AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 10 de junio de 2010

"NÚMERO OCULTO" (II)

(Viene de aquí).

Media hora después Lola está en la oficina donde trabaja como administrativa de una importante granja de mucangrios, probablemente la más exitosa granja de mucangrios del mundo. Ya casi se ha olvidado de las llamadas con número oculto, ocupada como está en gestionar facturas, archivar albaranes, hacer fotocopias y coquetear con el gerente. Entonces suena el ridículo tonillo -chini, chini, chini- que escogió para las llamadas entrantes en una noche de alcohol y falta de gusto.

-Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas -empezó de nuevo la misma voz-. Pecado mío, alma mía...

-Oye, ¿vas a leerme toda la puta novela, so cretino? -interrumpió Lola con malas pulgas, con tan malas pulgas que ni una sola se había librado de ser excomulgada por el Papa. Sí, eran pulgas perversas y pecadoras-. Te lo pregunto por ponerme cómoda y eso.

-¿Te gustaría?

-¡Pues claro que no, lelo! ¿Es que no sabes lo que es el sarcasmo?

Se produjo una pausa en la que Lola creyó oír el chasquido de un encendedor y una larga expiración segundos después. Luego, inopinadamente, dijo aquella voz:

-Tengo más rabo que el demonio.

-¿Sí? ¡Pues lo doblas y te lo metes por el culo!

-Ay, Lolita, ay, pequeña Lola, ay -decía fingiendo pesadumbre aquel tipo-, así no es como fuiste educada en ese olvidado colegio del Opus. Si el pobre don José, tu profesor de Religión, levantara la cabeza...

-¿Pero tú quién coño eres, tío?- preguntó Lola sintiendo que aquello se estaba poniendo demasiado serio.

-Soy alguien que te quiere, cariño, solo eso. Por cierto, hoy estabas preciosa cuando has salido de casa. Con esa blusa azul y esa falda negra se disimulan muy bien los kilitos que te sobran, pero te sugiero que hagas más ejercicio y moderes la ingesta de alimentos, y mientras pierdes esos michelines sería conveniente que te abstengas de ponerte la camiseta esa tan ajustada que llevabas el martes de la semana pasada.

Decir que Lola estaba indignada sería decir poco; digamos mejor que estaba así como encabronada, y por eso escupió al teléfono las siguientes palabras:

-¡Muérete! ¡Enfermo, que eres un puto enfermo!

Taquicárdica y con la cara congestionada Lola colgó. "¡Gorda yo!", se decía mentalmente, "gorda su puta madre". Sin embargo corrió a mirarse en el espejo de cuerpo entero del baño de señoras de la empresa. A su pesar hubo de darle la razón a ese hijo de puta. A sus treinta y dos años no solo se vio gorda sino además vieja, y para colmo los ojos enrojecidos y las lágrimas que comenzaban a brotar le daban un aspecto más ajado aún. Entonces volvió a sonar su celular con aquel estúpido sonido: "chini, chini, chini".

-¿Y ahora qué quieres, cabrón?- exclamó Lola sin molestarse en ocultar su llanto.

-¡Gordinflona!- soltó la voz, inmisericorde, antes de cortar la comunicación.

Lola siguió mirando su reflejo -su horrible reflejo, pensaba ella- sin despegarse de la cara el teléfono ya silencioso. Tenía razón, ese cerdo tenía razón, opinaba Lola.

Lola medía un metro y sesenta y tres centímetros, y aquella mañana pesaba exactamente cuarenta y seis kilos con cuatrocientos treinta gramos. Y se vio terriblemente gorda, obesa, grasienta y sucia.

Lamentó haber desayunado un cacao esa mañana, y se prometió a sí misma que para todo el resto del día no iba a tomar otra cosa que no fuera café y algunos sorbos de agua. Con un poco de suerte llegaría a las cincuenta horas sin ingerir nada sólido. ¿Gorda ella?, ¡se iban a enterar!


(CONTINÚA AQUÍ)

10 comentarios:

Rocket dijo...

Mmmmmmmmmm, interesante.

¿Qué son mucangrios?, ¿están relacionados con los gamusinos?

Recuerden, les estoy vigilando.

Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Los mucangrios son, en efecto, parientes recientemente escindidos de los gamusinos (y cuando digo "recientemente" hablo en tiempo evolutivo, claro).

Biólogos y paleontólogos no se ponen de acuerdo en ciertos detalles menores, pero en general se admite que gamusinos y mucangrios se escindieron de un tronco común (el Gamucangrio cansino) hace cosa de unos trescientos mil años, cuarto de hora más o cuarto de hora menos.

Quizá algún día dedique una entrada la hostia de documentada a disertar sobre ese simpático animalejo que es el mucangrio. Por ahora espero que le baste con lo dicho.

Cachalote dijo...

Mola esto de leer tus relatos, soldadito, se aprende cantidad de cosas, como esta, que no tenía ni idea.

Gamusino
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

El gamusino es un animal imaginario que se utiliza en varias regiones de España, Portugal y Cuba para gastar diversas bromas, tanto a niños como a cazadores, pescadores novatos o excursionistas. La más habitual consiste en convencer al novato de que el gamusino es un animal esquivo que sólo puede cazarse de noche.

Lady Pirata dijo...

Sí, mola mucho, sobre todo porque esto es un meme de toda la vida.
Mi querido Leo, nunca se prestaría a algo así.

He de decir, que el relato de Pajéu está bastante mejor que el tuyo, Soldadito, mantiene más la intriga y, por lo que he leído -por allí- ahora eres un muso de tios dudosos y dubitativos entre tener blog o no tenerlo.

Pues venga, muchos sositos meme/muso/frikilondio (con cariño ¿eh?)

Si es que... si es que... no se puede decir nunca nada jamás.

Super Lady Pi

El soldadito de plomo dijo...

Cachalote:

¿No habías oído hablar de los gamusinos? ¡Recórcholis!

Lady Pirata:

No has estado nada simpática en tu comentario. Sabes que no me gustan las comidas de polla, pero tampoco quiero que me den por el orto.

Yo sé qué es lo que te pasa a ti... Anda, tonta, si te portas bien quizá algún día escribamos un cuentecito juntos. Ainsss, mi niña está celosilla.

Con cariño, ¿eh?

Rocket dijo...

Perfecta la explicación soldadito, tenía alguna sospecha al respecto.

¡Mucangrios de granja!, ¿por qué no se me habrá ocurrido a mi antes?, gggggrrrrrr, así nunca me haré rico ni podré comprar a mis "chorbis" sandalias de Gucci.

¡Que desesperación!

Rocket

Anónimo dijo...

Plúmbeo y querido amigo. Anímome a escribir en este tu blog tras mucho tiempo de ausencia.

Como juego con la ventaja de que no sabes quién soy, permíteme mantener el misterio de mi anonimato. En este pequeño rincón del ciberespacio he visto como el viejo Kowalski cambiaba de sexo (dos veces); he asistido, no sin cierto estupor, al embarazo de Leonidas; aguanté estoicamente el periodo (lo bueno si breve dos veces bueno) de NENA BLUE…

Y finalmente, mi conexión con esta, tu, bitácora, murió de forma agónica hace algún tiempo.

Pero este buen hombre, nuestro común amigo de Arimatea, te sorprende aun cuando crees haberte desprendido de él y de sus molestos e incordios personajes.

Heme aquí que un buen y tranquilo día, no a mucho vista, escucho a dos personas de mi entorno profesional hablando de DCC. El ciclópeo alarido de impotencia que salió de mis labios, querido de Plomo, puedes imaginarlo. “Pues sí. Parece ser que Leonidas Kowalski de Arimatea ha muerto. Un gran amigo suyo ha adoptado a Gusifluki y se ha hecho con la bitácora”. Así, sin más, me halle de nuevo aquí leyendo ávidamente lo sucedido.

No soy ninguno de esos personajes leonidadianos. Si soy, en cambio, una de esas 14 personas con cambios de personalidad que recomienda esta bitácora.

¿Leonidas de un fallo multi-orgánico? ¿En serio te engañó así de fácil? Es usted un poco gilipollas, señor de Plomo.

El soldadito de plomo dijo...

Hola, anónimo:

Puedes mantener el anonimato tanto como quieras (o puedas), pero no comprendo por qué ese interés.

Tampoco entiendo esto: "aguanté estoicamente el periodo (lo bueno si breve dos veces bueno) de NENA BLUE…" Que yo sepa Leónidas no tuvo nada que ver con esa web salvo escribir un cuento para ellos (y quizá eso explique que poco después desapareciera esa empresa).

Sí que me engañó ese perverso Leónidas, sí. Y el engaño fue aún más tonto, pues la causa de la supuesta muerte no fue un fallo multiorgánico como dices, sino un fallo "multiorgásmico", lo que hace la cosa mucho más humillante para mí. Ciertamente soy un pelín gilipollas.

Anónimo dijo...

Plumbeo y querido amigo.

¡¡Que cien caballos prusianos me pisoteen el seso y un beodo matasanos me aspe el bulbo raquídeo!! No mentía quien me decía cuanto había cambiado esta bitácora en su traspaso de poderes.

Siento decirle, Señor de Plomo, que mi querido Leonidas era más cáustico e ingenioso de lo que usted me ha parecido por el momento. Todo ello sin acritud, claro está.

El anonimato es un anodino traje del que me desprenderé en su debido lapso de tiempo.

Respecto al asunto de NENA BLUE… a eso me refiero, querido de Plomo, cuando digo que “lo bueno si breve dos veces bueno”. Es solo que me marcó profundamente ese único, y erógeno, relato.

Rayando lo insoluble, permítame que hablemos de usted. Sin llegar al punto de su, vuestro, relato de “Número Oculto” también hay personas que le conocen bien. No es que usted esté siendo observado como Lola, no. Es que quizá yo le conozca más que usted mismo.

Para muestra un botón. ¿Ha visto esta noticia de su primo? http://vertele.com/noticias/27357/emilio-pineda-vuelve-telecinco

En este momento me parece usted menos gilipollas.

El soldadito de plomo dijo...

Hola de nuevo, anónimo:


"Siento decirle, Señor de Plomo, que mi querido Leonidas era más cáustico e ingenioso de lo que usted me ha parecido por el momento".

Pues vale, colega, todito para ti. Por mí como si te casas con Leo. Igual el día que decida volver te arrepientes, que ese tío lleva mucho veneno dentro y eso no es bueno para nadie.

Lo de mi primo ya lo sabía. El propio calvorota me llamó hace unos días para contármelo. Pero gracias de todas formas.