AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

viernes, 20 de junio de 2008

Dos nuevas muertes en Zona de Operaciones


Apenas unos días después de la muerte por accidente con BMR en Líbano del Cabo Ospina Vélez, han muerto en Bosnia por accidente con un helicóptero BO-105 el Teniente Santiago Hormigo Ledesma y el Sargento Joaquín López Moreno, junto a otros dos militares alemanes.

Teniente Hormigo Ledesma (izquierda) y Sargento López Moreno


Quiero resaltar el humilde gesto de la familia del Teniente Hormigo Ledesma, que ha pedido al Ayuntamiento de Miguelturra, donde residía el Teniente, que no guarde los dos días decretados de luto oficial.

Mi Teniente, yo también quiero (y creo que tengo) una familia así. El dolor se lleva dentro, sin pretender apoyos oficiales que de un modo u otro estarán politizados. Gran lección la de su familia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece cojonudo. En serio.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¿Te perece cojonudo el qué exactamente?

Si te refieres a que estos dos hombres hayan muerto te diré que te entiendo perfectamente. A mí me pasa lo mismo cuando palma un futbolista, por ejemplo. Ya ves, existimos hijos de puta de todos los colores y para todos los gustos. En serio.

annabel dijo...

Pasaba por aqui, y sin pretender meterme donde no me llaman, lo mismo a ese anónimo le parece cojonudo el detalle de la familia, lo mismo le parece cojonudo lo que tu crees haber entendido, sea lo que fuere, por favor un respeto a los muertos y a sus familiares. Muy, Muy EN SERIO.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues lo mismo me pasa a mí, Annabel, que no sé por dónde va el anónimo.