AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 16 de agosto de 2009

Lo que haría con la varita mágica


Charlaba con una conocida mediante Messenger, con una de esas cuasiadolescentes cuyo fin en la vida es ponerse más piercings, ensuciar su piel con más tatuajes e implantarse prótesis de silicona para lucir más pecho. Era divertido hablar con ella porque se trataba de una niña que estaba aprendiendo a descubrir el mundo y me pedía consejos sobre cómo debe portarse con un hombre (¡como si yo lo supiera!).


Hablando de todo esto y de mucho más me dijo que le gustaría tener una varita mágica para cambiar el mundo (el mismo sueño de todos, joder, qué poco original). Le pregunté qué haría con la mágica varita en caso de tenerla a su disposición, y su respuesta me pilló en bragas, lo admito. Esperaba este cabeza de chorlito una respuesta en plan "me gustaría que me crecieran las tetas", o "haría que todos los futbolistas estuvieran locos por mí", pero no. Su respuesta ha sido la más inteligente y generosa que se me puede ocurrir:

"crearia una energia infinita, limpia e inacabable, que pudiera conseguirse muy facilmente y gratis".

Que esto lo diga una chiquilla sin interés aparente por la ciencia, sin conocimientos de Física y preocupada por su talla de sujetador, me resulta grande, muy grande. (Y qué similitud su deseo con el asunto de la fusión fría, por cierto).

A veces este cabeza de chorlito mete la pata juzgando a las personas. Lo siento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

leonidas pidiendo perdon???
hay que ver lo que hace la calor...^^

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No es el calor, anónimo, no es el calor...

Anónimo dijo...

Entonces te estas haciendo mayor?

Kenia dijo...

A mí también me preocupa mi físico y no significa que sea lo ÚNICO que lo hace... a algunas personas puede interesarles más de una cosa a la vez aunque te cueste creerlo, de hecho he llegado a conocer a algunas personas inteligentes a las que realmente les interesaba el fútbol.