AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

miércoles, 16 de julio de 2008

Arturito se lo tenía calladito


Tengo un amigo (o un sucedáneo de amigo) llamado Arturo. Se distingue esta persona por tres graves defectos: es pelirrojo y flaco, pareciendo un clavo oxidado; se casó el pasado sábado (las personas de bien lo acompañamos en el sentimiento); y por último, tiene la fea costumbre de saludar a los conocidos señalándose la entrepierna mientras nos pregunta si queremos morcilla.

Imagínense ustedes que van por la calle, tan felices, quizá incluso en compañía de un par de niños y un perro, y se topan de frente con un tipo de color rojo, que parece una piruleta, y ese tío se echa mano a la chorra y dice:

-¡Eh! ¿Tú... quieres morcilla?

¿A que es para traumatizarse? Que además digo yo que lo de la morcilla se entendería si Arturo fuera negro, pero siendo así de colorao debería ofrecer más bien chorizo. O longaniza. Creo yo, vamos.

Pues resulta que aunque no lo sabíamos este muchacho hizo sus pinitos en el cine cuando era un guaje. Interpretó por unos segundos a un niño llamado Verne, y tras la fugaz actuación concluyó para siempre su carrera en el cine por razones que entenderán en cuanto vean el vídeo. Ahora es militar, como todos los fracasados. Al
Gordo Cabrón, que también es medio amigo de Arturo, le sorprenderá el hallazgo tanto como a mí, pero no cabe duda de que se trata de nuestro Arturito (si bien entonces era más rubio y menos rojo):




10 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya una forma muy original de saludar jajaja,seguro que mas de una querria un chorizo.

Jack Blake dijo...

Hola. Por unos momentos pensé que el autor del blogger, que no blogge, se refería al famoso autor de novela chorra, estimado académico de la R.A.L.E. y bla, bla, bla. Pero, en el video no lo he visto. Debe tratarse de otro personajillo ficticio, que dá vida al Verne de niño. ¿O el Verne, del capitán Nemo, es el señor de pelo blanco y ya chocheando en años?. Me lo explique. Y suelte ya a la vieja aquella. Un saludo.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anónimo:

Pues sí, la dama que lo desposó el sábado, por ejemplo.

Blake:

No, no me refería a ese Arturo (ex compañero de usted, no lo olvidemos), sino a otro Arturo compañero mío. No es, ni mucho menos, un "personajillo ficticio", como supone.

Respecto a la vieja no hay nada que hacer. La mataré a martillazos mientras la violo, y además le confesaré, señor Blake, que me gustaría que usted mire mientras tanto.

kitty_wuuuu dijo...

¡Eh! ¡Qué fuerte! El de los pelos blancos alimentaba mis pesadillas infantiles, esto mola casi tanto como Ana Obregón actuando en "El Equipo A".

Oye, si matas a la vieja solamente podrás violarla una vez, una vez viva, quiero decir.

Jack Blake dijo...

Hola. Bueno, veo que no hay nada que hacer en determinadas mentes criminales y mal amuebladas, incluso sin mueble alguno, ni suelo en el que sentarse. Pero si vamos a combatir por la via de los gustos personales, le diré, Sr. C. de Chorlito. Que de peque, me gustaba calzarme la escopeta de caza de mi padre, y lanzarme por esos campos de mi tierra, cuando veía un chorlito. Esas aves grandotas y desangeladas, de lenta elevación para el vuelo. Claro, que nunca conseguí poner a ninguno en la cruceta del punto de mira de mi escopeta. Pero, yo sólo era un crio, criado en el campo.
Pero ahora, que tengo 5o y tantos takos, y soy un animal urbanizado, he de decir y digo que, me gustaría que usted, muriese a los cien años, y que esa vieja maldita, con más años que matusalén, viole su pestilente cadaver corrupto, para gozo de ella. A fin de cuentas, por su edad de ciento y pico años, no la iban a recluir en prisión, ni por violadora ni por necrófila. Usted, no sentiría ni placer, ni paz, ni gloria. Y los gusanos tendrían que esperar para devorar su corrupto cadaver. Mientras tanto, yo no tendría tiempo de ver macabra violación por parte de esa vieja activa, porque me gustaría dejarme violar a mis ciento y pico años, por dos jovencísimas y dotadas mujeres de cuarenta y cinco años cada una. Es decir, ni viejas ni niñas, sólo mujeres, y yo un chaval de ciento y pico años, gozando, sabiendo que Vd. descansa en paz, aunque sea podrído y violado despues de muerte. ¿Le ha gustado?. Apostaría que si. Pero en cuestión de gustos, como vé, no hay aún nada escrito.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Oye, Blake, lo de la escopeta y la caza de chorlitos me ha sonado a amenaza, lo que me parece de muy mal gusto y poco elegante.

Sobre los deseos que guardas hacia mí (eso de que una anciana sesquicentenaria viole mi cadáver y tal), me aprecería muy bien, en serio. Si tras mi muerte alguien saca provecho, del tipo que sea, pues estupendo.

nomolamos dijo...

jajjajjajjajajj, lo siento, se que no es para reirse, pero no lo puedo evitar....
leo, estas sacando el lado negro de blake, jajajjajjajajajja
besos mil,

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Nomolamos, no te dejes engañar. El lado oscuro de Blake es mucho más oscuro que el mío. A su lado yo soy un inocentón. Fíate de estos perturbados que se las dan de santos, fíate... Pero luego no me vengas con lagrimitas, eh.

Juan Mondejar Garcia dijo...

Señor Blake aún se despierta por las noches ¿verdad? Se despierta en la oscuridad y oye balar a los Meros…

nomolamos dijo...

decia mi abuela,
".... siempre vendrá el que te haga bueno", jejejjejeje
no te preocupes, siempre me gustaron los malos malisimos... asi me luce el pelo, jejjejejjej
besos mil.