AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

martes, 20 de abril de 2010

Gusi está malito


El pequeño y casquivano Gusifluky está enfermo. Desde que lo heredé no había dado el menor problema de salud, hasta ahora. Dejen que les hable de ello, porque necesito desahogarme y también porque ustedes, si tuvieran el honor de relacionarse conmigo en vivo, me obligarían a ver las fotos de sus hijos (son ustedes unos pesados) y yo las vería como si me importaran algo.

Esta mañana, mientras me afeitaba, Gusifluky hizo una caquita con un color más claro de lo habitual y con una pestilencia muy superior a la deseable (a Gusi le gusta cagar y comer ante mi presencia; yo creo que así se siente más seguro) . Estaba terminándome de perfilar la perilla, como si yo fuera un italiano cualquiera, y ya no he soportado más las hediondez. Al ver la preciosa caca de Gusi con su nuevo aspecto y su intenso aroma los he achacado a que ayer precisamente le cambié el tipo de pienso, y probablemente se deba a eso. Sin embargo, cuando me dispuse a retirar el pegote color de hoja otoñal vi dos pequeños objetos blancos sobre el zurullo, alargados y planos, casi bidimensionales, y comprobé que uno de esos objetos cuya longitud no alcanzaría el centímetro se movía.

Con cierto cargo de conciencia -yo es que me encariño pronto con cualquier forma de vida que no sea humana- he separado al mojón y a sus dos residentes del gel de sílice donde Gusifluky hace sus cositas y he arrojado por el retrete a morada y moradores; temía que Gusi, muy aficionado a todo lo que se mueve, se pusiera a jugar con sus nuevos amiguitos planos.

Esta tarde tengo consulta con el pediatra de Gusi, más conocido como veterinario del puto gato, y confío en que me dé una rápida solución.

Ainsss, estoy tan preocupado...

Eran tan lindos esos bichillos blancos, jo. Se les veía así como buena gente, sin maldad ninguna, y yo los he arrojado por el inodoro. A veces pienso que soy una mala persona.

19 comentarios:

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Mi humilde recomendación es que la próxima vez guarde usted los parásitos en la cosa más parecida a un frasco de cristal que tenga a mano y se los lleve al veterinario. Seguramente no harán falta porque ellos sabrán lo que son, pero por si acaso.

Le ruego encarecidamente que nos mantenga informados de la evolución de nuestro querido Gusifluky.

Saludos,
Rocket

Capitán Cachalote dijo...

Comparto opinión con Rocket. Si como parece se trata de parásitos, el tema está muy trillado y la solución será fácil y rápida, aunqe no necesariamente barata.

Manténganos informados, y le recomiendo paciencia, esta cosas pasan. Yo tengo una perra y no sólo es pesada y empalagosa, sino que me obsequia con obligadas y molestas visitas al veterinario, pero por mucha faena que den, son responsabilidad de uno, y qué carajo, se las llega a querer bastante.

El soldadito de plomo dijo...

ROCKET:

Algo de lo que usted me recomienda se me pasó por la cabeza, en efecto. Pensé internar a mis dos nuevos miembros familiares en un tarro, y alimentarlos y engordarlos, y ya cuando fueran grandotes llevarlos al veterinario para que me los vacunara y les expidiera su cartilla sanitaria.

Sí, se me ocurrió la idea, pero tenía prisa por llegar a tiempo al curro. Otra oportunidad perdida para encauzar mi desastrosa vida emocional.

Capitán Cachalote:

¿Ha pensado en matar a su perra?

María dijo...

Estimado soldadito,
Rocket tiene razón deberia de haber guardado a los huéspedes de gusifluky,serán las conocidas lombrices pero hay varios tipos, me imagino que le analizarán la heces para saber cuales son y le pondrán tratamiento con un antiparasitos.
Lo que si tiene que tener en cuenta es que si Gusifluky es un gato casero y no tiene contacto con la calle ha sido usted el que lo ha llevado a casa ya sea a través de tierra o algún excremento en el calzado al que Gusifluky ha tenido contacto y el cual ha lamido, ya que no hay otra forma de contagio, a menos de que haya estado en contacto con otros animales. Deberá de limpiar concienzudamente todo aquellos objetos que tengan que ver con Gusifluky (comederos, caja de la arena) ésta última estará llena de huevos asi que yo la tiraría directamente.También deberá de tomar medidas hacia su persona, en una mayor higiene en las manos y mirar de que no le haya contagiado a los huéspedes, aunque rara vez ocurre pero hay casos.
Por lo demás espero que no sea nada y que Gusifluky se recupere pronto.

El soldadito de plomo dijo...

Me menospreciáis, María. Y sobrevaloráis a los veterinarios.

Soy perfectamente capaz de decirle a un veterinario: "Parásito intestinal, platelminto, color blanco y de alrededor de siete milímetros de longitud. Primera observación hoy a las siete y media de la mañana."

Si el veterinario es un profesional no necesita más datos, y existen productos farmacológicos para eliminar ese parásito sin necesidad de exámenes a lo C.S.I.

Embotellaré platelmintos cuando me apetezca criarlos fuera de mi intestino, mientras tanto no me déis lecciones.

Ufff, cómo me queman a mí los consejeros de salud.

María dijo...

No es menospreciarle, que ya sabemos que Usted está capacitado para eso y pa' más, simplemente es ofrecer información.Y sobrevalorar al veterinario??,para nada, buen palo le va a meter simplemente por decirle lo que Usted ya sabe y nosotros le hemos explicado.
Y no pretendo darle consejos pero ya me dirá lo que le ha recomendado el veterinario cuando lleve a Gusifluky; que tenga en cuenta que es el único que nos interesa en estos momentos,porque Usted y sus posibles huéspedes lo que es a mi, me la traen al pairo.

Anónimo dijo...

Das un poco de asco, no?


K.Wu.

El soldadito de plomo dijo...

¡Acabo de volver del vete! Joder, no os podéis perder mi próxima entrada, María y Kitty.

Asco no sé, pero miedo doy mucho, y risa también aunque solo sea a mí.

Gerardo dijo...

Eso no es nada. Que sea como eso todo lo que se pille...

Un saludo

Capitán Cachalote dijo...

Sí que lo he pensado, especialmente los domingos por la mañana, cuando el bicho dice que ya es hora de levantarse y me salta en la cabeza mientras duermo, peeero, como ya he dicho, soy consecuente con mis decisiones, y asumo sus consecuencias.

La próxima entrada, inspirada en la consulta del veterinario puede ser la leche, la de veces que he estado en una y a mi no me inspiran más que dolor de cartera...

Anónimo dijo...

mierda de gato, habiendo personas necesitadas,coma mierda que eso mata las lombrices.

El soldadito de plomo dijo...

Capitán Cachalote:

¡Nada de entradas inspiradas! Lo que voy a publicar es la puta realidad, no inspiración.

Flipo con la gente. Ya no sé si soy el último tipo que conserva sentido del humor o es que mi sentido del humor se sale madre.

Gerardo dijo...

Perdón por el comentario repetido, creí que el primero no había llegado.

María dijo...

No diga más, que el 'vete' era "veterinariA" jaja.

Eso, o que el pobre Gusifluky ha expulsado a su 'alien' interior delante de todos.

Gusifluky se encuentra bien???

Joer! denos repuesta Soldadito porque esto es un sin vivir, jajaja!!

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Le recuerdo a usted que familia directa y carnal de mi humilde persona son veterinarios... en la provincia de Cádiz. No es por tanto extraño que tenga un cierto sesgo veterinaroide de andar por casa, muy adecuado para "comentarios de salón" en un blog.

No obstante, en mi defensa he de decir que jamás dije que la veterinaria estuviera entre mis oficios y ocupaciones. Y no es que no me guste, es que ya no me queda tiempo para incluir una actividad más.

De hecho estoy pensando en dejar el funambulismo por falta de práctica.

No se me ponga usted de mala leche, nuestra preocupación por nuestro querido Gusifluky está por encima de todo, no me sea quisquilloso.

Saludos,
Rocket

Mondejar dijo...

Deberías tener una visión más perroflaútica y finalonchista, esos gusanos con una caña hoy serian dos hermosas doradas.

Un saludo

El soldadito de plomo dijo...

Mondéjar, esas imágenes con las que enlazas tu nombre son siempre ideales para ilustrar mi entrada o tu comentario. Recuérdame que te contrate cuando me haga rico.

O no, mejor recuérdame otras cosas, como Villamilagros, el calamar amaestrado que comía queso, etc... Tú ya sabes.

El soldadito de plomo dijo...

¡Hostia, Mondéjar, acabo de recordar otra cosa! ¿Qué me dices de esos niños zangolotinos que se sacaban lombrices del culo y las usaban para pescar? Qué grande, el puto Cela.

Mondejar dijo...

En paz descanse... !viva españa!

Te enlazo a Liu Fang tocando la citara o pipa.


Saludos.