AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Gusi va al espacio


Pues sí, tal como atestigua el certificado número 29728 expedido por la NASA, Gusifluky sale al espacio dentro de unos meses junto con el satélite Glory, cuya misión es obtener información sobre los aerosoles espaciales y medir la energía solar que llega a nuestro planeta.

No se crean que es una forma original de deshacerme del pobre gato, pues yo iré con él. Bueno, la realidad es que sólo van nuestros nombres, pero no se lo cuenten a Gusi, que a él le ha hecho mucha ilusión creerse que saldrá al espacio. Ains, es tan inocente el angelico...

Si quieren acompañarnos, aquí pueden alistarse. Tienen hasta el uno de noviembre.


(Nota de Gusifluky: Quiero desvirgarme en el espacio. Por favor, que alguien lleve a una gata buenorra, preferiblemente desparasitada).


Más información (desde la NASA, pero en guiri lenguage).


6 comentarios:

kitty_wuuuu dijo...

Mecano le escribirá una canción.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA!

Punto para kitty wuuuu.


MO.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vale, tras pedir información a los colegas del CNI (gracias, Kitty) ya he pillado el chiste.

Ja
Ja
Ja.

Javi (el de la osera) dijo...

¡Por los cojones, les voy a dar yo mi nombre y otros datos!

Como no recibo ya bastante correo-electrónico basura, correo ordinario basura, llamadas telefónicas basura, etc., encima solamente me faltaba una abducción basura.

Porque todo esto es un montaje de la NASA para vender los datos a las agencias de publicidad extraterrestre, que lo sé yo porque lo he leido en una página de mucho prestigio, en la que colabora Iker Jiménez.

Vale que te suban a una nave espacial para "obligarte" a copular con una mujer -para ver como lo hacemos-, o con una alienigena por aquello de crear una raza hibrida. Vale que te abduzcan para someterte a un chequeo médico, sonda anal incluida, y que te implanten microchips y otros pircings. Vale que te elijan a ti, pringadillo que ni siquiera eres elegido como presidente de tu comunidad, para que sirvas de interlocutor entre ellos y los dirigentes de la Tierra.

Pero que me metan en un puto ovni para venderme una multipropiedad en Plutón, que desde que no es planeta está el suelo tirado de precio, o que me despierten a las dos de la mañana para que me suscriba a "Vecinitas Venusianas Ventoseantes"... En palabras de ese insigne intelectual que es Antonio Ozores: ¡No, hijo, no, eso no!

Si esa gente quiere decirme algo, que busque mi nombre y número en la guia telefónica.

Javi (el de la osera) dijo...

P.D.

Lo más que Gusi puede hacerte en el espacio es introducirte -ingenioso juego de palabras, lastima que no sé poner cursivas aquí- en el club del polvo aéreo, porque, que yo sepa, una vez perdida, la virginidad no vuelve a crecer...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¡Dita sea, Javi! ¿Cómo no me di cuenta de la trampa? Soy un ingenuo.