AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 1 de octubre de 2010

Un caso real de maltrato de pareja que no aparecerá en la prensa


Ocurrió hace dos o tres años en una madrugada mientras mi colega Miguel estaba de guardia. Lo voy a contar como él me lo contó a mí (aunque he cambiado nombres de personas y lugares):

Miguel luchaba contra el sueño cuando vino en su ayuda el timbre del teléfono.

-Cuerpo de guardia del acuartelamiento Cascaperales, dígame - respondió Miguel al descolgar el aparato.

-Buenas noches, jajajajajaja... le llamo desde el cuartel de la Guardia Civil... mwajajaja... de Pueblonuevo juas juas juas... Ufff, perdone. Soy el guardia Pepito y jajajajaja...

-Yo soy el cabo primero Sánchez, dígame.

-Verá, necesito confirmación, jo jo jo, de que el soldado Fulánez Menganito pertenece a... mwajajajaj...

-¿Disculpe?- duda Miguel sospechando, y con razón, que se trata de una broma.

-Ay, la hostia, juas juas. Mire, mejor me llama usted a mi cuartel para comprobar que esto, ¡MWAJAJAJAJA!, no es una broma.

El guardia civil Pepito corta la comunicación entre risas. Eso lo aprovecha Miguel para obtener información acerca del soldado Fulánez Menganito antes de dar otro paso, y descubre que Fulánez lleva más de un año dado por desertor del Ejército y prófugo de la Justicia. Entonces Miguel echa mano de la guía telefónica y da con el número de teléfono del cuartel de la guardia civil de Pueblonuevo. Tras marcarlo pasa esto:

-Guardia Civil de Pueblmjjjjj... JAJAJAJA... de Pueblonuevo, dígame.

-Hola. Que soy yo, el cabo primero de guardia en Cascaperales. ¿Qué me decía del soldado Fulánez?

-Mwajajajaja... Nada, que si está destinado ahí, juas , juas, juas.

-Pues... ese soldado nos consta como prófugo desde hace mucho, ¿por qué?

-Jojojo... ¡Es que lo tenemos aquí! Se acaba de presentar para entregarse porque... MWAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA... ¡ya no aguanta a la novia! JAJAJAJAJAJAJAJAJA... Él mismo ha reconocido que está buscado por abandono de destino y que... JO JO JO... ¡PREFIERE LA CÁRCEL QUE SOMETERSE A SU NOVIA! MWAJAJAJAJAJAJA...

Después hubo un breve intercambio de datos entre Miguel y el guardia Pepito. Pocas horas más tarde, despuntando el día, Miguel dio las novedades al capitán de cuartel, y el comentario del capitán resume muy bien lo que yo mismo pienso:

-¡Valiente sabandija sería esa mujer!

Pero de casos como este no esperéis ver noticias, y tened en cuenta que Fulánez lo tuvo "fácil" porque ya tenía una causa pendiente y con entregarse a las autoridades se libraba de su pesadilla. Aquellos que no tienen esa salvación... se la deben inventar. Y no digo más, que me conozco, aunque en breve espero incidir en el asuntillo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja seguro que de esas noticias no vemos, no.La realidad esque todos (o muchos) conocemos parientas de esas.Gracias a dios (o a mi criterio) yo he librado pero mi padre no pudo y las paso putas.

Cachalote dijo...

Hombre, la anécdota tiene su gracia, la verdad, y no es tampoco tan descabellada la solución.

¿Qué serían? unos mesecillos en prisión, como mucho, pero suficientes para que al tramitar el divorcio acreditase que no disponía de ingresos y no pasar ni un duro de pensión compensatoria a la díscola dama, con la ventaja añadida de que, de paso, hace borrón y cuenta nueva con la justicia.

Si a eso añadimos que mientras está en prisión, puede aprovechar para estudiar algo, y tiene cama y comida gratis, y que una vez fuera, tendrá la oportunidad empezar una nueva vida, libre de errores del pasado, pues eso, que no está tan mal, ni parece tan mala idea.

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Es un pobre infeliz. De hecho ya lo era antes de entrar en el ejército. Si pasa algo procure no tenerle demasiado cerca, ese hombre no tiene caracter.

Saludos,
Rocket

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anónimo:

Puedo decir lo mismo.

Cachalote:

Pues tal como lo pintas bien podría haberse tratado de una argucia para matar dos pájarosa de un tiro, sí.

Rocket:

No, no, parece seguro que ese individuo y yo no volveremos a coincidir, al menos no profesionalmente. (Aunque a mí me preocupa más la posibilidad de coincidir con la sabandija, y carácter tengo un rato).