AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 15 de junio de 2009

Lo mejor de un blog


Lo mejor de un blog es que cualquier don nadie como yo puede usarlo para desahogarse y liberar su rabia en forma de palabras escritas, que son más duraderas que las palabras orales que podamos escupir en un momento de sorpresiva rabieta. Más duraderas y más reflexivas. Además un hijo de puta insignificante como yo —y como ustedes, no lo olviden— puede llegar a creerse importante porque lo lean otros cuatro hijos de puta igualmente desgraciados. Yo mismo llegué a creerme la pera limonera en algún momento, lo confieso con franca vergüenza que no por sincera debe disculparme.


Pocos son los blogueros (¡qué mal suena esa palabra!) que me merecen un respeto auténtico y a prueba de bombas, y digo pocos por no decir ninguno. Tengo mis blogs favoritos, es verdad, pero son fácilmente sustituibles. Debería decir, siendo preciso, que tengo mis blogs temporalmente predilectos, y nada más. Cuando pienso en esto solo se me ocurre una bitácora que resista todos mis embates de hastío, y es la de Gerardo García-Trío, e incluso este blog se sumiría en la mierda, me temo, si conociera mejor al autor, porque mirados con lupa todos somos genuina mierda de la más despreciable clase. Ustedes y yo, no lo olviden.

Hay blogs muy interesantes (si te interesa de lo que hablan); hay blogs muy divertidos y graciosos (si compartes el sentido del humor del que los escribe); hay blogs muy instructivos (si ignorabas lo que lees en ellos); hay blogs muy literarios (si has leído poco y no te das cuenta de que en verdad son pedantes); hay blogs muy íntimos (que sólo pueden interesar a sus respectivos autores); hay blogs muy... ¡Ay, cuánta bazofia! Conocí a una dama que tenía un talento natural para contar cosas con gracia. Luego se aficionó a cerrar su blog y crear otro nuevo sin advertir a sus lectores, porque su enorme ego le exigía ser perseguida de blog en blog. Decía ser una persona modesta que cambiaba de blog frecuentemente para no acumular demasiados lectores, pero la verdad es que iba dejando pistas para acabar siendo localizada. Hasta yo la localicé en varias ocasiones, y eso que a mí me lo ponía especialmente difícil porque mediante mis comentarios —ya me conocen ustedes— desnudaba sus ególatras intenciones. Esta engreída se quedó embarazada, y como todas las mujerzuelas embarifolladas se dedicó a escribir entradas sobre su maravillosa experiencia embarazosa (otra retrasada que se cree que es la primera mujer preñada y que está viviendo una experiencia única de la que nadie sabe nada, porque el resto de los humanos hemos nacido de un huevo incubado en un laboratorio). Si ahora hablo así de una tía que en su momento respeté muchísimo, imagínense lo que puedo pensar de todos ustedes.

Pero como les decía al principio, lo mejor de un blog es que cada cual pueda escupir su mierda creyéndose que esa mierda le importa a alguien. Es flipante. Uno vomita su porquería y con suerte se encuentra seis o siete comentarios que le dan o le quitan la razón, y se cree que ha dicho algo que interesa al mundo, sin darse cuenta de que ese mundo se reduce a otros seis o siete infelices que han comentado, más que nada, por dejar su enlace y ser visitados por otros gilipollas.

Verán en esto de los blogs mucha palabrería vacua y mucha cantinela llenita de tecnicismos internetiles, pero si esperan hallar ideas claras, expresadas adecuadamente y alejadas de la mafia considerada políticamente correcta, se sentirán defraudados. Aquí todos hemos de ser de izquierdas (aunque eso de ser de izquierdas o de derechas es hoy una gilipollez tremebunda, ¡pero ustedes sean izquierdistamente ridículos, por el qué dirán!); debemos creernos que soltando nuestras paridas por internet cambiaremos el mundo, ¡porque aquí hay libertad! (mwajajajajaja...); debemos creernos que la mitad de nuestros vecinos son pederastas, y la otra mitad maltratadores, ¡no oses insinuar que hay gente inocente y algunas mujeres culpables, so cabrón!; internet es maravilloso, pero no te atrevas a olvidar que es maravilloso como unas pocas personas han decidido que sea maravilloso, y de ahí no te salgas.

Internet es la migaja reseca que los millonarios y los poderosos nos dejan roer, y hoy por hoy gozamos de unas leyes razonables en cuanto al uso de internet porque esto es demasiado nuevo para ciertas mentalidades, pero ya están empezando a recurrir a manipulaciones falaces y demagógicas, como el engaño de la ubicua pederastia, para imponer limitaciones. Y nos van a joder vivos a todos. Y nos lo merecemos, por idiotas y por conformistas.

Lo mejor de un blog es que yo, un tiñalpa, pueda escribir todo lo dicho y además lo pueda publicar. Al menos de momento.

22 comentarios:

Gerardo dijo...

Pues muchas gracias por lo que dices de mí, es todo un halago. Y sí, vete a saber cómo nos caeríamos. Yo creo que bien, seguramente tras algunos roces.

Aunque no puedo decir que siempre predique con el ejemplo, quiero decir que tendríamos que ser tolerantes con los demás, aunque descubramos su gilipollez, porque nosotros mismos somos gilipollas perdidos.

Yo creo que todo el mundo es un imbécil cuando se lo conoce a fondo. Hay que aceptar la parte imbécil de uno mismo y de los demás, en vez de considerarla una parte molesta (si entra en la normalidad, claro) e incluso llegar a apreciarla. Si uno es capaz de hacerlo y encontrar quien lo haga por ti, perfecto.

CRD dijo...

"Yo creo que todo el mundo es un imbécil cuando se lo conoce a fondo."

... y a veces no hace falta, algunos son imbéciles desde el principio.

Anónimo dijo...

¿¡No hemos nacido de un huevo incubado en un laboratorio entonces!?
UALAAAA...


La ególatra, nada modesta y retrasada de MO.

Aurora dijo...

y los hay que tienen un blog por prescripción médica.
Que lo sepas!

Anónimo dijo...

Eso que sabemos todos y a la vez ignoramos por propia voluntad, es lo que nos mantiene más o menos cuerdos.
La lucidez, es el pecado más doloroso de los que se puedan cometer, porque nos arrastra a un estado muy próximo a la desesperación y el suicidio. Gracias a esa estupidez del ego, que cada uno alimentamos con trabajo, amor, entretenimiento y demás gilipolleces, pasamos otro día con la firme convicción de que somos especiales, cuando lo cierto es que no nos diferenciamos de una vaca en nada, hagan la prueva, quitense la vida, verán que poco afecta eso al sencillo devenir del tiempo.

Anónimo dijo...

Bueno a pesar del vinagre vertido hay mucho de verdad en lo que dice, pero es lo que hay y la manera de encajarlo es quizá el santo grial para no desesperarse demasiado.
En cuanto a la maternidad de su amiga sepa que la honra y mucho creerse el ombligo del mundo por ese estado, no todas las madres lo sienten así desafortunadamente y ese pequeñín tiene todo el derecho del mundo a que su madre lo sienta como la repanocha. Rebeca

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Todas estas reflexiones me parecen muy ciertas y muy loables, pero supongo que se producirán después de 650 entradas... por eso, y habida cuenta de mi bisoñez, le hice caso y ni siquiera instalé el contador de visitas. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Saludos,
Rocket

Bart dijo...

Yo me hice un blog porque me dijeron que se follaba más. En tres años todavía no he follado pero una amiga me ha dicho que de seguir así posiblemente me enseñe una teta.

Pareces una persona inteligente (al menos tecleas letras en un orden más o menos legible) ¿Cómo haces para engañar a esa aborregada institución en la que trabajas de manera que te mantengan en nómina? Dicho sea desde el respeto y la admiración. (Esto siempre lo pongo para curarme en salud, en previsión de futuras denuncias por injurias)

Javi (de la osera) dijo...

Mensaje para Bart:

¿Tu amiga tiene alguna amiga?

JAVI (El Inconformista) dijo...

Pues como tu no lo dices y hace tiempo que no vengo a vomitar mis propias gilipolleces por aquí... lo digo yo:

Vaya panda de chupapollas somos los que te seguimos, que hasta poniendonos a parir te damos la razón.

Eso, tu sigue haciendo amigos, que se te da pero que muy bien, majete.

PD1: esta la pongo por rellenar.
PD2: lo malo no es ser egolatra... lo malo es que los demás no sepan apreciar lo muy buen egolatra que es uno.
PD3: Sí, ¿que pasa?, soy imbecil... pero eso lo dije yo antes.
PD4: Así que ya te has hartado de mí y te has ido con el pedorro de Gerardo eeeeh. Pues que seais muy felices.
PD5: En serio, saludos desde el más aca.

Anónimo dijo...

Johnny, mmmmhh no se como esa tonta no te hizo caso con lo Deep que eres...

Bart dijo...

Mensaje para Javi (de la osera):

No, no tiene amigos, es bloguera. Pero tiene otra teta, si quieres le pregunto.

Anónimo dijo...

Leo, no sabía que te ponia tanto María Suripanta.
¿Pero el niño es tuyo o no?

Gerardo dijo...

Ja, ja, Javi, tienes razón. Yo no me quejo porque me tocó la parte buena.

Yo tuve una fase como la de Leónidas, aunque en mi caso no le daba un pase a absolutamente nadie. Pero ahora ya estoy lleno de amor por la humanidad.

Y por la blogosfera. Ahora sé que es imprescindible.

Lady Pirata dijo...

Lo mejor de un blog, es haberme conocido, por supuesto.
Hombre, para ego, el de una servidora.

Fíjese usted, Leonidillas, que a mi su blog no me gusta, vengo para leer a los comentaristas, que son/somos lo mejor sin ningún género de dudas de DCC.

El hecho de que nos insulte, nos maltrate, nos falte el o al respeto, nos parodie etc, y sigamos viniendo... es un misterio sin resolver, que si lo pilla Iker, nos forramos fijo.
(Aunque si fuera vos, me daría que pensar ¡ojo!!)

Fíjese usted también en otro detalle, los Javi`s siempre comentan de la mano... ¡más monos!!

Y ya para rematar, apostillo que la cream de la cream, es Sir Blake.

¿Dónde está Jack?



B
Sitos

MASK dijo...

Coño kowalski, estás con la regla o qué. Vaya entrada más amarga. Menos mal que no tengo blog, empecé uno por gusto, se convirtió en obligación, dejó de gustarme y le dieron por el hopo, soy así de vago así que me dedico a entrar a rajar en los de los demás cuando me apetece o me sale de los cojones, soy así de borde.
Otra cosa, no es lo mismo hacer el imbécil o el gilipollas (alguna vez todos lo hemos hecho), que serlo (hacerlo contínuamente, todo el tiempo). Para esto hay que estar muy bien entrenado, aún así hay quien se dedica a ello en cuerpo y alma. Qué le vamos a hacer, hay gente pa tó.
Animo ompañero.

pataleos digitales dijo...

Andaba yo dando saltos, de un sitio a otro, cuando caí en El Tirador Solitario, de allí a ¿Usted por quien me toma? donde descubri por cierto que siguen a 1 colega, el zumbao de Sandglass, y desde allí aparecí aqui. Y son demasiadas entradas para leerlas del tiron, pero voy leyendo a salto de mata y me gusta lo que veo. Mientras tenga tiempo, procuraré pasarme de tarde en tarde por estos lares.

Jack Blake dijo...

Hola. ¿hablais de gilipollas en manada o sueltos, de uno en uno?. El otro día, cometí la gilipollez, de creer que en mi campo, la pesca submarina, pues no había gilipollas. Aunque haya quien diga, que quienes metemos la cabeza bajo el agua y estamos horas y horas nadando, no tenemos nada de gilipollas, sino de locos. Pero, incluso descubrí que al menos uno que decía eso, al final terminó metiendo la cabeza bajo el agua y practicando ese deporte de alto riesgo llamado pesca submarina. Pero el otro día, considerando que todos los pescadores submarinos era personas sanas, física y mentalmente, se me ocurrió hacer un comentario en uno de los tantos blogges que conozco dedicados a la pesca submarina, pensando que el autor y seguidores eran unos normales, gente sana, vamos. ¿Y que encontré?. Pues, desde el insulto, la injuria, hasta el delito de amenazas. Je,je. Esta es la página que expondré a pública vergüenza:
http://billysub.blogspot.com/
Desde entonces, creo que el sr. Cabeza de Chorlito tiene razón. Haberlos haylos y bastantes, oigan, sobre todo cuando actuan en manada. Un saludo.

kitty_wuuuu dijo...

¿Por qué no escribes un cuentecito de esos que tú sabes?

A mí la MO me mola, embarifollada y todo.

Anónimo dijo...

Otra vez de maniobras?
Los Hombres de Harrison no entrenaban tanto.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Me encantaría responderos a todos de manera individualizada, que es lo que os merecéis, majetes, que sois unos majetes. Lamentablemente no me es posible porque tengo que masturbarme y hacer el pino, así como llevar a cabo otras tareas no menos urgentes. No obstante tengo algo que responder inexcusablemente al último comentarista, y en esa respuesta hallaréis la Verdad sobre cualquier problema metafísico que se os presente a lo largo de la vida. Venga, atentos que voy:

¿Qué hombres de Harrison ni qué niño muerto? ¡Eran Los Hombres de HARRELSON, hostia puta!

Anónimo dijo...

Esos eran otros amigo mío
No ha visto ¿ Por la Patria lo doy to?
Pues esos eran de Harrison.
:)