AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 12 de agosto de 2007

¿Existen los platillos volantes?


¡Coño, pues va a ser que sí! (Pero ojito, que son terrestres).




Leo por ahí que por unos 90.000 dólares podremos tener nuestro propio platillo volante, el M200G. Yo ya estoy ahorrando, pero no para comprar un cacharro de estos, sino para comprar metros cuadrados en las azoteas y después alquilarlos como plaza de aparcamiento. El negocio del futuro, amigos.

(Uhmm... hay algo que no me cuadra. ¿Cómo se desplaza horizontalmente? En el vídeo vemos que lo sujeta una grúa, por seguridad supuestamente dado que estaban de pruebas, pero se eleva a más de tres metros, y eso no es lo que dicen en otros sitios).

3 comentarios:

Layose dijo...

si te hace falta algún gorrilla para ir ayudando a hacer las maniobras, y así sacarme unas pelas, cuenta conmigo.
Un saludo

Victor dijo...

jajaja, curioso el videoo, no hay duda,mmmmm y lo de platillos volantes terrestres no me acaba de convencer (aunque me da una idea para mi proyecto de fin de carrera si algún día llego)


del video me quedo con Ray Linch de fondo

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Cierto, Víctor, mejor que terrestres debí haber escrito terráqueos. O aún mejor debí escribir que son de nuestro planeta. O que son de manufactura humana. El caso es que eso de algo volante que a la vez terrestre suena a contrasentido, pero yo creo que me se entiende.