AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 21 de julio de 2008

Carta de un marido a su esposa


Querida Delia:

Espero que ese proyecto en Australia siga viento en popa, pero dile de mi parte a tu jefe que es un explotador. Ya ha pasado más de un mes desde que te fuiste por motivos laborales y la niña y yo te echamos mucho de menos. Gusifluky en cambio está encantado, porque ahora puede dormir en todas las camas, je je. Dice Susanita que lavaremos los edredones antes de que vuelvas, pero yo me temo que vas a encontrar pelos de gato hasta en la nevera.

Nuestras vacaciones van bien. Hoy he llevado a Susi a la playa y se ha hecho muy amiga de un muchachito de diez años. Han construido castillos juntos y el caballerete le ha enseñado (bajo mi atenta mirada) los rudimentos de la natación. Tiene guasa... "tengo miedo, papi, tengo miedo, llévame a la orilla, porfi", para que después venga un desconocido y nos la convierta en una pequeña Esther Williams.

Me aburro mucho sin ti, cosita mala. Además yo no sé tratar a los vecinos como haces tú. A mí me miran raro, de verdad, aunque tú digas que son figuraciones mías. Vuelve pronto y cuida de nosotros, y que se joda Gusifluky si no lo dejas subirse a las camas.

Hoy el cartero nos ha traído tu sorpresita. Que no tengas cobertura telefónica ni conexión a internet en ese desierto es una puñeta, pero bien merece la pena si eso nos sirve para recibir esta clase de regalitos. Nos ha encantado.


En cuanto he visto ese paquete de inmemorable dirección remitente he sabido que sería una grabación para felicitar a Susana por su séptimo cumpleaños. Lo que no me esperaba es lo otro. ¿Se te ocurrió pensar que podría haber dejado a la niña viendo a solas la grabación? ¡Vaya un trauma para ella si llego a hacerlo así! Pero no, me conoces bien y sabías que estaría atento...

Me ha gustado mucho verte en ese papel de madre amorosa, y Susana ha palmeado de alegría cuando te ha visto soplar las velas de esa humilde tarta. Incluso las ha soplado desde aquí, como si pudiera apagarlas con una semana de retraso y miles de kilómetros de distancia. Me pregunto cómo te las habrás ingeniado para conseguir siete velitas en ese lugar inhóspito donde ni siquiera podéis comprar comida fresca. Ay, lo que no haga una madre...

A Susi no le ha hecho mucha gracia cuando hemos llegado al minuto veinticinco de la cinta. A partir de ahí has cambiado el registro y has pedido que nos deje a solas. No se quería ir, y la muy descarada decía: "¡Es tu mujer pero también es mi madre y quiero verla!" Ja ja ja, es graciosa, la condenada, y más lista que el hambre. Te ha salido a ti, lo admito.

¿Sabes, muñequita?, será por la distancia o por ese tono moreno que tiene ahora tu piel, pero hacía mucho que no me excitaba tanto viéndote. Qué buena estás, cabrona. ¡VEN AQUÍ YA! Por cierto, cuando te tengo a mano no bailas así, mala pecorilla. Tampoco sabía que te gustaba esa música que has usado para... ejem, para lo que la has usado. Gracias por todo, mi vida.

Te queremos, y tú lo sabes, ¿verdad?

Tu amantísimo esposo,

Leo.


PD: Hace cuatro días fallecieron en accidente de tráfico tus padres y tu hermano. Sus cadáveres han sido incinerados, no te preocupes por nada.

24 comentarios:

reve dijo...

Dios, qué ataque de risa....

Anónimo dijo...

Asume riesgos innecesarios, no acierta a encontrar soluciones, comete gravísimos errores en la gestión de personas y finalmente pierde los nervios y comete una temeridad que, a la postre, le cuesta la vida. De manual.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anónimo, me he permitido borrar el comentario idéntico que has dejado en otra entrada. Ni uno ni otro son oportunos, ni se entienden en el contexto donde los has dejado. No obstante dejo este como muestra de tu... ¿de tu qué?

víctor dijo...

Creo que me estoy volviendo un hijoputa de leerte... me he empezado a descojonar en cuanto he leído la postdata

voy a tener que ir al médico a que me lo miren

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ah, claro, Víctor, qué bonito está eso, ¿eh?.

"Me como la caca del gato, toqueteo a mi primita, empujo a mi abuelito ciego para verlo rodar escaleras abajo... ¡Pero la culpa es de Leónidas y de ese infame blog que tiene!"

Pues no, hombre, no. Ya está bien de que me carguéis vuestras maldades. Madurad y asumid vuestras culpas, coñe.

Rocket dijo...

Muy bueno Leónidas, muy bueno.

nomolamos dijo...

jajjjajajja, me has vuelto a engañar, he pensado, mira porfin la entrada sorpresa donde todo acaba bien, jejjejejej pero no!!! en tu linea,
pero ha estado muy bien,
que envidia de familia feliz!!!
besos mil, leo.

Juan Mondejar dijo...

Ese tipo de noticias no se dan así.

PD: Tus padres y tu hermano se han subido a un arbol.

jajajajaja.
Joder que bueno.. que risa.

UN SALUDO.

Delia dijo...

Vaya por Dios es una lástima sabes que adoraba a mis padres, a mi hermano no tanto, ¿incinerados? Creo que ellos dejarón bien claro que no querian eso.

En fin, ahora ya que más da, gracias por encargarte de todo, confio en que se lo explicaras a Susanita de una forma suave, pero claro, te conozco cariño, sé que lo habrás hecho muy bien.

Las velas fuerón dificiles de encontrar, pero ya me conoces, no me rindo facilmente. Sobre lo demás, ya sabes el bailecito y lo otro..bueno, creo que te lo mereces vida mia.

Yo estoy muy bien, morenita como has podido ver.

P.D:El explotador de mi jefe, me tiene haciendo horas extras de día y de noche..Creo que me voy a quedar con él, no te preocupes por nada, te mando los papeles del divorcio.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Querida Delia:

Muy bien. Ya que te has desenmascarado haré lo propio. Unas cositas te voy a decir:

Ante todo enhorabuena por esta inesperada conexión a internet, aunque siempre sospeché que en verdad no estabas en un desierto deshabitado. Suponía que te habías ido de viaje de placer con el pijo de tu jefe.

Me casé contigo por Celia, tu hermanita del alma. Yo necesitaba estar cerca de ella como fuera, y por eso me casé con un adefesio como tú, ya que ella no me hacía el menor caso. Pero todo eso ha cambiado. Ahora ella administra toooodas las propiedades de tu familia, y además folla a destajo conmigo. La pequeña Susanita ya ha empezado a llamarla mami.

Lo del accidente de tu hermano y tus padres no fue tal accidente, sino que le truqué los frenos al coche. Que sepas que tras el golpe el vehículo se incendió y murieron abrasados, pero lentamente. Quedaron más carbonizados que esos filetes de mierda que tú cocinabas. Celia, por cierto, cocina de maravilla. Ah, y la chupa mejor que tú.

Afectuosamente,

Leo

mer dijo...

Oye, qué gracioso todo no?. Yo que estaba emocinada con la cartita y pensaba "joder este Leo, como se lo monta, qué tio tan deputamadre, hasta que llego al final y me quedo de piedra, aún crellendome toda la parrafada, hasta que he entrado para decirte algo, no sabía qué, para animarte, no se, y veo ESTO!, QUE ES TODO MENTIRA, QUE TE LO HAS INVENTADO, QUE ESCRIBES MUY BIEN COÑO. Saludos. Por cierto, me encanta tu nombre.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Gracias, Mer. Puedes volver cuando quieras, aquí no se cobra entrada. Además a mí me encantan los lectores ingenuos a los que puedo tomar el pelo tan fácilmente.

Maria Fernanda Mondejar dijo...

Leyendo la historia por recomendacion de mi padre, yo la veo totalmente distinta, veo un marido enamorado y jodido por tener que decirle la noticia a su mujercita y como ante la desgracia de la muerte de sus familiares poco se puede hacer, demasiado tienen con la sitacion actual, incluso es posible que en la anterior carta le ocultara la verdad.

Si no leo tu comentario es una historia muy muy romantica y lo digo de verdad

Tu amiga del alma.

Anónimo dijo...

De acuerdo con María Fernanda.
Incluso me atrevería a decir que el autor de la historia en cuestión también quiso dar esa sensación al escribirla.
Es mi opinión.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

María Fernanda y el anónimo: sí, esa era mi intención. ¿A que me salió bien? Lástima que en persona no pueda hacerme el guay porque me delata la cara de cabrón que tengo.

María Fernanda, hace unos días me han preguntado que por qué te falta una pierna. Estuve tentado de explicar que fue por el ataque de un tiburón, pero finalmente opté por decir que no tengo ni idea. Ya te contaré cuando vaya por nuestra tierra, cariñito, que será en unos días.

Javier Ayala dijo...

Empecé a leer este glog hace unos días y me encanta.
Y No creo que el autor escribiera este post de forma romántica.

Un fan.

Anónimo dijo...

A mi me encanta esa mezcla de cabron y de angel que tienes, lo sabes, cierto?


Yo, la misma de siempre.

Maria Fernanda Mondejar dijo...

¿Que me falta una pierna? No deberías decir esas cosas por internet, puede que nunca encuentre novio gracias a ti. Ocurre que en las fotos solo me sale una, solo eso.

Saludos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Javier Ayala:

Acabarán demandándome por la que estás liando, verás. ¿Es que el pequeño Javito no te da trabajo? ¡Ponte a cambiar pañales, hombre!

La misma de siempre:

Lo sé, lo sé, pero no te pongas tan mimosa que luego otras se ponen histéricas y me piden explicaciones. Ay, qué cruz esto de ser un sex simbol.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Perdona, María Fernanda. Yo sé que todo se debe a problemas de ángulo y tal (vaya mierda de fotógrafo, por cierto). En realidad, quienes te conocemos en persona, sabemos que tienes tres piernas.

Anónimo dijo...

Javier Ayala, creo que se dice Blog no glog y otra cosita sin importancia: yo leo este puto blog hace más de dos años y encima sé la cara de cabrón que tiene su autor.

Al autor en cuestión le digo que la cara de cabrón que usted tenga no se ve reflejada en los relatos así que atribuya las culpas de que sus lectores no comprendan sus entradas a sus palabras.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Esto empieza a ser complicado...

A ver, al último anónimo:

Que sepas que te echo de menos, casi tanto como tú a mí.

Anónimo dijo...

¡Que fuerte eres!, una bonita historia, amante de tu esposa, un padre ejemplar, muy comprensivo aceptando la distancia laboral. Eres una ganga como marido. Aunque he de decirte, que en la declaración que te hace tu esposa, involuntariamente te has dejado llevar por los celos. En conjunto, fenomenal, casi me lo creo.
Un saludo

Onice dijo...

Upsssssssss!!!!!