AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 12 de agosto de 2010

Os dejo a vuestra suerte


Tengo varios borradores pendientes de ser publicados, aunque es probable que jamás vean la luz. Tengo también manuscrita en el reverso de varios folletos publicitarios una nueva aventura desternillante -para mí al menos lo es- de
Sagaz y Vicente. Y en esta cabeza de chorlito empiezo a parir una sátira sobre un supuesto plan de estudios para los niños gaditanos. Lleva también rondándome un par de meses por mi chorlitesca cabeza una idea que daría para un largo cuento, o incluso para una novela si tuviera capacidad para escribirla, pero como esa idea es seria, compleja y pretendidamente moralizadora no la escribiré nunca, o quizá la eche a perder en un futuro próximo resumiéndola en unos pocos párrafos.

Pero por ahora nada de eso va a suceder, porque dentro de unas horas me voy adonde Internet no me alcance, llevándome conmigo unas cuantas mudas, un bote de protector solar y tres libros -El universo, de Asimov; La decisión de Sophie, de Styron; y Cuando éramos honrados mercenarios, de Pérez-Reverte-. Y además estaré sin teléfono móvil, toma ya.

Me voy con la conciencia algo sucia por dejar a Gusifluky solo, aun a sabiendas de que su única preocupación es que el cajón de las cacas no rebose, y de que yo estaré de vuelta antes de que tan antihigiénico desastre suceda. También me voy -¿para qué negarlo?- un tanto preocupado por los tres o cuatro lectores que dejo huérfanos; no quisiera encontrarlos a mi vuelta leyendo a cualquier desaprensivo que escriba burradas misóginas. Para eso ya estoy yo, caramba.

Y sí, admitiré que un poquito sí que os voy a echar de menos, incluso a quienes me atacáis. O especialmente a quienes me atacáis.

Tapronto, mis pequeños kukitrukys.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

buen descanso y suerte

Cachalote dijo...

Descansa, desconecta y recarga baterías. El veranito es para eso, bueno, para eso y para comer como un cerdo, dormir siestas larguiisimas...y lo que se tercie.

Anónimo dijo...

Feliz descanso. Te echaremos de menos.

Anónimo dijo...

Buenas vacaciones. Se te echará de menos.

Javier dijo...

Ahora que te vas, puedo decirte que pensaba llamarte para salir. Lástima...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

He volvido. Y soy feliz por a ver volvido porque e hechado mucho de menos a Gusifluky, que sin duda me a hañorado vastante.

Pero vamos, que sigo de vacaciones por dos semanas más y me voy a tocar los doblones a dos manos, y eso incluye no actualizar el blog.

Bah, eso digo ahora, pero luego ya veremos.

(¿De verdad me echáis de menos? Jo, ¿por qué no os ponéis todos en cola a chuparme el nuflo?)

Anónimo dijo...

¿En esta empresa existen hojas de reclamaciones para el lector?

Porque anoche leí el comentario de su regreso, y joder! esto se avisa!!, porque no tenía puesto el filtro 'anti-Hoygan' y sepa que la lectura del primer párrafo hizo que mis cuencas oculares sufrieran sendos paros cardiacos, con la consecuencia de que mi humor vitreo y mi humor acuoso se me desparramarán por encima del teclado, con la no menos desgracia que mis globos oculares salieron despedidos para acabar estrellados contra la pantalla del ordenador, entiéndalo, qué el que se quedase sin tabaco y se fumase lo primero que pilló por casa, (q fué, la menta-poleo caducada q mezcló con la comida de Gusifluki, q todo ello en conjunto le hizó salir de su ente y ser poseido por un cani de polígono) no nos hace partícipes de estos experimentos suyos, que he tenido que acudir a urgencias para que me desinfectarán las córneas con lejía.

Ahora bien, lo suyo no tiene nombre, dejar a una criaturita 3-4 días con sus oscuras noches solo en casa, si es que es hasta denunciable, encima habrá ido a visitar a los 'güelos' y no les ha llevado al nietuco para que vean lo que ha crecido; no! si es que asi es padre cualquiera...

P.D: Grasias de antebraso por las risas.

Anónimo dijo...

Quiero que César Cabo controle mi espacio aéreo.

Ya sé que no viene a cuento; pero la nueva estrella mediática me ha robado el corazón y no me canso de publicar a los 4 vientos que a este le daba yo lo suyo y lo del resto de sus compañeros. Y veríais cómo se acababan los problemas.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

En efecto, no sé qué pinta ese comentario aquí.

Rocket dijo...

Pues yo vendo olla exprés del 2005 casi sin usar... no viene mucho a cuento el comentario, pero como veo que aquí cada uno escribe lo que le sale de los santísimos pues me he dicho, "ea, Rocket!, ¿vas a ser tú menos que el resto?"

Ya saben, interesados póngase en contacto con Mr. Kowalski.

Wellcome back home,
Rocket

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¿Una olla exprés del 2005 y casi sin usar? Es lo que siempre soñé, maldita sea. Se la cambio por mi Thermomix TM34, que a Gusi le da miedo el ruido que hace.

Con lo primero que cocine en esa olla invitaré a comer a César Cabo, de esa manera el círculo se cierra y todo esto habrá tenido algún sentido.

Cachalote dijo...

Madre mía, cómo está el personal.