AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 28 de agosto de 2008

Miedo artificial y amenazas prefabricadas


Si leen la prensa o ven la tele sabrán que en este país casi todos los varones adultos somos maltratadores de mujeres. Los pocos que se libran son pederastas. O eso se desprende de las alarmantes estadísticas que nos muestran y de los amarillistas titulares con los que ofenden nuestra inteligencia día sí y día también.

Recuerden el constante bombardeo de noticias cuyos titulares son, más o menos, así: "Desarticulada una red de pederastas en siete provincias"; "Un hombre mata a su ex novia en Villacascajo. Ya son tropecientas las víctimas de la violencia machista en lo que va de año"; "Una banda de pederastas que distribuía pornografía infantil por internet ha sido detenida. Entre los arrestados hay dos médicos y un profesor"; "Fallece la mujer que ayer recibió veinte puñaladas de su ex marido". Les suena, ¿verdad?

Hoy ser adulto y varón en España es una jodienda. Por defecto eres sospechoso de todo, y mientras no demuestres tu inocencia lo llevas crudo. Así están las cosas. A mí -lo digo muy en serio- me da miedo coincidir en el ascensor con alguna de mis vecinitas adolescentes. Cuando me veo en ese espacio tan reducido con alguna de ellas, los dos a solas, me pego a la pared y miro al techo deseando que ni se percate de mi existencia, no sea que le dé el capricho de acusarme por haberla rozado y me destroce la vida. Ponte después a decir que eres inocente, ¡JA!, que si la niña dice que la tocaste estás jodido.

En cuanto a esas redes de pederastas tan aparentemente abundantes, entérense de que no son (casi nunca) tales redes, sino un puñado de desgraciados a los que se les pilla descargándose algún archivo porno en el que aparecen menores, y muchas veces además se lo descargaron por error. Imagínense que buscan en emule u otro programa P2P la película de Disney Blancanieves. Comienzan a descargarla creyendo que en efecto se trata de esa película, y desde ese momento además están compartiendo el archivo porque así funcionan esos programas. Pero ocurre que eso que se están bajando llamado Blancanieves es en verdad un vídeo porno en el que aparecen unos niños, aunque ustedes no pueden saberlo, claro. Una semana después tienen a la poli llamando a su puerta, y ya se ha liado. Según los periódicos serán ustedes miembros de una red de pederastas. Así, por las buenas. Esto está pasando, así que refrénense un poco antes de linchar a nadie, por favor.

Sobre las mujeres maltratadas, no se fíen de las estadísticas que con tanta irresponsabilidad nos muestran los medios de comunicación (por cierto, ¿por qué no se habla de los hombres maltratados a manos de sus novias o esposas?). Según algunas de esas estadísticas en este bendito país la que no recibe hostias es porque ya la han matado. Sin embargo basta mirar a nuestro alrededor para comprobar que eso es mentira, y de esto saben mucho los policías, los jueces, los abogados... Desgraciadamente poco pueden hacer, salvo velar por el cumplimiento de la Ley, por disparatada que sea. Bueno, sí que podrían hablar alto y claro, y algunos se atreven a hacerlo, pero sus palabras caen en saco roto, por razones que ustedes y yo conocemos bien.

Alguien se ha propuesto que tengamos mucho miedo y que los unos desconfiemos de los otros. Las mujeres temen a los hombres porque están convencidas de que las vamos a hostiar en cuanto se descuiden. Los hombres desconfiamos de las mujeres porque basta que interpreten mal un achuchón cariñoso, o que se inventen una amenaza, para que acabemos entre rejas. Los menores creen que cualquier vecino adulto, cualquier profesor, o incluso cualquier policía es un pervertido que sólo piensa en abusar de ellos. Los adultos, especialmente los hombres, ya ni nos atrevemos a decirle a unos señores que su hija de once años está guapísima, porque eso nos convertirá inmediatamente en peligrosos pederastas a los ojos de sus desconfiados y atemorizados padres.

Y así vamos, viendo enemigos donde no los hay, en un susto permanente. Mientras tanto alguien, en algún lujoso despacho, se frota las manos y se vanagloria de su impunidad mientras sigue fabricándonos miedos y odios que mantengan nuestra atención alejada de la realidad.

"No penséis, solamente tened miedo los unos de los otros, y confiad en mí porque yo soy vuestra salvación", ese es su mensaje. Y yo me cago en el mensaje y en el mensajero.

20 comentarios:

Jota dijo...

Tienes razón tío. Está todo fatal, me cago en la puta.

víctor dijo...

razón tienes (y mira que a mi aún me queda tiempo para que me consideren pederasta, a esas edades aún estan en mi rango de follables jeje)

pero si que es verdad qeu los medios de información te cuentan la película (no solo esta, todas) como les interesa...porque tu después de un informativo no recapacitas la noticia, recapacitas lo que los de las noticias han querido que entiendas (ejemplo fácil y reciente, el accidente del avión, en las noticias te dicen: claro, el avión tenía quince años de antigüedad
lo que no te dicen: la media de vida de un avión comercial supera los 30 años y anualmente sufren numerosas revisiones) etecé, etecé

que mientras el mundo pase a ojos de todos a través de los medios (sobre todo la tele) la gente seguirá siendo unos borregos, y desconfiarán de todo el mundo, y tu ahora, yo en un futuro, y la mayoría de los que aquí comenten seremos pederastas,...en fin

Eva dijo...

Cuánta razón llevas, Leo...

Anónimo dijo...

Yo no necesito leer la prensa para enterarme que tan podrido esta todo, ni siquiera tengo que mirar muy lejos, me basto con observar como, una de mis hermanas, perdia por varios dias y ha puños firmes, la visión, tambien vi como la policia al constatar las agresiones solo respondian con un simple: "Lo siento, señora, pero nosotros no nos metemos en problemas conyugales"
Tambien he oído a mi sobrina, de 7 años, preguntarle a su madre como olvidar su secreto, el asco, la culpa...
He visto, tambien, como una cuñada se aprovecha de cada borrachera de su marido para romperle un par de palos en la cabeza, mientras el resto calla y rie por ser golpeado por su mujer, macabeo, creo que le llamaban.
Tengo un par de conocidas que "gracias" a su condicion y leyes abusan para ser bien, pero bien bien, PUTAS, asi, con mayusculas.

Pero ademas... conozco mujeres y hombres maravillosos, personas que vale totalmente la pena disfrutar, de su amistad, de su cariño, personas por las que podria apostarme la vida, aunque son las menos, pues en general, algunos prefieren, o preferimos, escondernos tras una cara agria, seca, dura, tras un caracter distante, casi apatico. Diria que es casi un modo de defensa utilizar un disfraz de cabezota, o de un cabeza de chorlito, segun sea el caso.

Pues eso.


Capullito de Aleli.


(Te debo las tildes)

Anónimo dijo...

Acabo de caer en cuenta en un detalle del que seguro no te enteraste, paso a definirtelo:

Macabeo: (Macabeus andantius)Dicese del hombre dominado, sumiso, sin opinion en la relacion de pareja, acatador de ordenes, perrito faldero, mamon...




Aleli.

JAVI (El Inconformista) dijo...

Hostias, sí. Ya me estoy imaginando al pez gordo ese, en su despacho, frotandose las manos y riendo con esa carcajada satánica que le caracteriza: "¡JA, JA, JA, JAAAAA: TODA LA TIERRA ME PERTENECERÁ!" "¡JI, JI, JI JIIIIII: CON MIEDO TE DOMINO A TÍ!"...

Estoy de acuerdo en que la sociedad esta cayendo en un circulo vicioso. Los senscaional vende (acordémonos de aquella vieja frase: que un perro muerda a un hombre no es noticia, que un hombre muerda a un perro, sí" A los humanos nos gusta el consumo rápido, barato y sin riesgos de adrenalina y el cotilleo parace dar un escaso porcentaje, pero mucho cotilleo aumenta el porcentaje. Compramos lo sensacional: revistas de cotilleo, programas de "impacto a tope", reality shows... Diversión de bajo coste, en definitiva. La ley de la oferta y la demanda pone el resto.

Dudo que exista una "fundación Bilderberg" (o algo así era) conspirando en las sombras para promocionar esta espiral consumista. Más bien pienso que ese es el "alma" del ser humano y que, en una sociedad con tanto por ofrecer (internet, prensa escrita, TV, DVD, video consolas...) es normal que el consumo aumente desaforadamente. Supongo que en el s. XVII, como no tenian otro medio de divertirse, leian y de hay la ilustración. En el s. XXI, con tanta población a la que llenar la boca, se hace necesario vender y la diversión facil vende mucho. Aumenta la oferta de basura intelectual y baja la necesidad de adquirir el conocimiento. Nos volvemos borregos.

Me parece una explicación muy probable y que huye de la necesidad de tu Belcebú mediático, que está por demostrar y, aplicando la navaja de Ockam...

Ahora bien, esta es una reflexión de un chorlito aun más chorlito que tu, tampoco te lo tomes muy a pecho.

Blanca dijo...

Bueno, yo no veo al varón en ese estado tan extremo. Solo que hoy a la mujer se la tiene en cuenta, tampoco van a por el hombre si no hay signos de violencia. Hay que entender que antes el que llevaba los pantalones era el varón, si era un caballero fenomenal, pero si era un borracho, vago, sinvergüenza ...... pues cabía el dicho, "que a quien San Pablo se la dé, San Pedro se la bendiga", te arruinaba la vida. Tan bien es cierto que eran raros los casos de abuso a menores, ahora está al orden del día y es lamentable.
Esta entrada está fenomenal, a lo mejor al leerla, retiene instintos animales, pero he de decir, que no llega la sangre al río. ¡Sres. no se sientan tan perseguidos!.
Un saludo

nomolamos dijo...

toda la razon, leo, utilizamos las leyes en beneficio de la picaresca,
hasta los niños si les riñes en un momento determinado, te amenzan con maltrato y que te denuncian, esto es la ostiaaaaaaaa!!!!
besos mil.

mmadrigal dijo...

Estimado y desconocido Leónidas.
Me he permitido añadir su enlace a mi entrada en mi cutre Spaces con motivo del blog day. Espero que no le moleste.
Un saludo

Jack Blake dijo...

Hola. Si creo que ya lo dijo alguien. Que no estan todos los que son ni son todos los que estan. Con tanto politiquillo albondiga (politico que tiene las pelotas cocidas cocidas, de tanto fajo de billetes corruptos metidos en los bolsillos. Je,je, me lo acabo de parir este tópico), pues lo que pretenden imbuirnos es eso, mientras ellos se los llevan. Me hace gracia, todas esas leyes que se han inventado, para solucionarlo todo, cuando la realidad es que las leyes no se aplican como deben aplicarse nunca. Y quien tiene que aplicarlas son los jueces. Estos le echan la culpa a los políticos diciendo que, como no existe ley que castigue determinado hecho, o que limite determinada actividad, o que controle al Estado abusivo, pues ale, a joderse. Yo, sigo pensando que, si en vez de inventarse leyes inaplicables, se aplicasen correctamente o se mejorasen, las que ya existen y han sido probadas, otros cabezas de chorlito cantarian. Un saludo.

Anónimo dijo...

A la telechachara no le hago mucho caso, soy de las que se fia, o no, de los que tiene cerca. ademas creo que exageras, las cosas no son como las cuentas, y como ya dijo alguien, no sean tan perseguidos, caballeros!
Saludos.
Clau

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Tengo la sensación (por no decir la seguridad) de que casi nadie ha entendido por dónde va esta entrada. En realidad da igual.

(Marcelino, gracias. Todo un honor).

Anónimo dijo...

Cuando tienes miedo no piensas, sólo tienes miedo y no ves más allá de eso.
Las cosas se vuelven menos importantes, lo que importa es mantenerse a salvo, todo lo demás pasa a un segundo plano.
Que más da si el mundo se cae a pedazos, si las cosas que cuentan no las vemos.
Es más importante mantenernos alejados y viviendo una realidad paralela, porque el miedo es poder.
Siempre han existido todo tipo de amenazas: maltratadores, pederastas y mil cosas más, pero, porque no pensamos que una de las peores cosas que nos puede pasar es dejar de confiar, eso es horrible.
Yo quiero pensar y no quiero tener miedo.

Gemma

Mondejar dijo...

Cierto. Carcel, multas, mil sanciones y subastas, nos espera a quienes no cumplamos las normas del juego. Pero eso no es cierto, sólo es una patraña para hacernos pasar por el aro mientras los realmente poderosos y conocedores de la verdad van en su jaguar sin permiso de conducir y duermen la siesta despues de comer.

Nosotros nos preocupamos en tener el seguro pagado y no dar problemas. Cuanto miedo nos meten en el cuerpo desde que nacemos, pobrecicos.

Hay que ver el telediario como si de cuarto milenio se tratara.

Un saludo.

Aurora dijo...

Y con qué fin se nos inculca ese miedo? Porque no entiendo a donde quieren llegar...
La sensación que tengo es que aumentan las audiencias de los telediarios cuanto más sensacionalistas sean. Y cuanto más sensacionalismo hay, más aumentan las falsas denuncias y se ven fantasmas donde no los hay.
Y cuantas más falsas denuncias, más colapso judicial y, por tanto, menos justicia...
Y, por supuesto, más miedo...
Pero repito, ¿con qué fin? Porque eso se me escapa.

Anónimo dijo...

Una persona en una situación de extrema inseguridad es capaz de hacer barbaridades que en otras circunstancias probablemente ni se hubiera imaginado.

Un sistema legal que desampara y criminaliza sólo consigue aumentar ese tipo de actos.

Y luego está el político sensible a utilizar todo ello en su propio beneficio.

No queda isla desierta donde emigrar?

Rebeca

Leo dijo...

Bueno por lo que comentas no es muy distino que por estos lares, esto está muy jodido amigo y es mejor quedarse quietito.
Saludos :-D

annabel dijo...

Pero que demagogia y que pedazo de gilipolleces que estás diciendo. Es Increible, y va el tio y se queda tan pancho.
Ya has conseguido sacarme la malafollá granaina y casi de quicio.
Y encima aplaudiendo semejante entrada... con sólo una mujer maltratada ya valen todas las campañas, y no hables de miedo, porque lo tendrás tú, yo no temo nada a los hombres y mi relación con ellos es genial.
¿Eres un Iluminado para hablar en nombre de todos?

Mira, hasta lo mismo no he entendido bien la entrada porque estoy liada con Sócrates (uhmmmm),
y estoy obstusa, aún así, LAMENTABLE.
Nadie ha dicho que la agresividad y
el maltrato sea exclusividad del género masculino, pero hay cientos de mujeres que se encuentran en desventaja, y es cierto que hombres no se atreven a denunciar por miedo a poner en entredicho 'su hombría'.

Viviré en otro mundo, no entiendo nada.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues que sepas que me he moderado mucho, Annabel. Dices:

"yo no temo nada a los hombres y mi relación con ellos es genial".

Exacto. ¿Es que no ves lo que está pasando?

Nada, nada, demagoga según tú es esta entrada, pero no es demagogia lo que están haciendo nuestros gobernantes. Igual es que yo soy un paranoico, o igual que es que tú necesitas una urgente visita al diccionario.

annabel dijo...

Lo pensaré, lo de los gobernantes y lo del diccionario.
Perdón por perder las formas.
Es posible que haya más ironía en tu entrada de lo que a simple vista pareciera, lo dicho, pensaré con más calma.