AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 19 de abril de 2007

Ohhh... ¡Me lo pido!


Ya conté
una vez que en cuanto supe escribir me empeñé en redactar y enviar yo mismo la carta para los Reyes Magos. Pedí un Geyperman con su carro de combate y todo.

Baba de caracol, amigo desde la más tierna infancia y visitante habitual de este diario de un cabeza de chorlito, me ha enviado algo que quiero compartir con ustedes. Se trata de un correo electrónico en el que me enseña algo que me ha puesto nostálgico. Al principio he pensado que era una broma, pero no. Idiota de mí que suponía que ya no se fabricaban los Geypermanes. Resulta que sí se fabrican, y que además hasta hay uno que es legionario y tiene cabra y toda la parafernalia:






Si no fuera por el fallo de colgarle una versión del fusil M-16 americano --en realidad los "legías" usan el G-36E alemán-- podría decirse que es perfecto. Pero no acaba aquí la cosa, no. Vean:






¡Un Geyperman picoleto! No me digan que no es una pocholada. Fíjense en el detalle de la cicatriz, sin duda recuerdo de un atentado etarra.



Tenemos también a un agente del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional, un famoso GEO armado con un subfusil MP-5:

Por si esto fuera poco veo en la página de Geyperman que los cargadores y visores de las armas son desprendibles. Realismo a tope.

Creo que iré comprándole poco a poco la colección completa a mi hijo Gusifluky. Para que él se divierta, ejem.

8 comentarios:

Tesa dijo...

Todos, Chorli, (tira de memoria), todos los Geyperman tienen cicatriz. Mi hermano tenía tres(tiene, porque mi madre no tira nada), un piloto de combate, un explorador (guapísimo con barba) y otro cawboy.
Muakis

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues vas a tener razón, Tesita, todos la tienen. La cicatriz, digo. A ver si van a ser todos el mismo tío con un huevo de disfraces, como Mortadelo.

Por cierto, creo que hace poco me hablabas de la querencia de tu gato sobre un Geyperman, ¿puede ser? Eso demuestra que a mi (nuestro) gusifluky le gustarán.

paloma dijo...

Claro que le gustaran a Gusy, seguro que si!
Tanto como le gusta a Sofia la coleccion de figurines de antaño que le tengo colgada en un rincon de mi.. osea de SU cuarto.

Quien dijo que Chorlito no tiene alma de niño?...

Tesa dijo...

El gordo, lo que se dedica a cazar y pasea jugando al futbol es un Madelman. Seguro que también tuviste alguno de niño. Eran más pequeños que los geyperman pero tenían igualmente un montón de disfraces y accesorios.
Me ha encantado ese "nuestro" entre paréntesis.

Inconformista dijo...

¿Sabes si está el Geyperman timado...esteeeeee, comercial? Yo quiero uno, con su traje a la última moda, sus zapatos relucientes y el maletín modelo NTPPFUHEM (No Tengo Portatil Pero Farda Un Huevo El Maletín).

Si lo tienen me lo pido.

layose dijo...

Yo me quede en las Nancy.
Un saludo

Carabiru dijo...

Alaaaaaaaaaaaaaa!!!
Tengo un amigo picoleto... jejeje a ver si consigo el Geyperman para su cumple!!
Jajajaja

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues estoy seguro de que le parecería un regalo cojonudo, Carabiru. No he ahondado en la página de Geyperman, pero a lo mejor se pueden comprar por internet, aunque lo dudo. Prueba en el enlace.