AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 16 de junio de 2008

Hasta ahora guardé silencio...


Aunque me hervía la sangre y el cuerpo me pedía a gritos hablar de ello hasta ahora me había callado, porque pienso que hay asuntos de los que es mejor no remover la mierda ni siquiera para limpiarla. No obstante, como la prensa ya ha hecho saltar la liebre, no seré yo el que se quede calladito fomentando las injusticias con mi silencio.

En diariodecadiz.es aparece con fecha de hoy el siguiente titular: "Absuelto un cabo por`trato degradante´ a una soldado". (Noticia completa). Pues bien, este cabeza de chorlito tiene algo que decir, y lo haré sumariamente para no encabronarme más de la cuenta:

a) No se trata de un Cabo, sino de un Cabo Primero, como luego dice el cuerpo de la noticia, y es que no es lo mismo, al menos no en el Ejército de Tierra.

b) El titular hubiera sido mucho más acertado si, por ejemplo, dijera: "Se demuestra la falsedad de la acusación de una Soldado contra su Cabo Primero"; pero claro, eso no hay cojones a publicarlo en ningún diario de este bendito país donde la mujer es impune y el hombre sospechoso por principio.

c) Conozco desde hace diez años al Cabo Primero acusado en falso, y debo decir que es de los mejores profesionales que he conocido, además de un ejemplo de conducta y sobriedad para todos.

d) Conocí a la Soldado denunciante, hoy afortunadamente ex-Soldado, y pude comprobar que fue siempre una vaga, sinvergüenza, escaqueada, y suripanta como ella sola.

e) Todos sabemos que lo que esta zorrita ha hecho es una sucia maniobra para, cuando supo que la iban a expulsar del ejército, aferrarse a un clavo ardiendo e intentar su readmisión (para ella era un chollo ser Soldado; o estaba de baja médica o estaba de cantinera del bar de mandos, puesto por cierto ilegal), sin importarle destrozar la vida de un hombre inocente con familia.

f) Me alegra que esta vez la justicia haya prevalecido, aunque es una justicia relativa porque: ¿quién resarce al Cabo Primero de los años de sufrimiento hasta el veredicto absolutorio; de los problemas familiares que esto le ha provocado; de su recaída en el vicio del tabaco tras años de haberlo dejado; del quebranto económico que le ha supuesto pagar un abogado defensor quitándole comida a sus hijos...?

g) Me pregunto con temor qué hubiera pasado si la Soldadito hubiera escogido otra víctima con peor nombre que el del acusado... Es muy probable que en ese caso ahora alguien inocente estuviera en la cárcel y con la vida destrozada para siempre.

h) ¿Cuándo y quién será el valiente que detenga toda la sinrazón que convierte -especialmente en las Fuerzas Armadas- a las mujeres en diosas y a los hombres en carne presidiaria?


18 comentarios:

nomolamos dijo...

Por desgracia para las mujeres, es cierto que muchas, tanto en el ejercito como tu mejor sabras, como en la vida cotidiana, hay algunas "..." que se aprovechan de las verdaderas desgracias de otras. Tipas, que denuncian agresiones falsas para sacarle la pasta a los maridos en divorcios, otras por sucias vengazas, y desde luego es muy triste, y espero que las pillen a todas, y paguen por ello, porque eso tambien esta penado, que la justicia actue...
un beso leo

Eva dijo...

Uy, que me has tocado tema personal que he vivido de cerquita y me caliento, Leo...
Pues mira, me alegro. Me alegro mucho de esta sentencia, porque hay mucha hija de puta suelta, haciendo un daño descomunal. A los falsos denunciados y a las mujeres que de verdad lo sufren, contra las que me parece que un acto así (una falsa denuncia) es reírse, encima,
de ellas.
Tienes mucha razón: endiosadas. Y no es justo. Como no es justo que un padre sólo pueda ver a su hijo dos míseros días al mes (no me he equivocado, son los días que lo ve el caso que conozco).
Un beso.

Anónimo dijo...

Ésta, como muchas otras, nos hace un flaco favor al resto, que tenemos que luchar para que no se nos meta en el mismo saco. Además de revolvernos las tripas, claro.
Aurora

Anónimo dijo...

La falta de escrúpulos no es monopolio de ningún sexo al igual que todo lo demás. Un cordial saludo.

Rebeca

reve dijo...

Es que esto no es un problema de falta de escrúpulos. Nada es monopolio de uno de los dos sexos, y eso es evidente. Una tía que hace algo así no es una mamona porque es una tía, sino por lo que ha hecho.

El problema real es hasta qué punto no se nos ha ido la cabeza con la sobreprotección a la mujer en cualquier caso, de principio.
Evidentemente no es buena para el hombre, al que se presupone culpable, sino que tampoco es buena para la mujer como pretenden hacernos creer.
La igualdad es igualdad, y las discriminaciones positivas son un flaco favor a la igualdad. (Es que ya de por sí, las palabras "discriminación" y "positiva" no deberían estar jamás juntas en una misma frase)
La justicia deja de ser justa cuando es favorcedora para un sector, el que sea. Y desde luego esto no nos acerca más a la tan ansiada igualdad, sino que nos aleja cada vez más, favoreciendo percepciones erróneas de la mujer en general.

Javi dijo...

Tú ya conoces mi faceta de autista: normalmente voy por ahí sin enterarme de nada, menos todavía de lo que no me afecta directamente. Si a eso le añadimos que eres muy discreto con los asuntos de los demás, pues eso, que no tenía-tengo ni idea de lo que estás hablando.
Es tristemente cierto que en las FAS se sobreprotege a las mujeres. Ese es un tema que ya hemos comentado bastante, y no vamos a repetir ahora todo lo dicho, aunque también es verdad que de vez en cuando te encuentras alguna que es para quitarse el sombrero, como militares y como personas. Yo tengo la suerte de conocer a varias de las de "ole sus ovarios, que cumplen mejor que muchos tios, y no admiten ese trato ñoño-machista.
Es verdad que hijos de puta hay tantos o más que hijas de puta, pero ellas lo tienen más facil a la hora de hacer daño. Si una mujer denuncia a su marido por maltrato, de primeras él debe abandonar la vivienda -lo cual es lógico-, pero si es él el que denuncia, además del cachondeo -¿qué te ha pegado tu mujer? Tú lo que eres un calzonazo una maricona...- encima, como digo, TAMBIÉN es él quien debe abandonar la vivienda.

Anónimo dijo...

La verdad es que me da vergüenza, mucha, luego nos quejamos y no tenemos porque, nos lo ganamos a pulso.

Gemma.

Anónimo dijo...

Y gracias a este tipo de "zorras" luego nos acusan a todas, debo decir que a mi como mujer me indigna el que algunas tipejas sin moral se hagan las victimas para causar daño.

Que bueno que se hizo justicia, aunque lo justo sería que la tipa pague por lo que hizo.

Carajo esta clase de mujeres nos degradan a todas.

P.D. No critiques mis faltas de ortografía, estoy enfadada.

Tú amiga mexicana

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Javi:

Ya te contaré.

Rebeca:

Eres el garbanzo negro de este blog.

A las demás:

No sé si entre vosotras se esconden algunas mentirosas o es que mis lectoras son la flor y nata de la sensatez. Como ya tengo cierta experiencia en tratar con mujeres... optaré por considerar seriamente lo primero.

Anónimo dijo...

A esto me refería. El modo de actuar de algunas nos hace quedar a todas como iguales.
Leo, piensa que es posible que seamos más de lo que a ti te parece.
Sobre todo entre las lectoras de tu blog, que dudo yo que haya alguna de las otras...
Aurora

Anónimo dijo...

¿ Es eso malo ?

Rebeca

El Nabo dijo...

hombre, por lo que dices, quizá sería incluso necesarío revelar bastantes más datos del cabo primero y a lo mejor menos de la denunciante. parece subjetivo, en serio.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No es malo en absoluto, Rebeca. Tampoco especialmente bueno. Sólo espero que sea auténtico.

El Nabo, revelo datos por igual de uno y otra, no es culpa mía que el uno sea buena persona y la otra no. Comprenderás que me ande con cuidado para no dar más detalles que puedan servir para identificar a los protagonistas. ¿Hay subjetividad por mi parte? Pues sí, claro, es lo que pasa cuando alguien se GANA mi admiración o mi desprecio, que me vuelvo algo subjetivo. Humano que es uno, ya ves tú.

El Nabo dijo...

claro chaval. pero tratas de denunciar una denuncia. de qué sirve entonces si no es objetivo? pues que objetivo absurdo. comprendes? vale, quizá quieras aprovechar cierta familla o cualquier influencia que tengas para apoyar la causa de tu colega, pero entonces, el planteamiento del post empieza desde el principio fatal. haber dicho, una puta perra denuncia a un cojonudo colega, qué hacemos con esta puta perra? zorrón, si lees ésto, tiembla. ves? yo sí que soy transgresor.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

El Nabo, se agradecen tus lecciones de ética periodística. Cuando me quiera dedicar al periodismo las tendré en cuenta, en serio.

"Yo sí que soy transgresor", dices, sin saberse muy bien a cuento de qué. Igual es que has pensado que en esta entrada yo pretendía serlo, no sé. Lo que está claro es que eres muy transgresor, eso ya lo veo. ¡Hasta te haces llamar El Nabo! Guau, tío, qué osadía la tuya. Qué valiente. Seguro que eres un tipo duro que desayuna un par de niños crudos todas las mañanas. Joder, qué impresionado y escandalizado que estoy...

El Nabo dijo...

ay señor, pero por qué ahora te pones a la defensiva? es una maniobra de combate? mira oye, yo sabía de sobras que los hombres que velan por este tipo de abstractas seguridades, son enrealidad maniquíes. pero coño, imaginaba q almenos serían maniquíes un poquito más duros. como los del corte inglés. aunq debe ser que ahora los fabrica una empresa de muñecas hinchables. y bueno, esq vaya pinchazo pegaste, a su orden!

(y ya totalmente fuera del post, claro)

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Intuía, El Nabo, que era ahí adonde querías llegar. Lo esperaba.

Pues nada, muchacho, ya lo has soltado. Ahora, si no te importa, deja de dar por saco y cíñete a lo que cuenta esta entrada o cállate.

El Nabo dijo...

no no, te confundes. tú quedaste como un imbécil y entonces el prejuicio se me sobrevino inevitable. no es nada personal, ni mucho menos. sólo quería probarte, y picaste como el chorlito que eres. tú mismo, ya sabes. ah, y me ceñiré a lo que me salga de los cojones, entiendes? ésto no es tu puta mili.