AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 30 de abril de 2010

PROHIBIDO FOLLAR (Bajo pena de cárcel)


(Cuando estoy liado con una historia por entregas no me gusta interrumpirla para hablar de otras cosas. Hoy sin embargo haré una excepción, y creo que es la primera vez; lo necesito. El lector me perdonará, y yo podré seguir durmiendo, o bien el lector no me perdonará, en cuyo caso dormiré igualmente).

En Zaragoza un hombre está encarcelado por follar consentidamente con una mujer. Curiosamente la mujer goza de libertad, de una libertad que aprovecha para proclamar a los cuatro vientos que la jodienda fue cosa de los dos.

De acuerdo, no escatimaré datos: la mujer tiene 15 años y el hombre 43, y la mujer es alumna del hombre.

¿Y qué?

Según nuestra legislación la edad mínima para consentir relaciones sexuales se establece en los trece años (una edad biológicamente acertada aunque muchos meapilas se escandalicen), entonces, si estos dos tortolitos superaban tanto por una parte como por la otra dicha edad, ¿por qué hay un hombre en la cárcel? Pues porque alguien se ha sacado de la manga una supuesta agravante de prevalimiento (esto es que el hombre, profesor de música de la mujer, se aprovechó de su condición de profesor para influir en ella). No obstante la implicada afirma que lo que sucedió fue por su gusto, pero da igual. Que si quieres arroz, Catalina.

-Así que ese hombre malo abusó de ti, pobre criatura indefensa.

-¿Qué está usted diciendo? ¡Oiga, que yo estaba encantada de trajinar con ese maduro tan interesante!

-No, hija, no. Lo que pasa es que tú no sabes lo que dices.

-¡Pero bueno! Si sabré yo qué es lo que me moja a mí la rajita...

-¡Ay, Señor, perdónala, pues no sabe lo que dice!

Me imagino también la conversación del profe con el poli que lo detuvo:

-¡Te vas a comer un marrón como la manga de un brujo!

-¿Pero qué he hecho yo?

-¡No te hagas el tonto, asaltacunas!

-¿Cunas? ¡Que ese bombón tiene quince años y dos tetas como dos catedrales!

-¿Sí? ¿Y desde cuándo los yogurcitos se dejan percutir por viejales? -pregunta incrédulo el poli, que es cuarentón, calvo y barrigudo.

-Pues usted no sé, pero yo siempre he tenido mucho éxito.

-Éxito el que vas a tener entre los bujarras de la prisión, triunfador, que eres un triunfador.

Qué mal lleva esta sociedad hipócrita y envidiosa que alguien pueda ser feliz follando a destajo, caramba. Por lo que he podido leer en diferentes sitios nada indica que hubiese prevalimiento. En lugar de eso la chica se está desgañitando exponiendo la inocencia de su amante, ¡pero qué importa lo que la "víctima" declare! Porque, no nos engañemos, aquí no se pretende proteger a una menor; se está castigando a un hombre por hacer realidad el mismo sueño que tantos fiscales, policías, y padres de adolescentes tienen o han tenido.

¿Doble moral?, bah, es mucho más sencillo, y se llama envidia o celos. Envidia en el caso de tantos hombres que están linchando al profesor y que mientras penetran a sus ajadas esposas en la intimidad de sus conciencias sueñan con las prietas carnes de nínfulas quinceañeras; celos en el caso de tantas señoras que se saben inevitablemente derrotadas por la insultante belleza de la generación de féminas que ha de relevarlas.

Prevalimiento, se le supone al profesor a pesar de las declaraciones en contra de su percutible alumna, y una vez más la presunción de inocencia se va de vacaciones, como hace siempre -tan oportuna ella- cuando la hipotética víctima es mujer o menor de edad. ¿Cómo no iba a hacer las maletas ahora que se dan ambas circunstancias? ¡Otro hombre entre rejas acusado de salirse del rebaño!

Aunque quizás -puestos a hilar fino- lleguemos a la conclusión de que cualquier mujer que sienta preferencia por un profesor, o por un jefe, o por un mentor, o simplemente por un amigo sabio y buen consejero, y que decida acostarse con él, estaría siendo víctima de un abuso con el agravante de prevalimiento. Sí, puede ser, de hecho es habitual que las mujeres se bajen las bragas ante cualquier forma de autoridad. Si eso es punible cabe preguntarse cuántos de nuestros padres deberían estar en la cárcel, y cuántos de nosotros no deberíamos haber sido engendrados.

Por mi parte confío en que el profesor de música del IES Avempace sea puesto en libertad próximamente, y que lo celebre con un buen polvo con su quinceañera amante, si es que para entonces esta sociedad de aguafiestas y soplapollas aún no ha convertido a la muchacha en otra triste marioneta al servicio de lo políticamente correcto, sea eso lo que sea.

Hacedme un favor, reprimidos del mundo: ¡dejad a la gente follar en paz y meteos en vuestros asuntos! No busquéis delitos donde solo hay sueños cumplidos.

28 comentarios:

CRD dijo...

Y la ética te la pasas por el forro, ¿no?...
al fin y al cabo siempre ha sido una maría

Capitán Cachalote dijo...

Unos padres cabreados, una jueza con exceso de celo, unas leyes poco claras y...voilà, una injusticia flagrante. ¿Estado de derecho? JA.

¿Pero qué asco de país es este? ¿Entonces pongamos por caso un funcionario de hacienda que se tire a una contribuyente estaría cometiendo prevalimiento? ¿O quizá también se presupusiese corrupción, por aquello de siendo hombre, seguro que forzaría a la señora con aquello de...cariño no te miro la liquidación si me dejas jugar con mi cimbrel en tu potorro? Y lo que es más importante ¿Podría seguir leyendo este diario desde prisión?

El soldadito de plomo dijo...

CRD:

Estoy muy cansado para hablar de ética con quien se toma la ética a su parcial gusto.

Capitán Cachalote:

Todo es una mierda, y tal como están las cosas solamente queda comer mierda.

Lo peor de estar en la cárcel es que no podrías leer DCC. ¡Eso sí que es un castigo!

Eva dijo...

Pues mira, Soldadito, te voy a hablar como madre (pero lee hasta el final, hazme ese favor)
Mi hija acaba de cumplir catorce años y la niña, siendo absolutamente sincera y objetiva, está un rato buena. Bastante más que su madre, la que suscribe. Tipazo tiene la jodía...
Creo algo respecto a mi hija: también tiene una cabecita bastante bien colocada sobre los hombros, cosa a la que he intentado colaborar todo lo posible. Y digo creo, porque una no puede meter la mano en el fuego por un hijo jamás. Me repatean todas esas que dicen: "Pues mi hijo no hace esto, pues mi hija no hace lo otro". Pues tu hija, chata, está con las hormonas en efervescencia, como todo hijo de vecino. Pero, en fin, ya te llevarás solita el palo.
A lo que iba. Estoy segura de algo. Tardará, porque mi hija es muy suya. Pero pongo seriamente en duda que se vaya a la cama con un niñato, por como habla, piensa y se comporta ella. Probablemente, más pronto que tarde, la atraigan más chicos que le saquen unos cuantos añitos.
Te aseguro que no voy a ser yo la que ponga el grito en el cielo.
Deberíamos de follar todos más y joder menos al personal.

El soldadito de plomo dijo...

Eva:

Tu comentario no enseña nada nuevo a las personas normales, pero te lo agradezco no sabes cuánto.

Joer, ¿eres madre de una damita completa? Te hacía más joven.

el cuñao de Sánchez Dragó dijo...

Anda, caramba, ahora vamos todos de rojos por la vida y todo es "natural".
La provocación del sujeto este que escribe esta "bitácora" es de lo más vulgar y cae en la más absoluta gana de replicar a todo y a todos. Y digo vulgar en el sentido de corriente, mundano.
Ahora, lo de la madre esta que justifica tamaña aberración y anima a follar a todo el mundo y meternos en nuestros asuntos me parece de criminal.
No veo nada normal ni natural en que una NIÑA de 15 años tenga relaciones con un tipejo de 40 y pico. Y mucho menos normal veo que el tipejo se la haya llevado a la cama.
Con 15 años, la madurez de un humano deja mucho que desear. Me da igual que el aspecto físico sea maduro, que a los 15 no lo es tampoco. Me da igual que en alguna especie animal, si se diese el caso, esa edad (la equivalente) sea de plenitud o de lo que sea. Gracias a gente como vosotros ahora se normaliza cualquier cosa.
Menos mal que no gobernáis.

Sigo pensando y seguiré pensando que es aberrante y que si un hijo mío tiene relaciones con un señor de esa edad, no lo dudaría un segundo: voy a por él y que le caiga encima todo el peso de la ley. Eso sí, después de darle una buena somanta de hostias.

El soldadito de plomo dijo...

Hola, cuñao de Sánchez Dragó:

Tu alias me suena. Imagino que ya has vomitado por aquí antes, o tal vez te he visto en otros blogs, no estoy seguro. Te iba a responder en serio, pero tras releer tu comentario he reparado en lo de "rojos" y en lo de "menos mal que no gobernáis" y se me han quitado las ganas.

Vete a hacer política a otro lugar.

Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Suckmydick dijo...

Ese sujeto es un pederasta y un hijo de puta. Y merece estar en prisión.
Aunque las tetas de la niña sean bastante más grandes que su cerebro es esto último sin duda lo que ha sido manipulado por el cabrón que se pudre en el talego merecidamente.
Porque es muy sencillo con una cartera medio llena, un pisito y un coche, fascinar a una criatura de 15 años. Para después de usarla dejarla tirada como al condón sucio. A lo mejor con un hijo por venir.
Y me la pela que la mermada de la criatura vaya proclamando lo que se le ponga en la punta de la higa, eso no justifica al cabrón ese por muy amigo tuyo que sea.
¿Y por qué no follárselas con 11 años, oiga? ¿Por qué poner el límite en 15? Su amigo es una mierda que está muy bien en el caldero y usted es pura basura incapaz de distinguir la mala literatura de la realidad.
Deprimente.

el cuñao de Sánchez Dragó dijo...

María, no te metas en jardines. Que si puñaladas, ley del menor, aborto... Déjate de polladas. Hoy hablamos de un degenerado de 43 que se ha tirado a una niña de 15. Aberrante, y punto.

A (casi) todos: no seáis demagogos, ni seáis vosotros los hipócritas. Nadie en su sano juicio pasaría por alto una cosa así, y quien tiene la culpa no es la niña, PORQUE ES UNA NIÑA. Me da igual que esté más o menos desarrollada, que sea más o menos provocativa/provocadora. El tipo ya está talludito, oiga. A los 43, si no es él quien pone un poco de cordura en tal situación, pues que la ponga la Ley a posteriori. Y es verdad, es verdad; que lo lleven a la cárcel, no; que lo lleven a un centro para enfermos mentales, porque se ve que tiene un trastorno bastante importante. O podemos decir también que es un puto degenerado.

Suckmydick, suscribo todo cuanto dices.

Soldadito, eres un demagogo y un pillao de la vida. Te va el rollito "contracorriente", pero el término "salmón" no te pega porque el bicho este es más racional que tú. Escupes contra todo y contra todos, defiendes las causas perdidas, con vehemencia y sin mucha lógica. No sé si es que vives asqueado de la vida o que ni tú mismo sabes por qué tienes tal necesidad de llevar la contraria, pero hay veces que la justicia en España tiene razón. No diré que es justa, por si acaso, pero por lo menos esta vez yo aplaudo que al hijo puta este lo encierren.

Anónimo dijo...

No conocía el caso de Zaragoza y resulta curioso que cosas así ocurran y mientras en cartelera de cine películas como Perdona si te llamo amor o la novela que la inspiró se anuncien como auténticas maravillas. Apologia? hipocresía? estamos como las cabras?

Con 15 años si el sexo es consentido es sano y la toxicidad está en los que ven lo que no hay.

Capitán Cachalote dijo...

Con 15 años la niñez ha quedado bastante atrás, y de la misma foma que sabe el modelito de ropa que quiere, sabe perfectamente si quiere hacer sexo o no.

Y, una noticia de última hora, el sexo se puede practicar por placer, es decir, con fines no necesariamente reproductivos.

La moralidad, de puertas de casa para adentro, por favor, y la prisión preventiva, sólo para criminales.

Rocket dijo...

Estimado soldadito y concurrencia,

Pues yo, en esta ocasión y sin que sirva de precedente, discrepo...

Me importa un carajo si ella tiene 15 o 17, me la refanflinfla si ella está como un queso o es un "feto malayo", no me importa si fue super consenstido (énfasis en el super por cuestiones que ya contaré) o "sólo la puntita"...

Hay señal de stop. Punto. Con las tías de menos de 18 no se folla. Punto. Está prhibiso. Punto. A lo mejor no nos gusta la norma. Da idual. Punto. Está prhibido. Punto. A lo peor mañana me pasa a mi, o a tí, o a tí (si, tonta, también te puede pasar a tí). Punto. Ni puñetera idea. Da idual. Está prohibido. Punto.

¡Cojones soldadito!, ¡Si hasta usted respeta la norma!

Saludos,
Rocket

Anónimo dijo...

Los que defendéis al encausado debeis ser abanderados de "El gato es mío y me lo follo cuando quiero".

Pandilla de cernícalos.

Aberrante, oiga.

El soldadito de plomo dijo...

Hola a todos. Esto va a ser muy tedioso, pero no puedo dejar sin respuesta algunos razonamientos que he leído por aquí, y mucho menos callarme ante otros comentarios que ni siquiera son razonamientos sino simples imposiciones ideológicas.

María:

Estamos de acuerdo.

Suckmydick:

Me encanta tu alias. Te da un toque elegantemente provocador. Me has impresionado. Despiezo tu comentario y voy respondiendo (al menos a los fragmentos que merecen respuesta).

[Aunque las tetas de la niña sean bastante más grandes que su cerebro es esto último sin duda lo que ha sido manipulado por el cabrón que se pudre en el talego merecidamente.]

Bueno, habrá que demostrar el pravalimiento. Por ahora la “niña” como tú la llamas lo niega. Aunque si sabes algo del caso que los demás ignoramos podrías compartirlo.

[Porque es muy sencillo con una cartera medio llena, un pisito y un coche, fascinar a una criatura de 15 años.]

Mwajajaja... Lamentablemente así es muy sencillo fascinar a casi cualquier mujer, tenga la edad que tenga. Entre el pisito, la cartera, el coche (y la autoridad, que eso se te ha olvidado), todas caen. Pero la culpa de eso no la tiene el profesor, ni la chica. Culpa a la miserable naturaleza humana, pero no metas a nadie en la cárcel por eso. Si fuera ilegal fascinar a una mujer con esas cosas que nombras nos autoextinguiríamos. Y no sigo por aquí que me conozco.

[Para después de usarla dejarla tirada como al condón sucio. A lo mejor con un hijo por venir.]

Ahí te has puesto a hacer ficción, ¿o estabas adivinando el futuro? Nada de eso tiene que ver con el caso que estamos comentando. Lo que sí está claro es que de momento la ha dejado involuntariamente tirada, gracias a gente como tú.

[Y me la pela que la mermada de la criatura vaya proclamando lo que se le ponga en la punta de la higa,]

Ese es uno de tus problemas, que te la pela lo que los demás digan. Tú eres el dueño de la verdad y de la moral. ¿Para qué vamos a escuchar a alguien de quince años, si además es una mujer y está “mermada”? Ay, que se te ve el plumero.

[eso no justifica al cabrón ese por muy amigo tuyo que sea.]

La verdad es que no tengo el gusto de conocer a ese señor.

[¿Y por qué no follárselas con 11 años, oiga? ¿Por qué poner el límite en 15?]

El límite legal no está en quince años, ¡sino en trece!, (rabia, rabia). En algún sitio hay que poner un límite, obviamente. Trece años (como dije en la entrada) me parece una frontera razonable. El porqué está claro aunque tú no lo puedas comprender: tiene que ver con esas cosas de la madurez reproductiva en los humanos. Vamos, confiesa que con trece años te hacías pajillas pensando en la vecina de veinte o incluso en alguna profesora de treinta y cinco.

El soldadito de plomo dijo...

El cuñao de Sánchez Dragó:

[Hoy hablamos de un degenerado de 43 que se ha tirado a una niña de 15.]

No, hombre, no. Aquí no estamos hablando todos de un degenerado y de una niña; algunos estamos hablando de un señor y de una adolescente con derecho a usar su sexualidad con quien le plazca. Son cosas muy diferentes.

[Nadie en su sano juicio pasaría por alto una cosa así,]

Pues si no hubo prevalimiento, entérate, nuestro Código Penal sí pasa por alto las cosas así. Será que nuestros legisladores son todos unos pervertidos por reconocer el derecho de tener vida sexual a los adolescentes.

[O podemos decir también que es un puto degenerado.]

A mí lo que me parece una degeneración es impedir el libre disfrute de su sexualidad a una chica de quince años. Es que habría que coserles el coño, ¿verdad?

El último párrafo de tu desafortunado comentario es un ataque personal al que no me voy a molestar en responder, pero te advierto que si sigues por ahí borraré tus eructos.

Anónimo de las 18:54:

Pues sí. Fíjate que algunos ni mencionan el hecho de que el tipo fuera profesor de la chica. Lo que les jode es que ella tenía quince años, simplemente eso. Ni siquiera han captado el matiz de posible prevalimiento por el que el hombre está enchironado. No quieren entender que a los quince años se es sexualmente activo. Deben de haber olvidado que una vez tuvieron quince años, o bien son disfuncionales.

Capitán Cachalote:

“La prisión preventiva solo para criminales”. Así debería ser, pero para una gran parte de la sociedad, si eres varón y adulto ya eres un presunto criminal. En lugar de demostrarse la culpabilidad, es el acusado quien se tiene que molestar en demostrar su inocencia. El mundo al revés.

El soldadito de plomo dijo...

Rocket:

[Me importa un carajo si ella tiene 15 o 17, me la refanflinfla si ella está como un queso o es un "feto malayo", no me importa si fue super consenstido (énfasis en el super por cuestiones que ya contaré) o "sólo la puntita"...]

En otras palabras: las señoritas de 15, 16 ó 17 años no están capacitadas para elegir con quién follan. ¿Se da usted cuenta de lo peligroso de esa idea? ¿Se da usted cuenta de lo cercano que suena eso a algunas ideas del fundamentalismo islámico? ¡Que son personas, joder!

[Hay señal de stop. Punto.]

¿La señal de stop la pone usted? ¿Y quién es usted para tomar esa decisión?

[Con las tías de menos de 18 no se folla. Punto. Está prhibiso. Punto.]

Entonces, si un muchacho de 19 años anda liado con una moza de 17... Ah, claro, abstinencia. ¿O es que ese caso sería diferente? ¿Y si tomamos a un hombre de 25 y a la misma moza de 17? ¿A partir de qué diferencia de edad hay que PROHIBIR las relaciones sexuales? ¿Y qué hacemos con
los millonarios octogenarios que se buscan amantes de veinte o treinta años? ¡A la cárcel, todos a la cárcel! Se va a quedar usted solo con Suckmydick y el Cuñao de Sánchez Dragó (compañías que no me parecen muy recomendables, dicho sea de paso).

[A lo mejor no nos gusta la norma. Da idual. Punto. Está prhibido. Punto. A lo peor mañana me pasa a mi, o a tí, o a tí (si, tonta, también te puede pasar a tí). Punto. Ni puñetera idea. Da idual. Está prohibido. Punto.]

No se trata de que la norma guste o no guste; las normas no se hacen para gustar, sino para que podamos vivir en sociedad y progresar. Nuestra norma dice que trece años es la edad de consentimiento sexual. Punto. Le guste a usted o no. Punto otra vez. ¿Usted no se tiraría a una moza de quince? Me parece muy bien, pero no veo por qué razón ha de prohibírselo a los demás. Y lo que es peor, no sé quién es usted (ni quién soy yo) para decirle a una quinceañera con quién debe y con quién no debe follar. Las “niñas” de quince años no son mascotas a las que podamos llevar al veterinario para castrarlas; son personas con derechos, y entre esos derechos hay uno muy importante que es el de gozar del sexo. Incluso a veces pueden amar.

PUNTO FINAL.

Anónimo de las 22:51:

Qué gran comentario el tuyo. Yo diría más bien que los abanderados de "el gato es mío y me lo follo cuando quiero" son quienes ven a las chicas de quince años como personas de segunda, sin derecho a opinar ni a decidir sobre su sexualidad.

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Yo no pongo las normas, sólo trato de seguirlas. Si se fija usted no hay ninguna apreciación o valoración sobre la ley en mi respuesta, sólo la constatación de que quien mantiene relaciones con una persona de 15 años siendo mayor de edad (especialmente con esa diferencia y siendo su profesor, lo que constituye un agravante) infringe una ley. No valoro si la ley es justa o no, pero es la ley.

No le quepa a usted duda que hay jovencitas de 16 ó 17 años que pueden mover al que suscribe a darse un bañito rápido en la playa para ocultar la erección, pero no estoy seguro que eso sea muy relevante en este "debate".

Nadie niega el atractivo de la juventud.

Sobre la cercanía entre mi opinión y la de los talibanes... bueno, ya sabe que vi la luz hace unos meses y que, como todo el mundo sabe, Alá es el único Dios y Mahoma su profeta.

Y ahora si me disculpa vuelvo a mis oraciones para asgurarme lo de las 70 vírgenes de 14 años en el paraíso cuando la de negro venga buscarme. Rezaré por usted y por su alma decarriada.

Y no se me enfade usted.

Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Rocket:

[quien mantiene relaciones con una persona de 15 años siendo mayor de edad (especialmente con esa diferencia y siendo su profesor, lo que constituye un agravante) infringe una ley.]

Que no, que no, que está usted equivocado. No es ilegal ser mayor de edad y follar con una chica de quince años. Sí sería ilegal si hubo prevalimiento (algo así como "cariño, folla conmigo y tus notas en la asignatura de música serán mejores", o "si me tocas el instrumento evitaré que suspendas mi asignatura aunque no tengas ni idea de música"). Si no se dan esos casos entre paréntesis es perfectamente legal todo (en realidad hay un matiz más, pero creo no viene al caso y serviría solamente para complicar la discusión). Y es lógico que así sea, porque de igual manera que usted tiene que darse un baño rápido en la playa para ocultar la erección promovida por una chica de dieciséis años, también hay chicas de quince que mojan las bragas simplemente por ver a un señor de uniforme.

Personalmente opino que es muy triste que tanto nosotros como ellas seamos así de simples, pero así es nuestra naturaleza.

Luego, por supuesto, hay unas consideraciones éticas al margen de lo que diga la Ley. Ejemplo: "Soy profesor de esta chica de quince años que me parece sumamente atractiva, no le he dado a entender que obtendrá beneficio académico alguno por mantener relaciones sexuales conmigo, y a pesar de todo ella se me insinúa claramente, ¿debo acostarme con ella?" Allá cada cual con su conciencia, pero desde luego no veo motivos para encarcelar a nadie sea cual sea la respuesta.

No me enfado, Rocket, le aseguro que no, a pesar de mis respuestas ácidas (y las suyas tampoco se quedan cortas de acidez, que con tanta ironía en su último comentario ha tenido un pH 3, aproximadamente).

Suckmydick dijo...

"Mwajajaja... Lamentablemente así es muy sencillo fascinar a casi cualquier mujer, tenga la edad que tenga. Entre el pisito, la cartera, el coche (y la autoridad, que eso se te ha olvidado), todas caen. Pero la culpa de eso no la tiene el profesor, ni la chica. Culpa a la miserable naturaleza humana, pero no metas a nadie en la cárcel por eso. Si fuera ilegal fascinar a una mujer con esas cosas que nombras nos autoextinguiríamos. Y no sigo por aquí que me conozco."

Una rápida e involuntaria demostración de lo que el "escritor" opina del sexo femenino. Como para preocuparse por los daños psicológicos a una adolescente está el amigo.
Precisamente la ley se ha hecho para contener a la naturaleza humana, por si le pudiese interesar. Mi naturaleza me pide ir a 250 por hora y en sentido contrario ¿y? Qué cabrones, que me coartan...
Siga, siga, no se corte, que así nos conocemos todos y nos reímos un poco más.


"Ahí te has puesto a hacer ficción, ¿o estabas adivinando el futuro? Nada de eso tiene que ver con el caso que estamos comentando. Lo que sí está claro es que de momento la ha dejado involuntariamente tirada, gracias a gente como tú."
Gracias. Si gracias a gente como yo hemos conseguido apartar a una chiquilla de un pederasta, me parece genial. Por cierto, ¿qué opina de los casos de pederastia en la iglesia? Ah, ya sé: "La culpa es de los críos que son unos calientapollas y de los padres que los visten como putas", ¿no?

"Ese es uno de tus problemas, que te la pela lo que los demás digan. Tú eres el dueño de la verdad y de la moral. ¿Para qué vamos a escuchar a alguien de quince años, si además es una mujer y está “mermada”? Ay, que se te ve el plumero."
El que demuestra su plumero con cada palabra que escribe (y el post que nos ocupa es la prueba palpable) es usted.
Claro que escuchamos lo que tiene que decir cualquier persona de 15 años, ¡si hasta leemos lo que nos cuenta usted! Pero créame, el valor justo y objetivo se lo damos, a lo que dice ella, y a lo que dice usted, analizamos el contexto, las probabilidades y decidimos... ¡que una persona de 15 años es sumamente manipulable! La pólvora, oiga.

"El límite legal no está en quince años, ¡sino en trece!, (rabia, rabia). En algún sitio hay que poner un límite, obviamente. Trece años (como dije en la entrada) me parece una frontera razonable. El porqué está claro aunque tú no lo puedas comprender: tiene que ver con esas cosas de la madurez reproductiva en los humanos. Vamos, confiesa que con trece años te hacías pajillas pensando en la vecina de veinte o incluso en alguna profesora de treinta y cinco."
Aquí ha hilado tal sarta de sandeces que hace dificultosa la tarea de contestarle y no mandarlo a tomar directamente viento.
Resulta que, dado que el ser humano es "reproductivamente maduro", hay que ponerse a follar como perros a toda niña que haya tenido la menstruación porque es sanísimo y políticamente incorrecto.
Me va a perdonar, pero su postura es completamente subnormal. Empiezo a creer que debe ser imposible estar más de tres minutos con usted sin salir manchado de semen. Mis perros tienen más capacidad de continencia.

Créame, me la trae floja que su instinto le sugiera circular a 250 por hora, arrojar macetas por las ventanas o mearse en las perneras ajenas. Si no sabe mantener la bragueta cerrada, donde mejor está el mandril de su amigo (comparten la misma visión simiesca y eréctil de la existencia, no es necesario que se conozcan en persona) es en prisión. Y a la niña no le vendría mal un poco de supervisión psicológica.

El soldadito de plomo dijo...

Suckmydick:

No insistiré en repetir lo que ya he dajado claro aunque tú seas incapaz de comprenderlo. Lo que sí voy a hacer es llamar la atención sobre el final de tu último comentario, que deja claro qué tipo de personaje eres:

"Y a la niña no le vendría mal un poco de supervisión psicológica".

Cuando alguien actúa de un modo diferente al que espera o desea un reprimido como tú es que ese alguien necesita "supervisión psicológica". Genial, coleguilla, muy logrado tu razonamiento.

Suckmydick dijo...

Sí hijo, sí. Nos retratamos ambos.
Yo a una niña desorientada le recomiendo un profesional de la salud mental. Usted le recomienda un pollazo por parte de cualquier degenerado abusador.
Es usted impresentable, caballerete, y cuanto más abunda en la defensa de algo en lo que realmente no cree, más impresentable aparece.
Como dice el otro gilipollas: "con 15 años la niñez ha quedado bastante atrás (!)y si sabe que ropa quiere sabe si tiene ganas de follar". Atreverse a decir tal idiotez cuando la edad intelectual del que la profiere ronda los trece años es sólo posible en caso de un demente, un insensato o, como me parece el caso, un gilipollas integral. Un completo cani, con seguridad.
"Si con siete años ya sabe que le gusta Hello Kitty, ¿por qué no vamos a follárnosla"?
Sigan retratándose. Dan para unas risas.

El soldadito de plomo dijo...

Suckmydick, cariño mío, insultar a los comentaristas es prerrogativa de este menda. Si sigues por la tenebrosa senda del troll eliminaré gustoso tus comentarios, y luego vendrán los llantos y los pataleos.

Venga, chatín, pórtate como un chico bueno.

Anaïs dijo...

Otra nueva prueba de que para los "guardianes de la moral" las mujeres somos poco menos que menores de edad mentales que, cuando hacemos algo que se sale de lo políticamente correcto, estamos "alienadas" o "actuamos bajo presión" o bajo la influencia del "machismo patriarcal". Si la ley dice que son trece, son trece, sea el partenaire un profesor, el vecino del quinto o o el sursum corda, y, parafraseando a la menestra de igualdá, "si son lo bastante mayores para tener relaciones sexuales también son lo bastante mayores como para decidir con quién". Joer, tan supuestamente avanzados para unas cosas y tan retrógrados para otras.

Y lo dice una mujer y madre, por si las moscas.

El soldadito de plomo dijo...

Hola, Anaïs. Encantado de verte por aquí de nuevo.

Tu comentario me parece muy instructivo. Aunque en verdad todos lo son. Gracias a entradas como esta, donde lo mejor son los comentarios, aprendo muchísimo sobre los humanos.

No creo que te hayas sometido a la tortura de leer los comentarios íntegros, pero te haré un resumen:

-Quienes se oponen a una relación sexual entre en un hombre de 43 años y una mujercita de 15 son hombres.

-La única mujer que ha expresado su disconformidad es una chica de 25 años que NO tiene hijos.

-Las mujeres con hijos lo comprenden.

-Los hombres que se oponen no mencionan el posible prevalimiento, sino que se indignan solamente por la diferencia de edad.

-Si expresas tu opinión a favor del libre ejercicio de la sexualidad eres insultado por los "dueños de la moral", y en algún caso hasta tergiversan tus palabras para que parezca que has dicho algo que nunca dijiste.

Básicamente eso es lo que se puede leer en estos comentarios. En esencia todo es una sobreprotección de la mujer, porque ella es débil y tonta. Si se hubiera tratado de un joven de 15 años liado con una profe de 43 otro gallo cantaría.

¡Ay, cuánto nos falta para entender lo que supone ser verdaderamente igualitarios!

P. S.: ¿De verdad mi querida Bibi dijo "si son lo bastante mayores para tener relaciones sexuales también son lo bastante mayores como para decidir con quién"? ¡Me cuesta creer que Bibi haya dicho algo tan sensato! Quizá haya sido anteriormente demasiado duro con ella.

Suckmydick dijo...

Hipocresía.

Anaïs dijo...

Por supuesto que no, Leo, por eso dije que estaba parafraseándola. Lo que vino a decir, palabra arriba o abajo, es que (refiriéndose al aborto de menores de 18 años) "si son lo bastante mayores como para tener relaciones sexuales son lo bastante mayores como para abortar".

Bien traído el enlace, Suck... sólo que con la diferencia de que mi hilo habla de una violación, no de una relación consentida, y en todo caso penada por la ley en sus circunstancias. Si en este caso del que hablamos hoy, el profesor hubiera mantenido relaciones con la chica bajo amenaza de no aprobarla o similar, también lo pondría como hoja de perejil. Hay una sutil diferencia.

El soldadito de plomo dijo...

Ya me extrañaba a mí lo de Bibi... Claro, coño, estabas parafraseando, no citando. Qué torpeza la mía.

El amigo Suckmydick, como buen troll, es un experto en sacar a colación lo que no viene a cuento y en mezclar churras con merinas. Yo estoy por dejar de hacerle caso.