AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

lunes, 12 de noviembre de 2007

A vosotras, españolas


Se os están comiendo el terreno, mis niñas. Y me alegro mucho. Quien siembra vientos recoge tempestades, y todo eso.

Mis queridas españolas, no sé si os habréis fijado, pero cada vez más son los españoles que se casan con damas hispanoamericanas, y con mucha razón. Es lo que pasa cuando se puede comparar y escoger: uno se queda con lo mejor.

Mientras mis adoradas compatriotas se llenan la boca hablando de paridad y de igualdades de cupo, otras, más avispadas e inteligentes, aprovechan la coyuntura para cazar marido. Y muy bien que hacen, qué leches. Cuestión de supervivencia y que gane la más fuerte, y a vosotras,
españolitas de osa y madroña, os están pegando una paliza de órdago, por prepotentes, por gilipollas y, sobre todo, porque habéis olvidado cómo se conquista a un hombre.

Si el hombre es como tiene que serlo, lo de la igualdad, el respeto y todo lo demás os vendrá dado. Pero vosotras, españolas modernillas de manual feminista, preferís ocultar vuestros muchos defectos apelando a cupos paritarios y leyes que permiten detener a hombres con vuestro mero testimonio acusador y sin la menor prueba. Así que ahora muchos españoles se buscan la pareja en las américas, donde las mujeres, además de ser hembras de bandera, son más listas que vosotras, pardillas. No más honestas, ni más decentes, pero sí más prácticas. Más humildes, menos endiosadas. Quizá tan interesadas como vosotras, pero al menos saben dar a cambio un cariño del que vosotras os creéis dispensadas.

Pero vosotras, españolas de igualdad tan políticamente correcta como falsa, seguid luchando por carteras ministeriales de cupo femenino, por puestos ejecutivos de cupo femenino, por leyes que os conviertan en jueces y verdugos (¿o verdugas?) contra los hombres y por cuantas otras majaderías sacadas de panfletos feministoides se os ocurran. Seguid encantadas con vuestro
Instituto de la Mujer y aferradas a esas abyectas Concejalías de la Mujer. Mientras vosotras os dedicáis a vuestros anacrónicos proyectos sexistas y a vuestras labores segregadoras muchos hombres, cansados ya de tanto abuso y de tanta tontería, están buscando a mujeres de verdad.

Y pasan más cosas: pasa que mujeres de verdad las hay a millones desde la frontera con los USA hasta el Cabo de Hornos; pasa que suelen ver a España como la Madre Patria; pasa que sienten a la vieja Europa como una tierra llena de atractivo, de cultura, de riqueza y libertad; y pasa también que ellas tienen nuestro mismo idioma, amigas españolas, con lo que eso une y facilita la coyunda; y también pasa que gracias a Internet las relaciones intercontinentales son fáciles y baratas. Pero vosotras, íberas de mírame y no me toques, seguid a lo vuestro, que os las van a dar hasta en el carnet de indentidad las indiecitas listas, tan majas y guapas ellas.

Bien merecido lo tenéis.

19 comentarios:

nut dijo...

Siempre he pensado que lo que mejor representa la igualdad de sexos es que en el matrimonio y demás relaciones salen perdiendo tanto el hombre como la mujer...

Doctora Yvonne dijo...

estimado leónidas,

te escribo para decirte que estás bastante desinformado. En América Latina también se está luchando mucho por lograr cierta paridad de oportunidades entre hombres y mujeres. Tanto es así que hace pocos días subió a la presidencia de Argentina una mujer, Cristina Fernández y desde hace ya tiempo, Chile tiene una presidente mujer.
Aquí también tenemos un instituto de la mujer y se están dando muchos pasos para vigilar de cerca los abusos que desde siempre le tocó sufrir al sexo poco débil.

Eso de que damos más cariño o menos cariño es una grandísima pavada, no tiene que ver con la nacionalidad sino con la educación y vaya a saber uno con qué más.

Lo que quizás te pueda estar sucediendo, estimado Leónidas, es que no te atreves a encarar mujeres de carne y hueso, españolas o lo que sea, y prefieres relacionarte a través de internet, que es más seguro y menos demandante. Pero ese es otro tema.

Ah, y lo de "indiecitas" está bastante de más. Sólo deja aún más claro que estás muy, pero muy desinformado. En América Latina hay indios, negros, mestizos y blancos. Pero supongo que eso es demasiado complejo para un tipo que escribe como tú, a la ligera, sin temor a hacer el ridículo.

Muchos saludos.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Oh, dios, el cáncer se extendió a Uruguay. Metástasis transcontinental, creo que llaman a esto.

(Quizá sería interesante, Yvonne, que explicaras qué te ha conducido a desahogarte así, más que nada para que los dos o tres lectores que sigan el hilo de comentarios se sitúen y sepan por qué estás tan encabronada. A lo mejor eso ayuda).

Doctora Yvonne dijo...

leónidas, querido

no estoy encabronada. Pero si puedo, siempre voy a intentar que la ignorancia no se difunda más de lo inevitable. Si tú dices que las españolas se preocupan demasiado por cuidar sus derechos y no están haciendo las cosas bien a la hora de atraer machos y eso lo contrapones con las "indiecitas" que dan cariño y no les importa tanto el asunto de sus derechos, me parece bien corregirte y explicarle a los lectores que eso es un error.

Insisto, la campaña por los derechos de las mujeres es internacional, la tendencia empezó hace mucho, por suerte para todos, y en muchos países del mundo, no sólo en naciones europeas.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No tengo ni idea, Yvonne, de cómo están las cosas por tu país, pero tú tampoco tienes ni idea de lo que pasa aquí. Sí veo, en cambio, otras cosas de las que de momento no hablaré por eso de la caballerosidad y tal, y tú verás si me obligas a contarlas o mejor me las callo.

Y digas lo que digas, lo cierto es que el español ve a las mujeres hispanoamericanas como una opción atractiva, hoy más que ayer y menos que mañana, pero tú tranquila, que la cosa no va contigo.

Veo que, además, te ha molestado lo de "indiecitas". Quizá para ti sea un insulto, pero yo lo dije más bien de modo cariñoso, como prefiero tomarme los chistes que se hacen por tu tierra, o cerca, cuando se habla de gallegos. Además, a mí indias, negras, blancas o verdes, me dan igual mientras estén buenas.

En todo caso, y dejando aparte nuestros desacuerdos (producto, sobre todo, de tu rabia por haberte desenmascarado como la mentirosa que eres en conversación privada), debo reconocer que se agradece un comentario que, por una vez, me contradiga. Aburre que siempre le den la razón a uno.

Paloma dijo...

Yo no sé como estarán las cosas por allá pero sii puedo dar mi visión en cuanto a las mujeres de mi país, país que esta a años luz de un desarrollo social, intelectual, político... frente a un país como Canadá.

Si bien es cierto, y con ello estoy de acuerdo con la Doctora Yvonne, es que cada día, y en Chile también, las mujeres sacan -sacamos- más las garras, se estaa luchando mucho por conseguir igualdad, se han creado miles y miles de organismos y fundaciones en favor de la mujer, más aun tomando en cuenta que en mi tierra la tasa de violencia familiar y femicidio es la más alta de latinoamerica, se pelea a diario para conseguir el lugar que los hombres (muy machistas por cierto) les han arrebatado, pero también debo reconocer que la gran mayoría aún tiene muy arraigado el tema familiar, la vida en pareja, el amor, los hijos, la convivencia.. aunque ya podemos ver la tendencia en las nuevas generaciones de priorizar otras cosas... como el tema profesional, laboral, personal...

Por otro lado, aquí en Canadá, la cosa es totalmente distinta, es tanta la libertad y derechos que tienen las mujeres que los hombres están nulos de toda opinión, de todo derecho. Y no solo a niveles de "justicia" si no que hasta en las cosas más simples. Los hombres están coartados hasta en la conquista, no existe la seducción (cosa que yo, personalmente, extraño de los latinos) se ha perdido la caballerosidad pues las mujeres se sientes ofendidas ante esos detalles, se sienten tratadas como inútiles. Otra cosa que me ha llamado profundamente la atención en estas tierras es la promiscuidad con la que se relacionan las féminas, quieren igualdad en todo? los hombres por naturaleza son mas promiscuos que las mujeres? Pues bien, a follar!!! y con esto no digo que yo no lo haga si no que me espanta el descaro y la desvergüenza con que lo hacen. El intercambio de pareja está a la orden del día, vemos a cada instante anuncios de ese tipo, por radio, en los periódicos.. tanto así que existen bares especializados en el tema en donde se reunen parejas solo para picarle la flor al que este al lado. Esto es parte de los derechos ganados? es igualdad o simple libertinaje? Pues no lo sé, simplemente veo que, lamentablemente, las mujeres en su afán de encontrar la paridad solo han conseguido mimetizarse con los hombres y verlos como sus enemigos.


Que en Canadá dos de cada tres parejas se divorcian antes de los 3 años de convivencia y que la tasa de natalidad sea de un tercio de hijo por "familia" tendrá algo que ver con la lucha por la igualdad?

Paloma dijo...

Un detallito, aqui tambien las latinas y las orientales (sobre todo las filipinas) estan siendo muy bien cotizadas por los canadienses.

Habra que buscar al mejor postor XD

Juan Mondejar Garcia dijo...

Este tema tiene mucho juego. En el pueblo, las chicas gorditas, gordas o poco agraciadas, suelen ir de la mano de un mandinga (sin ofender, pero suelen formar parte del pueblo Manden). Las mujeres suelen “escoger” mal, prefieren “malo” a nada, las putas apariencias de toda la vida.

Mientras que los hombres, aun siendo ,tontorrones, rurales, mayores y de pueblo, prefieren una Rusa, Sudamericana ó Rumana (siempre mas joven y servicial que su antigua señora).
Las mujeres escogen a un musulmán, ya sea Mandinga o Moro, creo que está todo dicho, luego pasa lo que pasa.

No hace falta vivir con un musulmán para estar maltratada, ya lo sé!!. Los nacionales también maltratan, en esos casos las mujeres también prefirieron “malo” a nada, las putas apariencias.

Miri dijo...

En general yo pienso que muchos hombres, especialmente los más inseguros, se sienten atraídos hacia mujeres más bien discretas, sumisas y dependientes, que no compitan con ellos por el liderazgo en la pareja. La asertividad, la independencia e incluso la inteligencia (sí, la inteligencia) son valores que, poseídos por una mujer, asustan a muchos hombres, que "no se ven a la altura". Y estas cosas nos las inculcan desde niños. La Cenicienta, Blancanieves, la Bella Durmiente... todas las princesitas de cuento son discretas, sufridoras, sumisas e idolatran al Príncipe Azul. La mala del cuento, por contra, siempre suele ser una mujer independiente, asertiva e inteligente, que sabe lo que quiere y lucha por ello. ¿Os imagináis a Blancanieves como una mujer independiente, liberal, luchadora, que en vez de servir con resignación a los siete enanitos organizara el reparto de las tareas, y que en lugar de anhelar el amor del príncipe al que no conoce fuera capaz de decirle que prefiere tomarse la relación con más calma? No, ¿Verdad? Pero sin embargo, a la bruja sí que le van estas cualidades.

Parece una tontería, pero aun cuando somos mayorcitos muchos hombres tienen que estar muy seguros de sí mismos para escoger como pareja a una mujer tan o más independiente, inteligente o asertiva que ellos. Cuanto más inseguro es un hombre, más prefiere una mujer discreta, sumisa y resignada, que dependa emocionalmente de él, que le perdone cualquier error aunque se reitere continuamente. Le da más seguridad una mujer que no pueda vivir sin él que una a la que no le cueste decir "Hasta aquí. Esto ya no lo tolero más".

Las cualidades de las mujeres son independientes de la nacionalidad, si bien es cierto que en muchos países todavía se centra la educación de las niñas en la buena presencia, la discreción y el cuidado de la familia, por encima del desarrollo personal y profesional, y de los intereses propios. En muchos países la tradición cultural patriarcal pesa todavía mucho y es ahora cuando las mujeres están aprendiendo a reclamar sus derechos. Los derechos que les pertenecen, ni uno más ni uno menos.

Por otra parte, estoy de acuerdo con Paloma en que en el medio está la virtud. El feminismo es bueno en su justa medida. Llevado al extremo, como todo, se desvirtúa. Alcanzar la igualdad de derechos no tiene por qué implicar la homogeneización de los roles ni aplicar a la presunción de igualdad los errores tradicionales del machismo.

Por último, lo de ser o no una persona cariñosa no va ligado en absoluto al feminismo, ni la lucha por los derechos o por un puesto de trabajo digno, ni muchísimo menos a la nacionalidad.

Un besito,
Miri

P.D: Espero una respuesta ceñida a la idea que defiendo, bien sea apoyándola o contradiciéndola con argumentos, y en ningún caso con ataques ni alusiones personales.

Tesa dijo...

Pero ¿qué estoy leyendo?.
Leónidas, estamos acabando el 2007, cielito.
¿Conquistar al hombre?
¿Cazar marido?
¿Quedarse con lo mejor o con lo más sumiso? ¿O con aquello que obtiene la nacionalidad si se casa con un español?
¿Con qué tipo de mujeres te estás relacionando, españolas o americanas? ¿Con aquellas cuatro petardas que entran a los chat pensando en camelar a un calentorro para que les pague las llamadas de teléfono o para que les pague el billete a España?
Deberías intentar conocer mujeres a través de otros medios, Chorli, entiendo que escribas estas cosas porque el ambiente-chat es demasiado sórdido, te lo aseguro.

Tesa dijo...

" el español ve a las mujeres hispanoamericanas como una opción atractiva,"
Leo esto en una de tus respuestas. Me gustaría que dieses la fuente de la que has sacado las estadísticas, para saber que los españoles están muy interesados en emparejarse con americanas, y espero que hable de españoles urbanitas y con estudios, o al menos gente de diversos estamentos y clases sociales, no se trate de una aldea olvidada de León que haya organizado una caravana de mujeres. (Ya sabes qué tipo de mujeres se apunta a esas cosas)

Sensei Kátorga dijo...

"Voluble y varia es siempre la mujer" Esto nos dice Ovidio por la boca de Mercurio en la Eneida.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

TESA:

Esta vez te has columpiado bastante. Voy a empezar aclarándote algunos puntos:

1) Das por sentado que en esta entrada hablo de mis experiencias personales. Grave error que no acierto a explicar de dónde procede.

2) En vista de tu interés por mi vida privada, y para tu tranquilidad, te cuento que no me relaciono con ninguna mujer americana conocida en ningún chat. Segundo error que no sé a santo de qué viene.

3)La expresión "conquistar a un hombre" parece haberte parecido ofensiva, y creo que eso sólo puede pasarte si eres tonta (que sé que no lo eres) o bien eres otra feministilla a la que le resulta desagradable ser, simplemente, una mujer. Las mujeres nos conquistan, sí, por extraño que te parezca. Los hombres, innecesario es decirlo, también intentamos conquistar a las mujeres. Querer negar algo tan obvio me parece pervertir la naturaleza humana.

4) La otra expresión que te ha molestado, "cazar marido", tiene unas connotaciones negativas por lo que lleva implícito de depredación. Pues sí, amiga mía, y ahora, si quieres matarme de risa, repite aquella gilipollez de Umbral cuando escribió que "la mujer se casa, tradicionalmente, por amor".

Hechas estas necesarias aclaraciones paso a otro asunto que es más importante:

Las mujeres con las que yo me relacione, además de no ser asunto tuyo, son todas unas damas por lo que a ti respecta. No te puedo consentir que insinúes, y menos públicamente, que me relaciono con busconas. Que vengas aquí a ponerme verde forma parte de las reglas del juego; que faltes al respeto de mis amistades no te lo permito. Por mucho que seas la tía de Gusifluky no te consiento que desmerezcas a personas que quiero.

Ten por seguro, Tesa, que también te defenderé a ti cuando sea necesario, sin importarme que te conocí gracias a los blogs. Como a otras. Y bien respetable que es.

Tesa dijo...

Bien, Chorlito, como querías aquí me tienes, voy a bajar de las alturas (luego te defino mis alturas) para entrarte al trapo.
Espero que no borres mi respuesta porque tú me has citado aquí. Y es ahora, cuando voy a personalizar, porque antes NO lo hice.
Cuando ayer leí tu correo electrónico no tenía ni idea de por donde venían los tiros. Mi respuesta aquí no trataba de ofenderte ni pensaba que hubiera posibilidad de hacerlo, luego me he dado cuenta de que ¡claro! te habías dado por aludido porque eres de esos españoles que, en este momento, prefieren una americana. ¡Y a mí qué más me da, hermoso mío!
Vamos con las aclaraciones a mi primer coment:
"¡Conquistar al hombre!.- Pues sí, hijo, con los pocos hombres con que he tenido relación (sólo tres) ha habido un toma y daca, un buen rollo mutuo desde el primer momento y no me he tenido que buscar la vida para "conquistar y convencer", todo ha venido solo, a la par, y de mutuo acuerdo. "¡Cazar marido!" Yo tuve un novio militar profesional que largaron cuando los profesionales de su categoría sobraban (no sabían entonces que luego profesionales iban a ser todos) y seguí a su lado, y no me importó casarme con él aunque en lo único que ha trabajado desde entonces es como albañil, ayudante de oficial, para más señas. Era buena gente y punto. Cuando yo salía con él, de novios, los gastos a medias, y cuando hubo rachas malas, mi familia detrás soltando cuartos. ¿Estás notando cómo es ahora cuando personalizo? Con todo este rollo sólo me estoy situando fuera de ese saco en que metes a las mujeres que habitualmente criticas. Yo no soy feminista, no reivindico gilipolleces, y ojalá estuvieramos realmente equiparadas laboralmente y no nos matasen a más de una por semana ni nos fueran dando de hostias ...aquí, los trogloditas.
Bien, ahora sobre las americanas:
No conozco a ninguna personalmente, al decir personalmente quiero decir que no tengo ninguna en el messenger, ni con ninguna he mantenido en la calle una conversación personal. Mi único contacto con ellas, es que me han ofrecido en los chats sexo pensando que yo era un tío, o que me han ofrecido fuera, junto con mi jefe (a él le han ofrecido un matrimonio para arreglar papeles también) traerme una de allá con la excusa de emplearla en casa como señora de la limpieza. ¿Que hay americanas estupendas? ¡Pues claro! ¿que seguramente las que tú conoces lo son? Pues sí.
Que el ser más sumisa, o más feminista, o más "recomedable" no depende de la nacionalidad, también. Y eso de que los españoles las prefieren americanas, ¡pues no! preferirán un perfil de mujer específico y punto. Creo recordar que tú, me dijiste en alguna ocasión que suelen ser, en general, más sumisas que nosotras (cosa que yo no me creo aunque un viejo vecino mío, forrao, se ha enrollado con una morenita estupenda y joven que supongo que la chupa mejor que la mujer con la que estuvo casado y le dice sí a todo y a la que colma de regalos caros,( claro que, cuando una mujer la chupa bien, ni siquiera tenemos que decir sí a todo, es suficiente para muchos de vosotros)y el hombre está encantao, debe de ser de esos que dices que las prefieren americanas.
Quiero dejar claro que tu vida privada no me interesa.
Quiero dejar claro que tampoco estaba pensando en tu vida cuando dejé el otro coment, sólo trataba de saber de dónde sacabas los datos para confeccionar tu entrada, si eran fiables, contrastados...e insinuaba eso del chat en lugar de preguntar directamente "¡eh! ¿de dónde has sacado esta idea?
Y ahora, como despedida, porque no quiero volver a saber nada de ti y de este lugar:
Mis alturas se definen en que yo nunca me acostaría con un amigo de mi ex-marido (ni delante de él ni detrás),cuando sé que todavía me quiere.
Mis alturas están donde yo puedo calentar a un tipo en internet, reirle las gracias, tirárme otro fuera y vacilar con quien me de la gana porque ESTOY DIVORCIADA y no me estoy saltando la claúsula de exclusividad que firmas cuando te casas, ya sabes "amarte y serte fiel, en la salud y en la enfermedad.."
Mis alturas están precisamente ahí porque me siento (aunque no siempre fue así) muy honesta consigo misma y con los demás, sobre todo con gente a quien quiero. El precio ha sido perder un estatus económico superior al que disfruto ahora. No sabes lo bien que se siente una cuando puede gritarle a la cara a la gente que yo no me vendo, y que si lo hiciera, el precio sería muy, muy alto.
¿A que nunca me habías leído tanta "personalización"?
Pues te deseo lo mejor, mucha suerte, que encuentres en tu camino gente que no te haga daño, que te recomiendo que procures no hacerlo tú, y que le des a tu gato un beso de mi parte, de despedida.
...Se acabó el culebrón. FIN

Jota dijo...

Si rompéis el Círculo MundoGato morirá amiguitos. Recapacitad, por favor.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Vaya arranque tonto que le ha dado aquí a la menda... Ya se le pasará.

Y tú tranquilo, Jota, que lo único que se rompe es tu orto.

Miri dijo...

Leo, los arranques tontos suelen responder a algún motivo. Cierto que hay personas que son proclives a tenerlos, pero yo no metería a Tesa dentro de este saco y... vamos, si tuviera ese arranque para conmigo, me plantearía de dónde puede haber surgido.

Besitos,
Miri

suomi dijo...

para paloma:
quién te ha dicho que los hombres son más promiscuos? a las mujeres les gusta tanto o más follar que a nosotros (depende claro, pero en general), no has pensado que, si tantas mujeres follan con quien les da la gana, será porque les gusta? digo yo, que no serán todas borregas que hacen lo que se les inculca. yo, francamente, me alegro de que las canadienses hayan llegado a liberarse de tantos prejuicios. y respecto a las americanas, yo, como alguien que ha vivido en latinoamérica, puedo decir con conocimiento de causa que se les educa para ser sumisas, calladitas y agradables a la vista, a no exigir nada en la cama, a hacer todo lo que el novio diga, a tragar con todas las putadas que le haga y a ignorar su propio desde sexual porque simplemente es asqueroso, es impensable que una señorita sienta cosas así. yo lo he visto y lamento mucho que sea así, afortunadamente las cosas están cambiando, como lo han dicho muchas comentaristas aquí ya.

Miri dijo...

Me parece que estamos generalizando demasiado y llenando esto de topicazos, sobre todo respecto a las americanas, que tienen que observar cómo los españoles las definimos a nuestro gusto.

Igual que las españolas no son todas iguales, las latinoamericanas tampoco. Pero generalizar en Latinoamérica es peor todavía que en España, ya que se trata de un continente muy grande e infinitamente más diverso culturalmente. No tiene nada que ver la educación que recibe una mujer de Buenos Aires con la de una aldea rural de Nicaragua o una ciudad costera de República Dominicana. Y tampoco todas las mujeres se resignan a actuar como las han educado, ni allí ni aquí.

Suomi, yo he estado un par de veces en Latinoamérica, aunque nunca he vivido allí. Sin embargo, he compartido piso con varias latinoamericanas (6, para ser exactos) y había de todo, como en todas partes. Las había discretas y peleonas, religiosas y ateas, recatadas y promiscuas. Desde la que se asustaba de ver un vibrador hasta la que tenía una vida sexual que provocaba la envidia (y por ende la crítica, este país es así) de quien estuviera a su alrededor.

¿Que la educación es más tradicional en América? En líneas generales puede que sí, pero también depende. Quizá la educación en Santiago de Chile es más tradicional que en Madrid, pero menos que en según qué otras zonas de España. Porque no hace falta irse muy lejos para encontrar zonas donde todavía miran mal a Fulanita porque ha tenido más de dos parejas o porque está divorciada. O simplemente porque no es ordenada y buena "mujer en su casa". No habré recibido yo críticas porque "una mujer tiene que ser limpia y ordenada, y tu casa está siempre patas arriba"...

Y bueno, que propongo que nos dejemos ya de tópicos y dejemos tranquilas a las americanas, que ya sabrán ellas como son.

Un besito,
Miri