AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

domingo, 25 de febrero de 2007

Revelaciones. (III)

(Fragmento del cuento Revelaciones correspondiente a dos entradas publicadas originalmente en Spaces los días 24 y 25 de Septiembre de 2006).

A mi familia no le hizo ninguna gracia que me convirtiera en maquillador de cadáveres, pero es un trabajo bien pagado, se me da bien, y lo más importante: los muertos no piensan ni recuerdan, así que nada de fogonazos.

En el tanatorio en el que trabajo somos varios maquilladores, pero nos turnamos de modo que en cada turno sólo está uno de nosotros. Muy raramente otro empleado del tanatorio entra a la sala de maquillaje para interrumpir mi trabajo, así que cierro la puerta con llave y me quedo a solas con el difunto. Si excepcionalmente alguien quiere entrar llama a la puerta.

No me inquieta lo más mínimo estar con un muerto, en cambio sí que me ponen nervioso los vivos. Con éstos estoy siempre en tensión, esperando un nuevo fogonazo en cualquier momento. Los muertos sólo me transmiten paz.

Me convertí en un empleado modelo. Tenía buena mano para dejar guapos a los cadáveres y como me encontraba a gusto entre ellos no me importaba doblar el turno para sustituir a un compañero que hubiera fallado. Hacía la vista gorda cuando el jefe no me pagaba las horas extras o me pagaba menos de las que realmente había echado. A veces le hacía el trabajo a compañeros como favor personal sin pedir nada a cambio. No es de extrañar que portándome así todo el mundo en el tanatorio me tuviera simpatía, a pesar de mi costumbre de evitar conversaciones o de mi negativa a reunirme con ellos fuera del trabajo para divertirnos juntos.

Era el empleado perfecto y el compañero ideal. Lo era, hasta que empecé a beber demasiado.

Descubrí que el estado de embriaguez impedía los fogonazos. Si andaba algo achispado éstos aparecían más breves y menos inteligibles, y si estaba del todo borracho sencillamente desaparecían. Así que empecé a beber, cada vez más y más, hasta que llegó el momento en que pasaba más tiempo borracho que sereno. Comprenda, doctor Quiroga, que necesitaba evadirme del tormento de los fogonazos.

Es verdad que alguna vez pude servirme de ellos para algo positivo, o al menos para algo acorde con mis intereses.

Llegué a pensar en ganar el premio de la fundación James Randi, no sé si habrá oído hablar de ello, Pablo. Randi es un veterano mago profesional que combate con saña el pensamiento mágico, las creencias paranormales, la superstición... esas cosas. Tiene un premio económico muy importante a quien le demuestre la existencia de un fenómeno paranormal, pero ocurre que mis fogonazos no son provocados a voluntad además de que tampoco me hace ilusión acabar convertido en un monstruo de feria, así que me he olvidado de eso, pero sí llegué a usar alguna vez este maldito poder para beneficio propio, y no sólo con mi chantaje al Chiri.

Una tarde salí de copas, solo como de costumbre. Me apoyé en la barra de un bar y pedí el primer whisky de la noche. A un par de metros de mí estaban dos chicas con aspecto de aburridas. Una de ellas era realmente una hermosura, una de esas mujeres que provocan accidentes de tráfico porque los conductores se despistan mirándolas. Antes de que el whisky iniciara su efecto me llegó un fogonazo sobre esa mujer, percibí claramente lo que estaba pensando en ese momento:

"Joder, joder, joder... ¡dos meses sin echar un polvo! Quién te ha visto y quién te ve, Olga. Necesito un macho ya, pero de los de verdad. Qué ganas tengo de que me den de hostias mientras me arrancan la ropa y me dan polla mientras me siguen pegando... Pfff, ya se me están mojando las bragas sólo de pensarlo, pero están amariconados todos..."

Casi me atraganto con el whisky al llegarme esa idea, pero pensé que si a ella le gustaba que le dieran unas bofetadas pues vale, podía ser divertido probarlo, además la chica bien merecía hostias y lo que me pidiera.

Bebí tres whiskys rápidamente, para asegurarme de no ser molestado por otros fogonazos en plena maniobra de ligoteo, y sólo entonces me acerqué a ellas y empecé una conversación de lo más insulsa. Poco a poco las llevé a mi terreno.

- ¿Y vuestros novios?

- Yo no tengo -. Respondió Olga.

- Yo sí, pero está trabajando -. Dijo la otra.

- Pues yo no tengo novia ni creo que la tenga. Ninguna mujer me quiere, creo que soy... no sé cómo decirlo... demasiado brusco en la cama. Y perdonad que hable de estas cosas, pero es que necesito desahogarme-. Añadí yo. El anzuelo estaba lanzado. A ver qué pasaba.

- ¿Brusco? ¿Qué quieres decir? -. Olga empezaba a interesarse.

- Jo, tío, todos los hombres sois unos animales -. Decía la tonta de la otra.

- Pues... bueno, que a mí me gusta hacerlo con un poco de violencia, ya sabéis. Un par de hostias por aquí, un empujón por allá, otro par de hostias... cosas así.

Las dos se escandilazaron mucho aparentemente. He de decir que Olguita era una gran actriz, pero cuando se tuvo que marchar se aseguró de tener mi número de teléfono, claro.

En cualquier caso, aunque cayeron algunos polvos gloriosos, mis relaciones no podían durar. Podrá imaginárselo, estimado Pablo. ¿Cómo voy a mantener una relación estable con una mujer de la que descubro sus más vergonzosos secretos? ¿Cómo voy a hacer el amor recibiendo fogonazos en los que ella fantasea con otro hombre? No, amigo Quiroga, era preferible estar solo, y borracho.

Por eso, por la combinación de alcohol y soledad, pasó lo que pasó después. Se lo voy a contar, pero por favor, ahórrese los juicios morales porque usted no tiene ni idea de lo que yo estaba pasando.

Se llamaba Marta Gamboa Núñez, y fue la primera mujer con la que realmente fui feliz haciendo el amor.

La conocí en un momento de asfixiante soledad y notable borrachera.

Era esbelta, de pelo castaño y piel blanca. Tenía una graciosa naricita chata y rasgos muy suaves y femeninos.

En cuanto la vi la deseé como nunca había deseado a ninguna otra mujer.

Tenía 26 años, me estaba esperando en mi sala de trabajo y había muerto por paro cardíaco sin motivo aparente. Intacta, joven, bella, sin recuerdos y sin pensamientos.

Muerta.

Pero deseable como ninguna en su infinita paz.

Sí, amigo Pablo, lo hice. Le hice el amor a ese cuerpo, a esa muerta, a esa mujer. Y me gustó, me gustó tanto que la considero la mujer de mi vida. Y me importa una mierda lo que pueda usted pensar de mí, doctor.

Cuando eyaculé en su interior, dejando en ella una semilla que no podría germinar, quedé largo rato abrazado a ese cuerpo frío mojando con mis lágrimas su pecho de mármol, llorando por ella y por mí. Después, cuando logré rehacerme, fui al registro del tanatorio para averiguar su nombre. Tenía que saberlo. Marta, Marta, Marta... La pobre Marta, que había perdido el pulso en la flor de la vida. La bella Marta, que tras morir me había enamorado.

Entiéndame, Pablo, yo estaba muy solo, pero anhelaba el contacto con otras personas. Mis relaciones con las mujeres estaban abocadas al fracaso por los perversos secretos que a todas les descubría, pero una muerta... una muerta era lo más parecido que yo podía tener a una amante sincera y entregada.

La maquillé con todo mi cariño, hablándole y llamándola por su nombre mientras lo hacía. Después hubo otras, no muchas, pero sí algunas. No era fácil que tuviera que trabajar con mujeres deseables. La mayoría eran ancianas y las jóvenes y apetecibles normalmente habían muerto en accidentes de tráfico que no dejaban su cuerpo en buen estado precisamente. Por otra parte estaba el tema de los transplantes, muchas eran donantes de órganos y ver esos cuerpos llenos de burdos costurones no estimulaba mi libido.

Lo cierto es que tras hacer el amor con Marta ya no he vuelto a acostarme con ninguna mujer viva. Pero yo seguí bebiendo y volviéndome cada vez más descuidado. Una vez, en pleno paroxismo etílico le pinté una cara de payaso a un difunto señor muy respetable de mi ciudad, creo que era un notorio y adinerado constructor. No le hizo ninguna gracia al director del tanatorio, claro, pero hubo tiempo de limpiarlo antes de exponerlo ante sus deudos y ya otro compañero se encargó del trabajo. A mí me dieron unas vacaciones de dos semanas, sin cobrar un duro, por supuesto, y no me despidieron porque como le he dicho antes era el empleado ideal. Claro que cada vez era menos ideal, y empecé a faltar al trabajo, unas veces por las resacas, otras veces porque estaba demasiado borracho para acordarme de ir al tanatorio.

Estaba poniendo en peligro mi trabajo y era vagamente consciente de ello, pero los fogonazos me aterraban y no quería dejar de pegarle a la botella, así que continué con mis borracheras, con mi absentismo laboral, con mis actos necrófilos, y con mis despistes. Por culpa de uno de esos despistes se me olvidó cerrar la puerta de mi sala de trabajo cierto día, y ésa es la razón por la que un compañero me descubrió follando con una muerta.

Fue todo un escándalo que afortunadamente no salió del tanatorio. Nadie quería que se enteraran los clientes, obviamente. Pero tuvo sus consecuencias para mí, supongo que positivas.

Así es como nos conocimos, doctor Quiroga. Me dejaron claro que o me ponía en tratamiento para desintoxicarme o me despedían. Recurrí a usted y tras conseguir con su ciencia y con mi voluntad dejar el alcohol nos encontramos con esa depresión de fondo contra la que llevamos años luchando sin éxito.

Pero algo ha pasado últimamente, algo que ni usted ni yo podíamos esperar que ocurriera. Por eso ya no tiene sentido que siga visitándolo, pero también por eso es necesario que usted lea esto hasta el final. Le repito que es por su bien.



(Ámenme sobre todas las cosas y yo los premiaré con la cuarta parte)

1 comentario:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Comentarios importados de Spaces:

Maty
Jooooooooooooooder, pues si que estaba el mal el tio. Q askillo!
28/09/2006 22:47
(http://maty4.spaces.live.com/)

Mondarina
Me hizo gracia tu comentario... No sabía que era una letra incómoda, pero me anima a seguir usándola, así me aseguro de que quien me visite, tenga muuucho interés (pensandolo bien, buscaré una más incómoda para complacerte). No, va... prometo volver a la aburrida times new roman de toda la vida o alguna similar.

Por cierto, ese Dr. Quiroga me recordó a algo! Has visto Fausto 5.0 de La Fura Dels Baus? Igual fue coincidencia, no se! Muy bueno el relato... seguiré pasándome a ver cómo acaba este amor sin paliativos.
27/09/2006 17:12
(http://mondarindisoja.spaces.live.com/)

Yarina
Hola.

Había pasado por aquí hace un tiempo, desde el espacio de Marta o Jzeit, y hoy he vuelto y me he leído tu cuento por entregas (me ha prestado porque me he leído las seis del tirón). Muy interesante historia, esperaré la siguiente entrega.
Saludos
27/09/2006 16:06
(http://yarina-bajolalluvia.spaces.live.com/)

PaOla
aps.. por cierto muy muy macabro.. aiiiinns!
la mujer de tu/su vida???

27/09/2006 1:04
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

PaOla
Pos' claro que te amo... asi que espero mi premio!
ahora YA!!!!!!
y decorado con una cintita roja por favor, si?


27/09/2006 1:04
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

Sergio
menos mal ke esta Tesa para explicartelo todo aaaiisssss ;)
26/09/2006 23:41
(http://kasinet.spaces.live.com/)

Sergio
Trankilo Leonidas Kowalsky de Arimatea, lo primero es asumirlo.
Septima parte por favoooooooorrrr!!!!
Sergio
26/09/2006 23:41
(http://kasinet.spaces.live.com/)

Tesa
Amamos te .... que dice Sergio. Que no es que amemos el té, sino que te amamos a ti.
Porque ya sabes que en inglés tampoco es lo mismo decir A CUP OF TEA,
que A TEA CUP, puesto que no es igual UNA TAZA DE TÉ,
que UNA TE_TAZA.
:s
26/09/2006 22:19
(http://logotipos.spaces.live.com/)

Carabiru
Buahhhhhh, buahhhhhh, que soy Carabiruuuuuuuuuuuuuuu, ay!!!!

Jejejej, que sorpresa la foto del perfil.... será ese el gran Leónidas????
Me estoy volviendo morbosa, o quizá es que escribes bien, y por eso estoy deseando que llegue el desenlace de la historia, ejjejeje, nunca se sabe.

Ah! gracias por la visita
26/09/2006 20:25
(http://carabiru.spaces.live.com/)

Leónidas

(Ah, claro, Sergio, ahora lo pillo... joder, me ha costado. Qué torpe soy, qué tooooorpe...)
26/09/2006 18:22
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

Leónidas

Marta: Mis disculpas por pensar mal. Entiéndeme, eres mujer, debo pensar mal por sistema.

Sergio: Ni repajolera idea de lo que me dices.

La_YoSeFiN: El alcohol es bueno, ya sabes que se usa para conservar y para desinfectar.

Helena: Ni idea, yo ni me he desmayado nunca ni sé cómo se hace, pero en ocasiones me gustaría.

Miss Brightside: Busca un hueco y escribe y publica, mi niña, escribe y publica.

A todos: Gracias por vuestra atención. Sé que es molesto para muchos leer un cuento por entregas, pero sabed que es para vosotros, es vuestro cuento, ya os guste más u os guste menos. No tendría ánimos para seguirlo si no supiera que estáis ahí, esperando otra entrega. Y para mí es importante y terapéutico escribirlo, así que gracias, muchas.

26/09/2006 18:14
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

miss brightside
lo q faltaba! necrofilia...

acabo de tener un fogonazo... y mas o menos he visto el desenlace...


pero q cosas digo... ves lo q me hacen estas lecturas!

hace tiempo q no publico lo q escribo... antes lo hacia... y la verdad no se q es lo q me detuvo... talvez mi dedicacion a la arquitectura...
en fin...
algo saldra...

un beso y un tomate!
26/09/2006 17:53
(http://danielasweetchild.spaces.live.com/)

Wayra
Me he leido los seis capítulos seguidos (mi gato me denunciará por abandono), qué imaginación tienes. La descripción del fogonazo me ha recordado a un mareo cercano al desmayo, cambio de temperatura, amortiguación de los sonidos, se te nubla la vista, sólo faltan los recuerdos de alguno de los que te rodea XD. Salud!
26/09/2006 16:24
(http://snakesdreamer.spaces.live.com/)

La_YoSeFiN
No se, pero creo que no soy la unica que tiene problemas con los efectos del alcohol, o mejor dicho del post alcohol!
26/09/2006 15:34
(http://hurracaine.spaces.live.com/)

marta marmota
No sólo la leí, sino que también leí las dos anteriores (eso sí, no en el orden correcto... ejem...). No hacen falta más de 3 minutos para leer entradas de éstas, creo (nunca me he parado a cronometrarlo, pero bueno, aquí tienes la prueba, porque no creo que diera la casualidad de que justo apareciera al segundo de publicarla).
Darte la razón? Eso cuando? ;-)
Con lo poco que me gusta que la gente no lea las entradas y diga cosas por decir... Qué poco me conoces, mushasho.

26/09/2006 9:39
(http://elsuenodelamarmota.spaces.live.com/)

Sergio
amamoste amaaaaaamoste
Sergio
26/09/2006 0:33
(http://kasinet.spaces.live.com/)

Leónidas

Yo flipo. ¿Siete minutos después de publicar ya me has comentado? ¿Tú lees mis entradas o sólo pasas por aquí? Joder, qué poco me gusta que me den la razón como al loco que soy...
25/09/2006 23:34
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

marta marmota
Te amo sobre todas las cosas (jiujiu...)

(Lo del diario no es así, en realidad. Ni de lejos, vamos, pero me hizo gracia la viñeta... Si no fuera porque temo que mis jefes puedan llegar a leerlo, contaría cómo es la relidad)
25/09/2006 23:28
(http://elsuenodelamarmota.spaces.live.com/)

María
Andaaaaaaaaa, James Randi!!! Ahora sí que puede decir que le conozco, jijiji...

Hay una peli, Mi Chica o My Girl, como quieras decirlo, en el que el padre de la niña protagonista tiene una funeraria y se enamora de una maquilladora de cadáveres, que al principio se toma su trabajo unpoco por libre porque quiere maquillar modernas a señoras mayores y claro... como que no... el caso es que el padre de la niña y la maquilladora se enamoran, entre ellos, no de los cadáveres, no seas macabro... anda que a quien le digo que no sea macabro...

Sadomaso y necrofilía... yo creo que no puedes justificar tus conductas en hechos del pasado, ni tampoco puedes justificarlas por beber o por tener fogonazos... es que... pobrecita la chica muerta, porque mira vale que esté ya muerta, pero hay que pedir permiso para hacer esas cosas y no creo que P.P. lo pidiera, además a saber si lo hizo con amor o sin amor. Iba a decir una cosa poco propia de mí, pero pienso yo... si la muerta no lubrica... no debería de poder entrar "eso", ¿no? Bueno, no sé... olvida la pregunta, ejem, ejem, corramos un estúpido velo.

Por cierto, no puedo finalizar mi comentario sin decir que el space de Karla es... no sé, me he quedado sin palabras.

Ailoviuuuuuuuuu
06/10/2006 1:16
(http://may82may.spaces.live.com/)

KaRLA
PUES YA VE QUE NO SOLO ME GUSTA POSAR PARA LA CAMARA SI NO QUE TAMBIEN ME GUSTA LEER... AGRADESCO SU INVITACION USTED TAMBIEN ESTA INVITADO AVER MI SPACE CUANDO QUEIRA Y SERA BIEN RECIBIDO IGUALMENTE...

ESTA PARTE ESTA SUPER ME ENCANTO MAS QUE LA OTRA Y NO CAVE DUDA QUE HASTA DESPUES DELA MUERTE EXISTE EL AMOR JAJAJA...CHAO
26/09/2006 22:26
(http://sexylolababy.spaces.live.com/)

marta marmota
Ficción, ficción... parecida a la de Irvine Welsh, por cierto...
26/09/2006 9:42
(http://elsuenodelamarmota.spaces.live.com/)

Tesa
Tienes más lectoras sencillamente porque eres un tío. Si fueses una nena de 31 añitos, tendrías el blog lleno de comentarios de maromos como les pasa a María y otras tantas.... No te finjas mojigato, que no lo eres. (Al menos la parte del "moji")
25/09/2006 23:50
(http://logotipos.spaces.live.com/)

KaRLA
WOW AMIGO SE NOTA QUE TE GUSTA ESCRIBIR Y TIENES MUCHA IMAGINACION UNA VEZ KE EMPESE A LEER NO PODIA PARAR ME GUSTA LO QUE ESCRIBES AUN QUE SEA UNCREIBLE.... CHAO

PD. espero que esa ducha aya sido rica bye
25/09/2006 23:45
(http://sexylolababy.spaces.live.com/)

Leónidas

En unos minutos publico la siguiente parte, en cuanto acabe con un par de correcciones. Gracias por vuestra atención. Sois mi luz al final del túnel, queridísimos lectores.

Tesa, te acepto gustoso la crítica. Hasta cierto punto tienes razón, claro que es ficción, claro que las mujeres no piensan así, ni yo sería capaz de abofetear en serio a una mujer, pero esto es lo que es, un cuento. Sin embargo, te aseguro que... bueno, digamos que un amigo de un amigo ha tenido amantes que hasta le daban miedo. Tú no te lo creerás, Tesa, pero hay mujeres muy raritas por ahí, créeme. Por lo demás es cierto que le doy mucha caña a las mujeres, tanto en mis relatos de ficción como en mis críticas o reflexiones, pero eso pasa porque os adoro demasiado, y siendo así es fácil que me decepcionéis.

Por cierto, Tesa, ¿a qué crees que se debe que tenga notablemente más lectoras que lectores? Para mí es un misterio...

25/09/2006 23:16
(http://cabezachorlito.spaces.live.com/)

PaOla
Uy que dificil sera portarme bien... ñaca ñaca...
Aun que no acostumbro hacerlo.. hoy contigo hare una excepcion...
Te envio un beso.... Muaaaaaaaaaaaak... (y portate bien)

25/09/2006 22:39
(http://paola1973spain.spaces.live.com/)

Tesa
Ya sé lo que le falta a tu relato. A este y a otros. Es empatía con las mujeres. Creo que serías incapaz de escribir algo bueno o verdadero sobre un papel femenino. .... Que no tienes ni idea, vaya... Tus personajes femeninos ridiculizan a las mujeres una y otra vez o se convierten en caricaturas de hembra.
El fogonazo ese que lanza tu personaje (la del joder, joder..), es pura fantasía masculina, totalmente ciencia ficción.
25/09/2006 22:23
(http://logotipos.spaces.live.com/)

miss brightside
mi segundo apellido es Quiroga...

y ahora me creo doctora!...

ya tarda la sexta!

un beso tomaton!... q le paso al siniestro gato del perfil... metamorfosis!
25/09/2006 21:40
(http://danielasweetchild.spaces.live.com/)

Maty
Uf creo que yo aprovecharía esos fogonazos muy biennnn. Otra! Otra!
25/09/2006 17:13
(http://maty4.spaces.live.com/)