AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 22 de abril de 2010

Pues esto es lo que hay, para unos y para otros


Si lo que aquí se publica gustara a todo el mundo, probablemente yo sería un hipócrita, un cínico, un farsante o, lo que es peor, sería un político, un futbolista o una prostituta. Afortunadamente soy un soldadito de plomo al que le falta una pierna, y quizá también uno o dos tornillos. Empiezo así esta entrada porque hace poco enlacé cierto desbarre pornográfico que finalizaba con una eyaculación masculina sobre un ano prolapsado femenino (podría ser peor: imaginen a un... ¡puaj, dejen ya de imaginar, guarros!), y eso provocó opuestas reacciones en dos de mis lectores, o sea, entre un porcentaje altísimo de mis lectores. Uno de ellos me lo agradecía y el otro me lo afeaba. Curiosamente ambos me escribieron el mismo día, y curiosamente ambos me escribieron a mi correo electrónico en lugar de hacerlo mediante los comentarios del blog, que digo yo que para eso están, pero bueno.

El caso es que les pedí permiso para publicar aquí sus comentarios, y me han respondido que vale, que se las trae flojas lo que yo haga. Pues eso, que publico lo que me contaban (manteniendo ocultas sus identidades, por supuesto).

En contra:

"Decirte que me gustan las ultimas entradas de tu blog, me alegra ver que continuas vivo, bueno me gustan todas menos la del culo ese que le sale el higo, te veo bien.

[...]

Tengo una teoria.... si desajemos de hacernos pajas envejeceriamos muy rapido y lo digo en serio, el cuerpo se mantiene sano mientras nos hagamos unas pajillas diarias, el cerebro piensa que tenemos que encargarnos de todos nuestros hijos y así todo marcha bien, estoy seguro de eso.

Te dejo tres enlaces .

1º) para que lo uses en tu blog, la proxima vez que te pongas romantico. Pulpito.

2º) [...]

3º) Daikichi Amano.

Que pases un buen fin de semana.
J."

A favor:

"Dios, que alegría me acaba de dar tu última entrada. Yo no es que practique nada parecido, y desde luego tampoco me gustaría verlo. Es que esta entrada te devuelve a lo que me gustaba de tí, esas entradas en el blog que hacían que me partiera de risa. Mira, me has animado una mañana que no era muy buena.

Menos mal que has vuelto por tus fueros, que ya pensaba que te habías amariconado con lo de los cuentos aquellos,( ¿ Dónde está mi Javier, que me lo han cambiado ? ) pero veo que no, que aún tu podrido y retorcido cerebro vomita cosas como esa.

Un abrazo para un reencontrado amigo,

P."

Y ahora, unas reflexiones mías sobre estos dos amables corresponsales:

Uno que expone su teoría acerca de la eterna juventud basada en el onanismo y en la negativa a reproducirse, y ese mismo se queja de mi enlace al vídeo del ano prolapsado pero enlaza un vídeo donde un pulpo es introducido en un coño; otro que se parte de risa cuando enlazo un vídeo "very hard", y el mismo me acusa de amariconarme porque escribí un cuento lleno de suicidios, y para colmo dice que mi cerebro es "podrido y retorcido" y que ¡se alegra por ello!

Pero el rarito soy yo. El bloguero díscolo soy yo. El enfermo soy yo. Claro, claro, siempre yo. "¡Como el Luisma es tonto...! ¡Como el Luisma es tonto...!"

Manda cojones. Decía al principio que tal vez me faltan uno o dos tornillos, pero concluyo afirmando que a la mitad por lo menos de mis lectores les falta una ferretería entera.


12 comentarios:

Capitán Cachalote dijo...

Bueeno, ya lo digo yo, el Luisma no es tan tonto como parece. De hecho casi nada es como parece ser.

¿Mente retorcida y calenturienta por poner un vídeo guarro y algunas cosillas más? si eso no es nada. Ser un poco friki y retorcido es incluso sano, o eso espero XDD.

Rocket dijo...

Estimado soldadito y acompañantes,

¡Cáspita e, incluso, repámpanos!, ¿y qué hizo el pulpo del primer vídeo?, ¿quedarse a vivir dentro de la señora?... es que como no se ve el final.

Eso si, puedo decir sin temor a equivocarme que, aunque la obstetricia no es lo mío, esa señora no tendrá unos partos ni largos ni dolorosos en exceso.

¡Cosas hace la gente, oiga!

Saludos,
Rocket

Marisa dijo...

Estoy de acuerdo contigo. A la mayoria de nosotros nos falta, sino la ferretería, al menos un par de estanterías de clavos.

El soldadito de plomo dijo...

Capitán Cachalote:

Si es lo que yo digo siempre, que no es para tanto, lo que pasa es que nos creemos guays cuando fingimos escandalizarnos.

Rocket:

Yo no sé qué sería del pulpo, pero dado el tiempo que hace que no me meto donde el pulpo se metió más que compadecerlo lo envidio.

Marisa:

Así que tú eres quien me lee desde Sagunto. Encantado de conocerte.

La Queli dijo...

claro, era cuestión de tiempo encontrarnos, ajajajajajja. Si está claro.... Dior los cria... y ellos se juntan...
Besucos.

Mondejar dijo...

Tener sexo con pulpos esta de moda en asia. Lo que no saben ellos es que en españa hace tiempo que lo hacemos.

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Pues mi consejo como médico es que, en la medida de lo posible, trate usted de encontrar una vagina que esté un poco menos ¿cómo decirlo? dada de sí, porque salvo que rivalice usted con Rasputín ahí hay poco que frotar...

Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

La Queli:

¿Eres quien creo que eres o no?

Mondéjar:

Maldición. Me harto de leer chorradas de científicos que me convencen de que las hibridaciones que muestras en tu enlace son imposibles para nada. ¡Cuántas horas de lectura desperdiciadas! Más me hubiera valido releer mil veces El Código Da Vinci o cualquier cosa de J.J. Benítez.

Rocket:

Pues sí, ahí iba a haber poca fricción. Por cierto, ya nunca será lo mismo para mí comprar pulpitos en salsa americana; pensaré siempre en ese vídeo pero con la dama en menstruación y... Jo, con lo que me gustaban los pulpitos en salsa americana, marca Dani...

Pajeú dijo...

Me dan igual los pulpos, los coños, los anos prolapsados, los veterinarios sin arrestos, los soldaditos cojos, los gusanos de Gusi (por cierto, una rascadita de cabeza para él-que he dicho "los gusanos", que el heredero de Leónidas no me da igual, que conste).....

Lo que más me jode, es que, cuando voy a leer los comentarios, se abre automáticamente una página de publicidad de mozilla. Antes sólo con cerrarla bastaba, pero ahora, encima, te mandan un mensaje de "¡¡¡atención!!!, ¿estás seguro de querer cerrar esta página?".

Putos banners.

Un SoSo. ¿O no?.

Anónimo dijo...

A tus lectores les faltán tornillos, sentido del humor a toneladas y dejar de intentar aleccionar a la gente.
Que cada uno lee lo que quiere y ve lo que le da la gana.

G.

El soldadito de plomo dijo...

Pajeú:

No tengo nada que ver con esa página de publicidad que mencionas. Será cosa de la configuración de tu navegador o de tu sistema operativo o de lo que hostias sea, pero DCC no tiene nada que ver.

G.:

No estoy de acuerdo contigo en eso de que mis lectores quieren aleccionar a los demás.

Te cuento que a mis lectores no los conozco ni yo, cuando menos tú. Así que empecemos por hablar con propiedad y refirámonos a comentaristas en lugar de a lectores. Una vez aclarado que hablamos de comentaristas de este blog debo añadir que salvo raras excepciones debidas a trolls o a personas despistadas los comentaristas, generalmente, no intentan aleccionar a nadie, o al menos no lo intentan en aspectos morales. De hecho me precio de tener comentaristas muy liberales a los que frecuentemente maltrato, y que sin embargo me demuestran día a día ser personas tolerantes.

Otra cosa es que alguno de mis comentaristas aleccione en un tema (al margen de la moral) que conoce o que cree conocer. En ese caso solamente cabe darle las gracias, ¿o acaso tú te sientes molesta cuando te enseñan algo que ignorabas?

Rocket dijo...

Estimado soldadito,

Tras la enésima paliza aérea sólo me cabe decir... ¿y por qué demonios iba usted a dejar de comer pulpitos Dani?

¡Bah, pues no habremos comido cosas mucho peores!

Saludos desmayados,
Rocket