar a la calle mayor a jugar con sus hijos e hijas pequeños. Siguen siendo musulmanes, pero a mi no me parecen peores. Ese hombre está, sencilla y llanamente, loco. Es un extremista que valora más lo que la sociedad pueda pensar de su hija que la vida de ella. Obviamente, todas las culturas no son iguales, pero los cristianos no tienen nada de lo que enorgullecerse, porque cuando aún luchaban "por Dios", los árabes de la peninsula Iberica ya sabian curar cataratas. Es solo cuestión de desarrollo cultural, no de que sean de una raza, o una religión concretas. Y, por cierto, no he leido en mi vida que los budistas fueran machistas, me parece bastante raro.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, Paz.

Puede que mi planteamiento sea superficial, esta entrada se escribió a vuelapluma y no quise entrar en demasiados matices, pero también creo que tú complicas demasiado las cosas.

Comparas el asesinato a sangre fría de una muchacha a manos de su padre con la muerte por hambre (que ocurre en todas partes, pero en unos sitios más que en otros) o con la ilícita actividad de unos soldados que han sido juzgados y castigados cuando se les ha descubierto y han sido hallados culpables. Como ves ninguno de esos casos se parece al que relata la noticia. La clave no está en que un tipo haya matado a su hija; la clave está en que lo puede hacer impunemente, y hasta con las felicitaciones de las autoridades. Como ves, no es lo mismo.

Son unos putos salvajes. No sé cómo estarán las cosas en Argentina, pero creo que algo así es impensable en tu país, ¿verdad? ¿Tú lo justificas? No lo creo. ¿Equiparas tu moral a la de ese individuo? Eso creo haber entendido. A mí, al menos, no te consiento que me pongas a su misma altura.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anónimo, si lees mi entrada con detenimiento verás que no culpo a la religión de esto. De hecho hablo de razones culturales, y como bien dices los cristianos no pueden sentirse orgullosos de su religión. Conste que soy un recalcitrante ateo y hablaba de culturas, no de religiones.

En cuanto a la mención que haces sobre razas, lo has dicho tú. Yo para nada he hablado de hipotéticas razas diferentes entre humanos, cosa que por lo poco que sé no existe.

En resumen: si me lees con más atención creo que verás que estamos de acuerdo.

El Suicida dijo...

Es que están atrsados varios siglos. Pero así es la vida. Hace 400 años aquí a las chicas que violaban las metían (encima) en un convento.

De todas maneras, si desprecio a los cristianos por sus creencias (aunque pese a todo les respete), no sé qué tiene de racista despreciar a los musulmanes.

Pero es que soy un facha.

JAVI (El Inconformista) dijo...

Muy buena entrada Leo, creo que das en la clave al desvincular cultura y religión (en los comentarios rematas dejando claro que nada tiene que ver con las razas y demás suposiciones pseudo-evolutivas y cuando Javi matiza donde está el kit de la cuestión: que las autoridades lo dejen impune)

Ahora bien, debo decir que no estamos tan adelantados a estas prácticas como tendemos a pensar en los paises primer mundistas (fijense bien que huyo de especificaciones culturales también, pues estas mismas animaladas se dan en otras culturas igualmente atrasadas)

Como catadura moral no sé hasta que punto habla bien de nosotros que hasta hace unos pocos años (¿dos, tres...?) una mujer maltratada tuviera que pasar un calvario para recibir la ayuda que le tocaba y que, la única ley que hasta el momento ha hecho algo por mejorar esta situación sea pobre, injusta, mal planteada y superficial.

Por otro lado desviamos ese crueldad a los animales (toros, perros en "obras de arte"...)

Y luego podríamos hablar de las faltas por omisión. Es decir, lo mucho que podemos hacer y no hacemos.

En esto estoy de acuerdo con MJS y retomo su testigo para contestar tu pregunta.

Yo desvincularía el tema de la crueldad, además de a la religión, a la cultura. Entiendo que el ser humano tiene ambas características implicitas (ser cruel en extremo y ser adorable en extremo)y que es una decisión personal dirijirse a una u otra. Contar con la impunidad es algo que hasta cierto punto se está dando en el mundo entero, solo que el primer mundo venimos desviando esa crueldad por otros derroteros más políticamente correctos, pero que siguen ensañando nuestro lado salvaje.

En definitiva, me encanta la entrada, pero en el fondo moral, no sé muy bien que diferencia hay entre quien aplaude el asesinato de una mujer y quien se lava las manos con políticas de cara a la galería.