AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 12 de julio de 2009

¿Una calle? ¡Una avenida se merece ese santo varón!


Se veía venir. Tanto homenaje y tanta lagrimita hacían presagiar que a Daniel Jimeno Romero le pondrían una calle. Somos así.


Amigos y vecinos del descerebrado... perdón, del corredor (dicho así suena a deportista, y eso está muy bien mirado) han pedido al alcalde complutense que le dedique una calle, en reconocimiento a su ejemplar acto de ponerse delante de un toro y dejarse empitonar. Y el alcalde, cómo no, ha accedido, muy magnánimo él.

La cosa daría risa si no fuera porque, después de todo, el muchacho se lo merece. Voy a demostrarlo:

Este tipo era tonto del culo, porque hay que ser tonto del culo para ponerse a corretear toros bravos. Por mucho que nos hablen de valentía hacer lo que estaba haciendo Daniel Jimeno es de tontos, y no entro en consideraciones sobre la crueldad que implica putear a los animales, porque entonces Daniel quedaría más como un cabrón que como un tonto y eso no interesa a mis argumentos para defender la propuesta de nominar una calle en su honor.

Demostrado que Daniel Romero era tonto me queda aclarar que no era tonto por su culpa. Él no era un tonto vocacional, sino accidental. Su abuelo y su padre también son descerebr... corredores en los sanfermines. Va quedando claro que lo del pobre Daniel era una tara genética. Pero por si aún quedan dudas prestemos atención a este dato: la familia del fallecido se pregunta cómo es posible que muriera tan repentinamente.

A Daniel Jimeno Romero le entró un pitón por el cuello que se hundió en un pulmón, tras seccionar la vena cava y la arteria aorta. Y la familia se pregunta cómo pudo morir tan rápido. ¿A alguien pueden quedarle dudas acerca de la pésima herencia genética del corneado? Por si esto fuera poco los apenados deudos han pedido a la alcaldesa de Pamplona —que se ha trasladado a Alcalá de Henares para asistir al entierro de Jimeno, otra magnánima ella también— que cuide esas fiestas llamadas sanfermines. A esto se le llama contumacia.

Bien, ya se ha demostrado que Daniel Jimeno era tonto del culo por un accidente genético. Ahora bien, ¿es eso motivo para dedicarle una calle? En principio, no. Sin embargo tomemos otro dato esclarecedor: el encornado tenía veintisiete años en el momento de conocer a su nuevo amigo —hola, me llamo Capuchino y voy a meterte esto donde nadie te lo ha metido—, y eso es mucho tiempo para alguien tan imbécil.

Si Daniel Jimeno Romero subsistió durante más de un cuarto de siglo a pesar de su evidente discapacidad mental y bajo la nefasta influencia de su familia es porque su tenacidad era digna de encomio. Para alguien sin neuronas debe de ser una tarea titánica llevarse la cuchara a la boca, y sin embargo él aguantó vivo veintisiete años. Eso solo puede lograrse con fortaleza de ánimo, con tesón, con sacrificio.

Sin duda alguna Daniel Jimeno Romero es un ejemplo para todos los idiotas del mundo, por eso me parece de perlas que se le dedique una calle, incluso dos si son pequeñas; porque su mensaje no debe morir. Un mensaje que me atrevo a resumir con estas sencillas pero emocionadas palabras:

"Sed fuertes y no sucumbáis ante el desánimo, gilipollas del mundo, porque si seguís mi ejemplo también vosotros podréis, algún día, tener un cuerno metido en las entrañas".

42 comentarios:

Anónimo dijo...

La cultura mal entendida da lugar a muchos absurdos, la fiesta taurina es uno de ellos.
Personalmente el chico me da pena. Una muerte gratuita.
El espíritu crítico es como el sentido común, lo cultivas o funcionas por inercia. Una tradición familiar equivocada y apoyada socialmente tiene un precio.
En cuanto al nombre de la calle, sí es ridículo, su mérito morir justificando la barbarie nacional.
Pero si aún hay calles y fiestas en nombre de ese santo varón que fue San Vicente Ferrer, que levantaba a las masas contra los musulmanes de Valencia, queda demostrado que a pesas de los siglos seguimos siendo igual de cenutrios.
Rebeca.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Por favor, blasfema Rebeca, modérate y evita usar en este blog tan desafortunadas comparaciones. "Sant Vicent el del ditet" fue un santo e hizo bien atacando a los infieles.

Gracias por tu comentario. Dios y yo te amamos.

PAX.

Anónimo dijo...

Sr Leonidas . puede parecer de descerebrados ponerse a correr un encierro y mas si son toros hechos y derechos(yo no lo haria).
Si el comentario viniera de un pacifista seudo/ecologista pues como que no pasaria del primer renglon.
Si hay que hablar de descerebrados , casi mas descerebrados son los de profesion militar .Los pobres imbeciles se preparan para morir por otros , que en su mayoria ni les caen bien , hechan pestes contra ellos y terminan mandadoles a repartir madalenas.terminan muertos por una mina o por hacer el chorra en un BMR ,encima ni calle les ponen . casi es mejor correr un encierro y mas seguro .
saludos

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Señor anónimo: ¿usted es gilipollas y siempre argumenta tan zafiamente o es que me quiere provocar?

Su ortografía está a la altura de sus argumentos, por cierto. Suele ocurrir que quien no sabe escribir no sepa pensar. Esfuércese un poquito.

Anónimo dijo...

Es usted demasiado previsible para esforzarme .
Suele ocurrir que quien piensa deprisa escriba mal y si encima se es vago ni corrector ortografico , que eso lo hace cualquiera oiga .
y ya hay muchos cualquieras .

En fin, no se lo tome usted a mal . que de ironicos y tocapelotas esta el mundo lleno .

saludos

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Querido anónimo:

Yo escribo impulsivamente y casi nunca uso el corrector automático. De hecho pienso que el corrector ortográfico es una herramienta tan falible que solo puede interesar a analfabetos.

A usted le recomiendo encarecidamente que la use.

Lady Pirata dijo...

¿Dónde está el corrector ortográfico?

Pobre chaval, al que pilló el toro, y pobres toros, y porca miseria.

Si estamos igual que en el arte cretense con tanto "salto del toro".
Bueno, no, allí eran bastante más espabilados.

¿He entendido que le van a poner una calle al chico que pilló el toro?

Reivindico el 8 de Julio, y el 21 es mi cumple, no se te olvide felicitarme.

Anónimo dijo...

No me voy a extender mucho para que no me llamen gilipollas o algo parecido lo que queria decirte Leonidas,es que me pareces la persona mas frivola que pueda haber en el mundo.No digo que no lleves razon en lo de ponerle una calle pero eres bastante irrespetuoso y creo que para que te respeten primo has de respetar y tu creo que no conoces esta practica,lo mejor que sabes hacer es insultar.De esta manera quieres que te escuchen.No utileces el nombre de Dios en vano y por ultimo escribo como me da la gana,no todo el mundo ha podido ir a la universidad como tu pero eso no significa que no tengamos mas conocimiento e inteligencia que tu

Aurora dijo...

Lo de la calle me parece excesivo, si.
Pero yo defiendo la fiesta. Me encanta el encierro. Soy de las locas que se levanta hasta el domingo a verlo.
Y aunque tu no lo veas así, el chaval tuvo muy mala suerte.

En cualquier caso, la fiesta te puede no gustar, pero de ahí a que la culpa sea de él por correr el encierro y que le tengas que llamar descerebrado... hay un abismo, no crees?

La Lucía dijo...

Bueno.
Una vez más hacemos gala de la doble moral para dividirnos entre el colectivo pro-"fiesta nacional" (denominación que se merecería un exhaustivo análisis y profunda crítica) y el colectivo "anti-taurino".
¿En qué consiste, en esencia, un encierro de San Fermín? En una actividad LÚDICA, hay quien la califica de "evento deportivo" (otro tema que merecería un buen debate), donde un pequeño puñado de deportistas preparados corren delante de unos toros (animales bravos imprevisibles y muy peligrosos).
En cualquier caso, se trata de una tradición que no parece muy propia ya del siglo XXI.

Enlazo ahora ya con lo que ya expresaba en mis primeras líneas. En el momento actual de la sociedad, moderna y progre, una temeridad de cualquier índole que ponga en peligro la integridad física del propio sujeto y los de alrededor, merece condena unánime. Sirva de ejemplo un comportamiento peligroso al volante de cualquier vehículo, que conlleva incluso la imposición de penas y multas.
¿Cuál es la diferencia entre la conducción de un vehículo y un encierro de San Fermín en este sentido? Hay quien se entrena para ser un "corredor profesional" (en cuyo caso un accidente no deja de ser un gaje del oficio), hay quien es un simple zoquete imprudente, hay quien "bebe y conduce"...
Sea como fuere, no digo que le condenemos, que entre otras cosas está muerto y ya no podemos. Pero de ahí a considerarle algún tipo de mérito...
YO NO LE VEO NINGUNO.
Por cierto, voy más allá: ¿Se ha parado alguien a pensar en que el despliegue sanitario para atender a esta gente que se juega el tipo por gusto (perdón, mejor digamos una afición extraña a un riesgo gratuíto para su integridad física), pues se ha parado alguien a pensar que lo pagamos todos de nuestro bolsillo?

Bueno, vamos a dejarlo, que ya sé que me váis a llamar fría, insensible, materialista, anti-española (???)...

¿Que se ha muerto un muchacho? Pues qué pena, pero a otra cosa, mariposa. Por cierto, faltan calles para héroes anónimos, ejemplo Jesús Neira, bomberos, policías, MILITARES PROFESIONALES MUERTOS DURANTE SU SERVICIO y tantos otros. A esos yo sí les veo el mérito y por aquí aún no tienen calle.

Mondejar dijo...

Suena a chiste pero los empresario de la calle donde se suicido ese hombre tienen la obligación de tener un plan de riesgos laborales para evitar accidentes, los motoristas deben ir con el casco y en verano les pondrán anuncios informándoles sobre el golpe de calor o del peligro del tabaco.

Pues lo increíble de verdad es que encima indemnicen a los que mueren, y se aplauda la conducta imprudente.
Pero vamos...por mi como si el año proximo sueltan los toros dentro del corte ingles.

Un saludo.

La Lucía dijo...

Cito a alguien de por ahí, que opina tal que "En cualquier caso, la fiesta te puede no gustar, pero de ahí a que la culpa sea de él por correr el encierro y que le tengas que llamar descerebrado... hay un abismo, no crees?".

¿La culpa no fue suya?, ¿de quién fue entonces? ¿De Capuchino? Ah, claro, es que era imprevisible que un Animal Bravo cornease al descerebrado que corre, POR GUSTO, delante de él.
Ah, no, claro; que ahora resulta que correr voluntariamente delante de un animal bravo cuyo comportamiento es imprevisible es de lo más inteligente.
Se me ocurrían varias ironías (y muy cómicas) al respecto, pero no voy a hacer sangre... aún más, quiero decir.

Aurora dijo...

La Lucía: me estás citando a mi. Me llamo Aurora, encantada.

Está claro que la culpa no fue de Capuchino. ¿He dicho yo eso?
Porque yo creo que la culpa no fue de nadie. ¿Tiene que haber siempre culpables?

Es evidente que si alguien corre un encierro tiene claro que eso le puede pasar.
Yo he dicho que el chaval tuvo muy mala suerte, que es la verdad.
Que pedir al Ayuntamiento que ponga una calle a su nombre es una barbaridad y absolutamente desmesurado.

Pero no me parece adecuado hacer leña del árbol caído, sinceramente. Debatir el encierro, hablar sobre la fiesta de los toros y lo que queráis.

A caso alguien vería bien que cuando muere un militar en Afganistán por un accidente de tráfico yo dijera “él se lo ha buscado, por ser militar”? (algo que no pienso, por cierto).
Sería normal que yo le restara importancia al dolor de esa familia porque ya saben a lo que se exponen?

También hablas de la pasta que cuesta el despliegue sanitario en las fiestas. Pregunta a los pamplonicas la pasta que ingresan durante los 8 días de fiesta.
Te aseguro que el balance es positivo. De lo contrario, te aseguro que la fiesta no se haría hace mucho tiempo.
Y eso de que lo pagamos todos, permíteme que te lo discuta. Entre otras cosas, porque Navarra es foral, al igual que el País Vasco, y se bastan para financiarse ellos solitos.

sorel dijo...

Hasta donde yo se (y creanme que se mucho)el agua moja, el fuego quema, el toro bravo embiste y el hombre muere.

Todo en orden.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vale, me toca hablar a mí.

Lady Pirata:

En el editor de comentarios no hay corrector. Deja de buscarlo, que te conozco. Si tienes interés en que un programa informático muy deficiente te corrija puedes escribir los comentarios en Word, pasarles el corrector y después copiar el resultado (sea cual sea) en el editor de comentarios, aunque creo que no lo necesitas.

El día de tu cumple te regalaré... ¡un cuerno! Mwajajaja...

Anónimo:

Yo no uso el nombre Dios en vano. ¡No sé cómo puedes decir eso, por Dios!

¿Y de dónde coño te sacas que yo haya ido a la universidad? Si mal no recuerdo solo he pisado dos veces instalaciones universitarias, y en ambos casos fue durante unos minutos mientras acompañaba a una antigua novia para que mirara unas listas de no sé qué.

Lo de las faltas de ortografía es un recurso facilón que empleo para tocaros los cojones. Bah, no caigas en esas provocaciones tan tontas y tan mías.

Aurora:

¿Que el chaval tuvo mala suerte? ¡Amos, anda! Te voy a enseñar una cosa (y no es la chorra):

Si vas por la calle y te cae en la cabeza una maceta desde un octavo piso, eso se llama mala suerte; si te pones delante de un toro bravo y te empitona eso se llama consecuencia. No sé si captas el fino matiz diferenciador.

La Lucía:

Estoy de acuerdo con tu comentario, salvo en esta parte:

[faltan calles para héroes anónimos, ejemplo Jesús Neira, bomberos, policías, MILITARES PROFESIONALES MUERTOS DURANTE SU SERVICIO]

A los héroes anónimos, precisamente por ser anónimos no se les puede dedicar una calle en su nombre, a menos que la llames "Calle de los héroes anónimos", con lo cual no dejan de serlo.

Neira no es un héroe, por más que las bibianas y los bibianos aídos se empeñen. Solo es un desgraciado que hizo lo correcto, como muchas otras personas lo hacen a diario. No hizo nada de muy allá, y la palabra "héroe" le viene grande, aunque resultó ser muy mediático porque era profe universitario y porque su mujer quedaba muy bien en la tele. Lástima que no se muriera; de haberlo hecho los megaigualitarios de género tendrían un mártir, que es lo que intentaron fabricar, aunque el mártir se les resucitó y se quedó solo en héroe viviente. Una verdadera pena. Suscribo cada una de las palabras del artículo que te enlazo (salvo lo del sistema sanitario dantesco): El efecto Neira .

Respecto a los policías, bomberos y militares muertos en acto de servicio, tampoco veo razones para dedicarles calles. Si no hicieron nada más allá de su deber no se merecen honores más allá que los de cualquier otro ciudadano. Excluyo a los muertos por atentado terrorista; en este caso sí veo razón de homenaje, más que nada para recordarle a los terroristas que ese no es el camino.

Vaya, Luci, para estar de acuerdo con casi todo lo que dijiste me he explayado mucho.

Mondéjar:

Joder, tío, flipo con el enlace que has dejado. Esto es un disparate mayor de lo que sospechaba. Por muy cabronazo que me muestre siempre resulto ser un ingenuo.

Sorel:

Exacto. Es tan sencillo como eso. Buen resumen.

Anónimo dijo...

Te propongo que cuando nuestros padres esten ya viejos y sean una jodida carga (para el año proximo), viajemos todos juntos a ver los san fermines, y los soltemos a media carrera. Puede que con el tiempo se consolide esa forma de despedida, como los gnomos ancianos se adentraban en el bosque a morir despues de despedirse, pues los murcianos lo haríamos con un viaje a los san fermines. Durante el viaje de vuelta los hijos irian en silencio pero con 10 kilos más cada uno.

Mondejar

Aurora dijo...

Leo, que sí, que lo que dices es correcto y que si capto ese ligero matiz.

Cuando he dicho que ha tenido mala suerte, hablaba del como fue la cornada.
Hay muchos gilipollas en los encierros que se dedican, por ejemplo, a ir tocando al toro mientras corren a su lado como si fuera un pastor alemán.
Y no hay más cornadas porque San Fermín no quiere, porque te aseguro que muchos se la buscan.
Vale, sí, se la buscan todos los que corren. Pero unos más que otros.

Y en este caso no fue así.

No sé si tu captas también ese fino matiz.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Mondéjar:

Según la noticia que enlazaste serían cinco kilos, no diez. Aún así es una idea tentadora. Aunque no sé yo... ¿No sería pecado? Es que yo si es pecado paso, ¿sabes?

Espera, acabo de consultar la lista de pecados oficiales y no dice nada de echar los padres a los toros. Vale, tío, me apunto.

Aurora:

Ah, vale, que te referías a cómo fue la cornada. En eso tienes razón, porque la cornada podría haberle arrancado un par de botones y ya está. Sí, fue mala suerte que le entrara por el cuello, joder.

También tienes razón al decir que no hay más cornadas porque San Fermín no quiere. Sin duda alguna es así. Ains, este Fermín, qué bueno es. Si es que de tan bueno parece tonto.

Anónimo dijo...

Padre + madre = 10 kilos.

Ya que gastamos gasoil nos llevamos a los dos. Aunque no se si dejan a correr a las mujeres, pero vamos se trata de lanzarlas (sin permiso) desde algun balcón a la calle justo antes de que pasen los toros, es complicado ya lo se.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

JAJAJAJAJA... Mondéjar, yo sé que nuestro Señor me castigará, pero de momento no veas lo que me estoy riendo.

La Lucía dijo...

Vuelta la burra al trigo (y me refiero a mí, claro; líbreme Dios de faltarle al respeto a nadie).

Hola, Aurora. Encantada.
Dos cosas, que tampoco voy a estar eternamente apuntillando.
La primera, y te cito textualmente:
"yo creo que la culpa no fue de nadie. ¿Tiene que haber siempre culpables?".
No busco culpables, creo que ese tema lo iniciaste tú. Da igual, sea como fuere, de lo que parece que se trata es de buscar siempre héroes (Leónidas, te doy PARCIALMENTE la razón, luego matizo).
Y la verdad, por mucho que lo medite, no le veo el mérito al muerto como para dedicarle una calle.
Ah, bueno, espera, que dicho así puede herir sensibilidades (porque llamar a las cosas por su nombre muchas veces ofende, como decir "negro", "paralítico", etc... Lo cual da también para debate largo y tendido y no es el caso).
Bueno, que si te quedas más tranquila, mi más sentido pésame para la familia del "fallecido en tan trágicas circunstancias", la novia, Pamplona, San Fermín... Y mi más sincera condena a Capuchino, que hay que ver cómo se ha pasado.

Sobre la financiación del País Vasco y Navarra (que no tienen nada que ver). Verás, pasa que eso de que se lo guisan y se lo comen ellos solos... eso es lo que a tí te han contado. Que yo sepa, siguen perteneciendo a España (o al Estado Español, si así te suena mejor; aunque yo prefiero llamar a las cosas por su nombre, que sigue siendo exactamente lo mismo). Por mucho estatuto de autonomía que se gasten (échales un vistazo a los artículos), siguen manteniendo vínculos económicos con España, como cualquier otra comunidad.
Lo dicho, otra cosa es lo que a tí te han contado.

Hablas de los ingresos durante las fiestas. Pregunta en el Ayuntamiento los costos (porque se dice así; digo "costes" si os suena mejor) de los destrozos y demás. Aparte de que se da mucho el turismo NO de calidad y proliferan el botellón y el mercado ilegal de comida y bebida. Igual nos llevamos todos una sorpresa. Porque en este país otra cosa no, pero subvenciones para fiestas... lo que quieras y algo más. Y ojo, no me opongo, que no todo en la vida es trabajar (aquí lo sabemos mejor que nadie).


Ahora voy a por tí, Leónidas (figuradamente hablando, tú ya me entiendes).
Me seduce esa forma tuya de escribir, tan mordaz, tan autoritario y sentenciador (¿sentenciante? ¿cómo coño se dice?) y, por supuestísimo, tan provocador. Lo mismo es porque ya ves, cojeamos del mismo pie.

A ver, me centro en lo que nos concierne, que me voy por los cerros de Úbeda tirándote los "ciber-tejos" y se me va el hilo del tema.
Sobre los héroes y no héroes.
OK, sí, tienes razón. Y en lo concerniente a Neira te diré que comparto lo que tú dices... en parte. Elegí tal vez mal el ejemplo, es cierto que en este país nos encanta darle bola al primero que pillamos por banda que da bien en cámara.
Pero lo que no le podemos negar es que el tío se metió en un fregado que no iba con él, puso en peligro (de forma temeraria, eso sí) su integridad física para defender a la que resultó ser una payasa (perdón para los profesionales del sector circense, que se merecen el mayor de los respetos, no como la sujeta esta).
En fin, puedes compartirlo, puedes criticarlo, puedes obviarlo. Pero algo de mérito tiene. Al menos, más que un pollo que se juega la vida corriendo delante de un toro. Porque sí, porque "mola".

Sobre los policías, guardias civiles y militares. Es su trabajo, sí. Pero muchas veces (como tú bien sabrás), se va más allá del trabajo. Aparte de que la elección que haces está claro que no es por el sueldo. Vamos, que cada mañana sales a jugarte el tipo y no precisamente pensando en lo que vas a hacer cuando cobres tamaño despilfarro para las arcas del Estado.

Por dinero, por vocación o por lo que sea que te motive, haces algo por los demás (aunque muchos opinen lo contrario), algo que a buen seguro, después de decir yo esto, pasaremos a debatir con algún ingrato que ose atacar tan dignas profesiones.
(¿Se me nota el convencimiento corporativista?).

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ey, ey, ey, Lucía, para el carro. No vale tocarme el botoncito de la vanidad, que entonces ni puedo discutir contigo ni me concentro mientras me baño con Gusifluky. Eso es jugar sucio. De hecho mira lo que está pasando: ya ni te contradigo ni nada. Más suave que un guante me he quedado.

Lamentablemente no me puedo casar contigo porque desde hace unos días mi corazón y mi pene pertenecen a Dios. Pero podemos amarnos fraternalmente, si quieres: Mmmm, ¿cómo vas vestida, cariño? Yo estoy desnudo, hace tanto calor... Descríbeme tu ropa interior, cielo, y dime qué te gustaría que te hiciera. Grrr, no seas tímida. ¿Ponemos la webcam?

La Lucía dijo...

Aaaay... Leo, chato.

No te arrimes mucho a mí, que soy peligrosa.

MASK dijo...

Mwahahahahahahaha,... Hay que ver lo que da de sí la jilipollez esa de poner a una calle el nombre del fiambre de marras.
Kowalski,....tú no te das cuenta, pero solito y sin querer vas volviendo poco a poco al oscuro redil, mwahahahahahahaha.....

Lady Pirata dijo...

¡Un Cuerno!
¡Leónidas, que te folle un pez!

No he visto el enlace de Mondejar, pero leyendo vuestros comentarios, espero y deseo que vuestra descendencia siga a rajatabla vuestra conducta y,
continúe con vuestra estirpe y ejemplo encarecidamente.

La Lucy, ¿quieres casarte conmigo?
Mira que aqui, nos hacemos pasar por quién nos da la gana, fíjate que yo me considero pirata y Lady, además: y nunca te pediré sexo virtual, a mi me va más el interior.

Sigo con mis reivindicaciones:

Por el 8 de Julio
Por el tomate en la calcetín
Por el dedo en la nariz
Por la esquina donde se mean todos los perros
Por la mancha de sudor del sobaco
Por los huesos de las aceitunas
Por la escobilla del water
Por el palo del Chupachups
Por el flotador pinchado
Las uñas largas de los pies
La sombrilla de Coca-Cola
Las fechas de caducidad

Reivindico a Sor Citroén
el mango del cazo
el eructo
la aerofagia
las paletas separadas
las anillas de las libretas
los boligrafos bic,
mordisqueados, eso si.

Y ya, para acabar:
Reivindico la absurdez,
la paciencia del que aguanta al que se queja sin coherencia.

Me desinternauterizo un tiempito:

¡Aleluya, ¿no?!!

Dios, existe, Siiiiii (:

la Lucía (a secas) dijo...

Lady Pirata, chata... tenemos un problema. Bueno, varios.

Nuestro amor no puede ser. Tu falta de miembro viril y mi necesidad de uno nos hacen plenamente incompatibles. Me paso de hetero... y mucho. (Porque tú también eres mujer, ¿no?. Esto de los nicks me despista un poco y por eso, entre otras cosas, me va más la "batalla" cuerpo a cuerpo).

Tampoco te pierdes nada, que dicen por ahí que soy peligrosa, mala compañía y tan independiente y arisca como una gata (yo también araño, por cierto).


Siempre nos quedará Pamplona...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Lucía:

"Tu falta de miembro viril y mi necesidad de uno nos hacen plenamente incompatibles. Me paso de hetero... y mucho".

"...peligrosa, mala compañía y tan independiente y arisca como una gata..."

Ya, bueno, vale. ¿Y a mí que me da que eres un hombre?

la Lucía dijo...

Ven y compruébalo.

Si es que te atreves, claro.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

En eso estaba yo pensando, sí.

Después de las cosas que he escrito en esta bendita bitácora no sería muy inteligente asistir a una cita a ciegas. ¿Tú sabes la de gente que desea darme cuatro puñaladas en un callejón oscuro?

la Lucía dijo...

Obviamente era un chascarrillo. Claro, he obviado tu enorme... ego.

En primer lugar, no entiendo por qué dudas de la existencia de una mujer independiente y liberada. ¿Tanto miedo te da?

En segundo lugar, no te ofendas, pero no pretendía arrancarte una cita. Ya te digo, yo soy más de la "ataque frontal y directo" (aunque sutil, no se me vaya a acojonar el enemigo).

Y bueno, ya que dices que has sido malo, ya echaré un vistazo más a fondo por tu blog, a ver las que has liado.
Por lo pronto, parece que empiezo a entender por qué te aferras tanto a Dios últimamente...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Lucía:

Jan Harold Brunvand dice --y él sabe mucho de eso porque es un experto en leyendas urbanas-- que si algo parece demasiado bueno para ser cierto es que no es cierto.

Mi humilde experiencia me ha enseñado que Brunvand tiene razón.

Tú escribes demasiado bien, estás demasiado de acuerdo con lo que digo, y te presentas como demasiado parecida a mi mujer ideal.

Algo falla, y yo a estas alturas ya no me fío ni de Gusifluky.

Lucía (a secas) dijo...

Deduzco que eso es un piropo...

Aunque (y permíteme la broma) a veces eres tan soez, tan primitivo e innecesariamente agresivo que, con ese perfil, no sé si viniendo de tí un piropo es algo bueno (o dicho de otra forma, no sé si dice algo bueno de mí).

Pues nada, eso, que tú sigue dudando de una simple humana y creyendo en un Dios intangible, por puro y simple acto de fé (y anda que no tienes que echarle fé ni ná).

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Era un halago, sí. Merecido, creo.

Veo que eres lectora (o lector) reciente de este blog y aún no me has pillado el punto irónico. Ay, pecadora...

Lucía (a secas) dijo...

No me subestimes, que has sido tú quien no me ha cogido el punto irónico a mí, jejejejeje.

Bueno, bueno, bueno... así que sigues dudando de mi sexo. Femenino, gracias.

Sólo una cosita: no me piropees más, que me pongo colorada... La liberación e independencia no están reñidos con la timidez.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Ya da un poco de vergüenza mantener esta conversación pública, ¿no te parece?

Yo tengo alguna curiosidad, pero no la quiero resolver públicamente ni sé de una dirección privada a la que escribir. Si quieres escríbeme a cualquiera de mis dos direcciones de correo electrónico, y si no quieres no pasa nada, pero comprende que deje de prestarte tantísima atención; es una descortesía para el resto de comentaristas.

Lady Pirata dijo...

Estaba aqui de voyeaur -espero que se escriba así- (¡recórcholis!!) porque sabes Leónidas que tengo que velar por tus intereses.

Pienso, creo, que La Lucy (a secas) y yo, no pertenecemos al mismo género, en caso contrario, ¡Eureka!! Manda la cita de ese tipo al carajo, y a mi, que últimamente no doy una.

Pórtate bien, no vayas a bitácoras de poetas a llamarlos impostores y poetatros, come a tu hora y acuéstate temprano.

Un beso

Lady Pi

Pi-pi-pi-pi-pi-pi-pi-pi

Jack Blake dijo...

Estaba leyendo el post. Luego los comentarios. Y la boca empezó a abrirse. Aaaaay pobre de mi. Pensé en pamplonica. Y me fuí a dormir. Que me ponga otra calle, coño, a mi que toy vivo. ¿pa que la quieren los muertos?. El pobre Fraga, también pediría su calle cuando decía que era suya. Pero, paradójas de la vida, tal vez se la pongan cuando se muera. El listillo y no descerebrado fue aquel que colocó, borracho junto a unos amigos, un tablacho con su nombre en una esquina de una calle sin nombre. Quedó tan bien que pasó a todos los archivos y censos del lugar. Creo que fue en Madrid. En fin, me voy a dormir. Aaaaay pobre de mi.....Y, el que no sea un suicida descerebrado que tire el primer insulto y dejará de serlo.

Jack Blake dijo...

¿podría salvarse el comentario o lo envio a la papelera por las dos tildes mal colocadas? Aaaaay pobre de mi....Que me hagan una calle por las incorrecciones ortográficas. Es un mérito, creo yo, en un pais de cultos pedantofilos del carajo que abundan por doquier.

Lucía (a secas) dijo...

Jack Blake, te cito:

"un pais de cultos pedantofilos del carajo que abundan por doquier".

Lo dices por tí, ¿verdad?
Tranquilo, te guardamos el secreto.

Mª Fernanda dijo...

Leo, la Lucia a secas parece que tiene mala leche, y se porta mal con el tito Jack, pero hay que reconocer que escribe muy bien, yo diria que es abodaga, creo que a tus hijos no le haria mucha gracia esta mujer, te recomiendo no meter mas la cabeza y menos otras cosas.

En cambio yo escribo mal, pero desde el martes tengo la rotula engrasada..

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

María Fernanda, eres la puta caña, vida mía. Me alegro de que al fin engrasaras la rótula, porque era muy desagradable (y perdona que te lo diga) oírte subir una escalera.

Joder, qué risa.

Pataleos Digitales dijo...

Murió de muerte natural, si corres delante de un animal salvaje y te pilla, mueres.

Por lo demás? que tiren turistas desde los campanarios, atados con cuerda, que suena a deporte de riesgo y es ecológico. Aun no se con qué sustituir los toros, pero mientras lo encuentro, dejadles que los toreen que si no nos convierten las dehesas en campos de golf (el ladrillo ya no da pasta)