AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Pobre niña guapa y desatendida


Hay cerca de donde vivo un barrio de esos que llaman marginales. Casi todas las tardes, cuando voy a casa de mi novia, paso por allí y suelo encontrarme con una niña guapa y sucia que siempre está sola en la calle. Le calculo once añitos y seis o siete moratones en los brazos; en las marcas que esconderá su ropita manchada no quiero ni pensar.

Alguien debería ocuparse de esa niña.

Ya nos reconocemos -ella me sonríe con timidez y yo le hago un guiño-, pero jamás hemos intercambiado una sola palabra. La veo vestir la misma ropa durante semanas enteras, y sus uñas largas y negras apuntan a una oscura existencia de desatención higiénica y abandono paterno.

Alguien debería ocuparse de esa niña.

Tiene mi joven y anónima conocida los ojos grandes y castaños, el pelo negro y enmarañado, la piel morena y sucia, el mirar triste y resignado. Es una adorable gitanilla flaca, desnutrida, con un aciago futuro de palizas y embarazos precoces.

Alguien debería ocuparse de esa niña.

Me ha contado mi novia que el padre de la niña está en la cárcel, y que la madre se prostituía en su propia casa hasta hace poco, dejando a su hija en la calle a horas intempestivas hasta que se marchaba el cliente con el que estuviera ocupada. Ahora la madre ya no ejerce de meretriz barata porque ha perdido la escasa belleza que le quedaba, y se dedica al tráfico de drogas al menudeo.

Alguien debería ocuparse de esa niña.

Hay días en los que, al cruzarme un momento con la niña sucia, siento ganas de secuestrarla. La cogería de la mano, le diría "acompáñame", y la llevaría a mi casa. La lavaría, le pondría un buen plato de comida, le compraría ropa bonita...

Alguien debería ocuparse de esa niña.

Quisiera hacer de ella una señorita respetable, educada, y feliz. Luego me gustaría violarla -¡oh, qué placer reventar ese chochito impúber!-, y después gozaría estrangulándola -¡qué bella visión la de su carita amoratada!-, y a continuación sodomizaría el cadáver aún tibio -¡exquisitez sin parangón eyacular en el ano de ese inocente cuerpo inerte!-. Y finalmente me comería su tierna carne cocida, aunque dejaría una parte, por supuesto, para mi gato.

Alguien debería ocuparse de esa niña.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

seguramente lleges tarde

María. dijo...

Eres un jodido cabrón, de primeras me lo había creído,( te hubiera cortado los ' webs' y se los hubiera dado de comer a Gusifluky) hasta que lo he vuelto a releer, y ya no sé lo que me ha sorprendido más, si el arrebato hijoputesco que le has dado al cuento o el saber que te has echado novia.

Cachalote dijo...

Modo proxeneta ON

Pero qué barbaridad estás diciendo, qué poca visión comercial la tuya.

Coges la niña, la acicalas bien, vendes por un buen precio su virgo. Con la pasta se le paga a la madre un lifting, y en unos meses tienes en funcionamiento, y a pleno rendimiento, un próspero negocio de prostitución; con dos operarias bombeando pasta a tus bolsillos, al coste de un par de platos de sopa y un par de picos de heronía, y en negro, con lo que todo son ventajas.

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Jajajajajajaja...

Lo veía venir, me he dicho a mi mismo "éste es uno de esos cuentos que no contaría a mis hijos", pero me lo he leído de tirón sin ver la etiqueta de entrada... no me equivocaba.

Por cierto, y en teoría, el "código" gitano no permite la prostitución, no así el resto de delitos descritos en el código penal. Ea, que viviendo entre gitanos no hay putas gitanas (o putillas gitanillas, que queda más gracioso), otra cosa es que las haya viviendo entre "payos".

Pero sí, estoy de acuerdo, alguien debería ocuparse de esa niña. Yo que usted tendría en cuenta el sabio (y desternillante) consejo de Cachalote, que ha resultado ser un Dr. Moriarti en toda regla, pero sustituiría la heroína por otra droga que deje los cuerpos un poco más lustrosos, que las yonkis, ya se sabe, se quedan hechos unos fideos en menos que canta un gallo.

Saludos,
Rocket

P.D.

¿La Srta. María no conocía sus cuentos?

Anónimo dijo...

Previsible, a la par que de muy mal gusto.

Tirofijo dijo...

Ummmm... Que suculento bocado. En mi barrio de juventud, quiso el destino que dos infantiles mellizas rubias corrieran similar destino que el de tu tierna criatura.
Padre en chirona, madre alcoholica, abandono del hogar... ciertamente, en más de una ocasión circularon por mi cabeza pensamientos de lo más oscuro, aunque con un final distinto y con el morbo añadido de que se tratara de dos petit suisse de rasgos eslavos.
Me imaginaba esos cuatro ojitos azules mirandome acuosos, solicitando piedad mientras ensanchaba cada orificio de su cuerpo con la dosis justa de violencia. Silenciando esas gargantas con sus propias braguitas a modo de mordaza. Turnando su dolor y sufrimiento, poniendo a prueba el punto de desgarro de la piel humana. Tras horas de sodomización y el suelo granate y resbaladizo, gracias a los varios litros de fluidos corporales vertidos por sus tiernas arterias, colgaría con nocturnidad sus desnudos y rígidos cadaveres de los naranjos que rodean la plaza del ayuntamiento de mi ciudad. Me imaginaba coleccionando los recortes de periodico en los que escandalizados reporteros relataban la noticia, teniendo erecciones al recordar cada parte del proceso.
En fin, solo fueron imaginaciones mías, al final acabaron sus días entre escombros y jeringuillas, cuando podían haberlo hecho entre esperma y cuchillos de cocina. Que desperdicio.

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

Si el muy respetable Tirofijo (tiene gracia y retrancca el nick) quiere jugar a ser Leónidas que lo haga en su blog si lo tiene, o en su puñetera casa, de otra forma pensaremos que, quizás, dice la verdad... y no nos gusta, ni un pelo...

Con permiso, el comentario da muy mal rollo.

Saludos,
Rocket

Tirofijo dijo...

Jajajjajajaja, no me lo puedo creer Rocket, jajajja, ¿has dudado si es cierta esa mierda de historia? jajjajaja, aunque más gracia es que me consideres respetable, no se si llegar a sentirme halagado!. No, chaval no, mi intención no es quitarle el puesto a Leónidas, ya que ni tengo su prosa ni su imaginación literaria, aunque es cierto que me he dejado llevar por el momento, y reconozco que me he pasado.
Aunque el hecho de que apruebes la propuesta de Cachalote e incluso recomiendes el empleo de otro tipo de sustancias de control, me hace pensar que los hay peores que yo. Al fin y al cabo, es Leónidas como dueño del blog, el que en última instancia debería decidir si mi comentario debe ser eliminado o no. Por dios, yo un asesino, jajajjajajaj.

María. dijo...

Deus Meus!!!
Como está el patio..pero que panda de pervertidos discípulos que tienes, de aquí a nada superan con creces al maestro. Alguno te hace hasta parecer bueno y todo.



Cachalote:

Solo te ha faltado ofrecerla como sacrifio a pasar la noche con el " Papa- Ratzinger-Z ",

Mr Rocket:

¿Por qué le pregunta a Leónidas "si conozco sus cuentos" en vez de preguntármelo a mi directamente?
¿ Donde queda su caballerosidad por salvar a esta criatura de las garras de la perversión, por favor?

Con la P.D:
Le iba a contestar una cosa pero solo le diré que..
Sí conozco sus cuentos, pero últimamente la acción-reacción de mis neuronas no está muy compaginada que digamos, tal vez tenga que solicitar cita con su enfermera para que me las recauchute un poco.


Y espero que alguna gitana os eche un mal de ojo a todos y os debía de castigar con alguna que otra hija/sobrina y que vuestros vecinos resarcieran sus deseos mas íntimos (y soy buena que solo deseo que sean de pensamiento) con ellas, a ver si pensabais igual...panda de sátiros pervertidos, que muy gallitos con las babys pero luego bien que os acojonáis cuando una cuarentona os entra en un bar.

Rocket dijo...

Tirofijo,

Cierto, no soy quién para "poner orden" en este blog. Me disculpo por ello. El resto de mi comentario lo dejo como está. Bastante mal rollo.

María,

Jajajajjajaa, no necesita usted caballeros andantes con lustrosas armaduras que le salven a usted de nada. Se defiende usted bastante bien por su cuenta, pero me sorprende que se "revuelva" usted tanto por uno de los Chorlitescos cuentos de nuestro amigo Leónidas... por eso preguntaba si conocía usted los anteriores relatos de la serie.


No había malas intenciones, se lo puedo garantizar a usted.

Saludos,
Rocket

Anónimo dijo...

Si amigo, alguien debería ocuparse de los niños.

Lo que describes por desgracia ocurre con cierta frecuencia, para ponerlo mas crudo casi todo termina en familia y tapado. No suele ser gente inteligente, no te mezcles con ellos ni en la imaginación.

Saludos

Mondejar.

Anónimo dijo...

Y otra cosa: Este cuento tendra mas consecuencias que la viñeta de mahoma.

Ya he ordenado que le manden a tirofijo un bote de talco para sus hijos (via estocomo). Y contigo ya vere que hago, estoy pensando en un CD de los chunguitos.

Mondejar.

Tirofijo dijo...

No tengo hijos, así que te puedes ahorrar el talco para las rozaduras de tus íngles.
Y sí, ya he reconocido que me pasé, así que disculpas a todo/a personaje que se haya ofendido. Que es solo una historia!!, cruel, pero historia al fín y al cabo, joder.

Anónimo dijo...

hola chavales, a mi me llama la atención María, ... un poco de tralla a esa pedazo hembra de cuarentaypocos :-)
María, nos vemos en ls bares!, Faber

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Bueno, pues voy a intervenir un poco. Solamente quiero hablar del comentario de la discordia efectuado por Tirofijo y del que se queja Rocket. A mí ese comentario me removió algo por dentro la primera vez que lo leí. Me resultó desagradable, la verdad. Luego me paré a pensar que eso es exactamente lo que yo pretendo conseguir en el lector con ciertos escritos, y por lo tanto hubiera sido hipócrita darle un tirón de orejas a Tirofijo.

Más me ha sorprendido la reacción de Rocket, que juzgo irreflexiva y precipitada. En una entrada como esta es esperable que aparezcan comentarios como el de Tirofijo, y parece incongruente venir a leer mis mierdas, incluso a celebrarlas, para luego poner el grito en el cielo cuando un comentarista suelta otras mierdas similares. A pesar de ello entiendo la actitud de Rocket porque a mí ya se me conoce y se sabe de qué palo voy, pero lo de Tirofijo creo que nos pilló en bragas a más de uno. Con todo y con eso en este blog nunca se censurará un comentario así, y menos si viene tan a cuento como en este caso.

Tirofijo: Bah, tranquilo, aquí de momento tienes tu casa, incluso si el comentario de marras iba en serio.

Rocket: Me ha parecido usted entrañable en ese papel de ñoño intransigente. Ainsss, a veces es usted tan tierno...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Faber, verás la que se va a liar cuando María se entere de que le has echado "cuarentaypocos"... Eso sí que es mala leche y no lo de Tirofijo.

Anónimo dijo...

Ahora que lo pienso... Tirofijo y tu sois el mismo, ¿verdad? JAJAJAJA Como me habeis engañado cabrones.

Anónimo dijo...

Mondejar

Tirofijo dijo...

Hola Leónidas.
Gracias por tu apoyo. Ciertamente cuando lo escribí quería que resultara más comico de lo que finalmente me salió. Cuando, una vez publicado el comentario me releí, no sabía si hartarme de reir o echarme a llorar.
Nunca me imaginé a mi mismo vomitando tales palabras a través de mi teclado. Aún así, gracias de nuevo. Hay que ver lo que haces con nuestras cabecitas locas... eh, pillín?

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Mondéjar:

No, no somos el mismo.

Tirofijo:

A lo mejor no debería confesar esto, pero reconozco que a veces he escrito cosas que, literalmente, me han hecho llorar. Te comprendo, y creo que Rocket también te comprendería si se decidiera a sacarse el palo de la escoba del recto.

Tirofijo dijo...

No Mondejar, no somos el mismo. Mis gatos (tengo tres) no son como Gusifluky, ni yo soy como Leónidas.

Anónimo dijo...

Ya lo sabia... por eso dije cabrones.

Venga, un saludo a todos.

María. dijo...

Tirofijo:

Por alusiones de tu comentario anterior, yo por mi parte te iba a disculpar pero ahora que has recibido las bendiciones del maestro como que no eh!! y que sepas que cada vez que vea unos ojitos azules, me voy a acordar de ti, y seguro que me entrarán unas ganas irrefutables de meterte la mano en el pecho y sacarte el corazón a tiras para ponerlo con patatas cocidas y con la sangre que emane hacerme unas morcillas y luego, arrancarte el hígado para ponerlo encebollado, y tal vez, con una parte de tu cuerpo haga sopa de fideo y con lo que me sobre haga carne con tomate...... Pero recuerda solo es una historia,más bien un pensamiento, además está escrito bajo la influencia de psicotrópicos así que alegaré locura.


Dios!, tengo que dejar de venir por aquí.




Leónidas:

Jajajajaja..

¿Por qué debería de enfadarme, Leónidas?
Si Faber, al fin y al cabo no me conoce, además una de "cuarentaypocos" en un cuerpo de treinta....Mmmmm!! igual hasta le pone :-p

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

María, hija mía, eso de "ganas irrefutables" te ha quedado la mar de bien. Me imagino este diálogo:

María: Tengo unas ganas irrefutables de comerme un helado de nata y fresa.

Escéptico de turno: No me lo creo, María. Sé que mientes.

María: ¿Ah, sí? Pues venga, valiente, refútame con solidos argumentos mis ganas de helado de nata y fresa.

Mwajajajaja... Vale, creo que quisiste decir "irrefrenables", pero que sepas que eres muy graciosa cuando te sueltas con adjetivos cuyo significado no te has molestado en consultar antes.

Jo, yo no quería participar en los comentarios de esta entrada, pero es que me liáis.

Rocket dijo...

Estimado Leónidas y concurrencia,

Mi recto bien gracias, el palo no me lo saco, ahí metidito se va a quedar ocupando un espacio que, de otro modo, alguien pretendería rellenar con vaya usted a saber qué extraño cuerpo. Además, así voy más derecho y me hace parecer más alto.

Y sí, efectivamente Tirofijo nos sorprendió y sí efectivamente ocurrió lo que usted ha supuesto que ocurrió, un gallifante para usted.

No obstante, tengo tanto derecho a que el comentario me de mal rollo como a lo contrario, le guste a usted o no. Me acojo a la primera y la quinta enmienda de la Constitución Chorlitenesca.

En cuanto a lo de ñoño, recibirá usted noticias de mis padrinos, elija usted, sable, pistolas o gin tonics, en cuaquiera de los casos deje usted testamento hecho.

Saludos anales,
Rocket

P.D.

Reconoceré que no le falta a usted parte de razón, pero somos tíos, el brazo a torcer ni para abrir grifos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

JAJAAJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJA...


Un gallifante para mí, y un besito para usted, que se lo ha ganado, joer. (Ey, ya basta, deje de frotarse contra mí, Rocket, que solo era un beso).

Anónimo dijo...

Hola Chavales de nuevo, insisto en lo de María, emplee los adjetivos que emplee, tenga 30, 40ypocos, me pone esa hembra,..y seguro que está como un queso.

Faber

(Leider kennen wir uns nicht)

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

La leche... Faber, no te sientas mal, pero debo advertirte que la Mari es mía. Es que yo la vi primero, y soy muy posesivo con las hembras. Complejo de macho alfa, creo que lo llaman los etólogos freudianos.

(Ey, Mari, ahora es cuando tú debes aparecer y decir algo así como "mi corazón pertenece a Rocket, que es el único caballero de aquí; ¡pero mi coño es de Leónidas, porque él lo vale!")

Anónimo dijo...

hey, seguro que la Mari tiene pa' los 2... e igual aguantaría un ataque por 2 frentes ;-)

Faber

Rocket dijo...

Estimados Leónidas y concurrencia (again),

Lo de ustedes es, una vez más, Poetry in motion.

María,

Mándenos a freir espárragos (no digo a tomar por culo que Leónidas está muy raro y ahora sufre de fijación anal)


Saludos,
Rocket

El soldadito de plomo dijo...

Leónidas, estás echando a perder este blog con tanta concupiscencia, con tanto vicio y con tanta relajación de la moral. ¡Banea a la Mari, que se le ve a la legua que es una arpía! Y además es mujer, por lo tanto sinónimo de pecado, como bien dice la Biblia.

¡Vade retro, María!

Tirofijo dijo...

Jajajjajaja, María, oh María, que bonito nombre... si fuese compuesto y el segundo fuera Juana, igual hasta te fumaba (me siento extrañamente turbado al leerte, con todos mis respetos hacia los que tan libremente hablan aquí de tu entrepierna y sus derechos de posesión).
Ciertamente, el que Leónidas considere a mi satírica historieta digna de permanecer en este su blog, no impugna que mi conciencia hacia lo escrito me llene de pesar.
Tengo que reconocer que me tranquilizó su visión del incidente, pero no en el sentido de crecerme ante el trabajo bien hecho, si no todo lo contrario.
Eso no quita, que de aquí a x tiempo considere oportuno (o mañana mismo), no ya el relatar tan desagradables comentarios, continuar propagando cierto desasosiego entre los presentes.
Y no te preocupes, cada vez que practique una operación a corazón abierto o visite la carnicería, me acordaré lo que me depararía el destino si nuestros caminos se cruzaran. Se merece un beso inquieta señorita. Pues nada, UN BESO.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Joder, qué asquito dais cuando os ponéis babosos con una chorvi entre tanto macho. Esto es lo que provoca que en las FAS (va por ti, L.) algunas se crean fantásticas de la muerte sin darse cuenta de que solamente son unas criaturitas femeninas en un ambiente masculino.

Tirofijo, los aduladores no molan, y cuando además de aduladores caen en el pagafantismo molan menos aún. No pierdas arrastrándote ante la Mari los puntos ganados con tu primer comentario.

Y tú te callas, Soldadito de Plomo.

María. dijo...

Jo!, y yo perdiéndome este rifi-rafe entre machos y encima por mí.
Dios! pero que pila sobrantes hay por el mundo.
Encima que me llenáis el buzón de correos, todavía querréis que os responda.Todo sea por las risas que me he echado al leeros que si no.


Leónidas:

Ay, Mi cosita linda!!, hay donde le veis es tan tierno,a parte de escribir en el blog, en sus ratos libres es co-director de la R.A.E., y es tan fácil hacerle feliz, es como ir de pesca, tiras el cebo, sueltas el sedal, te sientas a esperar y hasta que pica.
Luego viene la parte que me encanta, cuando se pone de maestro de escuela, me lo imagino dando paseos por la habitación con un libro en la mano explicándose con las gafas medio caídas y todo esto claro estando des...., ejem-ejem....por donde iba?, así! eso que me encanta como se explica lo fácil que lo hace poniendo ejemplos y todo, es tan tierno.
Seguido viene la recompensa, esa risotada, acompañada de una pequeña regañina-explicación para decirte lo feliz que lo haces, dios! si es que sigue siendo tan tierno.
Y al final como siempre la culpabilidad, Jo! yo no quería pero me obligáis..
Lo dicho resulta tan fácil hacerlo feliz, ainsss a veces es tan ñoño que se las meten dobladas y no se entera, pero no me digáis que no sigue siendo tierno.

P.D:
Eso ha sido por llamar ñoño a mi príncipe de hojalata, habráse visto!!

PD2:
Mi verdadera palabra era "irremediables". Eres tan predecible.



Duelo Faber-Leónidas:

Faber, sí hombre seguro que sí que hay para los dos, lo que hay que saber es si vosotros vais a aguantar mi ritmo.
Con lo dicho en alemán, habrá que ponerle remedio ¿no?

Leo, mucho macho alfa, mucho Freud, mucho la Mari es mía, pero claro, la que luego tiene que poner el coño para dar las explicaciones soy yo. Hay que joderse!!


Mr Rocket:

Ni caso hombre!, que estos ladran mucho pero no muerde ninguno.

Eso si hágame el favor, usted siempre pegadito a la pared, por nada del mundo se separe y a partir de ahora deberá utilizar como los niños, zapatos de esos de velcro, que no vea lo traicioneros que son los cordones, que el Leo le desflora en cualquier despiste.

Soldadito:

Qué es de mi cojito preferido??
Pero que puritano te me has vuelto de repente...venga vah! que te dejo ser mi Belcebú particular y que me arranques la cabeza.


Tirofijo-Leónidas:

A Leo ni caso Tirofijo, solo está celoso, no está acostumbrado a que le pisen los dominios y se enfada, pero nada que luego es un pedacito de pan.
Así que deja que Tirofijo me adule todo lo que le venga en gana, será más divertido arrancarle el corazón mientras me está dorando la píldora.


Besitos miles, y muchísimas gracias por las risas...

Anónimo dijo...

Leo, creo que habría que organizar una velada de cuero negro y azotes con la Mari.

Faber

Hey Mari, kannst du Deutsch??...wann und wo du möchtest :-)

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Anda que me tenéis contento todos...

Roman C. dijo...

Ninguna parte de esa historia, ni siquiera la primera es real, ¿verdad?