AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Deja que Gusifluky te lo cuente



.

10 comentarios:

GUIZMO dijo...

"Efectivamente, estoy resfriado". Jajajaja, sencillamente genial.

Inconformista dijo...

No me canso de decirlo, Leo, COMPRALE UNA GATA A ESTE GATO.

MO dijo...

Coincido con Inconformista: noto a Gusi muy solo. En serio.

P.D.: La apuesta va en camino. He dado el primer paso.
P.D.2: Me temo que nuestro amigo se va a pensar que somos algo gilipollas pero bueno, todo sea por ganarte. Ya sabes.

MO.

Paloma dijo...

A mi me causa una ternura infinita Gusifluki a pesar de las palabrotas que ha aprendido contigo, Leo.

Mariquita? Pues si! Mira tu que andar oliendo a fresas jajaja...

Javi dijo...

Por tu padre, Leo, dime que Gusi ha utilizado un sintetizador de voz, y que tú no tienes nada que ver...

Bea dijo...

Gusi deberías denunciar a tu padre... por bañarte tanto como si fueras un patito de goma. Y Leónidas si te usas el mismo gel que Gusiflusky... cambia de gel.
¡¡¡COMPRALE UNA GATA A ESTE GATO!!!
x x x, Beatriz

Ender Wiggins dijo...

lo que me he podido reir...
Buena idea para vagucios como yo, y para gente que no tiene internet en casa (como yo); así podemos 'oirte' en modo background mientras hacemos con que curramos :-D

Ender Wiggins dijo...

joño, ya se ve el retrato del Gusifluki... muy mono, si señorl.

hace poco yo también he publicado una gatada (ajena, eso sí). Supongoq ue como a todos los dueeños, digooo, como a todos los siervos de gatos, te resultará familiar:

nuestro post de gatos

CRD dijo...

muy bueno

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Jajaja, me encantan estos comentarios. ¿Por qué dejé de jugar con ellos?