AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 23 de abril de 2009

Ni muertos nos libraremos


No hay salvación. No existe escapatoria. Ni los muertos se libran.


Lo he sabido hoy, entre escalofríos.

Hoy, más que nunca, quiero creer que estoy en lo cierto cuando pienso que no hay nada después de la vida. De no ser así... Uy, de no ser así, ¡vaya rollazo, coleguitas!

Saben ustedes, como chorlitianos lectores que son, que más de una vez me he quejado amargamente de esa mariconada de los pogüerpoints impertinentes que se reciben por correo electrónico, de las cartitas encadenadas y de la acrítica conducta que demuestran en todos los casos. Pero da igual. Uno puede rasgarse las vestiduras, poner el grito en el cielo, mesarse los cabellos y hasta cagarse en todos los santos, pero no importa, porque los gilipollas son incorruptibles en su excelsa gilipollez y no hay más remedio que cargar con ellos (y con sus gilipolleces) hasta el final de los tiempos. Aún después de muertos los gilipollas nos perseguirán. Quizá no nos encuentren, pero ellos persistirán en el intento. No les quepa duda, no sean ilusos.

Hoy he revisado la cuenta de correo que tengo asociada al programa Messenger. La mayor parte de los mensajes recibidos son de la misma persona, un compañero al que he pedido reiteradamente (y en persona) que no me envíe más mierda. Pues que si quieres arroz, Catalina. Ni uno solo de los mensajes era sobre algo particular conmigo. Como cabía esperar todo eran esos odiosos forwards mil veces reenviados, con todas esas direcciones de los destinatarios bien visibles para cualquiera.

Y entonces he tenido una idea grandiosa, casi una epifanía. Me he dicho: "¡Ostris, Leo, mira entre los contactos del remitente, quédate con las direcciones de sus amiguitas y levántale alguna perica!" La idea, admítanlo, era tan inmoral como atractiva. Ya que el tipo me jode con sus correos pese a mis advertencias, bien está que yo joda con sus ligues. Reciprocidad: cabronada por cabronada. Algunos no entienden otro lenguaje.

Pero Leónidas Kowalski de Arimatea, si no es el hombre más ético del mundo, sí que procura ser medianamente práctico, y pronto comprendí que esas golfas amiguitas de mi compañero estarían cortadas por el mismo patrón que él. Y no, no merece la pena echar un par de polvos de mierda a cambio de recibir más porquería cursi, tópica e improcedente. Sin embargo, mientras llegaba a esta conclusión, he descubierto algo macabro en la lista de destinatarios de la basura de mi compañero:

¡El muy cabrón sigue enviando porquería a la dirección de un compañero común que murió hace año y medio!

Lo dicho: de los gilipollas no se libra uno ni después de muerto. Y créanme que no sé si llorar por tanta idiotez, o si echarme a reír con esa risa cabrona que me sale a veces.

8 comentarios:

Eva dijo...

Habrá que reirse.
Eso sí, me acabo de plantear toda mi existencia. ¿Ni muerta me voy a librar de esas imbecilidades? ¡Joder, Leo! Lo tuyo es dar esperanza, ¿eh?

Rocket dijo...

Estimado Leónidas,

"...y pronto comprendí que esas golfas amiguitas de mi compañero estarían cortadas por el mismo patrón que él..."

No esoty en absoluto de acuerdo, ud. sabe que ellas reciben la retahíla al igual que ud., pero desconoce cuál es su reacción al respecto... lo más probable es que piensen que el transmisor de semejantes chorradas sea un pesado.

Yo que ud. les tiraría los trastos...

Saludos,
Rocket

Aurora dijo...

Márcalo como Spam.

Yo estoy por operarme y ponerme pene, que no paro de recibir spams para que me lo alargue y me están entrando ganas. Entre esos y los de la viagra, estoy servida.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Eva:

La esperanza es una invención de los condenados. (Toma frase chachi y muy aparente pero que no significa nada).

Rocket:

No, si aún me lo estoy pensando... ¡Cualquier día cometo una villanía!

Aurora:

Lo he intentado (me refiero a lo de marcarlos como spam, no a lo de alargarme el pene), pero parece ser que Hotmail no admite que se marquen como espameadores a otros usuarios de Hotmail. Y si lo elimino de mis contactos da igual mientras él me mantenga entre los suyos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Al anónimo amenazante y alienado:

Lo tienes muy fácil, so payaso. Escríbeme a mi correo y te daré cuantos datos necesites para dar conmigo.

Mientras tanto, efectivamente, continúo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.